Al invertir organizas el caos de tus finanzas

Si quieres saber cómo a partir de tus inversiones, tanto en bolsa como en otros instrumentos, puedes organizarte financieramente, sigue leyendo…

Estoy seguro de que alguna vez has visto esta escena: te levantas en la mañana y no encuentras tus pantuflas, caminas hacia la cocina y te tropiezas con los juguetes de tus hijos, llegas a la cocina y no hay agua, vas a prepararte un café y recuerdas que no lo compraste cuando fuiste al mercado.

Déjame decirte que eso no significa que seas de malas, lo que pasa es que eres humano y siempre, donde hay humanos, reina el caos.

¿Tu casa luce así de desordenada? ¿Y tus finanzas?

¿Tu casa luce así de desordenada? ¿Y tus finanzas?

Eso sucede porque nosotros, las personas, no somos una ciencia exacta. Por mucho que planifiquemos, nos organicemos y tratemos de mantener el orden, siempre haremos algo –o lo harán los otros- que de alguna manera incida en nuestros planes.

Así como nosotros no somos una ciencia exacta, la economía tampoco lo es y por eso cuando inviertes también encontrarás diferentes clases de caos: el de no saber en qué invertir, el de no saber cómo aprender o el de no saber cómo ser constante y sacar el máximo provecho de tus inversiones.

Pero no te preocupes. Afortunadamente, esos diferentes tipos de caos son algo que tiene arreglo: hay muchas formas de invertir, estilos y estrategias que funcionan de diferente forma para todas las personas, pero pueden ser realmente efectivos.

Uno: ¿en qué invertir?

Para que puedas empezar a organizarte financieramente, a través de tus inversiones, es importante que reconozcas lo que significa el término portafolio. Este se refiere a que puedes destinar tu dinero a diferentes tipos de inversiones. Las principales son estas:

  1. Acciones: comprar una acción, en pocas palabras, es comprar una parte de una empresa. Puedes recibir dividendos de esa empresa o esperar a que las acciones se valoricen para obtener ganancias. Aunque al perfeccionar tu estrategia puedes reducir riesgos, recuerda que las acciones son volátiles.
  2. Bonos: son certificados de deuda de una empresa o de un gobierno que te ofrecen el pago de un interés fijo durante determinado tiempo. Ten en cuenta que si la empresa es seria o el país estable, se reducen tus riesgos, pero los intereses serán más bajos. Por el contrario, si la empresa genera incertidumbre y el país es inestable, habrá más riesgos, pero el interés será más alto.
  3. Fondos mutuos: son manejados por un tercero que decide por ti en qué acciones, bonos y otros instrumentos invertirá tu dinero.

Dos: ¿quién soy yo?

¿Eres un inversionista conservador o agresivo?

¿Eres un inversionista conservador o agresivo?

Ahora, organizar tus inversiones tiene otra variable y es tu perfil como inversionista. Básicamente, puedes ser conservador o agresivo. ¿Esto qué significa?

Si eres conservador, lo natural es que el 75% de tus inversiones te reporte ingresos fijos (como los CDTs, bonos, fondos mutuos, etc), que el 10% de tu dinero lo tengas en efectivo y que el 15% restante lo inviertas en la bola, especialmente, en acciones.

Si eres agresivo, solo el 35% de tu inversión estará en ingresos fijos, el 10% lo tendrás en efectivo y el 55% lo invertirás en acciones.

Tres: ¿cómo actúo?

Así como tú, tu estrategia de inversión puede ser activa o pasiva.

La activa es cuando buscas continuamente acciones que, al superar el promedio del mercado, te generen una alta rentabilidad. La pasiva es cuando prefieres invertir en fondos mutuos que te garantizan la obtención de un interés pactado al cabo de cierto periodo de tiempo y te permiten invertir o aportar constantemente, según tus posibilidades.

Una clave para novatos

Si ya has empezado a estudiar los temas relacionados con la bolsa, seguramente ya has dado este paso, o habrás empezado a explorarlo, si no, existe un instrumento de inversión que puede otorgarte los beneficios de las acciones, pero manejando un perfil conservador y con una estrategia activa.

Se trata de los ETF (Exchange Traded Fund), es decir fondos que se comercializan en el mercado, como las acciones, y replican un índice. Así, al invertir en ellos, en realidad inviertes en las empresas incluidas en ese índice y no debes estresarte por no saber en qué acción específica invertir o en cual no.

Yo te recomiendo el ETF SPY, que replica al índice S&P 500 (Standard & Poor´s 500), que incluye a las empresas más importantes de Estados Unidos.

Pero en el mercado hay muchos más. Incluso, si inviertes en la bolsa de tu país, ahí también encontrarás estos instrumentos de inversión.

Este tema de los ETF es muy atractivo, pero requiere de una explicación más profunda para poder entenderlo bien y saber cómo aprovecharlo. Por eso de él escribiré próximamente en este blog.

Siempre estoy atento a tus comentarios porque sé que al despejar la duda de un solo de ustedes, estamos ayudando a muchos de los que inician o continúan su trayectoria como inversionistas de la bolsa.

Si ya has invertido en los ETF, o tienes dudas, déjame saber cuáles son para poderte responder.

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!