Vivir en el presente no siempre es sencillo. Sobre todo, cuando cada día vemos en las noticias historias apocalípticas sobre lo que le pasa a la gente con su dinero. Las pensiones son el mejor ejemplo de esto.

Hace poco, por ejemplo, leí la historia de un señor que trabajó durante varios años y aportó cada mes a su pensión. Pero perdió su empleo y no pudo seguirlo haciendo. Así pasaron los años hasta que le llegó el momento de reclamar lo que había ahorrado.

Él estaba confiado en que, por lo menos, recibiría una suma considerable de dinero. Pero la verdad es que lo que le dieron no le alcanzaba para vivir cómodamente ni siquiera dos años. Así que a sus 50 años tuvo que empezar a buscar nuevas formas de ingresos.

Cuando, honestamente, en esa edad, si no antes, es que todos deberíamos retirarnos. Esta realidad sobre nuestras pensiones me hace reflexionar mucho. Así que aquí te propongo algunas claves para que no te pase lo que al señor de la historia.

Hay Que Vivir El Presente, Pero Ahorrar

Pensar el futuro es vivir el presente bien.

Pensar el futuro es vivir el presente bien.

Al pensar en lo vulnerable que es la vida humana siempre se nos vienen a la mente diferentes frases. Como “hay que vivir el momento”. O ´nadie nos va a quitar lo que hemos vivido”.

Y eso es cierto. Pero vivir el presente tampoco significa desperdiciar el dinero. Ni pensar en que nunca lo vamos a necesitar. Por eso, mi primer consejo es que vivas el presente y disfrutes.

Pero, al mismo tiempo, seas previsor con respecto al futuro. Es decir, que contemples las necesidades que tienes hoy, y también las que puedas tener mañana. De esa forma, aprenderás a cuidar tu dinero.

Y verás cómo, si eres organizado y disciplinado, puedes disfrutar hoy de lo que te gusta. Y, al mismo tiempo, saber que en un futuro no tendrás necesidades económicas. O, por lo menos, que no sufrirás tanto por ellas.

Vivir El Presente, Pero En La Realidad

Ese tema de vivir en el presente tiene mucho más que ver con nuestras finanzas. Porque en la sociedad en la que vivimos, vivir en el presente se ha confundido con gastar el dinero que no tenemos.

Por eso, muchas personas ven un objeto o producto que les gusta. Y saben que no tienen el dinero para pagarlo. Pero como creen tanto en que se lo merecen, se endeudan para comprarlo. ¡Qué absurdo!

De esa forma no se vive bien el presente. De hecho, hacerlo bien significa pensar de una forma totalmente opuesta. Significa creer que lo que merecemos es vivir sin deudas. Sin preocupaciones porque nos va a llamar un acreedor.

Entonces, si eres de los que piensa que hay que vivir en el presente, hazlo. Pero con el dinero que tienes, sin que tengas que pedir prestado. Sin que tengas que empeñar tu propio tiempo por tu dinero.

Vivir El Presente Es Invertir Bien Tu Tiempo

Aprovechar el tiempo es vivir el presente positivamente.

Aprovechar el tiempo es vivir el presente positivamente.

Cuando hablamos de inversiones, lo primero que se nos viene a la mente es el dinero. Porque claro, el dinero se invierte. Pero hay algo más que las personas invertimos, y muchas veces muy mal. Te hablo del tiempo.

Por eso, si a mí me preguntaran qué significa para mí vivir en el presente diría que es aprovechar cada segundo de vida que tengo. Cada suspiro o cada latido de mi corazón. Nunca diría que vivir en el presente es gastar desaforadamente mi dinero.

Por eso, a ti te diría lo mismo. Vive el presente aprovechando tus dones y la gente que te rodea. Sobre todo, los que te aman y a los que tú amas. Vívelo sabiendo que es tu única oportunidad.

De esa forma podrás llegar a comprender, entre otras cosas, lo que en realidad debe significar el dinero para ti. Que es solo un medio para conseguir cosas que quieres. Pero nunca la fuente de tu felicidad.

Vivir El Presente No Te Cuesta Nada

Es curiosa la forma en que solemos pensar los seres humanos. Siempre queremos comprar cosas. Para eso necesitamos dinero. Y cuando no lo tenemos, nos sentimos frustrados. Sentimos que nos falta algo.

Pero la verdad es que para vivir el presente no necesitamos mucho. Solo sentirnos felices con lo que somos. Aprovechar lo que tenemos. Y hacer lo mejor que podamos con esas dos cosas.

Eso nos debe tener más ocupados que el consumismo. O las ganas de acumular. Ahí radica el verdadero reto que nos impone la sociedad. Más que gastar y gastar para ver quién paga más intereses por usar sus tarjetas de crédito.

Si asumimos la realidad de esta manera, si tú la miras desde esta perspectiva, te darás cuenta de algo. Has pasado gran parte de tu vida desperdiciando tu presente. Y, lo peor, es que tampoco estás construyendo tu futuro.

Clave sobre vivir el presente.

Clave sobre vivir el presente.

¿Ahora Qué Vas A Hacer?

Al escribirte esto solo esperaría algo. Y es que puedas reflexionar sobre la vida que estás llevando y la forma como estás gastando tu dinero. Para que tú, que todavía tienes tiempo y vida, tomes los correctivos necesarios.

Y en unos años puedas sentirte orgulloso porque, sin dejar de vivir tu presente, construiste tu futuro. En el Reto 21 puedes conocer más sobre este tema. ¿Aceptas este reto?

  1. ¿Qué te motiva a aceptarlo?
  2. ¿Cómo vives tu presente?
  3. ¿Piensas en cómo vivirás cuando ya no trabajes?
  4. Pero, lo más importante, ¿haces algo para asegurar tu calidad de vida en ese momento?
  5. Si no, ¿por dónde te gustaría empezar?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!