Llegó octubre y, con este mes, los nombres de los ganadores de varios Premios Nobel. Entre ellos los de Química, que este año no fueron para una, sino para tres personas. Dos hombres y una mujer, misma que se convirtió en la quinta en recibir el galardón en toda su historia.

Se trata de la norteamericana Frances H. Arnold, por un lado, y, por el otro, del norteamericano George P. Smith, quien recibió el premio conjuntamente con el británico, Greg Winter.

La mujer ganó por liderar un proyecto en el que se intervienen enzimas para lograr procesos que antes no podían llevarse a cabo y en menor tiempo del esperado. Y la pareja de hombres, por la presentación en fagos de péptidos y anticuerpos.

Suena extraño, ¿verdad? Veamos quiénes están detrás de estas invenciones, que tienen dos poderes. El de cambiarnos la vida. Y el de transformar industrias que ni nos imaginamos que puedan requerir de estas creaciones. Porque la química no solo es útil en la medicina.

La Quinta Nobel De Química

Una mujer ganó el Nobel de Química.

Una mujer ganó el Nobel de Química.

Frances Hamilton Arnold lleva la química en su sangre. Nació en 1956. Su padre es el físico nuclear William Howard Arnold. Desde siempre, ella tuvo una gran aspiración. Que la química pudiera usarse al servicio del planeta.

Pero no a través de la creación de nuevos compuestos o sustancias. Sino por medio de la aplicación en el laboratorio de las leyes naturales. De manera que así se pudieran generar moléculas o enzimas, que son responsables de varios procesos en los seres vivos.

Fue así como esta profesional hizo famoso el concepto de evolución dirigida. Que lo que hace es modificar los genes genéticamente causando mutaciones en ellos. Combinarlos y elegir los mejores de su especie para emplearlos en múltiples aplicaciones.

Pero su método tiene otra ventaja. Y es que logra realizar este proceso en tiempo récord. Mucho más rápido de lo que ocurre en la naturaleza. Y solucionar así desde enfermedades hasta retos industriales.

Los Hombres Que Ganaron El Nobel De Química

Otra es la historia de George Smith, quien nació en Connecticut, y de Sir Gregory Paul Winter, quien nació en Leicester, Reino Unido. Ellos son responsables de la presentación de fagos.

Es decir, de un proceso realizado en un laboratorio que facilita que un virus infecte a unas bacterias. Y, seguidamente, pueda ser usado para generar nuevas proteínas. Así se le llama, por ejemplo, a los anticuerpos.

Estos son partículas que se encuentran en los organismos vivos y tienen un gran poder. El de identificar virus, bacterias, parásitos u hongos. Para luego atacarlos, bloquearlos y prevenir que afecten la salud de las personas.

De manera que prometen curar dolencias comunes. Pero, incluso, otras más graves como el cáncer en estado avanzado. Lo que significa aquel que no solo afecta la zona primaria donde se incubó, sino otros órganos.

Los Aportes De La Nobel De Química

Gracias a los Nobel de Química se pueden curar enfermedades.

Gracias a los Nobel de Química se pueden curar enfermedades.

Como te decía, los aportes de Frances Hamilton Arnold son revolucionarios. Porque sus nuevas moléculas o enzimas pueden ser empleadas en la elaboración de fármacos. Que también ayuden a curar enfermedades como el cáncer.

No por nada, la Academia que entrega el Premio Nobel de Química reconoció algo. Y es que esta mujer ha “aprovechado el poder de la evolución”. Para así poder “proporcionar el mayor beneficio a la humanidad”.

Pero su evolución dirigida va más allá de eso. Porque también es útil para un sinnúmero de industrias. Como la de los biocombustibles, ya que estos, precisamente, son mezclas de sustancias orgánicas. Por lo que están resultando más efectivos y apetecidos que otros.

Las nuevas enzimas también son útiles como pesticidas. Ya que cumplen la misma función que estos. Pero son elaborados de una forma que también resulta más amigable con el medio ambiente.

¿Qué Hacen Los Nobel De Química?

También podemos hablar de las aplicaciones de la técnica desarrollada por George Smith y Sir Gregory Paul Winter. Empecemos por aclarar que, en ocasiones, el cuerpo deja de producir anticuerpos. Es entonces cuando aparecen algunas enfermedades.

Por eso, los médicos deben recurrir a medicamentos que suplan esa necesidad. El problema se halla en que no todos son eficaces. Solo unos pocos tienen esta característica. De ahí que los desarrollos de estos dos científicos sean tan aplaudidos.

Por eso, quizá, la industria de los medicamentos es la que más puede beneficiarse de estas invenciones. Porque se están convirtiendo en imprescindibles para tratar enfermedades como la artritis reumatoide.

Precisamente, porque esa enfermedad es autoinmune. Es decir que el sistema encargado de defender el organismo detecta amenazas falsas y se ataca a sí mismo. De ahí que sea necesario darle una “ayuda” para que se regule y funcione perfectamente.

Nobel de Química y Bolsa de Valores.

Nobel de Química y Bolsa de Valores.

La Química En Nuestras Vidas

Cuando escribía estos párrafos me puse a pensar en algo. A veces, creemos que la química es algo distante, cuando la verdad es que está presente siempre en nuestra vida. En lo que comemos o en lo que usamos para limpiar el polvo en nuestra casa.

Por eso, aunque nos parezca que estos temas son complejos, debemos conocerlos. Y agradecer a la distancia a esas personas que trabajan en un laboratorio para que nos sintamos mejor o tengamos una vida más sencilla. Pero, cuéntame, ¿qué opinas tú?

  1. ¿Te gustaba la química en el colegio?
  2. ¿Y ahora, qué piensas de los químicos?
  3. ¿Para ti, cuál es el mejor invento químico que existe?
  4. ¿Inviertes en alguna empresa de este sector?
  5. ¿Invertirías en la industria farmacológica?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!