“Controla tus emociones” es una frase que nos dicen recurrentemente. Especialmente cuando somos niños y nuestros padres o maestros quieren enseñarnos a enfrentar lo que nos sucede.

Pero hoy no voy a hablarte de esto, sino de cómo Curtis “Wall Street” Carroll halló una fórmula para que las personas controlemos nuestras emociones. De manera que estas no afecten nuestras decisiones financieras.

Cuando tenía 14 años, Curtis se dedicaba a robar dinero en lugares donde la gente iba a jugar en máquinas. Un día, lo vio un guardia de seguridad y empezó a perseguirlo. El peso de las monedas que el niño había robado lo botó al piso.

Fue llevado a un juzgado de menores y, cuando lo liberaron bajo fianza, estaba esperándolo su tío. Él lo llevó a robar otra vez. Ambos pertenecían a una familia sin dinero en la que había varios adictos a la cocaína.

Controla Tus Emociones Es Un Lema Que Debemos Repetirnos

Para tener dinero controla tus emociones.

Para tener dinero controla tus emociones.

Un día, mientras estaba en un albergue donde daban comida a personas sin hogar. Un hombre le dijo a Curtis una frase reveladora. “El dinero reina en el mundo, y puede conducirte a los chicos buenos o a los chicos malos”.

Curtis recuerda que esa fue la primera vez que alguien le dijo que tenía potencial. Pero, entonces, se preguntó: ¿cómo voy a poder llegar a ser un profesional, un abogado, si ni siquiera sé leer? Siempre pensó que delinquir era la respuesta.

En ese entonces, Curtis también analizaba la siguiente paradoja. Había nacido y crecido en la nación más rica y poderosa del mundo. Pero, al mismo tiempo, debía ver a su madre vendiendo su sangre en un banco de sangre para poder alimentar a sus hijos.

Él pensaba que todo el mundo luchaba por conseguir su dinero. Y el también lo hizo delinquiendo. Estaba siguiendo al chico malo, como le había dicho ese hombre. Pero había algo que no lo terminaba de convencer.

Controla Tus Emociones Y Cuidarás Tu Dinero

A los 17 años, mientras estaba en la cárcel, Curtis aprendió que ahí el dinero era más importante que en la misma calle. Un día, consiguió la página de deportes y le pidió a alguien que se la leyera.

Esa persona le preguntó si le interesaba la Bolsa de Valores. Y le dijo que esta era el lugar donde los bancos guardaban su dinero y le explicó brevemente qué eran las acciones. Pero Curtis no sabía leer. No podía aprender. Estaba cansado.

Pasaron tres años para que tomara un libro por primera vez. Ahora confiesa que ese proceso fue una tortura. Pero, al final, recibió el regalo más importante que nadie le había dado: la autoestima, la disciplina y el conocimiento.

Dos años más tarde, empezó a leer la sección económica del periódico. Entonces, recordó lo que le dijo el hombre sobre el dinero. Reconoció que había crecido en un ambiente difícil, pero que fue él mismo quien tomó la decisión de cometer crímenes.

Aprende Y Controla Tus Emociones

Controla tus emociones y el dinero permanecerá en tu vida.

Controla tus emociones y el dinero permanecerá en tu vida.

Entonces, Curtis creó un programa para enseñar a los presos a manejar el dinero que obtenían por sus trabajos en la cárcel. Para que también pudieran poner esto en práctica cuando salieran de ella.

Se inspiró en las estadísticas según las cuales el 60% de la población tiene menos de US$1.000 en ahorros. Y en cifras que revelaban que los jugadores de la NBA vivían endeudados a pesar de sus altos ingresos.

En la cárcel la situación no era diferente. Según información que recopiló en esa época, un preso en California gana cerca de US$800 al año. No tiene que gastar nada en la cárcel. Pero, aun así, no ahorra.

Por eso, se preguntaba algo. ¿Cómo puede la sociedad ayudar a quienes salen de la cárcel si no puede manejar sus propias finanzas? Eso lo llevó a construir su propio plan para ayudar a quienes estaban en una situación similar a la suya.

Controla Tus Emociones Y Supera El Analfabetismo Financiero

Curtis, quien empezó a interesarse por lo que pasaba en su comunidad, cree que el analfabetismo financiero es una enfermedad. Y que esta golpea a la clase baja de la sociedad, por lo que hay que tomar acciones al respecto.

Pero, ¿cómo curarla? Así nació un programa que co-fundó que se llama Capacitación Financiera y Emocional (FEEL, por sus siglas en inglés). A través de este, enseña a las personas a separar sus decisiones emocionales de las financieras.

Lo hace a través de tres simples reglas que todos podemos aplicar en nuestras finanzas personales. Estas son:

  1. Ahorrar.
  2. Pedir prestado eficazmente.
  3. Diversificar.

De acuerdo con Curtis, los presos necesitan aprender estas reglas antes de salir de la cárcel. Si no lo hacen fracasarán en su proceso de rehabilitación. Porque las habilidades financieras son un estilo de vida.

Controla tus emociones con estas tres claves.

Controla tus emociones con estas tres claves.

El Valor De Las Emociones

La historia de Curtis es fascinante porque nos deja una gran enseñanza. La falta de control sobre nuestras emociones puede pasarnos una factura en términos financieros. Y el valor de esta factura puede ser muy alta.

Este pensamiento está en línea con la fórmula que siempre te recuerdo. El 80% del éxito de tus operaciones en la Bolsa de Valores depende de tu mentalidad. Y solo el 20%, de la técnica. Ahora, cuéntame algo:

  1. De 1 a 10, ¿cómo consideras que está tu mentalidad frente al dinero?
  2. ¿En qué aspectos continúas fallando en ese sentido?
  3. ¿Qué haces para tratar de mejorar?
  4. ¿Qué es lo que más te gusta de la historia de Curtis?
  5. ¿Viste la participación de Curtis en TED?
  6. ¿Sabes controlar tus emociones en relación con el dinero?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!