Las Finanzas Personales Revolucionan Las Fintech Y Cómo Aprovecharlas – Hyenuk Chu

Las Finanzas Personales Revolucionan Las Fintech Y Cómo Aprovecharlas – Hyenuk Chu

Las finanzas personales han estado presentes en la vida de los seres humanos desde el origen del mundo. Cuando los intercambios comerciales se hacían a través del trueque. Y luego, por medio de metales a los que se les daba un valor.

Al pasar el tiempo, se convirtieron en algo que adquirió mucha más importancia para las personas. Porque el dinero ya no solo se usaba para comprar objetos o servicios. Sino que podía dejarse en el banco y obtenerse por medio de una tarjeta de débito.

El interés de la gente por el dinero aumentó luego. Cuando se hizo real la posibilidad de “pedir prestado” a los bancos por medio de las tarjetas de crédito. Para luego pagar ese monto, más los intereses, en módicas cuotas.

De alguna manera, todos estos avances que se dieron en torno al dinero obligaron a las personas a estar un poco más pendientes de él. A reconocer el verdadero valor que el dinero tenía en su vida.

Las Finanzas Personales Evolucionan

La tecnología y las finanzas personales van de la mano.

La tecnología y las finanzas personales van de la mano.

Gracias a la tecnología, las finanzas personales han alcanzado un nuevo nivel. Porque, en primer lugar, existe más información en torno a ellas que las personas pueden aprovechar a su favor.

En segundo lugar, porque la tecnología ha permitido que la gente tenga más acceso a fuentes alternativas de dinero. Que, por supuesto, contribuyen a mejorar su situación financiera. Como las inversiones en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Y, en tercer lugar, porque gracias a ella hoy las personas pueden tener un mayor control de su dinero. Ya no necesitan escribir en un cuaderno todos sus ingresos o egresos. Ni usar una calculadora para conocer el total de sus deudas.

Lo anterior, gracias a los desarrolladores de software. Esos expertos que están detrás de casi cada cosa que hacemos hoy en día. Y que se merecen un gran reconocimiento porque nos facilitan la vida.

Finanzas Personales e Inteligencia Artificial

Este es el caso, por nombrar solo uno, de Finanzas a tu alcance. Una aplicación creada por una mexicana con el fin de que las personas tengan el control de sus gastos. Pero eso no es todo.

Esta aplicación cuenta con un componente de inteligencia artificial. Que le permite realizar un perfil definido de cada usuario a partir de información suministrada por él mismo.

Entre estos datos se encuentran los ingresos del usuario. Pero también datos sobre sus gustos o preferencias. A partir de esa información, la aplicación buscará portafolios de inversión que se ajusten al perfil de cada usuario.

Esta aplicación solo funciona para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Pero nos da una idea de la forma en que las fintech están cubriendo la necesidad que tienen las personas de manejar sus finanzas personales.

Tus Finanzas Personales

¿Controlas tus finanzas personales?

¿Controlas tus finanzas personales?

Este tipo de desarrollos tecnológicos ayudan, claro está, a que seamos más organizados con nuestro dinero. Pero también me gustaría aclararte algo. Me refiero a que la tecnología no va a hacer por nosotros lo que no hacemos por nosotros mismos.

La mejor aplicación sobre finanzas personales resulta muy poco útil si no te ocupas de tu propio dinero. Si no tienes la disciplina de controlar tus propios gastos. O si te olvidas de llevar tu balance personal sobre ellos.

Por eso, creo que las personas, en general, tenemos una tarea pendiente. Ya que contamos con la tecnología para controlar nuestro dinero, debemos hacer algo más. Esto es hacernos conscientes del valor del dinero para cada uno de nosotros.

Al respecto, déjame hacerte varias preguntas:

  • ¿Cuánto dinero ganas al mes?
  • Si divides ese dinero en cada una de las horas que trabajas, ¿qué valor te da?
  • ¿Crees que te están pagando lo suficiente por cada hora trabajada?
  • Si tuvieras ese tiempo libre, sin preocuparte por el dinero, ¿en qué lo emplearías?

Vamos A Los Resultados

Supongamos que ganas US$1.000 al mes. Y que trabajas 8 horas diarias durante 22 días hábiles que tiene un mes promedio. Eso significa que, por hora, te están pagando US$5.68.

Ahora, haz otro ejercicio. Si vas al supermercado, ¿qué alcanzarías a comprar con esos US$5.68? Digamos que pudiste comprar un frasco de shampoo. Eso solo quiere decir una cosa: gastaste una hora de tu tiempo para comprar un frasco de shampoo.

No te lo digo para que te decepciones. Sino para que aprendas algo muy importante. El juego del dinero no solo se refiere a que necesitas dinero para comprar cosas. Se refiere a cómo obtienes ese dinero, cuánto tiempo gastas consiguiéndolo y para qué te sirve.

Pero lo anterior no es importante porque sí. Sino porque de los resultados que obtengas al hacer tus propias cuentas depende algo más. Esto es, básicamente, qué tan bien funcionan tus finanzas personales y qué tan feliz estás con ellas.

Analiza tus finanzas personales.

Analiza tus finanzas personales.

Aprovecha La Tecnología

Sé que, en ocasiones, el día a día no nos deja tiempo ni siquiera para estar pendientes de nuestro dinero. Pero darle el tiempo que se merece es la única forma para hacer un balance sobre lo que tenemos, lo que queremos y cómo podemos obtenerlo.

Ya sea que quieras sacar provecho de la tecnología o que prefieras los métodos más antiguos, fíjate en tu dinero. Y parte de los resultados que obtengas para hacer los cambios que consideres necesarios en tus finanzas. Mientras cumplimos ese trato, cuéntame:

  1. ¿Cuál es tu método favorito para llevar tus balances financieros?
  2. ¿Por qué prefieres la tecnología o el lápiz y papel, según sea el caso?
  3. Describe en una palabra tus finanzas personales hoy.
  4. ¿Qué crees que puedes hacer para mejorarlas?
  5. ¿Cuál es tu app de finanzas personales favorita?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Cómo Afecta La Guerra De Aranceles A Tus Finanzas – Hyenuk Chu

Cómo Afecta La Guerra De Aranceles A Tus Finanzas – Hyenuk Chu

Sobre la guerra de aranceles hemos hablado varias veces en este blog. Es un tema que no podemos negar como inversionistas. Porque afecta las relaciones de Estados Unidos con otros países y esto incide en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Para ponerte en contexto, esta guerra la inició Donald Trump hace unos meses. Cuando decidió que impondría aranceles, que son una especie de cobro extra, a materias primas como el acero proveniente de China.

Lo hizo bajo la excusa de que así protegería a las empresas estadounidenses. Pero lo que logró fue acabar con la paciencia de China. Que, a su vez, estableció aranceles a algunos de los productos de Estados Unidos que pretendan ingresar a su territorio.

Así pasaron los meses. Hasta que, hace poco, se escribió un nuevo capítulo de esta historia. Cuando entraron en vigencia algunos aranceles que se sumaron a los que se empezaron a aplicar hacia mitad de año.

Los Aranceles Y La Economía

Tus finanzas se ven afectadas por la guerra de aranceles.

Tus finanzas se ven afectadas por la guerra de aranceles.

China fue el primer país en protestar ante esta situación. Argumentó que, con su guerra de aranceles, Trump promueve la intimidación hacia el país asiático. Y ha violado las relaciones bilaterales, que se fundamentan en el respeto.

Pero Estados Unidos no se quedó atrás. Y recordó que, si impone aranceles a China, es porque ahí se genera una competencia desleal que afecta a las empresas extranjeras. Que, por ejemplo, deben transferir su conocimiento a los chinos para ingresar a ese país.

En términos económicos, esta guerra de aranceles tiene graves consecuencias. Como la escasez de materias primas que requieren industrias de los dos países. Y el alza en los precios de esas materias primas, lo que también afecta a las compañías.

Sin embargo, hay otras consecuencias de la guerra de aranceles que se sienten, específicamente, en nuestras finanzas. Porque no olvides que la economía es como una cadena en la que todos los hechos están relacionados.

Los Aranceles Y El PIB

Pero no lo digo solo yo, sino la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Que hace poco se pronunció sobre los aranceles. Y dijo que el producto interno bruto de los países es uno de los primeros grandes afectados con esta guerra.

En ese mismo sentido se pronunció la Organización Mundial del Comercio (OMC). Para quien las tensiones entre países como Estados Unidos y China afectarían la estabilidad económica y reducirían sus posibles crecimientos.

De acuerdo con esta entidad, la guerra comercial podría reducir el crecimiento del comercio internacional en un 70%. Y el producto interno bruto de algunas regiones del planeta.

Es decir, que se reduciría la actividad económica en estas zonas. Lo que conlleva graves consecuencias no solo para las industrias. Sino para nosotros, los humanos, que vivimos de ellas.

Los Aranceles Y Nuestras Finanzas

El empleo en ciertas industrias puede verse afectado por los aranceles.

El empleo en ciertas industrias puede verse afectado por los aranceles.

Por ejemplo, una reducción del PIB conduce a que aumente el desempleo. Porque las industrias, al encontrar trabas para su actividad, no producen lo suficiente como para mantener sus puestos de trabajo.

O lo hacen, pero a mayores costos que el mercado no está dispuesto a asumir. Lo que significa que las empresas pierden los clientes a quienes venderles sus productos. Y se ven abocadas, finalmente, a recortar el número de su personal.

Pero lo peor es que esta situación podría mantenerse o agravarse con el paso del tiempo. Y afectar la producción de insumos que las industrias requieren para elaborar sus propios productos y venderlos al cliente final: es decir, a ti.

Pensemos en un caso extremo. Estados Unidos pone aranceles al acero chino. Las empresas prefieren comprar acero de otro origen que resulte más económico. Pero este es de menor calidad.

Aun así, construyen un edificio de apartamentos y tú compras uno de ellos. El edificio resulta teniendo averías. En ese caso, ¿a quién le echamos la culpa? Aunque parezca una historia poco creíble, se la podemos echar a la guerra comercial.

Los Aranceles Y Nuestra Vida Diaria

Algo similar ocurre con otros productos que usamos en nuestra vida diaria. Que pueden encarecerse por cuenta de los aranceles. De hecho, esto es lo que está pasando con algunas referencias de empresas como Procter & Gamble [PG].




Esta compañía luchó para que algunos de los insumos necesarios para su producción quedaran por fuera de los aranceles. Especialmente sustancias para fabricar cremas dentales, ambientadores y shampoo.

También trató de que no se le cobrara dinero extra por algunas de las piezas que requiere para fabricar sus famosas afeitadoras. Ni por algunos de los empaques para sus productos que no se fabrican en Estados Unidos.

Pero perdió la batalla. Ahora deberá aumentar sus precios. Algo que, seguramente, no les gustará a sus clientes. Y que tú probablemente, sentirás en tu bolsillo durante un periodo largo porque esta clase de productos los usas a diario.

Clave para entender la guerra de aranceles.

Clave para entender la guerra de aranceles.

La Economía Y Nuestras Rutinas

Esta historia de los aranceles nos deja una lección. Generalmente, las personas conciben a la economía como una carrera complicada que se estudia en la universidad. Pero la verdad es que está presente en cada cosa que hacemos.

De ahí la importancia de aprender a identificar de qué manera nos afectan algunas decisiones que sentimos lejanas, como los aranceles. ¿Estás de acuerdo?

  1. ¿Te parece que la economía es algo complicado?
  2. ¿Ya sentiste el efecto de los aranceles en tus finanzas?
  3. ¿Y en tus inversiones en la Bolsa de Valores?
  4. ¿Invertirías en este momento en Procter & Gamble?
  5. ¿Por qué sí o por qué no?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Inflación Y Finanzas: Qué Es Y Cómo Afecta Tu Bolsillo – Hyenuk Chu

Inflación Y Finanzas: Qué Es Y Cómo Afecta Tu Bolsillo – Hyenuk Chu

Inflación y finanzas es un dúo que siempre encontramos en las noticias que nos presentan los medios de comunicación. Sin embargo, a veces quienes escriben estas noticias caen en un grave error.

Y es que nos hablan de temas como si todos los conociéramos. Como si todos supiéramos de qué nos están hablando. Y, claro, hay muchas personas que saben qué es la inflación.

Pero otras, simplemente, no conocen su significado. Sin embargo, lo más delicado es que esto les impide reconocer el efecto de ella en sus finanzas. Tampoco saben que ese efecto es realmente negativo.

Por eso, hoy hablaremos de la inflación, un tema muy de moda. Para que sepamos la incidencia que tiene al momento de gastar nuestro dinero. Y algunas claves para hacerle frente sin que perdamos hasta nuestra última moneda.

Inflación Y Finanzas Para Novatos

Es necesario comprender la relación entre inflación y finanzas.

Es necesario comprender la relación entre inflación y finanzas.

Un mercado es un escenario donde se intercambian productos y servicios. Si quieres comprar, das dinero y así obtienes lo que deseas. Quien recibe el dinero lo usa, generalmente, para tomar ganancia y seguir produciendo eso que puede vender.

Imagina que hay un equilibrio entre lo que se produce y se vende. En ese caso, los precios de esos productos o servicios son, por decirlo de alguna forma, estables. Otros dirían que son justos.

Pero hay momentos en los que se produce un desequilibrio entre la producción y la demanda. En consecuencia, los precios de los productos o servicios suben. Y este fenómeno se extiende en el tiempo.

Lo anterior también causa que el mismo dinero que antes te alcanzaba para comprar algo, ya no sea suficiente. A este fenómeno lo conocemos como inflación y puede poner tus balances financieros en rojo.

Inflación Y Finanzas Al Hacer Las Compras

A la inflación la podemos “sentir” de diferentes formas. Hacer nuestras compras semanales de alimentos y productos de aseo básicos es una de ellas. Porque esas compras son recurrentes. No son algo que hagamos de vez en cuando.

Ahí es donde nos damos cuenta de lo que te decía antes: el dinero ya no alcanza. Esto pasa porque mientras suben los precios de lo que compramos, no ocurre lo mismo con el valor del dinero que ganamos.

Por eso, y porque afecta en mayor medida a los que menos tienen dinero, muchos dicen que la inflación es injusta. Dicen que, si los gobiernos permiten el alza de precios, también deberían subir los sueldos.

Lamentablemente, eso no pasa ni va a pasar. Por eso, debemos encontrar formas alternativas de hacerle frente a este fenómeno. Para que no afecte nuestras finanzas ni nos obligue, necesariamente, a gastar de más.

Inflación Y Finanzas En La Mira

Comprueba la relación entre inflación y finanzas.

Comprueba la relación entre inflación y finanzas.

Si eres de los que no se fija mucho en esto de la inflación, haz una simple prueba.

  1. Ve a hacer tus compras al súper o a la tienda.
  2. Conserva por un tiempo la factura que te dan.
  3. Revisa las noticias diarias para saber cuándo subieron los precios donde vives.
  4. Compara los de esa compra con los de tu compra anterior.
  5. Observa qué productos están más caros que antes.
  6. Calcula cuánto pagaste de más la segunda vez. Es decir, cuánto hubieras podido ahorrar.Piensa qué hubieras hecho con ese dinero si no hubieras tenido que gastarlo.

Además, ten en cuenta:

  1. El dinero que te faltó (si así ocurrió) para comprar todo lo que necesitabas la segunda vez.
  2. El monto de la deuda que adquiriste por ese concepto.
  3. Los intereses que vas a pagar por esa compra.

Lo anterior te dará una idea del impacto real que tiene la inflación en tus finanzas. Descubrirás que no es solo algo que ves o que oyes en las noticias. Sino que, en realidad, te afecta.

Inflación Y Finanzas Útiles

¿Y todo esto para qué sirve? Pues, nada más ni nada menos, para que busques formas alternativas de comprar. De manera que puedas, por lo menos en lo posible, hacerle el quite a la inflación.

Uno de los pasos que puedes dar es investigar qué supermercado o tienda te ofrece productos más baratos. Sé que te ha sorprendido o te sorprenderá ver cuánto puedes ahorrar de esta forma.

Aunque suene poco convencional, puedes cambiar tu dieta. Si el pepino está muy costoso, ¿por qué no comer tomate? Es posible que te cueste acostumbrarte, pero al final vas a ver los resultados.

Finalmente, puedes comprar en grandes cantidades. De esa forma, pagas una sola vez por productos como los de aseo, que te pueden durar varios meses. Y, de paso, ahorrar algo de dinero.

Clave sobre inflación y finanzas.

Clave sobre inflación y finanzas.

De Un Centavo A Un Millón

Si aprendes a reconocer la forma en que te afectan ciertos fenómenos que parecen lejanos, como la inflación, obtendrás grandes ventajas. Porque descubrirás el valor del dinero para ti. De cada uno de los centavos que guardas en los bolsillos y de los que ganas o pierdes.

Es decir, que aprenderás a identificar lo que te cuesta comprar cada cosa que necesitas. O lo que podrías comprar con el dinero de más que estás pagando gracias a la inflación. Y eso te ayudará a mantener unas finanzas sanas y organizadas.  Entonces, ¿estás listo para empezar este reto?

  1. ¿Crees que dará resultado?
  2. ¿Por qué sí o por qué no?
  3. ¿Antes tenías claro el concepto de inflación?
  4. ¿Cómo afecta la inflación al país en el que vives?
  5. ¿De qué manera la gente le hace frente a esa situación?
  6. ¿Qué otro “truco” usas para que la inflación no afecte tus finanzas?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Empieza El Último Trimestre Del Año Con Unas Finanzas En Orden – Hyenuk Chu

Empieza El Último Trimestre Del Año Con Unas Finanzas En Orden – Hyenuk Chu

Las finanzas en orden son un tema del que muchos solo se ocupan cuando el dinero falta. Y eso es un grave error porque es lo que nos conduce a endeudarnos. Pero lo peor es que esa no es la mejor manera de alcanzar nuestra libertad financiera.

Otros, en cambio, solo se preocupan por sus finanzas cuando el año termina. Porque esa es, generalmente, una época de balances. O cuando el año empieza, porque en esa época es común sentirse optimistas y trazar nuevos planes.

Pero, en realidad, cualquier momento es bueno para que nos enfoquemos en nuestras finanzas. Y hagamos un análisis sobre cómo hemos manejado el dinero. O establezcamos nuevas metas para él.

Por eso creo que ahora, cuando estamos a punto de empezar el último trimestre del año, es un buen momento. Para que revisemos lo que hemos hecho con nuestro dinero. Y tratemos de corregir lo que no está tan bien antes de que llegue el año nuevo.

Finanzas En Orden De Adentro Hacia Afuera

Las emociones tienen mucho que ver con las finanzas en orden.

Las emociones tienen mucho que ver con las finanzas en orden.

Lo que ocurre con nuestras finanzas no es más que un reflejo de lo que creemos acerca del dinero. Porque, finalmente, este no es más que un medio de pago con el que podemos comprar productos o servicios.

Por eso, en este momento, te aconsejo algo. No pienses en todo lo que has dejado de comprar o gastar con dinero. No pienses en que has ganado US$1.000, más o menos, cada mes y lo has gastado todo.

Más bien, haz un balance de las metas o sueños que has dejado de cumplir. Y, como estamos hablando de finanzas, analiza lo que has dejado de hacer por no ser cuidadoso con tu dinero. Llamémosle a esto un presupuesto emocional.

Presupuesto emocional: toma una hoja y un lapicero o abre un archivo de Excel. Pon en una columna las metas que te trazaste para este año. En otra, las que has cumplido. En otra, las que has dejado de cumplir y por qué lo has hecho.

Finanzas En Orden: El Dinero En Tu Vida

Como te dije antes, el dinero es un medio de pago para conseguir cosas materiales. O acceder a servicios necesarios, como la salud. También a otros no tan necesarios, pero atractivos para nosotros como un buen viaje o un masaje en el mejor spa.

Es un medio de pago, sí. Pero a través de él podemos acceder a lo que te acabo de mencionar. Así como a la casa o coche de nuestros sueños. O a esas vacaciones inolvidables que le queremos dar a nuestra familia.

Por eso, tener claros los sueños que hemos dejado de cumplir por dinero puede lanzarnos varias alertas. ¡Algo estamos haciendo mal! o ¡debemos buscar ingresos alternativos y no conformarnos con nuestro sueldo! A esto le podemos llamar capital emocional.

Capital emocional: es lo que nos mueve a cada uno de nosotros hacia adelante. Sin importar la situación económica en la que nos encontremos. Y es mucho más importante que el dinero.

Finanzas En Orden Y En La Práctica

Diariamente debemos construir nuestras finanzas en orden.

Diariamente debemos construir nuestras finanzas en orden.

Con esos dos datos, el del presupuesto emocional y el del capital emocional, podemos dar el siguiente paso. Que es enderezar nuestro rumbo para aprovechar al máximo los tres meses del año que nos quedan.

Y lo enderezamos observando cómo podemos cumplir nuestros sueños aplazados, o los que nos faltan por cumplir. Pero poniendo a nuestro dinero a trabajar a favor de ese propósito. De manera que en diciembre podamos decir: ¡lo logramos!

Pero, Hyenuk, ¿cómo vamos a lograr en tres meses lo que no obtuvimos en nueves meses? Te preguntarás. Y, al respecto, hay varias estrategias que puedes seguir. Así que prepárate a correr la milla extra.

La milla extra: cuando te has demorado en cumplir una meta por falta de disciplina, es probable que te debas esforzar un poco al final. Pero vale la pena intentarlo. Tampoco olvides que para esto lo que requieres es constancia.

Tres Meses, Tres Retos Financieros

Y, ¿constancia en qué? En esto:

Obtener ganancias: si quieres que el dinero trabaje para ti, debes conseguirlo primero, porque no cae de los árboles. ¿Cómo puedes hacerlo? ¿Qué beneficios o sacrificios implicaría hacerlo? Responder estas preguntas es tu tarea.

Ahorrar: de nada sirve que ganes mucho dinero si, de todas formas, no te alcanza. Así que, independientemente de cuál sea tu meta por cumplir, ahorra. No te fijes en la cantidad. Porque incluso ahorrar pequeñas cantidades es positivo porque te ayuda a adquirir hábitos.

Gastar: pero no hacerlo locamente, sino moderadamente. Porque el dinero debe emplearse en algo, pero debes tener muy claro en qué y para qué. Es decir, no solo qué comprarás, sino con qué propósito.

Invertir: finalmente, a ese dinero que no gastarás, piensa el uso que le darás. Ahorrar es una de esas posibilidades, pero no la única. Son las inversiones las que te dan la opción de hacer crecer ese dinero y convertirlo en un ingreso pasivo para ti.

Clave sobre las finanzas en orden.

Clave sobre las finanzas en orden.

Con El Reloj En Contra

Si eres de los que piensa que al final del año se cierra un ciclo, ponte manos a la obra. Pero la idea no es que corras o desesperes. Sino que, realmente, comprendas cuál es el valor del dinero para ti.

Con respecto a las inversiones, el Reto 21 puede ser un primero paso para empezar. ¿Por qué no hacerlo ahora?

  1. ¿Eres de los que suele dejar todo para más tarde?
  2. ¿Esto te ha traído más problemas o beneficios?
  3. Comparte con nosotros qué incluiste en tu presupuesto emocional.

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

Pensiones: Vivir El Presente Pensando En El Futuro – Hyenuk Chu

Pensiones: Vivir El Presente Pensando En El Futuro – Hyenuk Chu

Vivir en el presente no siempre es sencillo. Sobre todo, cuando cada día vemos en las noticias historias apocalípticas sobre lo que le pasa a la gente con su dinero. Las pensiones son el mejor ejemplo de esto.

Hace poco, por ejemplo, leí la historia de un señor que trabajó durante varios años y aportó cada mes a su pensión. Pero perdió su empleo y no pudo seguirlo haciendo. Así pasaron los años hasta que le llegó el momento de reclamar lo que había ahorrado.

Él estaba confiado en que, por lo menos, recibiría una suma considerable de dinero. Pero la verdad es que lo que le dieron no le alcanzaba para vivir cómodamente ni siquiera dos años. Así que a sus 50 años tuvo que empezar a buscar nuevas formas de ingresos.

Cuando, honestamente, en esa edad, si no antes, es que todos deberíamos retirarnos. Esta realidad sobre nuestras pensiones me hace reflexionar mucho. Así que aquí te propongo algunas claves para que no te pase lo que al señor de la historia.

Hay Que Vivir El Presente, Pero Ahorrar

Pensar el futuro es vivir el presente bien.

Pensar el futuro es vivir el presente bien.

Al pensar en lo vulnerable que es la vida humana siempre se nos vienen a la mente diferentes frases. Como “hay que vivir el momento”. O ´nadie nos va a quitar lo que hemos vivido”.

Y eso es cierto. Pero vivir el presente tampoco significa desperdiciar el dinero. Ni pensar en que nunca lo vamos a necesitar. Por eso, mi primer consejo es que vivas el presente y disfrutes.

Pero, al mismo tiempo, seas previsor con respecto al futuro. Es decir, que contemples las necesidades que tienes hoy, y también las que puedas tener mañana. De esa forma, aprenderás a cuidar tu dinero.

Y verás cómo, si eres organizado y disciplinado, puedes disfrutar hoy de lo que te gusta. Y, al mismo tiempo, saber que en un futuro no tendrás necesidades económicas. O, por lo menos, que no sufrirás tanto por ellas.

Vivir El Presente, Pero En La Realidad

Ese tema de vivir en el presente tiene mucho más que ver con nuestras finanzas. Porque en la sociedad en la que vivimos, vivir en el presente se ha confundido con gastar el dinero que no tenemos.

Por eso, muchas personas ven un objeto o producto que les gusta. Y saben que no tienen el dinero para pagarlo. Pero como creen tanto en que se lo merecen, se endeudan para comprarlo. ¡Qué absurdo!

De esa forma no se vive bien el presente. De hecho, hacerlo bien significa pensar de una forma totalmente opuesta. Significa creer que lo que merecemos es vivir sin deudas. Sin preocupaciones porque nos va a llamar un acreedor.

Entonces, si eres de los que piensa que hay que vivir en el presente, hazlo. Pero con el dinero que tienes, sin que tengas que pedir prestado. Sin que tengas que empeñar tu propio tiempo por tu dinero.

Vivir El Presente Es Invertir Bien Tu Tiempo

Aprovechar el tiempo es vivir el presente positivamente.

Aprovechar el tiempo es vivir el presente positivamente.

Cuando hablamos de inversiones, lo primero que se nos viene a la mente es el dinero. Porque claro, el dinero se invierte. Pero hay algo más que las personas invertimos, y muchas veces muy mal. Te hablo del tiempo.

Por eso, si a mí me preguntaran qué significa para mí vivir en el presente diría que es aprovechar cada segundo de vida que tengo. Cada suspiro o cada latido de mi corazón. Nunca diría que vivir en el presente es gastar desaforadamente mi dinero.

Por eso, a ti te diría lo mismo. Vive el presente aprovechando tus dones y la gente que te rodea. Sobre todo, los que te aman y a los que tú amas. Vívelo sabiendo que es tu única oportunidad.

De esa forma podrás llegar a comprender, entre otras cosas, lo que en realidad debe significar el dinero para ti. Que es solo un medio para conseguir cosas que quieres. Pero nunca la fuente de tu felicidad.

Vivir El Presente No Te Cuesta Nada

Es curiosa la forma en que solemos pensar los seres humanos. Siempre queremos comprar cosas. Para eso necesitamos dinero. Y cuando no lo tenemos, nos sentimos frustrados. Sentimos que nos falta algo.

Pero la verdad es que para vivir el presente no necesitamos mucho. Solo sentirnos felices con lo que somos. Aprovechar lo que tenemos. Y hacer lo mejor que podamos con esas dos cosas.

Eso nos debe tener más ocupados que el consumismo. O las ganas de acumular. Ahí radica el verdadero reto que nos impone la sociedad. Más que gastar y gastar para ver quién paga más intereses por usar sus tarjetas de crédito.

Si asumimos la realidad de esta manera, si tú la miras desde esta perspectiva, te darás cuenta de algo. Has pasado gran parte de tu vida desperdiciando tu presente. Y, lo peor, es que tampoco estás construyendo tu futuro.

Clave sobre vivir el presente.

Clave sobre vivir el presente.

¿Ahora Qué Vas A Hacer?

Al escribirte esto solo esperaría algo. Y es que puedas reflexionar sobre la vida que estás llevando y la forma como estás gastando tu dinero. Para que tú, que todavía tienes tiempo y vida, tomes los correctivos necesarios.

Y en unos años puedas sentirte orgulloso porque, sin dejar de vivir tu presente, construiste tu futuro. En el Reto 21 puedes conocer más sobre este tema. ¿Aceptas este reto?

  1. ¿Qué te motiva a aceptarlo?
  2. ¿Cómo vives tu presente?
  3. ¿Piensas en cómo vivirás cuando ya no trabajes?
  4. Pero, lo más importante, ¿haces algo para asegurar tu calidad de vida en ese momento?
  5. Si no, ¿por dónde te gustaría empezar?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

[Finanzas Personales] Hablemos Sobre Las Pensiones – Hyenuk Chu

[Finanzas Personales] Hablemos Sobre Las Pensiones – Hyenuk Chu

El de las pensiones es un tema preocupante, sobre todo en regiones como Latinoamérica. Y esto se debe a varios factores. Aquí hablaremos de algunos de ellos porque este es un tema que toca directamente a nuestras finanzas.

En primer lugar, diría que si en nuestros países estamos atravesando por una crisis pensional es debido a nuestra mentalidad. Con esto no quiero decir que la crisis sea nuestra culpa. Pero tenemos parte de responsabilidad en ella.

Para demostrártelo, hagamos un viaje al pasado. Hace muchos años, nuestros abuelos o padres no tenían una cultura del ahorro. Ni una mentalidad a largo plazo. Vivian al día y no se preocupaban tanto por lo que podía pasar cuando envejecieran.

Por eso, hoy hay una gran población de personas mayores que no reciben pensión. Y que tampoco tienen ahorros para subsistir. Empezamos mal por lo que esto implica para estas personas, que deben sufrir por tener una calidad de vida mínima.

Las Pensiones Y Los Salarios

De tu salario deberías ahorrar para las pensiones.

De tu salario deberías ahorrar para las pensiones.

Pero ese no es el único problema del esquema de pensiones en Latinoamérica. Porque nuestros países, que son ricos en recursos naturales y talento humano, no han tenido los mejores gobernantes. Ni tampoco las mejores o más estables economías.

Esto significa que para algunas personas ha sido imposible o difícil ahorrar para su pensión. Unos, por ejemplo, han cotizado, pero con unos sueldos muy bajos. Que no necesariamente les garantizarán calidad de vida cuando ya no reciban un salario.

Otros, en el peor de los casos, ni siquiera cotizaron en algún momento de su vida. Porque en algunos países no era obligatorio. O porque tenían contratos que no les dejaban un margen de maniobra. Era comprar lo de la cena o destinar dinero a la pensión.

En países como Colombia, por ejemplo, hoy hasta los independientes deben cotizar para su pensión. Pero muchos han empezado a hacerlo tarde, según su edad. Entonces es probable que no tengan una alta pensión cuando alcancen la edad de jubilación.

Las Pensiones Y El Gobierno

Otro factor que ha incidido en las pensiones ha sido la política de los gobiernos. Y aquí sí podríamos escribir un libro entero. Pero basta con revisar algunas noticias para ver cómo esto tampoco ha contribuido a que tengamos garantizada una pensión.

En México, por ejemplo, si las personas continúan aportando a pensiones el dinero que aportan hoy, solo tendrán el 28% de su sueldo como pensión. Es decir, que una persona que hoy gane $1.000, en la vejez tendrá que vivir con solo $280 por mes. Una cifra irrisoria. Y aún hay personas que se pensionan con la Ley 73, que es más benevolente, pero ya no son la mayoría.

Pero si en México llueve, en Colombia no escampa. En este país solo el 39% de las personas que deberían cotizar a pensión realmente lo hacen. Y los pronósticos son aún peores. Solo el 10% de quienes hoy cotizan para pensión la recibirán.

Perú, desafortunadamente, tampoco se queda atrás. En este país también urge que se haga una reforma pensional. Pues el aporte de los afiliados actuales es insuficiente para mantener el sistema. Y al estado no le alcanzará para cubrir la suma faltante.

Entonces, ¿Qué Hacer Con Las Pensiones?

Más que el gobierno, las pensiones las construimos nosotros mismos.

Más que el gobierno, las pensiones las construimos nosotros mismos.

A la vista se vislumbran dos posibilidades. Una que nos compete a nosotros como personas y otra, a los gobiernos. Básicamente, lo que estos están tratando de hacer es tomar medidas para que sean las personas las que soporten el sistema de pensiones.

De lo contrario, el gobierno tendrá que hacerlo con el dinero que maneja y puede no dar abasto. Si esas medidas se aprueban, pueden pasar cosas que no son beneficiosas para nosotros. Como que tengamos que trabajar más años para pensionarnos.

Hoy la edad de jubilación promedio es de 57 años. Entonces, tendríamos que trabajar hasta los 67, por ejemplo. ¡Qué absurdo! Pero también puede pasar, y este es el peor escenario, que cuando nos llegue el momento de pensionarnos nos digan que el dinero no alcanza.

Y que hacemos parte de ese triste porcentaje de la población que no tiene su calidad de vida en la vejez garantizada. A mí me eso me hace preguntarme muchas cosas. ¿Cómo hace un abuelito o abuelita de 80 años para vivir sin una pensión?

Las Pensiones O Nosotros

Por lo anterior, creo que el gobierno no nos solucionará el problema. Lo que significa que somos nosotros, cada uno, los que debemos tratar de construir nuestra propia pensión. Y eso lo podemos lograr de diferentes maneras:

  • La primera es ahorrando. Para que, en un futuro, podamos cubrir el “hueco” de no tener pensión. O complementar la suma que recibamos, en caso de que seamos afortunados.
  • La segunda es buscando formas alternativas de generar riqueza, y de construir capital. Porque se puede ser nuestro seguro si no logramos una mesada en la vejez o si esta es demasiado baja para tener la vida que queremos.
  • La tercera es invirtiendo en la Bolsa de Valores de Nueva York. Porque por esta vía podemos obtener ganancias, ya se trate de las únicas que tenemos. O de dinero que se suma al que ahorramos o conseguimos por otros medios. Si te interesa este tema, en el Reto 21 encuentras más información.
Frente a las crisis de las pensiones, actúa.

Frente a las crisis de las pensiones, actúa.

Más Que El Dinero

Este tema de las pensiones me hace pensar en algo más. Y es en que, sin importar cuál sea el problema o la solución. Debemos apuntarle a poder vivir la vida de nuestros sueños. Pero:

  1. ¿Qué piensas tú?
  2. ¿Cuál es la vida de tus sueños?
  3. ¿Qué opinas de las pensiones?
  4. ¿Estás ahorrando lo que quisieras para pensionarte?
  5. ¿Qué estás haciendo para tener una mayor pensión?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!