La curiosidad es una capacidad natural que tenemos todos los seres humanos. No se trata de algo que nos enseñen en la escuela o que aprendamos de alguien más. Se trata, más bien, de un instinto.

Y podemos ver cómo funciona si miramos a los bebés o a los niños. A ellos nadie les ha dicho para qué sirve una caja de cartón o cualquier objeto que encuentren en su casa. Sin embargo, se acercan a ellos, los observan, los tocan y les encuentran un uso.

Hasta aprenden a divertirse con ellos. Lamentablemente, los seres humanos perdemos esa capacidad o instinto a medida que crecemos. Esto pasa porque empezamos a aprender cosas, de nuestros padres o la escuela. Y dejamos de lado la experimentación propia.

Así, alguien nos dice que una simple caja no es un juguete. De alguna manera, empezamos a creerlo. Sin embargo, la experimentación es clave para que encontremos soluciones a cualquier conflicto o problema que se nos presenta en la vida diaria.

Curiosidad Intelectual: ¿Qué Quieres Aprender?

Uno de los tipos de curiosidad es la intelectual - Hyenuk Chu

Uno de los tipos de curiosidad es la intelectual – Hyenuk Chu

Una de las formas o dimensiones de la curiosidad tiene que ver con nuestra capacidad intelectual. Gracias a esta, reconocemos qué nos gusta o qué conocimiento decidimos adquirir. En esa medida, podemos elegir también qué queremos estudiar.

Cuando hablamos de la Bolsa de Valores de Nueva York también hablamos de curiosidad. Porque casi nadie nos ha dicho que podemos invertir en ella. Sin embargo, si estás leyendo esto, es porque quieres saber de qué se trata.

Lo bueno de este tema es que es realmente sencillo saciar nuestra curiosidad. En especial ahora que tenemos acceso a internet. Y ahora que en esta red podemos encontrar información sobre casi cualquier tema que se nos ocurra.

Entonces, la pregunta es: ¿estás saciando tu curiosidad con respecto a las inversiones? O, por el contrario, ¿te estás conformando con la versión oficial que la sociedad, tus amigos o tu familia tienen de ella?

Curiosidad Empresarial: Así Nacieron Los Grandes Empresarios

Existe otra forma de curiosidad que es la curiosidad empresarial. Para demostrarlo, hablemos de un ejemplo específico: el de Jeff Bezos. Su empresa, Amazon, es hoy por hoy una de las más importantes del mundo.

Pero no todos saben que nació en una pequeña oficina como una compañía que solo vendía libros y música por internet. Con el tiempo, le sumó aparatos electrónicos y así sucesivamente, hasta que se convirtió en el gran emporio que es ahora.

Muy similar es la historia de Microsoft, Apple, Google y Netflix. Pero la pregunta es ¿qué hubiera pasado si sus fundadores no hubieran tenido curiosidad por saber qué podían lograr con sus ideas de negocio?

Seguramente habrían llegado otros que habrían superado sus ideas con solo un paso: ponerlas a andar. Y tú, ¿por qué no has emprendido ese negocio que siempre has querido? ¿Se te ha acabado la curiosidad?

Curiosidad Financiera

La curiosidad financiera puede conducirte a la riqueza - Hyenuk Chu

La curiosidad financiera puede conducirte a la riqueza – Hyenuk Chu

Lo mismo ocurre con nuestras finanzas. Toda nuestra vida nos han dicho que el dinero se obtiene mediante un trabajo y que, lo que sobra, debe ir directo al banco. Muchos se han quedado con esta única visión.

Sin embargo, otros han ido más allá y descubierto que la verdad oficial sobre el dinero no es la única verdad. Es decir, que existen otras formas de generar riqueza y de hacer crecer el dinero que son diferentes a las que ofrecen los bancos tradicionales.

Soy un ejemplo de esto. Cuando me empecé a interesar por las finanzas, fui al banco a que me enseñaran a invertir. Sin embargo, descubrí que había otras formas más eficaces de lograr mi propósito y que los bancos no eran la vía.

Si hubiera dejado mi dinero en manos de los bancos, hoy no tendría ni un porcentaje mínimo de ganancia. Pero tuve curiosidad y me capacité para invertir en la Bolsa de Valores de Nueva York. Fue gracias a mi empeño y curiosidad.

Curiosidad E Inversiones

Así, gracias a la curiosidad, no solo llegué a la Bolsa de Valores de Nueva York. También aprendí a manejar mi dinero en ese mercado. Y a perfeccionar mi técnica con la convicción de que existían formas de lograr mejores resultados.

De no haberlo hecho, tal vez hoy le estaría pagando a una firma de inversiones para que manejara mi dinero. O peor aún, estaría pensando todavía que solo los millonarios podían llegar a Wall Street.

Afortunadamente, la historia es muy diferente y se la debo a la curiosidad. A mi curiosidad. Y a esa convicción de que, más allá de los mitos que se han transmitido de una generación a otra, existe un mundo diferente del otro lado de la puerta.

Debido a esa curiosidad, hoy sigo aprendiendo. He podido mejorar mi técnica, potenciar mi mentalidad. Y, de esta forma, lograr resultados superiores que, haciendo lo mismo que todos, no habría conseguido.

Frase sobre la curiosidad - Hyenuk Chu

Frase sobre la curiosidad – Hyenuk Chu

Despierta Tu Curiosidad

Por eso mismo, hoy te invito a que despiertes tu curiosidad. A que te permitas ver tu propia vida desde una perspectiva diferente y reconocer que eso que siempre has soñado, realmente, es posible.

Entonces, lee, busca el conocimiento en los expertos, ponlo en práctica y verás que tu curiosidad da resultados. Pero no olvides ser constante porque esto es como la energía que te permite llegar hasta la meta. Ahora, cuéntanos qué piensas:

  1. ¿Eres curioso sobre lo que te interesa o te quedas con lo que dicen los demás?
  2. ¿A dónde te ha llevado tu curiosidad?
  3. ¿Qué tienes curiosidad por conocer?

¿Te ha gustado el post? Ayúdame compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This