Los últimos movimientos de Amazon

Amazon ha dado de qué hablar en los últimos días, ¡y de qué manera!

No solo anunció la compra de los supermercados Whole Foods, sino que se conoció que la compañía también estaría interesada en adquirir Slack, una herramienta para trabajar en equipo remotamente a través de la red.

Pero ¿qué incidencia tiene esto en su valorización y en su comportamiento en la bolsa de valores? Empecemos por el principio.

Seguramente tú has comprado algún producto a través de Amazon, una compañía estadounidense que empezó ofreciendo servicios de comercio electrónico y, más tarde, amplió su portafolio a los servicios de computación en la nube.

Si no lo has hecho, alguien cercano a ti es muy probable que sí. La razón: Amazon revolucionó la forma de comprar y vender a través de internet. Y lo hizo desde los años 90, cuando ese tipo de negocios eran aún incipientes.

Primera oficina de Amazon.

Primera oficina de Amazon.

De hecho, la empresa fue fundada en 1994 por Jeff Bezos, un estadounidense que renunció a un alto cargo en un hedge fund en Wall Street para darle vida a su propio emprendimiento.

Se trataba de una librería en línea, Cadabra.com, que facilitaba a los clientes la selección y compra de los libros por medio de la red. Este emprendimiento, como muchos otros, nació en el garaje de una casa que Jeff y su esposa alquilaron.

Poco después, Cadabra.com pasó a llamarse Amazon, un nombre que para muchos fue más estratégico que poético: al empezar por A aparecía en los primeros lugares de los buscadores de internet, algo en lo que estaría interesado cualquier negocio.

Los libros fueron esa semilla que años más tarde dio origen a Amazon como la conocemos hoy: la compañía de e-commerce líder en el mundo y la creadora del Kindle, el lector de libros digitales que, en algún momento, se trató de posicionar como el reemplazo de los libros de papel.

En 1997, cuando Amazon ya lideraba su mercado, lanzó su oferta pública de acciones por un valor de US$18 cada una. Hoy, una acción de Amazon cuesta en promedio US$987.71. Un gran crecimiento.

Sin embargo, no todo para la empresa fue color de rosa. Al tener un crecimiento más lento de lo esperado, los inversionistas se quejaron en los primeros años con respecto a las inversiones que habían hecho en la compañía.

No obstante, Amazon sobrevivió y, es más, fue una de las empresas que superó a la burbuja puntocom, como se conoció a la crisis en que cayeron las empresas tecnológicas hacia finales de los años 90.

Desde ese momento en que Amazon empezó a cotizar en el índice Nasdaq han pasado 20 años. Hoy la empresa tiene una valorización bursátil de US$460.000 millones y es una de las más importantes del índice.

Enseñanza de Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Enseñanza de Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Amazon y sus adquisiciones

Poco después de celebrar su aniversario en la bolsa, Jeff Bezos anunció que Amazon compraría la cadena de supermercados Whole Foods por US$13.700 millones. Con la adquisición Amazon busca perpetuar el legado de la cadena que le apuesta a los alimentos naturales y orgánicos.

¿Recuerdas lo que ocurrió con Tesla y la fascinación de los inversionistas por el cumplimiento de su promesa de valor?

Bueno, con Amazon ocurrió algo similar. Los inversionistas respaldaron la compra de Whole Foods y su interés por Amazon sigue intacto.

Mientras eso ocurría en la bolsa, en los medios empezaban a circular rumores con respecto a varias ofertas  que Amazon ha hecho a Slack con el fin de adquirirla. Se calcula que la cifra de la negociación sería de US$9.000 millones.

Aunque ninguna de las dos empresas ha dado declaraciones al respecto, lo cierto es que la compra de Slack podría fortalecer aún más a Amazon como la “reina” del e-commerce y los negocios en internet.

Porque, además, Amazon ofrece un servicio de streaming, sector en el que compite con otro gigante: Netflix. Es decir que está en la jugada de lo que los consumidores demandan a nivel de tecnología, productos y servicios.

Eso quiere decir que de las inversiones e innovaciones que haga en segmentos en donde otros le pisan los talones dependerán su permanencia en el mercado como una empresa atractiva y su éxito.

Jeff Bezos, fundador de Amazon.

Jeff Bezos, fundador de Amazon.

A aprender de Jeff Bezos

Según la revista Forbes, el fundador de Amazon es el quinto hombre más rico del mundo. Estas son algunas de sus lecciones que tú puedes aplicar como inversionista:

  • “Si pretendes que no te critiquen, entonces no hagas nada”.
  • “La vida es demasiado corta como para rodearte de gente que no es un aporte para ti”.
  • “En Amazon tenemos tres grandes ideas que son la razón de nuestro éxito: poner al consumidor en primer lugar, inventar y tener paciencia”.
  • “Si no eres terco, te rendirás de tus propios experimentos antes de tiempo. Si no eres flexible, no verás una solución distinta al problema que intentas resolver”.
  • “En cada descubrimiento siempre habrá algo de suerte”.
  • “Antes dedicabas un 30% de tu tiempo a crear un gran servicio y un 70% a difundirlo. Ahora eso se invierte”.