La autonomía no se enseña en las escuela. En las sociedades en general se nos enseña obedecer. En pocas ocasiones se incentiva a las personas a ser autónomas. Pero no puedes invertir en la Bolsa si todo te lo tienen que decir. Si dependes ciento por ciento de los demás, tampoco puedes ser un inversionista exitoso.

Hablarte de este tema se me ocurrió en días pasados. Estaba leyendo las noticias y encontré una que me sorprendió. Tal vez tú también la viste. Fue una noticia sobre la empresa estadounidense Three Square Market. Que instaló unos chips en sus empleados.

Literalmente eso fue lo que les hizo. Como ya se hace también con los perros y otras mascotas. A estas personas les pusieron un chip para monitorearlas.

¿Aceptarías Que Te Pusieran Un Chip?

Y puede que la idea funcione. Y que sea útil para medir en qué emplean su tiempo los empleados. Pero francamente no tiene nada que ver con la autonomía. Más bien parecería una dictadura.

Al hacer esto la empresa tiene varios propósitos. Uno es monitorear cuándo entran o salen los empleados. El segundo es verificar cuándo el empleado realiza tareas como iniciar sesión en su computador. Y también cuánto tiempo gastan almorzando. La empresa quiere saber esos detalles de sus movimientos.

Una Empresa Argentina Promueve La Autonomía

Por los mismos días leí una noticia que plantea todo lo contrario. Se trata de la empresa argentina 10Pines. Esta se especializa en el desarrollo de software. Y anunció que ya no tendrá un CEO o gerente. ¿Cómo lo ves?

Lo que sucede es que esta empresa implementó una nueva estructura. Según ella, no es necesario tener jefes o gerentes o línea de mando. Porque sus fundadores creen en la autonomía de sus empleados. Y en su responsabilidad.

La Soñada Autonomía

Incluso las oficinas reflejan esa filosofía. No existe el puesto del jefe. Ni una oficina más grande y linda para él. Todos los empleados están al mismo nivel.  Y puede que suene muy raro, pero en ella tampoco se dan órdenes.

Simplemente, se plantean proyectos y funciones. Y el trabajo colaborativo. Así cada quien hace lo que tiene que hacer. Y se comunica constantemente con los demás para poder producir resultados conjuntos.

No existe una jerarquía. Sino una suma de cualidades y talentos. Todos se ponen al servicio de una causa. Y se hacen responsables por lo que pueda ocurrir. Sin que nadie les diga qué hacer o qué no.

Dime Si Eres Autónomo

Autonomía es estudiar por tu cuenta.

Autonomía es estudiar por tu cuenta.

Esas dos historias me llevan a reflexionar. Y a pensar en por qué muchas personas no triunfan. Ni logran sus sueños. Ni mucho menos consiguen su libertad financiera. Siempre esperan que alguien más resuelva sus problemas.

En cambio hay otras personas que sí salen adelante. Y conquistan sus sueños. Porque saben que esas metas solo se logran con esfuerzo. Y no me refiero a que tengan que levantar 1.000 toneladas diarias. No hablo de esa clase de esfuerzo.

Sino a que ellas mismas se comprometen con su propio proceso. Es decir que si deben entrenar su cuerpo, lo hacen. Sin deben estudiar, lo hacen. Si deben invertir su tiempo en algo, lo hacen. Porque nadie caerá del cielo para darles una recompensa.

Tristemente, hay otras personas que se sientan a esperar. Hasta que les pasa lo de Penélope. Ese personaje de la mitología griega que se sienta a esperar a su pareja. Durante largos años. Sin saber si quiera si él va a regresar o no.

¿Por Qué Inviertes En La Bolsa De Valores?

En la Bolsa de Valores pasa lo mismo. De hecho, diría que hay varios tipos de personas. Entre ellas las que esperan que alguien les diga cómo ganar dinero rápido. Así como un jefe les tiene que decir que hagan su trabajo. O como un profesor les dice que hagan la tarea.

La verdad es que no quieren aprender. Ni se esfuerzan por hacerlo. Solo esperan poder aplicar una fórmula mágica. Pero en la vida real las cosas funcionan de una forma diferente. Se requiere aprender. Invertir tiempo. Así se obtiene dinero.

No Hay Una Fórmula Mágica

Créeme cuando te digo que Warren Buffett no se hizo millonario porque sí. De la noche a la mañana. De hecho empezó desde niño a conocer la Bolsa de Valores. Hasta llegar al lugar que ocupa hoy como uno de los hombres más ricos del mundo.

En varias ocasiones he recibido mensajes de personas. Quieren aprender a invertir en la Bolsa. Pero buscan que yo les diga el secreto en un minuto. Y hacerse ricos así. Yo no me canso de repetirte que esa no es la vía.

Autonomía es hacerte responsable por lo que te pase.

Autonomía es hacerte responsable por lo que te pase.

Para Invertir En La Bolsa Se Requiere Autonomía

Invertir en la Bolsa de Valores requiere de mucho más que saber una fórmula. Implica horas de aprendizaje. Horas de práctica. Un mundo de errores y de pérdidas. A lo anterior se suma fortaleza para construir una mentalidad ganadora y sana.

Y claro que es necesario que tengas un maestro. Seguramente, él te acompañará. Pero eres tú quien debe tomar tus propias decisiones. Porque solo tú debes tener poder sobre tu dinero. Y para eso debes ser autónomo.

Y esto significa actuar correctamente sin que nadie te esté vigilando. O actuar consecuentemente con tus sueños sin pensar en que alguien está mirando. Al contrario, ser autónomo es actuar bien cuando nadie te mira.

 

Ahora, quisiera que respondieras algunas cosas:

  1. ¿Necesitas que te implanten un chip para obrar adecuadamente?
  2. ¿O eres realmente autónomo?
  3. ¿Aceptarías que te pusieran un chip?
  4. ¿Te gustaría trabajar en una compañía que te diera autonomía?
  5. ¿Prefieres la Bolsa de Valores, pero eres disciplinado o disciplinada?
  6. ¿Quisieras una fórmula mágica o trabajar duro?
  7. Cuéntame tu experiencia sobre este tema.

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This