Los autos voladores han sido, por lo menos por ahora, un sueño. Unos artefactos que hemos visto en películas de ciencia ficción. Pero que nadie se ha atrevido a convertir en realidad con resultados exitosos hasta el momento.

Sin embargo, que sean un sueño no significa que siempre lo serán. Tampoco significa que es imposible que alguien, una empresa o país llegue a materializarlos. Por el contrario, quiere decir que tienen el potencial de ser eso que hemos visto en el cine.

Mientras muchas compañías como Tesla o Google les apuestan a los autos eléctricos o autónomos, otras van más allá. Les han dejado ese terreno a ellas y hoy se enfocan en un objetivo aún más ambicioso.

Este es construir autos voladores. O pequeñas naves con la capacidad de transportar a grupos reducidos de personas. Retando a algo que creíamos hasta ahora: que no era posible tomar un vuelo para ir de la casa al trabajo o al supermercado.

Detrás De Los Autos Voladores

Airbus está detrás de los autos voladores.

Airbus está detrás de los autos voladores.

Al pensar en esa posibilidad, hay una pregunta que se viene inmediatamente a la cabeza. ¿Quién podría tomar las riendas de semejante aventura? Asimismo llega la respuesta. No podría ser otro país que Japón.

Porque la nación del Sol Naciente ha liderado desde hace siglos la industria de la tecnología. Debido a que no solo cuenta con recursos económicos. Sino con un talento humano capacitado para resolver los más grandes retos de la humanidad.

Y de eso se tratan los autos voladores, ¿no? De brindar ese lujo a quien pueda pagarlo, es verdad. Pero también de solucionar el problema de la movilidad y el eterno tráfico que afecta, especialmente, a las grandes ciudades.

Sin embargo, en una carrera como estas ser nacionalista e individualista no trae beneficios. Por eso Japón ha echado mano de más de 20 compañías revolucionarlas. De la mano de ellas se está acercando cada vez más rápido a la meta.

Autos Voladores Hechos En…

Uber, Boeing, Airbus y Toyota ocupan un codiciado puesto en esa lista. Que llama la atención porque está integrada por compañías pertenecientes a diferentes sectores y con especialidades diversas.

Toyota, por ejemplo, es originaria de Japón. Y se especializa en la fabricación de automóviles. De hecho, es una de las compañías más reconocidas del mundo y la sexta en su segmento en todo el planeta.

Airbus, por otro lado, fue creada en Francia y es líder en la industria aeroespacial. Boeing, siguiendo con la lista, es una compañía norteamericana que también se dedica a la fabricación de aviones.

Mientras que Uber, nacida en el corazón de Silicon Valley, es una plataforma tecnológica. Que ofrece servicios de transporte a través de una aplicación que se puede descargar fácilmente a través de dispositivos móviles.

Los Autos Voladores Que Todos Sueñan

En Japón nacerán los autos voladores del futuro.

En Japón nacerán los autos voladores del futuro.

Si esos serían sus fabricantes, ¿cómo serán los autos voladores en el futuro? Es claro que tendrán las mejores características de las más de 20 marcas seleccionadas por Japón. Y que seguirán con la revolución en los servicios de transporte que ha fomentado Uber.

También se sabe que los japoneses esperan lanzar su primer modelo en la próxima década. Y que, paralelamente, trabajan en una regulación que facilite el uso de este nuevo medio para movilizarse sin trabas legales.

Como parte de ese proceso, evalúan las implicaciones en términos de seguridad que tendría el uso de estos vehículos. Lo que no es de extrañarnos, porque no cualquiera podría manejarlos.

Detrás de este ambicioso proyecto hay una motivación más. Japón también espera que con estos carros se disminuya la contaminación ambiental. Un aspecto en el que, tristemente, no lleva la delantera.

La Lección De Emprendimiento De Los Autos Voladores

Entre las empresas de la lista de elegidas para crear el primer auto volador llama la atención Toyota. Porque en esta se incubó Cartivator, una startup que nació con el fin de crear un dron de gran tamaño que pudiera elevarse y acelerar como un buen carro.

La startup, compuesta por cerca de 30 personas especialistas en diferentes disciplinas, espera que su modelo esté listo para 2020. Este no solo podría volar, sino despegar de prácticamente cualquier espacio.

Pero su mayor ventaja es que sería tan intuitivo como maniobrar un pequeño avión en un videojuego. Un aspecto que terminaría por abrirle las puertas a su masificación y comercialización.

Que depende de la regulación de cada país. Que no siempre se ejecuta a favor de los grandes inventores. Hay autorizaciones que se han obtenido décadas después de registrar un invento, cuando ya resulta obsoleto.

Los Autos Voladores Están Aquí

Cuando me imagino tomando un taxi volador para ir a recoger a mis hijos al colegio me da un poco de angustia. Sería increíble. Pero no dejo de pensar en cómo sería eso. ¿Dónde aterrizaría? ¿Habría espacio en el cielo para tantos autos voladores?

Lo que sí sé es que esa realidad, como en su momento pasó con los teléfonos móviles, llegará tarde o temprano. Y por eso creo que las compañías que participan en estos proyectos son buenas alternativas de inversión. ¿Lo crees tú también?

  1. O, por el contrario, ¿piensas que falta todavía mucho tiempo para que los autos voladores sean una realidad?
  2. Si te dijera que tienes la posibilidad de subirte en uno de ellos, ¿lo harías?
  3. ¿Crees que los otros autos son más seguros?
  4. ¿Inviertes en alguna de las empresas que participan en esta aventura que parece sacada de una película de ciencia ficción?
  5. ¿Cuáles han sido tus resultados?
  6. ¿Te imaginas nuestro mundo con el transporte de dentro de 20 años?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!