Ser el mejor es una de las grandes responsabilidades que nos impone la sociedad actual. En la que no solo debemos cumplir con las expectativas de los demás. Como ha ocurrido siempre.

Donde debemos estudiar e ir a la universidad. Para luego graduarnos y tener un trabajo en una multinacional. Y después trabajar durante toda nuestra vida para poder tener una pensión “digna”. (Sistema tradicional).

En la sociedad actual también nos vemos expuestos a las redes sociales. En las que la mayoría de las personas solo publican el lado bonito de sus vidas. Las fotos de sus momentos más felices y de sus viajes inolvidables.

De alguna manera, eso pone una presión sobre nuestros hombros. Porque creemos que todos debemos tener una vida perfecta. Y que siempre debemos estar bien. Pero, déjame decirte algo, y óyelo bien: no siempre tienes que ser el mejor.

Ser El Mejor Viene De Adentro

Para ser el mejor no necesitas compararte.

Para ser el mejor no necesitas compararte.

Y con lo anterior no me refiero a que seas mediocre. O a que dejes de luchar por lo que quieres. Sino a que reconozcas que no puedes ser perfecto. Que, incluso, hay gente que hace las cosas mejor que tú. Pero que eso no te resta valor. Entonces:

  1. Ámate a ti mismo: cuando sientas que alguien es mejor que tú, para. Y piensa que en la vida no se trata de si alguien es mejor o peor que tú. Sino de que todos somos personas valiosas. Entonces, reconoce que tienes cualidades y defectos. Y que lo mismo pasa con los demás. Al ser consciente de que todos somos iguales, a pesar de nuestras diferencias, evitarás pensar en ti mismo como un ser defectuoso.
  2. No te compares: cuando veas que alguien tiene algo que deseas o que hace algo mejor que tú, detente. Porque eso significa que estás dejando de ver las cosas positivas de tu propia vida. Más bien piensa que en el mundo todos somos necesarios. Y que cada uno de nosotros cumple un rol que aporta a un resultado global. Eso es lo importante. No quién lo hace o por qué lo hace.

Ser El Mejor Y La Avaricia

  1. Nadie te está quitando nada: una de las debilidades de los humanos es que somos posesivos. Y creemos que nuestra pareja nos pertenece. O que nadie tiene derecho a “quitarnos” nuestro trabajo. Pero, la verdad, es que lo único que nos pertenece es nuestras propias decisiones. Por eso, cuando sientas que alguien te está “quitando” algo, tranquilízate. Nadie puede quitarte tus sentimientos, ni tus experiencias. Eso en realidad te pertenece.
  2. Deja de competir: a los humanos nos han formado como seres competitivos. Y eso está bien cuando se trata de lograr nuestras metas o resultados. Pero está muy mal cuando lo somos en nuestras relaciones con los demás. Hay una canción en ingles que dice “esta no es una carrera, no tienes que competir”. Y es lo que te aconsejo que hagas hoy si sientes que alguien tiene más o va más rápido que tú.

Ser El Mejor Es Vivir El Día A Día

Para ser el mejor mira hacia adelante.

Para ser el mejor mira hacia adelante.

  1. Sal del círculo vicioso: en mi vida he visto a muchas personas que “se muerden la cola”, como los perros. Porque se enfrascan en una situación, en sus obsesiones. Y son incapaces de salir de ahí. Lo más triste es que, por eso, nunca avanzan. Se quedan como detenidas en el tiempo. Espero que este no sea tu caso, pero si lo es, atrévete a cambiar de dirección. Te darás cuenta del mundo de beneficios que esto puede darte.
  1. Ama lo que haces: aparte de amarte a ti mismo, debes amar lo que haces. Aunque no tengas el cargo que sueñas. O tu salario no sea el que aspiras tener. Porque si no, te estás engañando a ti mismo. Y, lo peor, es que empezarás a afectar las relaciones que tienes con los demás. Así que recuerda algo. Si amas lo que haces, y sabes lo que quieres, todo lo que sueñas llegará. Ten presente esta frase: “el universo responde a una mente en calma”.

Ser El Mejor Para Dar Lo Mejor

  1. No pierdas el norte: en la carrera por ser el mejor, a veces las personas perdemos el norte. Nos olvidamos de lo esencial. De nuestros sueños, de nuestros valores o de nuestra propia tranquilidad. O creemos que ser el mejor de la manada es nuestra obligación, pero no necesariamente debe ser así. Con que cumplas tus propios planes, aunque sean diferentes de los planes de los demás, estarás cumpliendo tu propósito.
  2. No dejes que nada te robe tu felicidad: cuando buscamos ser los mejores a veces nos olvidamos de algo. Te hablo de tu propia felicidad. De la placentera sensación de irte a la cama sin deberle nada a nadie. Por eso, cuando estés luchando con todas tus fuerzas para ser el mejor te aconsejo algo. En vez de luchar, o de creer que lo haces, haz que las cosas pasen. Esa es la mejor forma de conseguir resultados.
Ser el mejor es ser feliz.

Ser el mejor es ser feliz.

Ser El Mejor Y Darse Cuenta

Si aplicas los anteriores consejos llegará un momento en el que te darás cuenta de algo. Y es que serás el mejor según tus propias leyes. Ya no responderás a las expectativas de nada ni nadie. Y por esa vía hallarás tu propia felicidad.

Sé que a veces lograr este nivel de conciencia sobre nosotros mismos no es fácil. Porque estamos sometidos a muchas presiones. Y no todos somos tan valientes como para evaluarnos y ver si estamos en esa carrera por ser mejores que nos propone la sociedad.

  1. Pero vale la pena intentarlo o ¿qué crees tú?
  2. ¿Con cuál de los anteriores puntos te identificaste?
  3. ¿Con cuál no?
  4. Si has estado en alguna de estas situaciones ¿cómo has hecho para superarlas?
  5. Qué es lo que más te cuesta de ser el mejor según tus propios términos?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!