La economía personal es un concepto que suele asociarse con el de las finanzas personales. Sin embargo, va un poco más allá porque incluye algunos eslabones que la economía personal no contempla.  Como complemento de este artículo te recomendamos leer el siguiente artículo 8+1 Señales De Falta De Educación Financiera – Hyenuk Chu

Para empezar, cuando hablamos de la economía de las personas, hay dos palabras clave. Estas son en primer lugar, la forma como se obtiene el dinero, cuánto se obtiene periódicamente y, en segundo lugar, cómo y cuánto se gasta.

Igualmente, tiene que ver con lo que se hace con los excedentes. Es decir, con el dinero que no se gasta. Me refiero a la forma como se ahorra dinero y, al mismo tiempo, a cómo se invierte.

En tercer lugar, la economía personal tiene relación con la gestión que se hace de todo este patrimonio. Es decir, de los activos, ya sea en dinero o en especie que una persona posee.

Finalmente, incluye otros dos temas que son los riesgos asociados a ese patrimonio (o activos), por un lado. Y lo que puede pasar con ese patrimonio cuando su dueño enferme gravemente o fallezca y cómo hacerse cargo de los mismos.

¿Qué Es La Economía Personal?

Parte de la economía personal consiste en medir lo que pasa con tu dinero

Parte de la economía personal consiste en medir lo que pasa con tu dinero – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Aparte de lo anterior, la definición de la economía personal está asociada a cuatro acciones que una persona debe emprender con el fin de hacer un uso eficiente de su dinero.

  • La primera es administrar el dinero. Si este se gasta de forma desmedida, se puede decir que una persona tiene una pésima economía personal. Si la persona lo atesora, también. La idea es que haya un sano equilibrio entre la necesidad de gastar y conservar el dinero.
  • La segunda es la planeación. Muchos oyen la palabra “presupuesto” y salen corriendo. Creen que se trata de un tedioso archivo en Excel, pero es mucho más que eso. Es un mecanismo que te ayuda a planear qué vas a hacer con tu dinero, lo que resulta clave para lograr una buena economía personal.
  • La tercera es medir. Tú puedes decir que tienes en tu cabeza cuánto dinero ganas y gastas al mes. Pero no olvides que es mejor lápiz pequeño que memoria grande. Si llevas un presupuesto, puedes saber a ciencia cierta cómo manejas tu dinero. Y, lo más importante, corregir tu rumbo si estás gastando demasiado o no estás ahorrando lo suficiente.
  • La cuarta es la mentalidad. Este aspecto resulta clave porque ningún consejo valdrá la pena si vives pensando que eres y seguirás siendo pobre. O que nunca podrás llegar a ser rico o a tener libertad financiera. Recuerda que esa libertad empieza desde tu pensamiento.

¿Cuál Es La Importancia De La Economía Personal?

Habiendo aclarado lo anterior, te estarás preguntando cuál es la importancia de la economía personal. La respuesta es que potenciar este tema te ayudará a manejar tu dinero no solo a corto, sino a largo plazo.

Mejor dicho, para manejar el dinero que te llega a fin de mes, basta que sepas manejar un presupuesto. Así puedes saber cuánto ganas, cuánto gastas y cuánto ahorras o inviertes.

Sin embargo, eso no te garantiza que estás ahorrando o invirtiendo de la forma más eficiente posible. Simplemente, te asegura que hoy te estás fijando en lo que ocurre con tu dinero.

Cuando hablamos de economía personal, en cambio, tratamos de ver lo que puede pasarnos a futuro. En esa medida, planeamos también lo que puede pasar con nuestro dinero si enfermamos o morimos.

Me refiero, por ejemplo, a tomar decisiones con respecto a quién será nuestro heredero. O a quién apoyará a nuestros hijos menores de edad con el manejo de la herencia que reciban de nuestra parte.

¿Cómo Tener Una Buena Economía Personal?

Tienes una positiva economía personal cuando gastas tu dinero de forma inteligente

Tienes una positiva economía personal cuando gastas tu dinero de forma inteligente – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

En ese sentido, para tener una buena economía personal, es clave retomar los eslabones que la componen. A partir de ellos, cada persona debe generar lo que en términos empresariales se llama “buenas prácticas” o prácticas positivas con respecto al manejo del dinero. Así puedes hacerlo:

  • Conoce de dónde sale el dinero que ganas. Si trabajas para una empresa, reconoce que no se trata de que trabajes para recibir un sueldo a fin de mes. Se trata de que, con tu trabajo, generes valor a alguien más y de que te remuneren justamente por esto.
  • Aprende a gastar el dinero inteligentemente. Esto significa no gastar más de lo que ganas, sino vivir un poco por debajo de lo que ganas. De esta forma, en vez de tener que endeudarte, puedes tener excedentes con respecto al dinero que ganas y usarlo para mucho más que solo para suplir necesidades.
  • Lo anterior es clave porque, si no gastas todo lo que ganas, entonces puedes ahorrar dinero. El propósito de ese ahorro lo defines tú. Lo importante es que se convierta en un hábito para ti y que seas lo suficientemente constante como para mantenerlo en el tiempo.
  • Paralelamente, es ideal que inviertas el dinero. Esto porque los vehículos de ahorro no te ofrecen el pago de un interés o rendimiento. O te pagan realmente poco. En cambio, gracias a las inversiones y al interés compuesto sí puedes lograr que ese dinero crezca con el paso del tiempo.

¿Cómo Mejorar Mi Economía Personal?

Aparte de lo anterior, incorpora los otros tres conceptos que mencioné al principio. Quienes solo manejan su dinero y no tienen una positiva economía personal no lo hacen. Pero eso puede resultarles caro. Aquí te explico brevemente cómo hacerlo en cada uno de los casos:

  • Gestiona tu dinero. Esto significa manejarlo como lo haría una empresa. Te pongo un ejemplo. Un negocio vende productos y recibe ganancias por ellos para cubrir gastos. También puede destinar una parte de ese dinero a inversiones tendientes a mejorar la planta de producción. Cada mes, el gerente debe rendir cuentas a sus accionistas sobre esas cifras. ¿Qué crees que pasaría si hay un desbalance o no puede justificar los gastos? Como mínimo, podría ser despedido. Entonces, conviértete en el jefe de tu propio dinero y no tendrás que darte explicaciones extra sobre su manejo.
  • Administra los riesgos asociados a tu dinero. Con esto me refiero a que muchos no contemplan que una inversión puede salir mal. O que pueden robarles sus ahorros. Es clave contemplar estos y otros escenarios siempre; y protegerse frente a ellos.
  • Finalmente, piensa a largo plazo. Hoy estás aquí y puedes hacerte cargo de tu dinero. Pero, ¿ya planeaste qué pasaría con él si mañana no puedes responder por tus propias finanzas?

Claves Para Mejorar La Economía Personal Y Familiar

Es clave manejar la economía personal en el contexto familiar

Es clave manejar la economía personal en el contexto familiar – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Existe otro tema primordial relacionado con la economía personal y es tu contexto. Especialmente, con tu familia o las personas más cercanas que te rodean. Tu dinero, necesariamente, tiene que ver con ellas.

Lamentablemente, muchos no lo perciben así. Por eso, en ocasiones, se casan sin llegar a acuerdos con su pareja sobre sus propiedades. Y luego deben cederles parte de su patrimonio, incluso aunque no sean culpables de la separación.

Otros, aunque no se den cuenta, provocan situaciones peores. Una de ellas, por ejemplo, se da cuando no definen quién recibirá su herencia. Entonces uno ve a todos los miembros de la familia peleando por quién se queda con la mejor parte.

La pregunta es ¿estás dispuesto a que te pase a ti? Si estás leyendo esto, no tienes excusas. Más bien, piensa en cómo quieres que se maneje tu dinero cuando no puedas hacerte cargo de él.

Esto no solo te beneficia a ti, porque dejas todo arreglado. También les evita inconvenientes a quienes, según tu libre albedrío, deben quedarse con la riqueza que lograste construir.

5 Libros De Economía Personal Que Debes Leer

Si aún tienes dudas acerca de este tema, te recomiendo que leas los siguientes libros:

  1. Los secretos de la menta millonaria, de T. Harv Eker: libro obligado para quienes quieren mejorar su economía personal. Aborda conceptos como el termostato financiero y otros que se crean en la mente subconsciente y pueden hacer que ganemos o perdamos dinero.
  2. Mi primer millón, de Charles-Albert Poissant: el autor retoma las historias de importantes hombres de negocios. A partir de ellas, da consejos sobre la mentalidad que soporta el crecimiento de las fortunas de hombres millonarios como Walt Disney.
  3. Dinero: Domina el Juego, de Tony Robbins: este experto en desarrollo personal da siete pasos que te ayudarán a controlar tus finanzas. De esta forma, podrás alcanzar la libertad financiera y convertir tus sueños en realidad.
  4. El inversor inteligente, de Benjamin Graham: ideal para quienes quieren ir un paso más allá y no solo ahorrar, sino invertir. Es un libro de lectura obligada para los nuevos y antiguos inversionistas en la Bolsa de Valores de Nueva York.
  5. Los cuatro acuerdos, de Miguel Ruiz: como la economía personal no se puede manejar sin la mentalidad correcta, te propongo también leer este libro. Habla de cuatro actitudes que debes tener para enfrentar mejor los desafíos diarios.
Frase relativa a la economía personal

Frase relativa a la economía personal – Hyenuk Chu

10 Normas De Economía Personal

Finalmente, te dejo con 10 normas de economía personal que puedes empezar a poner en práctica ya mismo:

  1. Todos tenemos derecho a ser millonarios. Pero en la práctica, no debemos dar al dinero por sentado. Tenemos que aprender las mejores formas de ganarlo.
  2. No gastes todo lo que ganas, ni guardes todo lo que ganas. Encuentra, entre esas dos puntas, un equilibrio.
  3. “Un centavo ahorrado es un centavo ganado”, decía Benjamin Franklin. Es decir que no basta con ganarlo, sino con saber bien qué se hará con él.
  4. Las inversiones son el primer paso para lograr la libertad financiera. ¿Qué esperas para conseguirla?
  5. Toda inversión conlleva un riesgo, pero este se puede reducir en aras de controlar las pérdidas y lograr mayores ganancias.
  6. La enfermedad y la muerte son hechos inevitables. Por eso es clave planear lo que pasará con el dinero cuando ya no esté bajo nuestro control.
  7. Si tú no gestionas tu dinero, nadie lo hará por ti. Y nadie debería hacerlo por ti. Es solo tu responsabilidad.
  8. Si tienes dudas, pregunta, lee, busca un mentor. En esta era el desconocimiento ya no es un obstáculo para alcanzar la riqueza.
  9. Si tienes descendientes o herederos, enséñales sobre economía personal a través de tu propio ejemplo.
  10. Empieza a darle ese giro que quieres a tu vida HOY MISMO. Hoy es el día. No esperes más.

Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Cómo gestionas tu economía personal en el hogar?
  2. ¿Tienes tus inversiones diversificadas lo suficiente como para disminuir en algo el riesgo?
  3. ¿Cuál fue el último libro sobre economía personal que leíste?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This