Alcanzar grandes metas está en la lista de los deseos que muchos le pedimos al año nuevo. Pero, a medida que pasan los días y las semanas, a ese propósito lo ataca un poderoso enemigo.

Te hablo de la procrastinación. Que no significa otra cosa que aplazar. Y, en este caso, aplazar las acciones que debemos tomar para conseguir una meta que nos hemos propuesto.

Afortunadamente, existe una poderosa y sencilla estrategia que podemos emplear para hacerle frente a este enemigo. Esta consiste en proponernos objetivos pequeños, sobre todo si no somos muy disciplinados.

Con el fin de que, al cabo de un tiempo, podamos conseguir una meta. Y, luego, podamos aumentar el alcance de nuestros sueños. De manera que podamos apostarles a metas mucho más ambiciosas.

Paso 1: Proponte Objetivos Sencillos Para Alcanzar Grandes Metas

Empieza con calma para alcanzar grandes metas.

Empieza con calma para alcanzar grandes metas.

El primer paso para que puedas empezar a alcanzar tus metas es proponerte objetivos sencillos. Porque por algo hay que empezar. Y de esta forma puedes enseñarle a tu mente a generar hábitos.

Supongamos que tu gran meta es haber ahorrado US$1.200 al final de 2019. Entonces tienes dos opciones. La primera es sacar esa suma de tus ingresos en un solo mes del año. La segunda, en cambio, es sacar US$100 durante cada uno de los 12 meses del año.

Si puedes optar por la primera opción, está bien. Pero sino, puedes recurrir a la segunda. Es decir, proponerte un objetivo que resulte más sencillo. Y que, de igual forma, te ayude a acercarte a tu meta.

Al hacerlo, puedes obtener ventajas adicionales a simplemente ahorrar el dinero. Como aprender que no conseguirás ninguna meta sin esfuerzo. Y que, al ahorrar poco a poco, puedes aprender a tener un control sobre lo que ahorras, es decir sobre tu dinero.

Paso 2: Cumple Tus Objetivos Para Alcanzar Grandes Metas

El segundo paso es comprometerte a cumplir ese objetivo que te propusiste. Recuerda que es un objetivo sencillo. Entonces no tienes ninguna excusa para decir que te quedó imposible cumplirlo.

Esto exigirá de ti una responsabilidad extra. Porque tendrás que hacerle frente a la tentación y evitar desviarte de la meta. Seguramente, en algún momento tu mente dirá: “no ahorres esos US$100 este mes, gástalos en ropa o licor”.

Y entonces tu propia mente o tus emociones te pondrán a prueba. Es en esos momentos en que debes recordar que tu objetivo sencillo te puede llevar a una gran meta. Para que, de esta forma, te mantengas apegado a él.

Aquí es importante que recuerdes algo más. Y es que cada vez que no cumplas con tu objetivo, estarás más lejos de la meta. Ten esto presente cada vez que esas tentaciones te hablen al oído.

Paso 3: Corrige El Rumbo Para Alcanzar Grandes Metas

Hacer balances te ayuda a alcanzar grandes metas.

Hacer balances te ayuda a alcanzar grandes metas.

En este proceso también es importante que hagas balances periódicos sobre cómo ha sido tu desempeño. Y sobre cómo te has comportado tú con respecto a esa gran meta que quieres alcanzar.

Las grandes compañías, como las que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York, también lo hacen. Por eso, cada tres meses y anualmente publican su reporte de earnings. Que no es otra cosa que un balance sobre su desempeño.

Hacer este balance tiene dos ventajas. Teniendo en cuenta el ejemplo, imagina que has ahorrado juiciosamente US$100 cada mes. Entonces, el balance te demostrará las ventajas de haberlo hecho. Y será un aliciente para que sigas por ese camino.

Por el contrario, si no has cumplido con tu objetivo, el balance te lo mostrará. Pero, ante todo, también puede ser una alerta para que corrijas el rumbo. Y puedas recuperar la constancia y la disciplina que requieres para lograr tus metas.

Paso 4: Escala Tus Objetivos Para Alcanzar Grandes Metas

El balance también es importante porque te ayuda a determinar qué tan preparado estás o no para escalar tus objetivos. Esto también lo hacen las grandes compañías tras evaluar su desempeño.

Entonces, si durante seis meses has ahorrado juiciosamente tus US$100, ¿por qué no pensar en empezar a ahorrar US$200? ¿Y, de esta forma, llegar más rápido a tu meta o plantearte una más ambiciosa?

También puede ocurrir lo contrario. Y es que te des cuenta de que, según tus ingresos, ahorrar US$100 es demasiado para ti. Entonces, tal vez tengas que reducir esa suma a US$50 para lograr cumplir la meta que te propongas.

El punto es que no puedes dejar tus objetivos a la deriva. Es recomendable que hagas un seguimiento periódico de los mismos. Que obtengas resultados sobre tu desempeño con el dinero y que, a partir de él, establezcas tus objetivos.

Clave para alcanzar grandes metas.

Clave para alcanzar grandes metas.

Paso 5: Paciencia Paga

Finalmente, te diría que no olvides que ser paciente paga, que #Pacienciapaga. Y que los resultados de tus acciones puede que no se reflejen inmediatamente, sino que lo hagan a largo plazo. De hecho, especialmente hablando de ahorros, el tiempo es crucial para ver los resultados.

Porque si los ahorros están bien hechos y si están generando intereses, crecerán aún más con el paso del tiempo. Así que no lo olvides por favor: paciencia paga. Así que no desistas y mantente firme en tu propósito. Mientras tanto, comparte con nosotros:

  1. ¿Cuál es tu principal objetivo para el año 2019?
  2. ¿Y cuál es la gran meta que quieres alcanzar este año?
  3. ¿Consideras que estás cumpliendo ese objetivo?
  4. ¿Cómo estás cumpliendo ese objetivo?
  5. ¿Qué “enemigos” te has encontrado en ese proceso de cumplir tu objetivo?
  6. ¿Qué tan paciente eres?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This