Los créditos son préstamos de dinero que nos hacen, generalmente, las instituciones financieras. Estos nos permiten adquirir productos o servicios cuando nosotros no contamos con ese dinero.

Al hacerlo, esas entidades nos cobran una tasa de interés. Es decir, una suma de dinero que se convierte en la ganancia que obtienen por dejarnos usar su dinero. Y en lo que nosotros les pagamos por el hecho de que nos dejen usar ese dinero.

Los créditos son una buena alternativa cuando lo que queremos es adquirir deudas positivas. Es decir, cuando por ejemplo queremos comprar una vivienda o un local comercial. Porque de eso podemos sacar provecho en el presente y en el futuro.

Sin embargo, los préstamos o créditos se pueden convertir en nuestra peor pesadilla. Porque podemos encontrarnos en una situación en la que nos es imposible pagarlos. Y eso tiene consecuencias catastróficas para nuestras finanzas.

No. 1: Quienes Emiten Los Créditos

Los créditos gota a gota afectan tus finanzas - Hyenuk Chu

Los créditos gota a gota afectan tus finanzas – Hyenuk Chu

Por esto, si tienes créditos ahora o los vas a pedir en el futuro, te aconsejo que tengas en cuenta lo siguiente. En primer lugar, fíjate muy bien en la entidad o persona que te ofrece préstamos de dinero o a quien se los aceptas.

En América Latina son comunes los préstamos “gota a gota”. Estos son ofrecidos por personas sin ningún tipo de regulación por parte de la ley. En el mejor de los casos, exigen a las personas el pago de altísimas tasas de interés que llegan al 200%.

En el peor, están relacionados con diferentes clases de delitos. Porque las personas por recuperar el dinero que prestaron, o por no pagar el dinero que recibieron, llegan incluso a cometer asesinatos.

Obviamente, las personas recurren a esos créditos cuando no son aceptados en el sector bancario. Pero no olvides que este, aunque también te cobra intereses por los créditos, al menos te ofrece garantías con respecto a tu seguridad.

No. 2: Ten En Cuenta Tu Capacidad De Endeudamiento

Otro aspecto fundamental que debes tener en cuenta al adquirir créditos es tu capacidad de endeudamiento. Esto significa la deuda máxima que eres capaz de asumir. Y se analiza cuando acudes a una entidad a solicitar un préstamo de dinero.

Generalmente, lo que miran estas entidades son tus ingresos y gastos. Supongamos que, aparte del dinero que requieres para vivir, te sobra entre un 30% y un 40% de tus ingresos. Entonces tienes buena capacidad de endeudamiento.

En este caso, es probable que logres que te den un crédito. No obstante, en ocasiones los bancos, que están en una constante competencia, no tienen en cuenta este indicador. Y te ofrecen productos de crédito como si nada.

Es ahí cuando tú mismo debes ser consciente del estado de tus finanzas. Para así evitar aceptar esos productos y adquirir deudas que luego no puedas pagar. No olvides que el manejo de tu dinero es tu responsabilidad.

No. 3: Cuidado Con Caer En Mora En El Pago De Tus Créditos

No pagar tus créditos afecta tu historial - Hyenuk Chu

No pagar tus créditos afecta tu historial – Hyenuk Chu

Una vez has adquirido el crédito que necesitabas, tu responsabilidad es aún mayor. Porque debes comprometerte con pagar cumplidamente las cuotas. De no hacerlo, puedes enfrentar dos graves consecuencias.

La primera es que, aparte de los intereses iniciales del préstamo, debes pagar intereses por mora. O por retraso en el pago. Lo que aumenta tu cuota mensual. Es decir, que le estás dando más dinero al banco solo por no pagar a tiempo.

La segunda es que puedes ser reportado a las centrales de riesgo por los bancos o la entidad que te prestó el dinero. En esas centrales se tiene un registro de cada persona con respecto a las deudas que ha adquirido. Se sabe si las pagó a tiempo, si se retrasó o si debe dinero.

En caso de que no hayas cumplido con el pago de tus deudas, no podrás adquirir nuevos créditos. Y, de alguna manera, tendrás una observación negativa en tu “hoja de vida” con respecto al manejo de tus deudas.

No. 4: Los Créditos Y Las Emociones

Una vez aclarados los anteriores puntos, volvamos al principio. Los créditos a veces son necesarios, lo sé. Porque en ocasiones el dinero que ganamos no alcanza para cubrir nuestras responsabilidades.

O porque requerimos dinero extra para una inversión como una vivienda o un negocio. Sin embargo, también tienen que ver mucho con nuestras emociones. Creemos que son un “salvavidas” cuando queremos comprar algo y no tenemos con qué hacerlo.

Es entonces cuando adquirimos deudas negativas. Que lo único que hacen es obligarnos a pagar más por lo que compramos, es decir, los intereses. Por eso debemos tomar la lección que nos dejan.

Me refiero a que los créditos deben ser una excepción y no la regla en nuestros hábitos de consumo. Hacer un uso responsable de ellos garantiza que no malgastemos nuestro dinero. Y que tengamos cabeza fría al tomar decisiones con respecto a él.

Consejo sobre los créditos - Hyenuk Chu

Consejo sobre los créditos – Hyenuk Chu

No. 5:  Los Créditos Y La Economía

Tampoco olvides que con los créditos pasa como con la Bolsa de Valores de Nueva York. En ambos se refleja lo que ocurre con las decisiones políticas y con la economía general. Por eso, si quieres un crédito, debes estar informado sobre temas como las tasas de interés.

No hacerlo podría hacerte tomar una decisión poco acertada. Que seguramente se reflejará luego en tus finanzas. Ahora déjanos conocer las experiencias que has tenido con este tema:

  1. ¿Cuál es la peor deuda que has tenido en tu vida?
  2. ¿Por qué la adquiriste?
  3. ¿Alguna vez te retrasaste en tus pagos?
  4. ¿Cómo hiciste para salir de esa deuda?
  5. ¿Volverías a endeudarte de esa manera? ¿Por qué?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This