Cuando los padres pensamos en el mejor legado para nuestros hijos siempre hablamos de dos cosas. Por un lado, mencionamos lo importante que es la educación. Y, por el otro, hablamos del dinero.

Pero muy rara vez nos detenemos a pensar en varios puntos. Y es en que la educación como nosotros la concebimos, lamentablemente, no incluye al dinero. Lo cual es negativo para nuestros hijos.

Con respecto al dinero, solemos pensar que lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos es dejarles una casa o apartamento. Un carro. Y, en el mejor de los casos, un poco de dinero en el banco.

Tristemente, no pensamos en que hay una mejor fórmula para garantizarles un futuro a nuestros hijos. Que es combinar la educación con el dinero. De manera que ellos no solo lo obtengan, como una herencia. Sino que sepan mantenerlo y hacerlo crecer.

Un Buen Legado Para Nuestros Hijos Es Ganar Dinero

El valor del esfuerzo es un trabajo para nuestros hijos.

El valor del esfuerzo es un trabajo para nuestros hijos.

Pero, ¿por dónde empezar? Muchos difieren con respecto a cómo empezar a educar a nuestros hijos en temas de finanzas. Porque dicen que es mejor enseñarles a administrar el dinero. Para que, cuando lo tengan, no lo despilfarren.

Y tienen razón. Pero, para darle un orden al tema, empecemos por el acto de ganar dinero. Creo que nuestros hijos a veces no valoran el dinero. Porque todo se los damos. Y es natural que no queramos que ellos pasen trabajos.

Pero es vital que les enseñemos algo. Y es que el dinero tiene un origen, ya sea el sueldo, las rentas o las inversiones. De esta forma, ellos aprenderán que el dinero debe ganarse. Independientemente del medio o del esfuerzo que implique.

Eso les ayudará a valorar el esfuerzo que hay que hacer para ganarlo. Y a incentivar su imaginación. Para que aún desde pequeños encuentren alternativas para ganar dinero para lo que ellos mismos quieran.

Clave 1: en este paso es importante que el niño no sienta que está jugando con el dinero de sus padres. Sino que se trata de su propio dinero. Darles pequeñas remuneraciones por realizar trabajos caseros puede ser una buena opción para que entiendan la importancia de ganar dinero.

Un Buen Legado Para Nuestros Hijos Es Ahorrar

Una vez chequeado el enseñarles a ganar dinero, podemos pasar al segundo paso que es ahorrar dinero. Este es muy importante porque, a la larga, ganar dinero es sencillo. Te consigues un trabajo y ya.

Pero ahorrar dinero significa realizar una tarea extra. Que es asumir la responsabilidad del dinero que tenemos en nuestras manos. Y a los niños, así como les enseñamos a lavarse los dientes, debemos enseñarles a cuidar su dinero.

Por eso, cuando reciban dinero por sus labores caseras o como regalo de cumpleaños, haz esto. Ayúdales a indagar qué destino quieren darle al dinero. Y a realizar un presupuesto. En el que el ahorro tenga un lugar protagónico.

Clave 2: al enseñarles a ahorrar a los hijos, muéstrales que hay diferentes formas de ahorrar. Para los más pequeños, una alcancía puede funcionar. Para otros, una cuenta bancaria. Lo importante es que ellos conozcan el mercado desde pequeños. Y se familiaricen con él.

Un Buen Legado Para Nuestros Hijos Es Invertir

Invertir y ahorrar son un buen legado para nuestros hijos.

Invertir y ahorrar son un buen legado para nuestros hijos.

Al superar los dos pasos anteriores, deberás enseñarles a tus hijos a invertir. Aunque esta labor puede parecer compleja, no lo es. Incluso si hablamos sobre cómo enseñarles a invertir en la Bolsa.

Por ejemplo, puedes enseñarles algo clave: las definiciones de oferta y demanda. Cómo inciden en la Bolsa y qué pasa con los precios de las acciones cuando la demanda sube o baja. En menos de lo que piensan, ellos habrán entendido la principal regla del mercado.

Pero no tienes que quedarte ahí. Puedes hablarles de los fondos de inversión o de la finca raíz. Explicarles la importancia de invertir, en vez de gastar todo lo que tenemos. Para así construir riqueza.

Clave 3: en este proceso de enseñarles a tus hijos a manejar el dinero es importante que les hables del papel que juega el tiempo al construir riqueza. Y de que, entre más temprano empiecen a ahorrar, mayor será la riqueza que tengan cuando sean adultos. Enséñales a no ser cortoplacistas y, en cambio, a pensar en el futuro.

El ejemplo, el mejor legado para nuestros hijos.

El ejemplo, el mejor legado para nuestros hijos.

Construir Con El Ejemplo

Por último, quisiera darte otra clave para que les des una buena educación financiera a tus hijos.

Clave 4: construye con el ejemplo. Esto te lo digo porque es muy fácil decirles a tus hijos que ahorren, cuando te ven a ti gastando el dinero en cosas inútiles. O cuando ven que tú no tienes un ahorro o no construiste un capital o no aplicas muy bien lo que dices. Te aseguro que ellos aprenderán mejor la lección si te ven a ti manejar bien tu dinero. Si ven que sabes de qué hablas.

De lo contrario, pasará lo que pasa cuando les dices que se laven los dientes y no lo haces tú. Terminarán por no creer en tu palabra. O por pensar que lo que les dices sobre el dinero solo se los dices para entretenerlos. Créeme cuando te digo que nada servirá más en estos casos que el ejemplo. ¿No crees?

  1. ¿Consideras valiosos estos consejos?
  2. ¿Qué tal manejan tus hijos su dinero?
  3. ¿Cuál aspecto es el que más te cuesta enseñarles con respecto al dinero?
  4. A ti, ¿qué te falta a ti aprender para enseñarles a ellos?
  5. ¿Estás dispuesto a asumir el reto de enseñar educación financiera a tus hijos?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!