El salario mínimo es un tema que se discute por estos días en varios países del mundo. En ellos, los gobiernos y los gremios se han reunido para responder una importante pregunta. ¿Cuánto dinero necesita una persona para vivir?

Porque, a la larga, de eso se trata el salario mínimo. De que una persona reciba un pago mínimo por su trabajo. Y de que, con él, sin importar sus circunstancias particulares, pueda mantenerse mes a mes. A partir de entonces surgen algunas preguntas más.

Por ejemplo, ¿cómo puede una persona sola vivir con el mismo dinero que una persona con hijos? ¿Cómo una persona paga por la vivienda, alimentación, salud y educación de su familia con una suma dinero que a otra persona no le alcanza para nada?

Aunque podríamos durar horas buscando las respuestas, creo que se reducen a una sola. Me refiero al significado del dinero y al manejo que cada uno de nosotros le da, según sus propias circunstancias.

El Aumento Del Salario Mínimo

Con el salario mínimo se satisfacen necesidades básicas.

Con el salario mínimo se satisfacen necesidades básicas.

En Colombia, por ejemplo, el salario mínimo para 2019 subió solo un 6% con respecto al de 2018. Es decir que será de $828.116 pesos colombianos. Lo que es igual, más o menos, a US$250.

El gobierno aseguró que, gracias al aumento, se podrá reactivar la economía del país. Y que se podrá generar más empleo formal. Sin embargo, el aumento no favorece la capacidad de compra de los hogares. Ni mucho menos satisface sus necesidades básicas.

De hecho, los hogares que deben sobrevivir con este dinero lo hacen por una razón. Y es que más de una persona aporta económicamente al sostenimiento de la familia. De lo contrario, deben recurrir a los préstamos informales o a la deuda para llegar a fin de mes.

Como es de suponerse, estas personas no cuentan con dinero extra para divertirse. Ni mucho menos para irse de vacaciones. Para ellas, por obvias razones, el dinero es únicamente un medio para subsistir.

El Salario Mínimo En España

En España la situación es un poco mejor, pero tampoco llega a ser óptima. A partir de enero de 2019, en este país se ofrecerá el mayor salario mínimo al que se ha llegado en los últimos 41 años.

Será de €900 euros o US$1.000. Además, los trabajadores recibirán 14 pagos anuales. El aumento corresponde a un 22.3%, mucho mayor que el de Colombia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en España el costo de vida es mayor.

Es decir, que las familias en ese país también deben hacer cuentas para sobrevivir con ese dinero. Y alargarlo a fin de mes para poder satisfacer sus necesidades y hacerles frente a fenómenos como la inflación.

Esta no es la situación de todos. Porque, por supuesto, hay quienes tienen salarios mucho mayores. Pero las dudas son ¿qué harías tú si te encontrarás en esa situación?, ¿cómo emplearías o empleas tu dinero?

A Aprender Del Salario Mínimo

El salario mínimo no alcanza para la diversión.

El salario mínimo no alcanza para la diversión.

La discusión sobre el salario mínimo nos deja lecciones que podemos aplicar. Ya sea que tengamos ingresos mensuales menores, iguales o superiores a las sumas de las que acabamos de hablar.

Para mí la más importante es que siempre debemos establecer prioridades con respecto a nuestros gastos. Porque solo de esta forma podremos hacer un uso realmente eficiente de nuestro dinero.

Si nuestras ganancias son más altas, mayor será la lista de los rubros a los que podremos destinar nuestro dinero. En ella podremos empezar incluir rubros como la recreación, las vacaciones y hasta los lujos.

Lo importante es que, como te he dicho antes, le demos a cada gasto su justo valor. De manera que podamos evitar gastar de más. O incurrir en compras o gastos que solo satisfacen nuestras emociones.

La Cultura Del Ahorro

El tema del salario mínimo también nos da pistas sobre el ahorro y la inversión. La mayoría de personas que obtienen este ingreso no pueden guardar algún dinero para el futuro. Es más, ni siquiera pueden ahorrar para su pensión.

Y es natural. Si el dinero no alcanza para eso, no hay mucho que hacer. Pero si tu situación es un poco mejor, y teniendo en cuenta que tienes acceso a este conocimiento, no hay excusas.

Por eso, es necesario que todos revisemos cuánto ganamos. Pero, sobre todo, en qué gastamos nuestro dinero. Para determinar si le estamos dando al ahorro y la inversión el lugar que merecen en nuestros planes financieros.

Lograr ahorrar o invertir, aunque sea un porcentaje mínimo de nuestras ganancias, es un paso hacia adelante. Por eso realizar esta autoevaluación es una tarea obligada y un compromiso que cada uno de nosotros debe cumplir consigo mismo.

Salario mínimo y ahorro.

Salario mínimo y ahorro.

El Salario Mínimo Obliga A Buscar Ingresos Extra

Otra inquietud que surge a partir del tema del salario mínimo es la de generar ingresos extra. Leí en un periódico que una señora que gana ese monto debe participar en una especie de “pirámide” para lograr ganar un poco más de dinero al final del mes.

Historias como esa deben despertarnos. Debemos darnos cuenta de que, sin importar nuestra situación, tenemos herramientas para generar más ingresos. Y así no depender de un salario ni de quienes deciden cuánto aumentará. Y tú, ¿ya tomaste el primer paso?

  1. ¿Crees que tus ingresos mensuales son suficientes?
  2. ¿Qué rubros no alcanzas a cubrir con ellos?
  3. ¿Eres activo en la búsqueda de un mejor salario?
  4. ¿Y de los ingresos extra?
  5. ¿Crees que invertir en la Bolsa de Valores puede aliviar tu situación financiera?
  6. ¿Recuerdas que solo puedes invertir en la Bolsa lo que estás dispuesto a perder?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This