4 Tips Para Tener Éxito En Tus Finanzas En Pareja – Hyenuk Chu

4 Tips Para Tener Éxito En Tus Finanzas En Pareja – Hyenuk Chu

Las finanzas en pareja no siempre son un cuento de hadas. Y no me refiero solo a las que tienes que compartir con tu esposo, esposa, novio o novia. Sino, en general, a los acuerdos a los que tienes que llegar con gente cercana a ti sobre el dinero. Con tus padres, por ejemplo.

Y no es sencillo llevar tus finanzas con alguien más porque en esa situación están involucrados muchos factores. Por un lado, las dos personas tienen que ser absolutamente sinceras sobre su dinero, lo que ganan, gastan e invierten.

Por el otro, tienen que tener una actitud tolerante con respecto a lo que la otra persona piensa acerca del dinero. Y saber que, seguramente, en algún momento tienen que ceder para poder llegar a algún acuerdo.

Además, en esta situación, las personas tienen que tener en cuenta que es probable que sus metas no coincidan con los demás. Y que eso las lleve no solo a plantear una revisión del dinero con ellas, sino incluso a replantear las relaciones. Ya te diré el porqué.

Tip 1: Finanzas En Pareja Y Cuentas Claras

Sé sincero para tener buenas finanzas en pareja.

Sé sincero para tener buenas finanzas en pareja.

Por lo anterior, te daré algunos tips para que tengas unas finanzas en pareja sanas y felices. Empezaré por darte un consejo: no hay nada mejor que tener las cuentas claras entre tú y la persona con la que debas compartir tus finanzas. Entonces:

  • Asegúrate de que esa persona a la que le confiarás tus mayores secretos sobre tu dinero, como cuánto ganas o cuánto debes, es de tu mayor confianza. Porque ese tipo de información no debes compartirlo ni con todo el mundo ni con cualquier persona.
  • Sé sincero: ninguna relación que dure está basada en la mentira. Por eso, si tienes claro que la otra persona en realidad comparte tus inconvenientes y logros financieros, sé transparente cuando hablen del dinero. De esta forma, podrán trazarse mejor y juntos sus metas.
  • Sé tolerante: si quieres compartir tus finanzas con alguien más, también debes estar abierto a lo que la otra persona piense sobre el dinero y a lo que pueda aportar. Porque, finalmente, los dos, o el número de personas involucradas, tendrán poder de decisión sobre el dinero.

Tip 2: Trazar El Plan de Finanzas En Pareja

Una vez estás seguro de que quieres compartir tus finanzas con alguien más, y de que esa persona tiene la misma disposición, hay que dar un segundo paso. Que es trazar el plan que los llevará juntos a las metas financieras. Para esto:

  • Pongan sobre la mesa las metas que cada uno tiene por separado sobre el dinero. Y luego elijan las metas en las que los dos están de acuerdo. Porque es en ellas en las que se debe enfocar su plan. Recuerda que cada decisión trae consigo una renuncia. Así que no temas dejar algo para lograr algo más.
  • Luego, realicen un presupuesto que incluya los ingresos y gastos de los dos, o de todos los involucrados, y lleguen a acuerdos sobre qué hacer con el dinero restante. O sobre cómo invertirlo, por ejemplo, para lograr sus metas. De manera que, al final, todos queden satisfechos.
  • En este plan es importante priorizar temas como la alimentación, la educación o la salud. Sin embargo, esto dependerá de cada caso, porque si no tienes mayores responsabilidades, puedes dedicarle más dinero al ocio o a otras actividades que te llamen la atención.

Tip 3: Sé Firme En Tu Plan De Finanzas En Pareja

Nadie cumplirá tu plan de finanzas en pareja por ti.

Nadie cumplirá tu plan de finanzas en pareja por ti.

Hasta aquí todo va bien. Porque sentarse y planear, sobre todo con quien tiene tus metas, es sencillo. Pero lo más duro llega cuando hay que seguir el plan, ser fiel a él, y no dejarse llevar por los caprichos del momento. Para eso, recuerda:

  • Te conviertes en la gente que te rodea. Si compartes tus finanzas con alguien que vive lleno de deudas, tú también lo estarás. Entonces, antes que nada, fíjate si la persona con la que trazaste el plan te lleva por ese camino. O si realmente te ayuda a cumplir tus metas. Si no, cambia de rumbo.
  • Las “tentaciones” pueden aparecer en el camino en la forma de cosas inútiles que quieres comprar o descuentos que quieres aprovechar. Pero eso solo te aleja de tu meta. De ahí la importancia que cuentes con una pareja que te ayude a mantenerte enfocado y no te deje desviar de la meta.
  • Cultiva tu mentalidad y la de tu pareja. Para que no te sientas frustrado si decides no gastar tu dinero en algo. Sino que, por el contrario, sepas que a veces no tener algo es ganar. Porque, a la larga, vas a poder alcanzar la meta máxima que te propusiste.

Tip 4: Disfruta Tus Finanzas En Pareja

Por último, te diría algo. Y es que a veces nos decepciona nuestro balance financiero, porque tenemos más gastos que ingresos o porque tenemos muchas deudas. Sin embargo, siempre podemos corregir nuestro rumbo. Eso nunca lo olvides.

  • Por ejemplo, si tienes una pareja o alguien con quien compartes tus finanzas, ideen formas para premiar al otro cuando lo merezca por seguir el plan. Dile a tu pareja: “esta semana lavo los platos yo, porque tú no permitiste que nos desviáramos de la meta”.
  • Si tú eres quien se mantiene firme, hazle saber a tu pareja que no vivirás con el Señor o la Señora Deudas. Siempre dialoga sobre lo que piensas, respetuosamente, para que la otra persona caiga en cuenta de cuánto retroceden en vez de avanzar, cuando algo ocurra.
  • Además, te aconsejaría que eviten que el dinero sea un tabú entre ustedes. Hablen de él con total sinceridad, porque en ese punto ya habrán decidido confiar en el otro. Y traten de mantener una actitud constante y compartida sobre el dinero. De esa forma les será más fácil llegar a la meta.
Clave para tus finanzas en pareja.

Clave para tus finanzas en pareja.

El Dinero Nos Incumbe A Todos

El dinero, como otros tantos, es un tema que compartimos todos los seres humanos. Porque lo recibimos, lo gastamos y lo queremos. Pero no todos tenemos la misma visión sobre él y por eso es indispensable que nos rodeemos de personas que están alienadas con nosotros.

Sé que esto tal vez no es fácil. Porque mientras unos ganan, los otros ahorran y los otros, simplemente gastan. Pero parte de nuestra educación financiera consiste en que logremos que internamente, y en nuestro núcleo de personas cercanas, exista esa visión “inteligente” sobre el dinero.

Espero que este artículo te sirva para tener unas mejores finanzas en pareja. Así que te invito a que lo pongas en práctica y nos cuentes:

  1. ¿Quién es tu “pareja” cuando hablamos de dinero? ¿Es tu pareja sentimental, tus hijos o hermanos?
  2. ¿Qué tan fácil o complicado es que te sientes con ellos a hablar del dinero?
  3. ¿Tienen un plan conjunto con respecto al dinero?
  4. ¿Les cuesta seguirlo?
  5. O, por el contrario, ¿lo disfrutan porque saben que los llevará a una meta?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Finanzas Sanas Y Corazón Contento – Hyenuk Chu

Finanzas Sanas Y Corazón Contento – Hyenuk Chu

Tener unas finanzas sanas no es tan complejo como parece. Y esta época, en la que solo ha pasado un mes del nuevo año, es perfecta para comprenderlo. Está llena de ejemplos que nos sirven para entender cómo podemos mejorar nuestra situación financiera.

Por decirte algo, esta época puede enseñarnos a vivir con menos. Lo que significa ahorrar e invertir más. Te lo digo porque durante las primeras semanas, generalmente, se conoce cuánto será el aumento del salario mínimo de los trabajadores en Latinoamérica.

Y, al mismo tiempo, sabemos cuánto subirán los precios de los principales artículos que consumimos. Esto nos obliga a replantear nuestro presupuesto. Lo que casi siempre ocurre es que las personas asumen que ganarán un poco más y asumen que pueden gastarlo.

Pero, ¿qué tal si inviertes la fórmula y en vez de esperar gastar más, te propones gastar menos? Es decir, ¿vivir este año con lo mismo que vivías el año pasado y ahorrar o invertir la diferencia? A pesar, incluso, de la inflación. Te lo dejo de tarea.

Finanzas Sanas en Un Bolsillo Sano

Hay muchas formas de tener unas finanzas sanas.

Hay muchas formas de tener unas finanzas sanas.

Dicen por ahí que las mejores cosas de la vida son gratis. Y es cierto, el amor se da y se recibe sin esperar nada a cambio. Lo mismo pasa con la gratitud, la bondad, la alegría y otras cosas que compartimos las personas.

Pero eso no es lo único “gratis” que puedes encontrar en tu ciudad. Y lo pongo entre comillas porque, si pagas tus impuestos, estás aportando a que esas cosas “gratuitas” no tengan ningún valor adicional.

Me refiero, por ejemplo, a que muchas veces la gente se queja porque no tienen dinero. Pero te aseguro que muy cerca a esas personas hay una biblioteca donde pueden ir a leer un libro sin ningún costo. O un parque donde pueden ir a compartir con su familia.

Y lo mejor es que, al hacerlo, cuidan sus finanzas. Pero, al mismo tiempo, aprenden a valorar lo que fue hecho para que lo disfruten. Si eres de los que piensa que el dinero no alcanza para divertirte, prueba lo que puedes hacer sin gastar en tu ciudad y dime luego cómo te va.

Finanzas Sanas Es Desempolvar Lo que No Uses

Tengo una amiga que me contó algo hace poco. Ella tenía algunas prendas que hace mucho tiempo no se ponía. Ni se acordaba de que existían. Pero están en perfecto estado y hasta se podría decir que están a la moda.

En diciembre, mientras arreglaba su casa para Navidad, se acordó de estas prendas y decidió reutilizarlas en vez de salir a comprar más. Entonces, las mandó a la lavandería. Cuando las recibió, se dio cuenta de que quedaron como nuevas y lo mucho que las había desperdiciado.

No a todos nosotros nos quedaría fácil hacer lo mismo. Algunos prefieren comprar, comprar y comprar. Mientras que otros aprovechan lo que tienen y evitan gastar demasiado en cosas que, finalmente, no necesitan para poder emplear ese dinero en ahorro o inversión.

¿Con qué grupo de personas te identificas tú? Hazte esta pregunta. Si prefieres gastar, tú sabrás por qué lo haces. Si prefieres reutilizar las cosas, te aseguro que te divertirás desempolvando lo que ya no usas, pero que te sirve más de lo que imaginas.

Finanzas Sanas Sin Deudas

A menos deudas, finanzas sanas.

A menos deudas, finanzas sanas.

Uno de los principales enemigos de nuestras finanzas personales son las deudas. Por eso es necesario que saldarlas y terminar con ellas sea uno de los principales objetivos que nos tracemos. Sin importar la época del año en la que nos encontremos.

Porque mira lo que suele pasar. Supongamos que le debes US$1.000 al banco. Y los pagas en pequeñas cuotas. Al final, pagas casi el 50% más en intereses. Pero, si haces la cuenta, puedes pagar la deuda de una vez por todas y ahorrar lo que pagarías de cuota.

De esta forma, al final, te darás cuenta de que puedes ahorrar casi el mismo monto que le debías al banco y en el mismo periodo de tiempo. Y lo mejor es que no estarás desperdiciando tu dinero pagando intereses.

Así que ponte la armadura y ve por esas deudas. Al principio puede que sea difícil para ti deshacerte de tu dinero para pagar las deudas y que prefieras gastarlo en otra cosa. Pero si te fijas bien, es la mejor decisión que puedes tomar.

Finanzas Sanas Es Invertir

Por último, te aconsejaría que tuvieras en cuenta que el dinero no crece porque sí. Sino que hay que programarlo para que genere los rendimientos que esperamos. Y para que luego seamos nosotros mismos los que lo podamos aprovechar.

Por esto es importante que consideres la inversión como uno de los destinos que le das a tu dinero. Ya sea en finca raíz, en tu fondo de pensiones o en la Bolsa de Valores, invertir siempre será una buena opción.

Porque, además, puedes disfrutar de tus ganancias en el presente o destinarlas a asegurar tu futuro y el de tu familia. Y esto es algo de lo que nunca te arrepentirás. ¿Ya lo tienes en mente?

Entonces, adelante. No esperes más a que te encuentres en una época de sequía para reaccionar. Recuerda que lo que tú no hagas por tu dinero, nadie más lo hará. Esta es una responsabilidad que solo te corresponde tomar a ti.

Claves para tener finanzas sanas.

Claves para tener finanzas sanas.

¿Estás Listo Para El Reto?

De nada nos sirve hablar sobre lo que haremos o haríamos con el dinero si no tomamos acción. Por eso, hoy te propongo un reto sencillo, que puedes cumplir en unos pocos días o, incluso, en un solo día.

Te voy a dejar una serie de tareas sobre lo que acabamos de hablar. Tú decide si las quieres cumplir o no. Pero cuéntame después cuáles fueron tus impresiones y que incidencia tuvieron en tus finanzas.

  1. Durante algunos días, haz de cuenta que el salario no subió y que debes vivir con la misma suma que ganabas el año pasado. ¿Qué harás para que tu dinero no solo te alcance, sino que tengas suficiente para ahorrar o invertir?
  2. Busca un plan gratis para hacer en tu ciudad y hazlo. ¿Cómo te sentiste y cuánto dinero ahorraste en comparación con planes en los que tengas que gastar dinero?
  3. Saca del closet una prenda que hace mucho tiempo no uses, pero que te guste. Póntela durante un día. ¿Cuánto hubieras gastado si la hubieras comprado?
  4. Del dinero con el que cuentas hoy, separa la suma que ahorras o inviertes, o la que ahorrarás o invertirás en el futuro.
  5. Haz tu propio balance sobre el reto y cuéntanos si ahora tienes más herramientas para tener unas finanzas sanas.

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Cómo Usar Tu Psicología Y Finanzas Para Crear El Dúo Perfecto – Hyenuk Chu

Cómo Usar Tu Psicología Y Finanzas Para Crear El Dúo Perfecto – Hyenuk Chu

Hoy decidí hablarte de psicología y finanzas. Porque no podemos pretender tener unas buenas finanzas, o unas finanzas saludables, si nos dejamos llevar por la mente con malas ideas sobre el dinero. Lamentablemente, eso es lo que ocurre con nosotros muchas veces, o casi siempre.

Esto se debe a que, como no tenemos una educación financiera fortalecida, le creemos a cada pensamiento que nos llega sobre el dinero. Por eso terminamos gastando de más. O, por el contrario, siendo tacaños.

Pero nosotros mismos podemos revertir ese comportamiento si caemos en cuenta de los “huecos” en los que nos hace caer nuestra mente. Porque de algo sí estoy seguro y es de que cuando tomamos una decisión financiera, nos damos cuenta.

Solo que no somos capaces de controlarnos. O de tomar un mejor camino. Y ahí es cuando llegan las pérdidas, las quiebras y la pobreza. Aquí te daré mostraré cuatro engaños de tu mente.

Psicología Y Finanzas Al Comparar Precios

Al comprar entra en juego el dúo de psicología y finanzas.

Al comprar entra en juego el dúo de psicología y finanzas.

Uno de los principales engaños de nuestra mente aparece cuando escucha la palabra “precio”. Porque, generalmente, nos lleva a pensar que lo más caro que compremos será mejor. Pero déjame decirte que tu mente está equivocada por varias cosas.

La primera es que un objeto más caro, como uno abrigo, no significa que sea de mejor calidad que uno barato. Puede que el caro sea elaborado en un país con estaciones donde la ropa, generalmente, dura menos que en países donde el clima no varía. ¿Ves?

Pero, aparte de los materiales, tu mente te engaña con respecto al uso que le darás al objeto que compras. Y te dice “oye, compra los zapatos caros”. Todo para que, al final, te des cuenta de que caminas igual o te lucen igual que los no costosos.

Sin embargo, para mí, el peor engaño que te hace la mente tiene que ver con tu autoestima. Porque te dice “si compras la ropa de marca, serás una mejor persona”. ¡Y tú le haces caso! Cuando tu verdadero valor no tiene nada que ver con tus posesiones.

Lo Más Nuevo Es Lo Mejor

Pero aún hay más engaños de tu mente hacia ti. Uno de ellos tiene que ver con la novedad de lo que compras. Porque te atraen las cosas nuevas, yo sé que sí. Pero créeme cuando te digo que lo más nuevo no siempre es lo mejor.

Para explicártelo te voy a poner el mejor ejemplo: un carro. Supongamos que quieres comprar un carro que cuesta US$30.000 y tú ya los tienes. Entonces vas y compras el carro que quieres.

Pero al cabo de unos años tu mente te dice “oye, este carro está como viejo, renuévalo”. El problema es que en el mercado por el mismo carro que compraste solo te dan US$10.000 y tú no tienes lo que te falta para comprar un carro nuevo.

Entonces, ¿qué haces? Te endeudas para comprar un nuevo carro. Lo que tu mente no te deja ver es que tu carro anterior, aunque estuviera más viejito que el otro, cumple exactamente, la misma misión que el carro nuevo: Trasladarte de un lugar a otro, de manera segura.

Maneja tu psicología y finanzas y tu dinero lo agradecerá.

Maneja tu psicología y finanzas y tu dinero lo agradecerá.

Psicología Y Finanzas Sobre El Pasado

Otro truco que te juega la mente tiene que ver con el tiempo. ¿Has oído el dicho “todo pasado fue mejor”? Bueno, la mente es experta en creérselo y en hacértelo creer a ti. Y tú te rindes a sus pies.

Entonces, ella te dice “si el mes pasado usaste tu tarjeta de crédito para comprar bobadas, úsala también ahora”. Y tú piensas “es verdad, usé la tarjeta y no me cayó un rayo, así que la usaré de nuevo”.

Y puede que lo que compres te haga feliz por un instante. No lo niego. Pero cuando te llega la cuenta de tu tarjeta, mientras miras cómo vas a hacer para pagar, tu mente se muere de la risa porque caíste en la trampa de nuevo. Esto también pasa cuando compras lo más caro, sin ni siquiera evaluar otras opciones.

O cuando piensas en gastarte más de lo que se han gastado tus padres en algo solo como un acto de “venganza”. Como ves, la mente puede jugarte trucos y es necesario que aprendas a identificarlos y ponerles límites.

¿No Gastar Es Lo Mejor?

El crédito afecta tu psicología y finanzas.

El crédito afecta tu psicología y finanzas.

Pero la mente es tan poderosa que puede jugarte doble. Esto pasa cuando, por ejemplo, a pesar de tener el dinero, no lo gastas en lo que quisieras. En este caso, la mente te mete miedo. A pesar de que al comprar algo no te estuvieras endeudando o gastando de más.

Es en estos casos cuando la gente termina guardando su dinero. Y muriendo sin haberlo disfrutado en vida. Es decir, cuando se vuelven tan ambiciosos, posesivos y acumuladores que ni siquiera ellos mismos quieren gastar su propio dinero.

Por esto es importante que aprendas el significado de gastar con sentido. Es decir, de emplear tu dinero para adquirir lo que quieras. Pero sin dejarte llevar por tu mente o por la moda.

Solo de esta forma encontrarás una verdadera felicidad al gastar tu dinero. Porque tus gastos ya no serán fruto de un capricho. Ni de un momento de ansiedad, ni buscarás con ellos llenar un vacío.

Una Larga Tarea

Sé que la tarea de desprenderte de estos engaños de tu mente no es fácil. Pero es algo necesario porque puede darles un vuelco positivo a tus finanzas. Entonces, ¿por qué no intentarlo?

Para empezar, te propongo que respondas estas preguntas sobre psicología y finanzas. Y que a partir de esas respuestas tomes acción. Algún día, tus finanzas te lo agradecerán y tú también te sentirás mejor.

  1. ¿Eres consciente de los engaños de tu mente sobre las finanzas?
  2. ¿Qué tan frecuentemente tu mente te engaña sobre tu dinero?
  3. ¿Cuál de esos engaños es el que más te cuesta enfrentar?
  4. ¿Por qué crees que ocurre esto?
  5. ¿Qué estás dispuesto a hacer para vencer a ese engaño?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Cómo Enseñar Y Manejar Las Finanzas Para Niños – Hyenuk Chu

Cómo Enseñar Y Manejar Las Finanzas Para Niños – Hyenuk Chu

Hoy quiero hablarte de finanzas para niños. Porque muchos de nosotros, los inversionistas, tenemos niños. Y quisiéramos darles lo que nosotros no tuvimos. También nos gustaría que ellos no repitieran los mismos errores que nosotros hemos cometido.

A mí me pasa con mis hijos. Yo perdí a mi madre cuando aún era muy joven. Y por eso trato de darles calidad de tiempo a mis hijos. De acompañarlos, de apoyarlos, de ser su cómplice y de compartir con ellos todo lo que pueda.

Quisiera que en un futuro ellos tengan esos recuerdos de ese tiempo compartido. Además, que realmente sientan que, como su papá, estuve a su lado. Y que no desaprovechamos la oportunidad de disfrutar el uno del otro.

En ese proceso he descubierto algo más. Y es que me preocupa, como inversionista que soy, que mis hijos no tengan una buena educación financiera. Por eso me he empeñado en dárselas desde la casa.

Las Finanzas Para Niños Y La Mentalidad

Las finanzas para niños se enseñan en casa.

Las finanzas para niños se enseñan en casa.

Cuando caí en la quiebra y tuve que replantear lo que significaba el dinero para mí, empecé por la mentalidad. Porque, como te he dicho varias veces, es el principal obstáculo que nos detiene en nuestro camino hacia la riqueza.

Por eso, creo que un primer paso en la educación financiera para niños es darle un giro a la mentalidad que les traspasamos. Para que así no repitan nuestros patrones de pobreza ni nuestras creencias limitantes sobre el dinero.

De ese primer paso hace parte explicarles que la abundancia del mundo en que vivimos es ilimitada. Y que ellos pueden llegar a ser tan ricos como quieran ser. Sobre todo, que eso no es negativo, pero que deben encontrarle un propósito a su riqueza.

También creo que es importante enseñarles que su riqueza no es responsabilidad de sus padres. Ni de su colegio o del país donde vivan. Sino del trabajo que ellos mismos hagan desde que son pequeños para construirla.

Finanzas Para Niños Y El Dinero

Cuando ya tengamos claro el concepto o la mentalidad sobre riqueza que queremos que nuestros hijos cultiven, viene el siguiente paso. Que es trabajar con ellos el concepto sobre qué es realmente el dinero.

Porque la visión que ellos tienen puede ser limitada. Si le hacemos un niño esa pregunta, seguramente nos dirá que el dinero sirve para comprar la comida o para comprar cosas. Pero nosotros sabemos que la definición del dinero va más allá.

Y que debemos hacer que nuestros hijos la entiendan para que no se queden pensando en que el dinero solo sirve para gastarlo en el día a día. Sino que, en cambio, vean en la riqueza una herramienta que les da calidad de vida y les ayuda a cumplir sus sueños.

Es importante que logremos que nuestros hijos valoren el dinero. Que sean conscientes del sacrificio, ya sea poco o mucho que cuesta conseguirlo. Para que así ellos sean conscientes de su importancia.

Finanzas Para Niños A Través Del Ejemplo

Finanzas para niños en familia.

Finanzas para niños en familia.

Los niños aprender a hablar al escuchar a los demás. Y aprenden a lavarse los dientes al ver a los otros. De la misma forma, replican los comportamientos positivos o negativos acerca del dinero.

Por eso, es vital que a los niños se les eduque en finanzas a partir del ejemplo. Porque un niño que en su casa todo el día escucha hablar de deudas, seguramente eso es lo que tendrá en el futuro.

Un niño que solo escucha hablar de escasez, no tiene forma de imaginar otro futuro posible. Entonces, cuando crezca, seguramente será pobre financieramente. ¿Es eso lo que quieres para tu hijo?

No, ¿verdad? Entonces cambia tu discurso acerca del dinero. Pero, sobre todo, ten un comportamiento que se acerque más a la abundancia que a la escasez. Esa es la esencia de la educación en finanzas para niños.

Finanzas Para Niños En La Práctica

Para que tus hijos construyan una relación sana con el dinero, pon en práctica estos consejos:

  • Hazles sentir que el dinero no es un “asunto de grandes”, sino algo que también tiene que ver con ellos. Cuéntales cómo lo obtienes y en qué lo gastas, ahorras y/o inviertes. Así empezarás a derrumbar mitos sobre el dinero.
  • Explícales que el dinero se puede obtener de muchas fuentes. Como un salario mensual, una actividad extra, la renta, etc. Darás a tus hijos una visión más amplia y más real sobre él.
  • Cuéntales que también hay varias formas de emplear ese dinero. Es decir, que no solo sirve para gastar, sino para invertir con un propósito. Les ayudarás a tus hijos a pensar a corto, mediano y largo plazo sobre el dinero.
  • Haz que ellos también ganen, ahorren e inviertan. Crea un plan de estímulos para las tareas diarias de tus hijos y estipula un pago, aunque sea pequeño, para cada tarea realizada. Así tus hijos conocerán uno de los orígenes del dinero: el trabajo.

Enséñales A Invertir

  • Enséñales que la Bolsa de Valores es otro medio para obtener dinero. Cada vez que aprendas algo, pásalo a tus hijos. De esta forma se podrán ir educando también en el mundo de las inversiones.
  • Incluye en tu plan de enseñanza para tus hijos uno de ahorro. De manera que cada vez que tus hijos reciban dinero, ya sea por tu plan de estímulos o por la mesada que les das, no corran a gastarlo en dulces. Sino que sepan “guardarlo” para que vaya creciendo.
  • Al cabo de un mes, dos, tres y así sucesivamente, haz un balance con tus hijos sobre lo que ocurrió con su dinero. Analiza con ellos cuánto obtuvieron, cuánto gastaron y cuánto ahorraron o invirtieron.
  • No pierdas esta costumbre para que tus hijos aprendan y crezcan sabiendo que la abundancia y la riqueza son posibles.

Las finanzas para niños son vitales en su educación.

Las finanzas para niños son vitales en su educación.

¿Cómo Están Tus Hijos En Educación Financiera?

A partir de este artículo, cuéntanos:

  1. ¿Es sencillo o complejo para ti hablar de dinero con tus hijos?
  2. ¿Por qué crees que se te dificulta?
  3. ¿Qué es lo que más te cuesta enseñarles?
  4. A ellos, ¿qué es lo que más les interesa aprender?
  5. ¿Has obtenido buenos resultados al aplicar los consejos de este artículo?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Logra Una Vida Con Propósito Y Deja Tu Obsesión Por El Dinero – Hyenuk Chu

Logra Una Vida Con Propósito Y Deja Tu Obsesión Por El Dinero – Hyenuk Chu

Es común que las personas tengamos una obsesión por el dinero. Porque, por un lado, muchos no tienen una educación financiera. Y, por el otro, muchos piensan que el dinero es una meta y no un resultado.

Por eso, cuando le preguntamos a alguien cuál es su meta, es común que nos digan “tener un millón de dólares”. Y no es que eso esté mal. Todos tenemos derecho a tener un millón de dólares.

El punto es que ese dinero debe ser el resultado de algo que hagamos nosotros. De nuestro trabajo. Del tiempo que invertimos en adquirir conocimientos para tener más dinero o para manejarlo mejor. O de lo que hagamos para conseguirlo.

Pero hay un problema en torno al dinero. Y es que aparte de que lo consideramos como meta, esperamos conseguirlo porque sí. No pensamos en que sería mejor si lo conseguimos ayudando a que alguien más alcance sus metas o su bienestar.

Obsesión Por El Dinero: Una Vida Sin Propósito

La obsesión por el dinero te conduce al fracaso.

La obsesión por el dinero te conduce al fracaso.

Te voy a dar un ejemplo de lo que quiero decir. Porque, además, pasa en la vida real. Los médicos que solo buscan cumplir su turno para obtener un cheque mensual, están obsesionados por el dinero.

En cambio, los médicos que trabajan horas extra por ayudar a un enfermo, obtienen el dinero como resultado de su trabajo. Sin que para ellos haya sido una obsesión conseguirlo. ¿Comprendes la diferencia?

A ese punto quisiera que todos nosotros llegáramos. A considerar al dinero como un resultado de lo que hacemos. Y no como una simple meta que nos proponemos cumplir al final de cada mes.

Pero hay algo más extraordinario acerca de esto. Y es que todos y cada uno de nosotros podemos lograr que el dinero sea un resultado en nuestra vida y no nuestra meta. Sin importar lo que hagamos o el trabajo que desempeñemos.

La Envidia Alimenta La Obsesión Por El Dinero

De alguna manera entiendo que a veces tengamos una concepción errada acerca del dinero. Porque estamos expuestos a muchas influencias que alimentan esa idea incorrecta sobre él.

La publicidad, por ejemplo, nos muestra siempre vidas “perfectas”. Y nosotros creemos que podemos llegar a ser así. Por eso convertimos al dinero en una meta. Para poder ser o comprar lo que vemos en los comerciales de televisión.

Por otro lado, hay coaches o expertos en finanzas que nos hacen entrar en el mismo juego. Y nos muestran fotos de sus viajes por el mundo, que generalmente son de trabajo, para vendernos sus productos.

Y lo peor es que lo único que logran es que nos endeudemos. Para adquirir eso que ni siquiera soñamos ni necesitamos. Es por eso que debemos hacer varias tareas con el fin de dejar de obsesionarnos por el dinero.

Cambia Tu “Chip” Sobre El Dinero

Para no obsesionarte con el dinero cambia de mentalidad.

Para no obsesionarte con el dinero cambia de mentalidad.

Para que dejes de obsesionarte por el dinero, y lo consideres un resultado y no una meta, debes cambiar tu perspectiva sobre él. Y entender que el dinero llega a quienes viven una vida con un propósito.

Por eso, cuando dices “quiero ser cochinamente millonario como Hyenuk”, puede que el dinero tarde en llegar. Porque quieres tenerlo a como dé lugar. Y no como un resultado de tu propósito de vida.

La situación cambia cuando haces lo que quieres y eres feliz haciéndolo. O cuando, aunque tienes que hacer algo que no te gusta, eres feliz haciéndolo. Porque así le das sentido a tu vida. Y atraes el dinero hacia ti. Porque deja de ser tu meta.

Entonces, te propongo algo y es que antes de decir cuánto dinero quieres tener te preguntes a quién estás beneficiando, ayudando o apoyando. Así es que empezarás a recorrer el camino para llegar a tus metas financieras.

El Dinero Es Un Recurso Ilimitado

También creo que es importante que tengas en cuenta algo más. Y es que el dinero llegará a ti entre mejor hagas las cosas. Y por eso, debes considerarlo como una forma de poder hacer más y no solo tener más.

Si te ganas un millón de dólares y quieres comprarte una mansión, está bien. Pero, ¿qué tal si te dedicas a divulgar tus conocimientos, a viajar por el mundo y tener grandes experiencias?

Seguramente, eso será más transformador para ti que todas las propiedades que puedas comprar. Lo que quiero decirte es que ganes más dinero, pero haciendo cosas y para hacer más cosas.

De esta forma se te quitará el dolor de cabeza de pensar en cuánto dinero quieres tener. Y empezarás a hacer lo que haces mucho mejor. Entonces, no solo el dinero llegará, sino que realmente lo disfrutarás.

Lo que alimenta la obsesión por el dinero.

Lo que alimenta la obsesión por el dinero.

Ponle Fin A Tu Obsesión Por El Dinero

Generalmente, esperemos a fin de año para ponernos nuevas metas. Pero nunca es tarde para renovarlas. Por eso te sugiero algo y es que evalúes si crees que en tu vida estás cumpliendo tu propósito.

Si lo estás haciendo, continúa. Si no, actúa. Y busca ese nuevo empleo. Emprende ese negocio que quieres. Aprende a invertir en la Bolsa. Enseña ese idioma que sabes. Tú sabes mejor que yo cuál es tu propósito. Solo así llegarás a tener el dinero que esperas.

Para ayudarte, te dejo estas preguntas:

  1. ¿Cuál es tu propósito de vida?
  2. ¿Crees que estás cumpliendo tu propósito de vida?
  3. Si no, ¿qué te detiene para hacerlo?
  4. ¿Cómo puedes cambiar esa situación?
  5. Para ti, ¿qué relación tienen el dinero y tu propósito de vida?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Cómo Afectan Tus Finanzas El Significado Del Dinero – Hyenuk Chu

Cómo Afectan Tus Finanzas El Significado Del Dinero – Hyenuk Chu

Todos hablamos del dinero. Pero poco sabemos del significado del dinero. Y es por eso que, en ocasiones, tenemos problemas con él. No tenemos lo suficiente. No ganamos lo suficiente. O perdemos fácilmente el que tenemos.

Las cosas no podrían ser de otra manera. ¿Cómo podemos pretender que algo que no conocemos funcione en nuestra vida? Eso sería como salir a manejar un auto sin haber tomado ni siquiera la primera clase de conducción.

Pero hay una forma de revertir esta situación y es haciéndonos conscientes de lo que significa el dinero para nosotros. De las emociones que nos produce. Y de la relación que establecemos con él.

Solo al darle al dinero su correcto significado, y al conocer ese significado, podemos convertirlo en nuestro aliado. Y no verlo desde la perspectiva de la maldad, la frivolidad o la escasez.

El Rol De Las Emociones En El Significado Del Dinero

Tus emociones sobre el dinero determinan tu relación con él.

Tus emociones sobre el dinero determinan tu relación con él.

Para empezar, hay que decir que el dinero es una de las cosas que produce emociones fuertes. Pueden ser de alegría o tristeza. De éxito o fracaso. De orgullo o decepción. El dinero nos remueve el corazón.

Pero, por otro lado, es uno de los temas tabú en nuestras sociedades. Muchos de nosotros, nuestras familias o amigos suelen decir que en público no se habla de dinero, política ni religión.

Sobre el dinero tampoco se habla en las escuelas. Es como si fuera un tema reservado para el ámbito netamente personal. Como si al hablar de él reveláramos algo que no quisiéramos que nadie conociera.

Esto ocurre porque, tal vez, no sabemos a ciencia cierta qué significa el dinero. No sabemos si es bueno o malo. Si está bien tener mucho o poco. Lo usamos todos los días, pero ni siquiera sabemos de dónde proviene.

El Significado Del Dinero Desde Su Origen

Entonces, ¿qué es el dinero y de dónde proviene? El dinero es una idea o concepto. Este fue creado para facilitar las legendarias operaciones de trueque. Que se hacían más complejas a medida que crecía la población y el territorio que ocupaba, hace muchos años.

Los bancos centrales de cada país empezaron a “fabricar” el dinero. Es decir, a imprimir billetes y monedas. A los cuales les dan un valor. Y quienes lo usamos, los ciudadanos, aceptamos ese valor al hacer nuestras compras o ventas de productos o servicios.

El valor de ese dinero depende de varios factores. Y son los bancos centrales los que toman la decisión, porque regulan la política monetaria de los países. E “imprimen” el dinero si se requiere que las personas cuenten con una mayor cantidad de él.

Por eso, tu dinero no es lo que tienes en propiedades físicas. Ni lo que tienes en cuentas bancarias. Ni los billetes en tu alcancía. El dinero físico que recibes o das se produce en una fábrica. Y su valor lo dicta el gobierno de tu país.

¿De Qué Depende El Valor Del Dinero?

El valor del dinero depende de su oferta y demanda.

El valor del dinero depende de su oferta y demanda.

El valor que un gobierno le da a su moneda depende de varios factores. Por ejemplo, si una economía es creciente y registra balances positivos, hay más demanda de dinero. Y aumenta el valor de su moneda.

Igualmente, si se imprime más dinero del que normalmente se imprimiría, aumentaría la inflación, es decir el nivel de los precios de productos y servicios en un país determinado. Entonces, se reduciría la demanda, y por lo tanto, el valor de la moneda.

Lo que nos dicen los anteriores ejemplos es que con el dinero ocurre lo que pasa con los precios de las acciones. Es decir que su valor aumenta o disminuye según la oferta o la demanda.

Lamentablemente, esto no nos lo enseñan. Y la mayoría de nosotros debemos aprender sobre el dinero a punta de ensayo y error. Ganando y perdiendo dinero hasta que descubrimos este juego.

El Significado Del Dinero En Tu Vida Diaria

Luego de tener claro cómo se produce el dinero en ese nivel superior, hay que bajar la teoría a tu propia vida o situación personal. Y preguntarte cosas como si tener mucho dinero te produce culpa o si tener poco te produce pena.

O cosas como si el dinero lo es todo para ti o solo una herramienta que te permite adquirir cosas. De las respuestas que tengas para esas preguntas depende la más importante. Y es si el dinero es un buen sirviente para ti o, por el contrario, si es tu amo.

Es decir, si tú eres quien maneja el dinero o si es el dinero el que te controla. Si sabes ahorrar o invertir inteligentemente tu dinero. O si cada vez que lo tienes, o aunque no lo tengas en tus manos, sales a gastarlo desaforadamente.

También es necesario evaluar, como lo dije antes, las emociones que te produce el dinero. Porque de ellas depende o parte lo que pase con el dinero en tu vida. De una emoción negativa nunca obtendrás una buena situación financiera.

Significado del dinero.

Significado del dinero.

¿Qué Tanto Conoces El Significado Del Dinero?

Para tener unas finanzas personales sanas, y manejarlas bien, es necesario conocer el significado del dinero. No hacerlo te hace incurrir en errores de manejo y en pérdidas económicas.

Por eso, evalúa qué tanto sabes del dinero con estas preguntas:

  1. ¿Sabías de dónde proviene el dinero?
  2. ¿Conocías quién y cómo le da valor al dinero?
  3. ¿Eres consciente de las emociones que te provoca el dinero?
  4. ¿Aplicas lo que sabes sobre el dinero a tus finanzas personales?
  5. ¿Tienes dudas sobre el dinero que te podamos ayudar a revolver?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!