Tener unas finanzas sanas no es tan complejo como parece. Y esta época, en la que solo ha pasado un mes del nuevo año, es perfecta para comprenderlo. Está llena de ejemplos que nos sirven para entender cómo podemos mejorar nuestra situación financiera.

Por decirte algo, esta época puede enseñarnos a vivir con menos. Lo que significa ahorrar e invertir más. Te lo digo porque durante las primeras semanas, generalmente, se conoce cuánto será el aumento del salario mínimo de los trabajadores en Latinoamérica.

Y, al mismo tiempo, sabemos cuánto subirán los precios de los principales artículos que consumimos. Esto nos obliga a replantear nuestro presupuesto. Lo que casi siempre ocurre es que las personas asumen que ganarán un poco más y asumen que pueden gastarlo.

Pero, ¿qué tal si inviertes la fórmula y en vez de esperar gastar más, te propones gastar menos? Es decir, ¿vivir este año con lo mismo que vivías el año pasado y ahorrar o invertir la diferencia? A pesar, incluso, de la inflación. Te lo dejo de tarea.

Finanzas Sanas en Un Bolsillo Sano

Hay muchas formas de tener unas finanzas sanas.

Hay muchas formas de tener unas finanzas sanas.

Dicen por ahí que las mejores cosas de la vida son gratis. Y es cierto, el amor se da y se recibe sin esperar nada a cambio. Lo mismo pasa con la gratitud, la bondad, la alegría y otras cosas que compartimos las personas.

Pero eso no es lo único “gratis” que puedes encontrar en tu ciudad. Y lo pongo entre comillas porque, si pagas tus impuestos, estás aportando a que esas cosas “gratuitas” no tengan ningún valor adicional.

Me refiero, por ejemplo, a que muchas veces la gente se queja porque no tienen dinero. Pero te aseguro que muy cerca a esas personas hay una biblioteca donde pueden ir a leer un libro sin ningún costo. O un parque donde pueden ir a compartir con su familia.

Y lo mejor es que, al hacerlo, cuidan sus finanzas. Pero, al mismo tiempo, aprenden a valorar lo que fue hecho para que lo disfruten. Si eres de los que piensa que el dinero no alcanza para divertirte, prueba lo que puedes hacer sin gastar en tu ciudad y dime luego cómo te va.

Finanzas Sanas Es Desempolvar Lo que No Uses

Tengo una amiga que me contó algo hace poco. Ella tenía algunas prendas que hace mucho tiempo no se ponía. Ni se acordaba de que existían. Pero están en perfecto estado y hasta se podría decir que están a la moda.

En diciembre, mientras arreglaba su casa para Navidad, se acordó de estas prendas y decidió reutilizarlas en vez de salir a comprar más. Entonces, las mandó a la lavandería. Cuando las recibió, se dio cuenta de que quedaron como nuevas y lo mucho que las había desperdiciado.

No a todos nosotros nos quedaría fácil hacer lo mismo. Algunos prefieren comprar, comprar y comprar. Mientras que otros aprovechan lo que tienen y evitan gastar demasiado en cosas que, finalmente, no necesitan para poder emplear ese dinero en ahorro o inversión.

¿Con qué grupo de personas te identificas tú? Hazte esta pregunta. Si prefieres gastar, tú sabrás por qué lo haces. Si prefieres reutilizar las cosas, te aseguro que te divertirás desempolvando lo que ya no usas, pero que te sirve más de lo que imaginas.

Finanzas Sanas Sin Deudas

A menos deudas, finanzas sanas.

A menos deudas, finanzas sanas.

Uno de los principales enemigos de nuestras finanzas personales son las deudas. Por eso es necesario que saldarlas y terminar con ellas sea uno de los principales objetivos que nos tracemos. Sin importar la época del año en la que nos encontremos.

Porque mira lo que suele pasar. Supongamos que le debes US$1.000 al banco. Y los pagas en pequeñas cuotas. Al final, pagas casi el 50% más en intereses. Pero, si haces la cuenta, puedes pagar la deuda de una vez por todas y ahorrar lo que pagarías de cuota.

De esta forma, al final, te darás cuenta de que puedes ahorrar casi el mismo monto que le debías al banco y en el mismo periodo de tiempo. Y lo mejor es que no estarás desperdiciando tu dinero pagando intereses.

Así que ponte la armadura y ve por esas deudas. Al principio puede que sea difícil para ti deshacerte de tu dinero para pagar las deudas y que prefieras gastarlo en otra cosa. Pero si te fijas bien, es la mejor decisión que puedes tomar.

Finanzas Sanas Es Invertir

Por último, te aconsejaría que tuvieras en cuenta que el dinero no crece porque sí. Sino que hay que programarlo para que genere los rendimientos que esperamos. Y para que luego seamos nosotros mismos los que lo podamos aprovechar.

Por esto es importante que consideres la inversión como uno de los destinos que le das a tu dinero. Ya sea en finca raíz, en tu fondo de pensiones o en la Bolsa de Valores, invertir siempre será una buena opción.

Porque, además, puedes disfrutar de tus ganancias en el presente o destinarlas a asegurar tu futuro y el de tu familia. Y esto es algo de lo que nunca te arrepentirás. ¿Ya lo tienes en mente?

Entonces, adelante. No esperes más a que te encuentres en una época de sequía para reaccionar. Recuerda que lo que tú no hagas por tu dinero, nadie más lo hará. Esta es una responsabilidad que solo te corresponde tomar a ti.

Claves para tener finanzas sanas.

Claves para tener finanzas sanas.

¿Estás Listo Para El Reto?

De nada nos sirve hablar sobre lo que haremos o haríamos con el dinero si no tomamos acción. Por eso, hoy te propongo un reto sencillo, que puedes cumplir en unos pocos días o, incluso, en un solo día.

Te voy a dejar una serie de tareas sobre lo que acabamos de hablar. Tú decide si las quieres cumplir o no. Pero cuéntame después cuáles fueron tus impresiones y que incidencia tuvieron en tus finanzas.

  1. Durante algunos días, haz de cuenta que el salario no subió y que debes vivir con la misma suma que ganabas el año pasado. ¿Qué harás para que tu dinero no solo te alcance, sino que tengas suficiente para ahorrar o invertir?
  2. Busca un plan gratis para hacer en tu ciudad y hazlo. ¿Cómo te sentiste y cuánto dinero ahorraste en comparación con planes en los que tengas que gastar dinero?
  3. Saca del closet una prenda que hace mucho tiempo no uses, pero que te guste. Póntela durante un día. ¿Cuánto hubieras gastado si la hubieras comprado?
  4. Del dinero con el que cuentas hoy, separa la suma que ahorras o inviertes, o la que ahorrarás o invertirás en el futuro.
  5. Haz tu propio balance sobre el reto y cuéntanos si ahora tienes más herramientas para tener unas finanzas sanas.

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!