Invertir en ti es algo que siempre te aconsejo hacer. Porque solo si lo logras puedes proyectar tus pensamientos o deseos hacia el exterior. Y, de esta manera, ver manifestado en la realidad todo lo que sueñas.

Esto es algo que puedes empezar a hacer en cualquier momento del año. Pero elegí hablarte de esto en este momento porque enero es un mes que llega con una nueva energía.

En este proceso es importante que tengas en cuenta algo. invertir en ti no solo significa nutrir tu conocimiento, sino también tu cuerpo y tus emociones. Finalmente, los seres humanos no operamos si alguna de nuestras dimensiones está en desequilibrio.

Aquí te doy algunas claves para que en este año que comienza seas una persona plena.

Trabajar En Ti Es Tener Buenos Sentimientos

Amar es trabajar en ti.

Amar es trabajar en ti.

Uno de los principales pasos que podemos dar para lograr nuestro propio bienestar es ser conscientes de lo que sentimos. Porque como seres humanos estamos expuestos a muchas influencias externas que nos hacen reaccionar de diferentes formas.

Si el año anterior tuviste muchos disgustos o no lograste tus metas, seguramente hoy te sientes desanimado. Por el contrario, si ganaste las batallas que tuviste que librar, probablemente hoy te sientas con más fuerza.

Por eso, es importante que seas consciente de lo que sientes. Para que, si tus sentimientos no son tan positivos, te propongas y logres superarlos. De manera que, a partir de ellos, puedas construir en la vida real la vida que sueñas.

Por otro lado, si tus sentimientos son positivos, no dejes que se apague la llama. Porque ellos son el motor que te lleva a la acción. Y la acción, finalmente, es la que hace que tus sueños sean realidad.

Trabajar En Ti Es Hacer Planes

Una vez te sientes bien contigo mismo, llega el momento de actuar, ¿verdad? Pero no se puede actuar a la deriva, porque eso no conduce a resultados concretos. Es necesario planear lo que queremos en cada aspecto de nuestra vida.

En ese sentido, este es el momento perfecto para que te preguntes qué quieres lograr en términos económicos. O si te sientes bien cuando te miras al espejo. También, para que decidas si quieres hacer esa maestría o ser un inversionista exitoso en la Bolsa de Valores.

Cuando hayas tomado esas decisiones, traza planes realizables y concretos. Por ejemplo, si quieres estudiar, busca la información sobre posgrados. Revisa cuál universidad resulta más conveniente para ti. Y habla con personas que la conozcan que te puedan dar referencias.

De esta forma, cuando te llegue el momento de actuar, tendrás un mapa que te ayudará a enfocarte. Para que no le apuntes a lo primero que pase. Ni te dejes llevar por el azar. Sino que persigas lo que realmente deseas.

Cuidar Tu Cuerpo Es Trabajar En Ti

Alimentarte bien es invertir en ti.

Alimentarte bien es invertir en ti.

Tampoco olvides que el cuerpo es esa herramienta que te permite relacionarte con el mundo. Lamentablemente, a veces lo olvidamos.

Por eso, este año, al igual que tus sentimientos y pensamientos, ponlo en primer lugar. No me refiero a que te conviertas en una de esas personas que solo piensan en su figura. Ni a que todos debemos ser modelos.

Lo que sí te quiero decir es que cuides tu alimentación. Que revises qué alimentos de tu dieta no te están aportando verdadera nutrición y que sean alimentos de verdad (no procesados) y los reemplaces por los que sí lo son. Y no olvides tampoco hacer algo de ejercicio.

Sé que a muchas personas les cuesta, pero hay muchas formas de poner nuestro cuerpo en movimiento para que sea saludable. Así que ¡ánimo! Sal a caminar, practica algún deporte, baila o ve al gimnasio.

Para Trabajar En Ti Invierte En Los Demás

Ahora, ¿de qué sirve tener un cuerpo saludable y pensamientos positivos si no nos sabemos relacionar con los demás? Por eso para este año también te aconsejo que revises cómo están tus relaciones personales.

Revisa si te sientes bien con tu pareja o tus amigos. Piensa si eres un buen vecino o si eres el vecino al que todos odian. Recuerda cuántas veces le contestaste mal o tu jefe o a tus compañeros de trabajo.

Esto te ayudará a hacer un balance sobre tus relaciones. También, a saber si estas te potencian o te estancan. Pero, sobre todo, a ver si tú estás aprovechando esas relaciones para crecer y para ayudar a crecer a los demás.

Para saber si estás creando dramas innecesarios o si te falta aprender a reaccionar mejor a los problemas. No olvides que las personas no estamos solas y que saber convivir es una de las claves para tener una vida pacífica.

Invierte en ti y atraerás el éxito.

Invierte en ti y atraerás el éxito.

¿Y El Mundo?

Por otro lado, piensa en que el mundo no se reduce a tus entornos más cercanos como la familia o el trabajo. Seguramente, en el colegio de tus hijos hay un niño que necesita ayuda. O en tu ciudad, personas que requieren diferentes clases de apoyo. También está el medio ambiente.

Por eso, este año piensa también en esos entornos más alejados. Y trata de ayudar a quienes lo necesitan. Puedes poner tu dinero o tu talento al servicio de esas personas o de esos lugares. Entonces, comparte con nosotros:

  1. ¿Ya tienes identificado ese entorno en el que puedes ayudar?
  2. ¿Qué crees que puedes hacer por él o en él?
  3. ¿Ya trazaste un plan para colaborar?
  4. ¿Cuentas con el apoyo de alguien en esa tarea?
  5. ¿Cómo te sientes al ayudar a los demás?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This