Starbucks Corporation (SBUX) es una empresa norteamericana que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York. Es un ejemplo maravilloso sobre cómo se mueve el mundo de los negocios. Y además es claro su ejemplo sobre las ventajas de aprovechar las oportunidades en el momento correcto. Ya verás por qué el café mueve al mundo.

Hacia 1971, el empresario cafetero de origen germano – estadounidense Alfred Peet, inspiró a tres profesores a iniciar un ambicioso negocio. Alfred Peet era pionero en las tecnologías para lograr el mejor café tostado.

Jerry Baldwin, maestro de inglés; Zev Siegel, maestro de historia, y Gordon Bowker, escritor, abrieron un local llamado Starbucks. Esto en la ciudad de Seattle (Estados Unidos) en 1971. En él, vendían los granos y las máquinas para hacer el café que les vendía Alfred Peet. Luego empezaron a comprarle el grano a otros proveedores.

Continúa la Historia de esta Pequeña Compañía de Café

En 1982, otro empresario llamado Howard Schultz les propuso lo siguiente a los profesores: Sumar a la venta de granos la venta de café expresso. Además de otros productos derivados del grano, tal como lo había visto en Italia.

Ellos no aceptaron, pero eso no detuvo a Schultz. Ya que tres años más tarde abrió la cadena de cafeterías Il Giornale. A la postre, esta cadena pasaría a llamarse Starbucks cuando los tres profesores compraron la empresa de Alfred Peet y le vendieron la suya a Schultz. Tal como un juego de ajedrez.

Howard Schultz, la Mente Brillante Detrás de Starbucks

Howard Schultz, el hombre detrás de Starbucks. Bebiendo café de su marca

Howard Schultz, el hombre detrás de Starbucks. Bebiendo café de su marca

Schultz nació en una familia de trabajadores poco acomodados en Brooklyn, Nueva York. Su familia se vio obligada a invertir los pocos dólares que tenía en la atención médica que requirió su padre, un camionero. Esto tras un accidente que le afectó su tobillo.

Mientras eso pasaba en su casa, Howard, que era un prodigio del fútbol, consiguió una beca de las que les dan en las universidades estadounidenses a las personas que muestran habilidad en algún deporte. Así fue como llegó a estudiar comunicación a la Northern Michigan University.

Sin embargo, jugar para mantenerse en la universidad no estaba en sus planes. Así que consiguió préstamos y varios empleos para poder asumir sus gastos. Tras desempeñar varios trabajos que no lo llenaban, entró a trabajar en una empresa de artículos para el hogar en la que llegó a ser directivo.

Se Vislumbra Una Gran Oportunidad con el Café

En una visita a una cafetería Starbucks, al darse cuenta de la cantidad de cafeteras que usaban, observó una oportunidad de negocio. Ahí logró ser contratado como el director de mercadeo de la empresa. Poco después les propuso a los tres fundadores el negocio que no aceptaron y él renunció.

Pero el destino parecía estar escrito. Y, como ya te conté, terminó por quedarse con la empresa. No sin antes conseguir cerca de US$1.6 millones para financiar a Il Giornale. “Tratando de recaudar dinero hable con 242 personas, de las cuales 217 me dijeron que no. Eso me enseñó mucha humildad”, ha recordado Schultz.

Frase de Howard Schultz, de Starbucks

Frase de Howard Schultz, de Starbucks

Starbucks llega a la Bolsa de Valores

En 1987 se concretó la operación de venta de Starbucks a Schultz por cerca de US$3.8 millones.  Howard Schultz se convirtió en director ejecutivo. Solo había solo seis tiendas en Estados Unidos. Para 1992, año en que empezó a cotizar en la Bolsa de Valores, ya había 165 tiendas que recaudaron US$93 millones en ese mismo año.

La empresa empezó a cotizar en el índice Nasdaq con un precio por acción de US$17 que en pocas horas alcanzó los US$23.5. Schultz decidió compartir un porcentaje de las utilidades con sus empleados. Desde entonces, esa clase de políticas han sido recurrentes en la compañía.

A Starbucks se le Derrama el Café

La Atención en Starbucks y el Aumento en el Consumo de Café

La Atención en Starbucks y el Aumento en el Consumo de Café

Para el año 2000, Starbucks ya tenía 3.500 tiendas a nivel global y producía ingresos cercanos a los US$2.200 millones al año. Pero, como todas las grandes empresas, no ha estado exenta de crisis.

En 2008, cerró cientos de tiendas en Estados Unidos y recibió un duro golpe por cuenta de la crisis económica que se vivió a nivel mundial, y especialmente en Estados Unidos. Pero años más tarde, no solo recuperó ese mercado. Continuó con su carrera expansionista hacia países como El Salvador, a donde llegó en 2010. A Chile, donde abrió su primera tienda en 2003. Y Colombia y Bolivia, a los que llegó en 2014.

Crecimiento Paulatino de Starbucks en la Bolsa de Valores

En los últimos cinco años, el crecimiento de Starbucks en la Bolsa de Valores ha sido paulatino. El precio de la acción en 2013 arrancó en US$27.84. La semana pasada (julio 2017) alcanzó los US$58.76.



A finales del 2016, la empresa contaba con cerca de 24.000 tiendas en todo el mundo. En esas fechas, Schultz anunció que dejaría su cargo como CEO de la empresa para enfocarse en nuevas iniciativas que puedan renovar su oferta. Sin embargo, dejó un legado para la historia de las inversiones en la bolsa por dos cosas.

En primer lugar, demostró que es posible superarse y crecer financieramente si se cuenta con la suficiente determinación y creatividad.

En segundo lugar, creó un programa de beneficios para sus empleados que comprueban que la inversión en la gente deja muy buenas ganancias. Especialmente en los colaboradores, creyendo que aportar al bienestar de ellos y de sus familias es muy rentable, como sus acciones en la Bolsa de Valores.

Como inversionista, ¿has hecho operaciones con Starbucks o sus opciones? ¿Cuántos Starbucks hay en tu ciudad? ¿Te gusta su café y su servicio? 

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!