A la cultura japonesa le debemos técnicas para ahorrar dinero. Como el Kakeibo. Un sencillo método que puedes empezar a aplicar ahora mismo. Mejor dicho, el Kakeibo es tu maestro personal de finanzas.

Este fue creado por Hani Matoko hace casi un siglo. Ella es un referente en el periodismo de su país. Pero se le recuerda, más que todo, por haber publicado este libro en el que enseña el arte de ahorrar.

Lo que más me gusta de esta técnica, como otras técnicas japonesas, es que no te pide que saltes al vacío para hacer algo. Por el contrario, te demuestra que con sencillos actos puedes lograr grandes resultados.

Y esa es una gran enseñanza que debemos aprender. Porque muchas veces pensamos que solo si hacemos grandes cosas o somos muy reconocidos estamos cumpliendo nuestra meta. Cuando, en realidad, tal vez no requerimos de tanto para llegar a ella.

Prepárate Para Ahorrar Dinero

Para ahorrar dinero usa el Kakeibo.

Para ahorrar dinero usa el Kakeibo.

El Kakeibo, aunque su nombre suene sofisticado, no es más que una hoja en la que llevas tu contabilidad personal o la de tu hogar. Sin embargo, según esta técnica, en ella debes hacer énfasis en los pasos que te ayudarán a ahorrar dinero, no solo a gastarlo.

Para construir tu propio Kakeibo puedes tomar una hoja de papel o abrir un archivo de Excel. Luego, escribe en una columna tus ingresos mensuales. Ya sea tu sueldo, lo que obtienes por alguna renta, los intereses de alguna inversión, etc.

En las siguientes columnas, anota el dinero que asignas cada mes a estas categorías:

  • Supervivencia: los gastos que no puedes dejar de hacer, como los de alimentación.
  • Opcionales: lo que no es estrictamente necesario, como comer en un restaurante.
  • Cultura: lo que destinas a tu diversión y la de tu familia.
  • Y, por último, dinero extra: lo que gastas en cosas que no pertenecen a las categorías anteriores y que, generalmente, llamamos gastos hormiga.

Para Ahorrar Dinero Ten Constancia

Como ves, el Kakeibo no es más que el presupuesto del que hemos hablado antes. Y nada parece más simple que hacer la lista del dinero que ganas y del que gastas. Pero es que ahí no está el reto.

El verdadero reto cuando se trata de manejar tu dinero es ser constante para dos cosas. La primera, para llenar tu archivo o tu cuadro cada vez que tengas dinero en tus manos. Como si se tratara de tu mayor responsabilidad.

Y la segunda, precisamente, para destinar los montos necesarios y justos a cada rubro. De manera que no vayas a dejar de comer por comprar ropa. Ni de comprar ropa para guardar un dinero que tal vez nunca llegues a usar.

Esa es la verdadera enseñanza que nos deja el Kakeibo: la de lograr el equilibrio en nuestras finanzas. Con el fin de que no solo le demos un buen uso a nuestro dinero, sino que nosotros podamos ser felices con él.

El Kakeibo Te Ayuda A Ahorrar Dinero

Sí es posible ahorrar dinero.

Sí es posible ahorrar dinero.

Pero hay algo más acerca del Kakeibo. Y es que, como ocurre con el presupuesto que te he enseñado a hacer, nos ayuda a acercarnos a una importante conclusión. Esta es cuánto podemos ahorrar a partir del dinero que recibimos mes a mes.

Porque lo que resulta al final de hacer el ejercicio del Kakeibo es una suma que no empleamos en ninguna de las cuatro categorías. Y esa es la suma que podemos destinar para ahorrar o para invertir.

Ahora, en este punto no estoy tan de acuerdo con el Kakeibo. Porque, para mí, la suma que destinamos a ahorrar o a invertir no debe ser solo lo que nos sobra. Por el contrario, al ahorro y la inversión debemos considerarlo como una de nuestras prioridades.

Por eso, lo que yo te recomendaría, por ejemplo, es que incluyas al ahorro en una subcategoría de la categoría Supervivencia. Piensa en el ahorro como algo tan importante como la salud o la alimentación. ¿Qué te parece?

Para Ahorrar Dinero Hay Que Planificar

Lo que sí apoyo a ojos cerrados del Kakeibo es que nos enseña a planificar. Porque para tener unas buenas finanzas es necesario pensar a largo plazo. Es decir, saber qué haremos con nuestro dinero mañana y no solo en qué lo gastaremos hoy.

Esto es vital para nuestras finanzas. Porque, por un lado, nos ayuda a saber, por ejemplo, que mañana no podremos ir a comer a un restaurante porque no tenemos dinero para eso.

O, por el contrario, que podemos darnos unas grandes vacaciones, sin endeudarnos, porque tenemos el dinero disponible para ellas. O para cualquier lujo que nos queramos dar.

De la misma forma, la planificación nos ayuda a saber si contaremos con el dinero suficiente cuando nos queramos retirar. O si debemos buscar alternativas para cumplir con esa meta algunos años.

El Kakeibo es tu plan para ahorrar dinero.

El Kakeibo es tu plan para ahorrar dinero.

Aplica El Kakeibo

Como ves, aplicar el Kakeibo no tiene ningún misterio. Pero, te repito, el reto está en la constancia, en la perseverancia y en la disciplina. Sin esas tres cualidades, no hay ningún Kakeibo que funcione.

Por eso, te propongo algo: aplica el Kakeibo en tu vida, teniendo como base estas preguntas. Luego cuéntanos cómo te fue con el experimento. Y si crees que es una teoría realmente efectiva:

  1. ¿Llevas tu Kakeibo o presupuesto mensual?
  2. Si no lo haces, ¿qué esperas para empezar?
  3. ¿Qué es lo que más te cuesta al hacer tu Kakeibo?
  4. Tras llevar tu Kakeibo durante un mes, ¿pudiste ahorrar?
  5. ¿Cómo te fue poniendo al ahorro como una de tus prioridades?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!