Ahorrar dinero para emergencias es algo que no todos contemplan en su presupuesto mensual o anual. Especialmente, cuando no tienen una cultura del ahorro o una buena educación financiera.

Porque estas personas, casi siempre, esperan a que ocurran los problemas para buscarles una solución. O creen que la solución aparecerá como caída del cielo. Y por eso no prevén ni previenen lo que puede pasar con respecto a su dinero.

En muchas de esas ocasiones o crisis en las que se requiere dinero, pero no se cuenta con él, las personas encuentran quién les ayude. Desde los familiares y amigos hasta los bancos pueden ser ese apoyo.

Pero, ¿qué pasa cuando no contamos con alguien que nos dé la mano para solucionar nuestros problemas financieros? ¿Qué harías tú si, por ejemplo, estás en otro país, no conoces a nadie y tienes una emergencia médica?

Tip 1 Para Ahorrar Dinero Para Emergencias

Al ahorrar dinero para emergencias te proteges.

Al ahorrar dinero para emergencias te proteges.

Para poder enfrentar casos como los anteriores requerimos ahorrar dinero para emergencias. Pero ahí nos encontramos con la primera duda a resolver. Y es que si no sabemos qué emergencias tendremos, ¿cómo podemos saber cuánto ahorrar?

Es cierto que no podemos saber qué inconvenientes tendremos en el futuro. Pero existe una forma de, por lo menos, tener una idea de esas situaciones que se pueden presentar. Me refiero a revisar lo que nos ocurrió el año anterior.

En acción: entonces, coge papel y lápiz o tu computador. Recuerda, mes a mes, en qué gastaste el dinero el año anterior. Solo ten en cuenta eso que no tenías en tu presupuesto como:

  • Accidentes de tráfico.
  • Enfermedades.
  • Tubos rotos.
  • Regalos de cumpleaños o para baby showers.
  • Vestidos para ocasiones especiales.
  • Manutención tuya o de tu familia luego de un despido del trabajo.

Esto te ayudará a tener una idea cercana a las emergencias que pueden ocurrir en tu vida según tu perfil de riesgo. Porque esas emergencias pueden ser comunes a todos. Pero no son iguales las emergencias de un profesor a las que podría tener un albañil, por ejemplo.

Tip 2 Para Ahorrar Dinero Para Emergencias

Luego de hacer esta lista, escribe frente a cada rubro cuánto dinero gastaste. Y, frente a esto, de dónde lo sacaste. Es decir, si lo tomaste de tus ahorros. O si tenías ahorros específicos para emergencias.

Escribe también si pagaste con tu tarjeta de crédito, si solicitaste un préstamo a una entidad o si alguien más te prestó el dinero. Porque esto le suma aún más complejidad a la forma como asumimos nuestras emergencias.

De esta forma podrás saber qué tan preparado estabas para esta emergencia. Si perteneces al grupo de los precavidos. O si, por el contrario, al grupo de los superhéroes que creen que nada les pasará.

Pero, además, así podrás saber si tuviste que asumir el pago de intereses para poder cubrir esas emergencias. Y calcular cuál es el monto total de esos intereses que pagaste o estás pagando por la deuda.

Tip 3 Para Ahorrar Dinero Para Emergencias

Es positivo ahorrar dinero para emergencias.

Es positivo ahorrar dinero para emergencias.

Ahora, piensa en el presente. Y a la lista de lo que te pasó el año anterior, añade posibles emergencias que puedas tener de ahora en adelante. Por ejemplo, si tienes un contrato de trabajo y este está a punto de terminar, podrías necesitar dinero cuando eso ocurra.

O, si sabes que te mudarás a una nueva casa dentro poco, seguramente necesitarás dinero. Ya sea para realizar algunas mejoras en el lugar que aún no están en tu radar. O para comprar algo importante que se te rompa durante la mudanza.

No olvides incluir aquí todo lo que se te ocurra. Aunque te parezca demasiado exagerado. Recuerda que estamos hablando de emergencias financieras. Y estas llegan siempre sin avisar.

Si aplicas este tip, en todos los aspectos según tu propio caso, podrás tener un panorama más claro sobre las posibles emergencias financieras que puedes sufrir. Y prepararte para dar el siguiente paso.

Tip 4 Para Ahorrar Dinero Para Emergencias

Ese siguiente paso es analizar cuánto dinero destinarás cada mes para tener un ahorro que te sirva en caso de emergencia. Para esto, claramente, primero debes hacer un presupuesto y asegurarte de que tus ingresos te alcanzan para cubrir tus gastos presentes y reales.

A partir de lo anterior, revisa cuánto dinero puedes ahorrar para las emergencias. No te desanimes si es poco. Créeme que hasta US$10 al mes pueden llegar a ser útiles para cubrir algunos de estos gastos.

Una vez definido el monto, hazte la promesa de que cada vez que recibas tus ingresos, destinarás un dinero para cubrir imprevistos. Y cumple con este objetivo. Aunque tengas la tentación de emplearlo en algo más.

Así te prepararás para las emergencias y te evitarás desagradables sorpresas financieras. Que son las que llegan cuando nos creemos superhéroes. Y no nos damos cuenta de nuestra vulnerabilidad.

Clave sobre ahorrar dinero para emergencias.

Clave sobre ahorrar dinero para emergencias.

Ahorrar Dinero Para Emergencias es Planear

Cuando creas que esas tentaciones son más fuertes que tú, recuerda algo. Pensar en cómo cubrir imprevistos es pensar en el futuro. Y asegurarte de que no tendrás que usar tu patrimonio ni tus ahorros para algo en lo que no pensabas usarlo.

Del futuro, precisamente, hablamos en el Reto 21. Un webinario gratuito al que puedes acceder si quieres saber cómo cuidar e incrementar tu capital. Y cómo usar el dinero siempre a tu favor. Y tú, ¿ahorras para cubrir imprevistos?

  1. ¿Cuál ha sido la peor emergencia financiera que has tenido y para la cual no estabas preparado?
  2. ¿Cómo hiciste para resolverla?
  3. ¿Ahorras para los imprevistos?
  4. ¿Crees que esto es realmente útil?
  5. ¿Por qué?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!