Hoy hablaremos de tus metas financieras. Porque en días pasados ya hablamos sobre cómo hacer tu balance financiero del año que termina. Y sobre cómo comprometerte con tus metas hasta llegar a cumplirlas.

Pero es necesario que nos concentremos ahora en las finanzas. Y en lo que podemos hacer para mantener o alcanzar ese estado financiero ideal con el que soñamos. Esta es una tarea que no da espera.

Para eso, en primer lugar, debemos tener en cuenta dos cosas. La primera es que debemos considerar que el mejor día para empezar es hoy. Sin importar cuál sea nuestra situación presente.

Y la segunda es que debemos comprometernos con ese plan desde hoy, así el año nuevo empiece en unos días. Tal vez esto no sea tan fácil en estos días de descanso y vacaciones. Pero el esfuerzo vale la pena.

Cumplir tus metas financieras es tu reto.

Cumplir tus metas financieras es tu reto.

Cumple Tus Metas Financieras Desde Hoy

Para empezar a cumplir tus metas financieras debes dar dos pasos previos. Uno es hacer un balance de tus finanzas en el año que termina. Puedes consultar este artículo en donde te cuento cómo hacerlo.

El segundo paso es establecer tus metas financieras. En este artículo encontrarás algunas claves sobre este tema. Y sobre cómo trazar ese mapa de lo que serán tus finanzas de ahora en adelante.

Lo más importante que comprendas es que cualquier día es el mejor día para empezar a tener una mejor vida. Y que dejes atrás cualquier excusa, prejuicio o emoción negativa que tengas con respecto al dinero.

Por el contrario, como se dice por ahí, ponte tu mejor camisa. Es decir, llénate de las mejores emociones al hacer tu balance y al trazar tu mapa financiero. Esa es la clave para que lo puedas hacer correctamente.

Acciones Hacia Tus Metas Financieras

Para cumplir tus metas financieras debes actuar.

Para cumplir tus metas financieras debes actuar.

Con tu balance y tu mapa en la mano, es hora de entrar en acción. Porque recuerda que las deudas no se saldan solas ni las cuentas se pagan solas. Y el dinero responde a lo que tú quieres que ocurra con él.

En este punto es importante tener en cuenta varias cosas. Una de ellas es que tu situación financiera, y tus planes, son “únicos e intransferibles”. Solo te pertenecen a ti. Por lo tanto, no te compares con alguien más ni con su situación financiera.

Por el contrario, concéntrate en tus propias metas. No desvíes tu atención. Y verás cómo esas metas se van materializando ante ti. Hazte consciente de que eres el creador de tus propios resultados.

Adicionalmente, ponle tu mejor energía a lo que hagas y verás cómo se te retribuye. La riqueza no se puede crear desde la tristeza o la desesperanza. Una mente positiva puede crear resultados que ni siquiera tú mismo imaginas.

Haz Balances Periódicos Sobre Tus Metas Financieras

Aparte de lo anterior, ten en cuenta que debes manejar tus finanzas como si se tratara de una empresa. Con la diferencia de que a la única persona a la que le debes rendir cuentas es a ti mismo.

Piensa en las grandes compañías, en todas las que invierten en la Bolsa de Valores. Ellas deben publicar reportes trimestrales y anuales. En ellos explican cuánto ganaron, cuánto perdieron, si tienen deudas, entre otros.

Puedes hacer lo mismo con tus finanzas. Es decir, ponerte plazos para el cumplimiento de tus metas. Y hacer un corte de cuentas cada mes o cada tres meses. Incluso lo puedes hacer cada semana, porque recuerda que debes llevar el control diario de tus gastos.

Esto te ayudará a saber si estás cumpliendo las metas. Pero, sobre todo, a corregir el rumbo en el momento adecuado. Y no cuando hayan pasado más de tres meses de haberte desviado del camino.

Sé Responsable Con Tus Metas Financieras

Planear te ayuda a cumplir tus metas financieras.

Planear te ayuda a cumplir tus metas financieras.

Hacer esos cortes periódicos sobre tus metas financieras tiene otro beneficio. Y es que te ayuda a hacerte responsable de lo que pase con tu dinero. Porque te evitas sorpresas del tipo: “olvidé pagar la cuota” o “no estoy ahorrando lo suficiente”.

De esta manera aprendes, o continúas, haciéndote responsable de tu dinero. Sabes a dónde está yendo cada vez que lo recibes. En qué lo estás gastando. Y de qué manera está contribuyendo a tus metas financieras.

Además, hacer ese seguimiento periódico te ayuda a algo muy importante. Y es a crear hábitos relacionados con tu dinero. Porque ya no lo dejarás a la deriva ni harás al banco responsable de lo que pase con él. Serás tú quien tenga el control.

Y, a partir de esa posición de control sobre tu dinero, podrás tomar mejores decisiones. Sabrás mejor en qué gastar, en qué ahorrar y en qué invertir. Solo hasta entonces habrás logrado que el dinero trabaje para ti.

¿Estás Dispuesto A Cumplir Tus Metas Financieras?

Tu dinero necesita de ti. Y tus metas financieras también. Porque no solo no se manejan a su antojo. Sino que, además, te pertenecen. Y fueron creados para que tú puedas alcanzar tu libertad financiera.

Entonces, me parece muy importante que aparte de tener control sobre tu dinero sepas algo más. Y es que debes convencerte de dos cosas. La primera es que te pertenece. La segunda, que eres tú quien controla cuánto dinero entra y cuánto sale de tu vida.

Por eso, para que controles tus gastos, te pronto que siempre te hagas estas preguntas:

  1. ¿El dinero que ganaré aporta a mis metas financieras?
  2. ¿El dinero que gastaré está en línea con mis metas financieras?
  3. Es decir, ¿lo gastaré en algo que valga la pena?
  4. ¿Recibir o gastar ese dinero me hace feliz?
  5. ¿Recibir o gastar ese dinero fue producto de una acción que tomé o alguien más la tomó por mí?
  6. ¿Si alguien más lo hizo, por qué ocurrió así?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!