Aprendamos de las Mascotas. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2… Muchas personas ya desde el comienzo de la mañana se levantan totalmente predispuestas a tener un mal día. Pero siempre tú tienes el derecho y la capacidad de responder a las situaciones que suceden a nuestro alrededor.

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

Aprendamos de las Mascotas

Espero hayas tenido un buen amanecer y te hayas levantado con el pie derecho. Muchas personas ya desde el comienzo de la mañana se levantan totalmente predispuestas a tener un mal día. Y no quiero que sea este tu caso. Y es que no importa si te levantas cansado o con el «pie izquierdo», siempre tú tienes el derecho y la capacidad de responder a las situaciones que suceden a nuestro alrededor.

El día de hoy hablaremos de algo que de pronto lo conocemos, pero que muy pocos hablamos. Lo que quiero contarte hoy es lo siguiente: Una de las razones que yo siempre he dicho es que aprendo más de las personas o de las cosas con las que yo interactúo que con lo que yo hago.

Está la importancia, por ejemplo, de lo que sucede con la persona que no sabe hablar, pero sí sabe comunicar. Que no dice nada, pero siempre está ahí haciendo compañía. Te voy a contar un poco sobre Lulú. Mi perrita y mascota. La adoptamos porque fue abandonada. Estaba en un lote baldío. De una cría de casi veinte perros y ya estaba casi a punto de morir.

Algunos de sus hermanos fueron atacados por razones de la calle. Un día dijimos, ¿por qué no? Y bueno hay muchas razones de por qué Lulú llegó a la casa, pero bueno, llegó. Y más que yo creer que yo le he hecho un favor a Lulú, en realidad es la perra que me ha hecho el favor a mí en la vida.

Mira estas cosas que yo he aprendido de mi Lulú. Y, seguramente tú tienes a alguien. Tal vez no una mascota. O tal vez una persona. Que, de pronto, tú crees que por su nivel académico, por el dinero que ellas ganan o por su edad que no aprenden. Pero si aprenden. Y lo saben los papás y las mamás que están escuchándome que esto es cierto.

Que cuando uno es humilde y está dispuesto a aprender, aprende. Entonces estas son las cosas que he aprendido de Lulú.

¿Qué he aprendido de Lulú?

  • Lo primero es que siempre es fiel. Todos los días corre, juega y salta; sin importar si está enferma o está contenta.
  • Ella no pretende ser alguien que no es. Es tal como es. Como nuestros hijos. Ellos no pretenden ser otra cosa, ellos son como son.
  • Cuando es necesario usa la obediencia. Cuando yo le digo, ella puede saltar y luego se queda quieta.
  • Pero cuando yo la invado mientras ella está tranquila, relajada y la toco, ella me deja saber que estoy invadiendo su territorio. Inclusive me gruñe.
  • Cuando yo le digo «vamos para la calle», es la primera que está batiendo la cola y está en la puerta, porque nunca ha dejado una oportunidad para salir a pasear.
  • Cuando escucha que mi esposa, mis hijos se acercan a la casa, así ella esté un poco lejos. Se da cuenta y corre para saludarlos, deja de hacer cualquier cosa que está haciendo y cuando se acerca alguien que ella ama, corre a saludar.
  • Cuando está enferma, cuando se siente mal, se queda en silencio, no ladra, se queda quieta.
  • Pero, lo mejor aún es que, cuando yo estoy mal ella se acerca a mí también y me consiente; y me acompaña.
  • Esto me encanta. Si hay algo que ella quiere, un hueso de un pollo, por ejemplo, si está enterrado: cava, cava, cava, cava o busca y busca por todo el sitio hasta encontrarlo.

Aprendamos de las Mascotas y Pregúntate Esto:

¿Cuántas cosas que nosotros hacemos en el día tienen similitud con estas cosas? ¿Cuántas cosas nosotros hemos dejado de buscar o de cavar en las cosas que nosotros hemos dicho que es nuestro sueño? ¿Cuántas veces hemos ido al lado de nuestros seres queridos, alguien que nos ha cuidado como nuestros padres o madres, a pesar de que tengamos mucho trabajo?

O con nuestros hijos. Quedarnos callados y solamente hacerle compañía. ¿Cuántas veces nosotros hemos sido fieles a alguien; o hemos sido infieles a la pareja o a nuestro trabajo? ¿Cuántas veces hemos pretendido ser algo que no somos? ¿Cuántas veces no hemos aceptado esas invitaciones a salir a pasear porque estamos muy ocupados (sobre todo con nuestros hijos)?

¿Cuántas veces nos hemos quedado trabajando y decimos que estamos muy ocupados cuando alguien que nosotros amamos se acerca o nos visita? ¿Cuántas veces cuando nuestros padres nos exigen, hacemos obediencia?

Pero, ¿cuántas veces también (esto es importante –poner límites–) cuando alguien se mete en las cosas que no se debe en nuestra vida, le hemos puesto límites y le hemos dicho y le hemos gruñido; le hemos dicho «de aquí para acá no entras»?

Yo te invito hoy a que sigamos un poco esta pequeña filosofía canina. Porque son pequeñas lecciones que nuestras mascotas nos enseñan. Pero que creo que es muy importante si lo practicas a diario. Cada vez piensa «¿qué haría mi mascota?».

Espero te haya gustado este podcast. Chao.


Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2

Aprendamos de las Mascotas [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E2

En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏