Hay comportamientos que te endeudan. Y no te permiten alcanzar la felicidad financiera. Porque las deudas nos empujan hacia atrás. Y nos restan dinero, tiempo y energía.

Sin embargo, no siempre es fácil identificar esos comportamientos que nos conducen a endeudarnos. Algunas personas son privilegiadas y los tienen bajo control. Otras necesitan que se los recuerden.

Por eso es importante hablar del tema. Porque de esta forma esas personas a quienes les cuesta no endeudarse pueden aprender a evitarlo. Y de esa forma sacar un mejor provecho del dinero que tengan, sin importar si es poco o es mucho.

Teniendo en cuenta lo anterior, en este post encontrarás cuatro comportamientos que aumentan tus deudas. Pero lo más importante es que tendrás claves para evitarlos. Y convertirte en una persona que controla su dinero y no lo opuesto.

Las Compras Innecesarias Te Endeudan

Las compras te hacen feliz, pero te endeudan.

Las compras te hacen feliz, pero te endeudan.

Uno de los mayores pecados que comenten las personas con su dinero es comprar cosas que, realmente, no necesitan. Porque se dejan llevar de los impulsos, la publicidad o las modas.

Ahora, si lo hicieran con dinero en efectivo, estaría mucho mejor. Pero lo peor es que casi siempre hacen compras con tarjetas de crédito. Y terminan pagando tres veces lo que compraron. Porque recuerda que el interés compuesto también aplica para estos casos.

Por eso, si eres de esas personas a las que les gusta estar “in” y tener siempre lo último te aconsejo varias cosas. La principal es que no te endeudes a 12 meses para comprar algo que puede que incluso te dure mucho menos que ese tiempo.

Ahora, si es necesario que uses tus tarjetas, trata de hacer compras a una sola cuota. Y pagar la deuda rápido. De esa manera te evitas el cobro de los intereses. Que en este caso, es el peor enemigo para tus finanzas.

No Planificar Te Endeuda

Otro de los grandes enemigos de tus finanzas es la visión a corto plazo. Porque te impide prever lo que puedes llegar a querer en un futuro. Y, entonces, cuando lo necesitas, te endeudas.

Te estoy hablando, especialmente, de casos como los de las vacaciones, ya que se aproxima esta época. Hay personas que ahorran desde enero para poder viajar en diciembre. Lamentablemente, estas personas son pocas.

Porque la mayoría lo que hace es endeudarse para viajar. Es decir que se suben al avión con la deuda a acuestas. Y luego pasan 12, 24 o 36 meses pagando por esas vacaciones. Y, seguramente, la pasan rico.

Pero, ¿no sería mejor que cada mes dejaran una suma de su dinero para esas vacaciones? ¿Y que al irse ya hayan pagado su viaje? Te dejo esta reflexión porque detrás de unas buenas finanzas siempre hay una buena planificación.

No Pensar En El Futuro Te Endeuda

Pensar a corto plazo te endeuda.

Pensar a corto plazo te endeuda.

Hay otras deudas que, personalmente, creo que duelen más. Son las deudas en las que incurres por no planificar. Es decir, ese dinero que gastas porque no tienes un seguro médico o un seguro para tu carro.

O las deudas que adquieres porque no ahorrase para la universidad de tus hijos. O para las épocas de “vacas flacas”, es decir cuando el dinero escasea por el motivo que sea. Y te digo que estas deudas duelen porque, de alguna manera, se pueden evitar o alivianar.

Por ejemplo, si tienes un seguro médico, incurrirás en menos gastos si tienes un problema de salud. Si tienes un seguro para tu carro, no afectarás tu patrimonio si tienes algún inconveniente. Si tus hijos ya van a ir a la universidad, tú y ellos pueden estar tranquilos.

Así que te dejo una tarea. Haz una lista de todas las cosas que pueden pasar en el futuro que puedes prever hoy y para las cuales necesitarás tu dinero. Y empieza a ver cómo puedes ahorrar hoy para no endeudarte mañana.

Deudas Para Cubrir Otras Deudas

Las deudas pueden ser tan poderosas que te obligan a hacer cosas inverosímiles. Como adquirir una deuda para pagar otra deuda completa o parte de ella. Porque así lo único que logras es tener dos deudas en vez de una. O, en todo caso, seguir endeudado por siempre.

Creo que existe solo un caso en el que adquirir una deuda para pagar otra puede ser positivo. Y es cuando por la nueva deuda debes pagar menos intereses que por la primera. Sin embargo, tener ya sea una o dos deudas no es aconsejable.

Por eso, lo mejor es evaluar qué entidad te cobra la menor tasa de interés por tus deudas. Elegir esa entidad. Y luego, fijar un plan de pagos que no solo te permita pagar la cuota fija mensual. Sino hacer aportes voluntarios. Para salir rápido de esa obligación.

En caso de que tengas más deudas, te doy otros dos consejos. El primero es pagar más rápido la deuda más grande. Y el segundo, pagar más rápido las deudas que no son rotativas, es decir, deudas como los préstamos de libre inversión. Porque si pagas primero la tarjeta de crédito, seguramente la seguirás usando y la deuda se hará eterna. En cambio, si pagas primero los préstamos, terminarás con la deuda de una vez por todas.

El pensamiento a corto plazo te endeuda.

El pensamiento a corto plazo te endeuda.

¿Cómo Acabarás Con Tus Deudas?

Ya se acerca el fin de año. Y terminar con tus deudas debe ser un propósito que puedes empezar a cumplir desde ya. ¿Ya tienes claro lo que harás para lograrlo? Si no, responde a estas preguntas, aunque algunas de ellas sean solo para ti, que te pueden servir de guía.

  1. ¿Tienes deudas?
  2. ¿A qué monto ascienden?
  3. ¿En qué plazo y cuánto debes pagar por cada una?
  4. ¿Qué porcentaje de interés te cobran por cada una?
  5. ¿Eres responsable con tus pagos?
  6. ¿Puedes hacer aportes extra para pagar la deuda? ¿En realidad los haces?
  7. Compártenos a todos ¿cuál es tu propósito frente a tus deudas a partir de ahora?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!