Hace unos días te hablé de Gevo. Hoy el turno es para Sangamo Therapeutics (SGMO), una compañía que parece sacada de una película de ciencia ficción. Porque lo que hace es desarrollar productos basados en la genética para mejorar la vida de sus pacientes.

Pero no te hablo de ella solo por esto. Sino porque esta compañía cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, bajo el índice NASDAQ. Y por eso debe estar en nuestro radar. Sin embargo, como no es tan conocida por todos, aquí te cuento su historia.

Esta empresa se fundó en 1995 bajo el nombre de Sangamo BioSciences Inc. Su propósito era realizar investigaciones sobre genoma editing o manipulación genética. El resultado: una serie de tecnologías y terapias basadas en la genética.

Estas hoy se aplican exitosamente a pacientes que las requieren. La empresa también fue noticia en 2017 por realizar el primer estudio de manipulación genética en un ser humano vivo. En ese año se convirtió en Sangamo Therapeutics.

Sangamo Y Su Propósito

La genética es la razón de ser de Sangamo.

La genética es la razón de ser de Sangamo.

El objetivo de Sangamo es que sus terapias puedan llegar a aliviar a pacientes con enfermedades genéticas como la hemofilia. ¿Cómo lo hace? Produce proteínas a partir del hígado para generar nuevas células terapéuticas.

Te lo explico mejor. El ADN de cada organismo contiene genes que, a su vez, contienen la información genética de ese organismo. Esa información encierra las instrucciones para crear ciertas proteínas.

Cuando en los organismos, como las personas, esas proteínas no se producen correctamente, se producen enfermedades. Lo que hace esta empresa es crear una nueva copia del gen defectuoso de las personas.

De esta manera, las células pueden producir las proteínas acertadamente. Y así aliviar o curar los síntomas de las enfermedades. Es por esto que su tecnología es tan revolucionaria y lo seguirá siendo.

Sangamo En La Bolsa De Valores De Nueva York

Las industrias médica y científica han mostrado un creciente interés por compañías como Sangamo. Y también una sociedad que espera que, así como la tecnología ha revolucionado las comunicaciones, también lo haga con la salud.

Por eso, recientemente, las acciones de esta compañía, que tiene una valoración de US$1.5 billones, han despegado. Y han alcanzado precios que no se habían registrado en su historia reciente.

En el último año, el mejor momento para esta empresa en la Bolsa de Valores de Nueva York fue marzo de 2018. Cuando sus acciones alcanzaron los US$26.35. En julio de 2017 su precio por acción solo llegaba a los US$9.55.




Sin embargo, hay algo más detrás del éxito de esta empresa en la Bolsa. Que tiene que ver no solo con sus resultados financieros. Sino con un tema de mentalidad tanto de las personas en general como de los inversionistas.

Con La Fe Puesta En Sangamo

Las soluciones de Sangamo pueden curar graves enfermedades.

Las soluciones de Sangamo pueden curar graves enfermedades.

Hacia mediados de junio, hubo otra empresa del sector de Sangamo que protagonizó titulares en la prensa. Se trata de Sarepta Therapeutics. Que publicó los resultados de una de sus más importantes investigaciones.

Esta empresa descubrió que al elevar los niveles de una proteína particular podía mejorar el desempeño de los músculos de las personas. Lo que puede llegar a aliviar en grandes proporciones los síntomas de la distrofia muscular de Duchenne (DMD).

Los inversionistas respondieron a la noticia invirtiendo en esta empresa. Pero también en otras de su sector. Es decir que los resultados de Sarepta le trajeron buena suerte a Sangamo.




Lo anterior no sorprende porque, como te lo he dicho varias veces, la Bolsa es un reflejo de la realidad. De los gustos, aspiraciones y miedos de las personas. Por eso una cura a una enfermedad causa también un impacto en las acciones.

Sangamo Y El Futuro De La Biociencia

Para muchos, hoy estamos a la puerta de un mundo en el que una gota de sangre puede restituir las células dañadas del cuerpo humano. Para otros, todavía faltan años luz para llegar a ver esas curas prometidas.

Pero lo cierto es que empresas como Sangamo seguirán dando de qué hablar. Por eso, aunque no estén en nuestro portafolio de inversiones, debemos estar pendientes de ellas. Y encontrar el momento perfecto para comprar o vender sus acciones.

Especialmente si hay otras grandes y reconocidas compañías que avalan sus terapias. Pfizer es una de las que eligió a Sangamo como uno de sus más importantes socios de negocios. Y eso no es gratuito.




No olvides este dato de Sangamo.

No olvides este dato de Sangamo.

Prepárate Para Invertir

Como ves, la Bolsa de Valores de Nueva York ofrece múltiples posibilidades a los inversionistas. Y es por eso que podemos considerar a este mercado como una opción para generar ganancias.

Sin embargo, invertir en la Bolsa requiere de preparación. Tanto en los aspectos técnicos como en la mentalidad. Porque los dos son imprescindibles para manejar tanto la información como las emociones relacionadas con las inversiones. Y para establecer un equilibrio entre ellas.

Por eso, si te interesa el tema, te sugiero que hagas el Reto 21. Y te pido, por favor, que me dejes aquí tus dudas y comentarios con el fin de que podamos resolverlas con el fin de que llegues a ser el mejor inversionista. Entonces cuéntame: ¿Ya hiciste el Reto 21?

  1. ¿Cuál es la mejor enseñanza que te dejó este webinario?
  2. ¿Qué de lo que aprendiste es lo que más te cuesta aplicar y por qué?
  3. ¿Inviertes o te gustaría hacerlo en el sector de biotecnología?
  4. ¿Qué compañías conoces de este sector?
  5. ¿Crees que es posible que la ciencia llegue a curar enfermedades mortales?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!