Hyenuk, ¿cómo puedo alcanzar la riqueza? ¿Cómo hacerme rico? Esas son dos preguntas que me hacen todo el tiempo. Y entiendo por qué. Todos quisiéramos dejar de tener preocupaciones económicas. Quisiéramos que el dinero siempre nos alcance y hasta nos sobre.

Pero hacerse rico no ocurre de la noche a la mañana. A menos que tengas mucha suerte y te ganes la lotería. Alcanzar la riqueza solo se logra tras la aplicación diaria de la constancia y la paciencia.

Ese es uno de los temas centrales de uno de mis libros de cabecera. Se titula “Piense y hágase rico”. Fue escrito por Napoleón Hill. El prestigioso autor de libros sobre autoayuda más reconocido del mundo.

En este artículo, te resumiré sus enseñanzas en cuatro pasos. Para que así puedas empezar desde ya, o continuar tu camino, hacia la riqueza. Espero poder encontrarte a ese extremo del camino.

Paso 1: Un Propósito Definido Ayuda A Construir Riqueza

Define tus propósitos para lograr la riqueza.

Define tus propósitos para lograr la riqueza.

El primer paso para que construyas tu riqueza es tener un propósito definido. Y este debe estar apoyado por un ardiente deseo de cumplirlo. Esto es importante porque muchas personas se confunden.

Estas personas creen que su propósito es tener mucho dinero. De hecho, si yo preguntara cuántos quieren un millón de dólares, todos se pondrían de pie. Pero si les digo lo que tienen que hacer para ganarlo, muchos huirían.

Lo que te quiero decir es que querer tener dinero nunca es una motivación suficiente. De ser así, todos serían millonarios. En cambio, tener un propósito que sea más fuerte que todas las dificultades sí es una motivación.

Déjame decirte algo. Todo lo que la mente puede concebir y creer se puede alcanzar. La pobreza y la riqueza son resultados de tu pensamiento. Y las dos dependen de qué tan fuerte sea tu propósito.

Paso 2: Un Plan Definido Te Acerca A La Riqueza

El segundo paso para alcanzar la riqueza es tener un plan definido. Como dicen por ahí, se vale soñar. Pero esto solo se logra a través de una acción continua. No de “pintar pajaritos en el aire”.

Esa acción continua significa dar pasos sencillos, pero empezar por algo. Porque un camino de una milla comienza con un simple paso. Pero debes ser disciplinado para no cansarte o estancarte en el camino.

Ese deseo ardiente del que te hablé antes no conoce la palabra “imposible”. Tampoco acepta el fracaso. Por el contrario, te lleva a alcanzar el objetivo y el éxito. Y hace que te exijas a ti mismo para que logres lo que te propongas.

Ese deseo te lleva a que te prometas ejecutar la acción. Y a que mires cada adversidad, fracaso o angustia como esa nube que lleva consigo la semilla de un beneficio mayor. A que creas que ese beneficio llegará.

Paso 3: Enfócate En Generar Riqueza Y La Obtendrás

Para lograr la riqueza, enfócate en lo que quieres.

Para lograr la riqueza, enfócate en lo que quieres.

El tercer paso para generar riqueza es tener una mente enfocada. Porque solo así puedes evitar el consumismo. Y un estilo de vida alto que solo te llevaría a gasta más. Enfocarte te ayuda a tener un bajo perfil.

Además, es útil para combatir la influencia negativa de las otras personas. O de la publicidad. Que solo quieren que compres, gastes y aparentes. Cuando lo que debes hacer es construir tu riqueza.

En el libro “El millonario de al lado” se habla de este tema. Se dice que los millonarios, tal vez, viven en tu mismo barrio. Pero tienen 10 veces más ingresos que tú. Es decir que gastan lo mismo, pero a ellos sí les sobra dinero.

Estar enfocado también se refiere a otro tema importante. La riqueza y la felicidad solo se logran si te sientes abundante cuando trabajas o luchas por tu dinero. Si te distraes, puedes terminar atrayendo todo lo contrario.

Paso 4: Sella Una Alianza Con Tu Riqueza

El cuarto paso para obtener tu riqueza es sellar una alianza. Haz como si te estuvieras casando con tu propósito. Como si esa alianza fuera el perro guardián que te recordara tu compromiso.

Así podrás mantenerte en propósito, plan y acción. Podrás sentirte atraído hacia la meta. Como si ella fuera un imán. Ahora, eso exige que seas valiente, porque deberás hacer lo que los demás no han hecho para tener lo que ellos no han tenido.

En ese camino hay cosas que podrían ser una tentación. Como la desilusión o la pereza. Incluso, la ilegalidad. Pero, dime, ¿por qué hacerlo mal si se puede hacer bien y fácil? Lo más importante es que, pase lo que pase, siempre puedas dormir tranquilo.

Ten siempre en cuenta que aquellos que abandonan la batalla, nunca ganan. Y que un ganador nunca abandona la cancha. Entonces, toma las decisiones que debas tomar, ejecútalas y, algo vital: atente a las consecuencias.

Clave para encontrar la riqueza.

Clave para encontrar la riqueza.

 

Hazlo, no lo pienses más

Lo de “atente a las consecuencias” te lo digo porque dicen por ahí que si sueñas, corres el riesgo de que tus sueños se cumplan. Así que debes tener muy claro tu propósito, para que puedas definir tu plan de acción y saber en qué enfocarte.

Nunca olvides que el éxito no exige ninguna explicación y que el fracaso no tiene excusa. Así que relájate más, intenta menos, solamente… hazlo. Para empezar, responde estas preguntas:

  1. ¿Es el dinero tu propósito o tienes un propósito más allá del dinero?
  2. Si deseas compartirlo, ¿cuál es tu propósito?
  3. ¿Has trazado un plan para llevarlo a cabo?
  4. ¿Qué tanto te dejas distraer por el entorno que te rodea?
  5. De 1 a 10, ¿qué tan comprometido estás con tu propósito?
  6. En este proceso de alcanzar la riqueza, ¿qué es lo que más te cuesta trabajo?
  7. Y ¿qué es lo que te impide lograr tus metas?
¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!