El de las pensiones es un tema preocupante, sobre todo en regiones como Latinoamérica. Y esto se debe a varios factores. Aquí hablaremos de algunos de ellos porque este es un tema que toca directamente a nuestras finanzas.

En primer lugar, diría que si en nuestros países estamos atravesando por una crisis pensional es debido a nuestra mentalidad. Con esto no quiero decir que la crisis sea nuestra culpa. Pero tenemos parte de responsabilidad en ella.

Para demostrártelo, hagamos un viaje al pasado. Hace muchos años, nuestros abuelos o padres no tenían una cultura del ahorro. Ni una mentalidad a largo plazo. Vivian al día y no se preocupaban tanto por lo que podía pasar cuando envejecieran.

Por eso, hoy hay una gran población de personas mayores que no reciben pensión. Y que tampoco tienen ahorros para subsistir. Empezamos mal por lo que esto implica para estas personas, que deben sufrir por tener una calidad de vida mínima.

Las Pensiones Y Los Salarios

De tu salario deberías ahorrar para las pensiones.

De tu salario deberías ahorrar para las pensiones.

Pero ese no es el único problema del esquema de pensiones en Latinoamérica. Porque nuestros países, que son ricos en recursos naturales y talento humano, no han tenido los mejores gobernantes. Ni tampoco las mejores o más estables economías.

Esto significa que para algunas personas ha sido imposible o difícil ahorrar para su pensión. Unos, por ejemplo, han cotizado, pero con unos sueldos muy bajos. Que no necesariamente les garantizarán calidad de vida cuando ya no reciban un salario.

Otros, en el peor de los casos, ni siquiera cotizaron en algún momento de su vida. Porque en algunos países no era obligatorio. O porque tenían contratos que no les dejaban un margen de maniobra. Era comprar lo de la cena o destinar dinero a la pensión.

En países como Colombia, por ejemplo, hoy hasta los independientes deben cotizar para su pensión. Pero muchos han empezado a hacerlo tarde, según su edad. Entonces es probable que no tengan una alta pensión cuando alcancen la edad de jubilación.

Las Pensiones Y El Gobierno

Otro factor que ha incidido en las pensiones ha sido la política de los gobiernos. Y aquí sí podríamos escribir un libro entero. Pero basta con revisar algunas noticias para ver cómo esto tampoco ha contribuido a que tengamos garantizada una pensión.

En México, por ejemplo, si las personas continúan aportando a pensiones el dinero que aportan hoy, solo tendrán el 28% de su sueldo como pensión. Es decir, que una persona que hoy gane $1.000, en la vejez tendrá que vivir con solo $280 por mes. Una cifra irrisoria. Y aún hay personas que se pensionan con la Ley 73, que es más benevolente, pero ya no son la mayoría.

Pero si en México llueve, en Colombia no escampa. En este país solo el 39% de las personas que deberían cotizar a pensión realmente lo hacen. Y los pronósticos son aún peores. Solo el 10% de quienes hoy cotizan para pensión la recibirán.

Perú, desafortunadamente, tampoco se queda atrás. En este país también urge que se haga una reforma pensional. Pues el aporte de los afiliados actuales es insuficiente para mantener el sistema. Y al estado no le alcanzará para cubrir la suma faltante.

Entonces, ¿Qué Hacer Con Las Pensiones?

Más que el gobierno, las pensiones las construimos nosotros mismos.

Más que el gobierno, las pensiones las construimos nosotros mismos.

A la vista se vislumbran dos posibilidades. Una que nos compete a nosotros como personas y otra, a los gobiernos. Básicamente, lo que estos están tratando de hacer es tomar medidas para que sean las personas las que soporten el sistema de pensiones.

De lo contrario, el gobierno tendrá que hacerlo con el dinero que maneja y puede no dar abasto. Si esas medidas se aprueban, pueden pasar cosas que no son beneficiosas para nosotros. Como que tengamos que trabajar más años para pensionarnos.

Hoy la edad de jubilación promedio es de 57 años. Entonces, tendríamos que trabajar hasta los 67, por ejemplo. ¡Qué absurdo! Pero también puede pasar, y este es el peor escenario, que cuando nos llegue el momento de pensionarnos nos digan que el dinero no alcanza.

Y que hacemos parte de ese triste porcentaje de la población que no tiene su calidad de vida en la vejez garantizada. A mí me eso me hace preguntarme muchas cosas. ¿Cómo hace un abuelito o abuelita de 80 años para vivir sin una pensión?

Las Pensiones O Nosotros

Por lo anterior, creo que el gobierno no nos solucionará el problema. Lo que significa que somos nosotros, cada uno, los que debemos tratar de construir nuestra propia pensión. Y eso lo podemos lograr de diferentes maneras:

  • La primera es ahorrando. Para que, en un futuro, podamos cubrir el “hueco” de no tener pensión. O complementar la suma que recibamos, en caso de que seamos afortunados.
  • La segunda es buscando formas alternativas de generar riqueza, y de construir capital. Porque se puede ser nuestro seguro si no logramos una mesada en la vejez o si esta es demasiado baja para tener la vida que queremos.
  • La tercera es invirtiendo en la Bolsa de Valores de Nueva York. Porque por esta vía podemos obtener ganancias, ya se trate de las únicas que tenemos. O de dinero que se suma al que ahorramos o conseguimos por otros medios. Si te interesa este tema, en el Reto 21 encuentras más información.
Frente a las crisis de las pensiones, actúa.

Frente a las crisis de las pensiones, actúa.

Más Que El Dinero

Este tema de las pensiones me hace pensar en algo más. Y es en que, sin importar cuál sea el problema o la solución. Debemos apuntarle a poder vivir la vida de nuestros sueños. Pero:

  1. ¿Qué piensas tú?
  2. ¿Cuál es la vida de tus sueños?
  3. ¿Qué opinas de las pensiones?
  4. ¿Estás ahorrando lo que quisieras para pensionarte?
  5. ¿Qué estás haciendo para tener una mayor pensión?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!