Slack (WORK) es una empresa de la que se habla mucho por estos días. Y no es para menos, ya que tuvo una salida triunfal a la Bolsa de Valores de Nueva York. Pero, ¿qué hay detrás de esta compañía que está en el radar de muchos inversionistas?

En realidad, se trata de una herramienta de comunicación especializada para los entornos laborales. No en vano recibe el apodo del “Whatsapp” de las empresas. Porque, básicamente, facilita la interacción entre un equipo de trabajo, generalmente.

Usarla es sencillo. Basta con buscarla en internet y registrarse para empezar a usar sus múltiples servicios. Entre ellos se encuentran el de chats abiertos para el equipo, chats privados y mensajes directos.

Adicionalmente, está anclada con otras aplicaciones. Lo que permite a sus usuarios emplear, sin mayores complicaciones, Dropbox y otras similares. También se puede usar con cualquier tipo de equipo o dispositivo móvil.

Slack Es Vital En Las Oficinas De Hoy

En las oficinas, Slack es muy útil - Hyenuk Chu

En las oficinas, Slack es muy útil – Hyenuk Chu

El éxito de Slack es tal, que ya muchos hablan de que, incluso, puede reemplazar al correo electrónico en las empresas. Porque permite compartir en una sola plataforma todos los proyectos de una organización.

Lo que, además, facilita la integración de los nuevos miembros que se incluyan en un equipo. Ahí tienen acceso a todo el historial de documentos, conversaciones o mensajes que se han realizado sobre un tema.

Pero no todos estos servicios son gratuitos. Hay una versión libre que incluye algunos de ellos. Y una versión Premium que es paga. Esta es la que permite acceder al historial de las conversaciones.

Una ventaja adicional de Slack es que facilita la gestión de proyectos. Al contener en una sola plataforma las líneas de acción o temas clave de una empresa. Así como la posibilidad de que sus miembros interactúen en torno a ellos.

Slack Antes De La Bolsa De Valores De Nueva York

Desde su lanzamiento, en el año 2013, fue una empresa ganadora. En menos de 24 horas ya tenía 8.000 usuarios. Lo que motivó a muchos inversionistas a apostarle a ella. Pero, sobre todo, a su potencial de crecer en el futuro.

Un año después de su fundación, por ejemplo, ya había conseguido cerca de US$43 millones por parte de inversionistas. Una suma que se multiplicó rápidamente. Hasta que su valoración alcanzó una suma cercana a los US$2.700 millones.

Gracias a todas esas ventajas, en 2018 la empresa llegó a los 90 millones de suscriptores. Aunque el número de los que pagan por la cuenta Premium es bajo, el número de usuarios totales da cuenta de sus ventajas.

En ese mismo año, los ingresos de la empresa también tuvieron un comportamiento positivo notable. La compañía reportó que alcanzaron los US$400 millones. Es decir, 80% más que los obtenidos en 2017.

Slack En La Bolsa

Un exitoso direct listing tuvo Slack - Hyenuk Chu

Un exitoso direct listing tuvo Slack – Hyenuk Chu

Si bien registró pérdidas, que llegaron a los casi US$144 millones, la empresa dijo tener un plan B. Espera mejorar su modelo de negocio y ser más rentable. Una meta que está más cerca ahora que llegó a la Bolsa de Valores.

Y que lo hizo con bombos y platillos. Como en su época pasó con otras compañías como Spotify. Que también eligieron una forma particular de empezar a cotizar en el más importante mercado de las acciones.

Por lo anterior, existía una gran expectativa con respecto al debut de Slack en la Bolsa de Valores de Nueva York. Que culminó con un gran balance positivo. La valoración de la empresa subió a US$23.000 millones.

Mientras que sus acciones aumentaron su valor en un 50%. Tras haber registrado un valor inicial de US$26. Para dar este paso, sin embargo, la empresa no eligió la IPO (Initial Public Offering).




Slack Y Su DPO

Sino que se decidió por el llamado listado directo, también conocido como direct listing o Direct Public Offering (DPO). Según lo explicamos hace unos meses en este blog, las acciones salen a la venta para los inversionistas en ambos casos.

Pero con la DPO la empresa no debe establecer previo a su salida cuál será el precio inicial de sus acciones. Ni tampoco requiere determinar exactamente el número de acciones que desea vender. Porque llega directamente a los accionistas.

Por su puesto, los dueños de Slack no fueron los únicos que llegaron con una sonrisa al final de la jornada. También lo hicieron los de Accel. Ya que esta firma de capital de riesgo invirtió en Slack hace algún tiempo.

Adquirió, exactamente, un 23.8% de la compañía. Y ahora, con la salida de la empresa a Bolsa, está reclamando sus frutos o ganancias. Sobre todo, porque la expectativa es que su cotización se valorice aún más con el tiempo.

Clave sobre la DPO de Slack - Hyenuk Chu

Clave sobre la DPO de Slack – Hyenuk Chu

Inversiones Y Mentalidad

Cuando se conocen noticias como estas, muchos inversionistas se apresuran a invertir en estas compañías. Y es probable que, si están preparados o corren con suerte, puedan lograr operaciones exitosas.

Pero, personalmente, pienso que la actitud que debemos tener frente a ellas es más reflexiva. Ya que no se trata de que invirtamos de afán, sino de que sigamos nuestra estrategia según nuestro perfil de riesgo. Por eso, cuéntanos qué haces tú:

  1. Al conocer una noticia sobre una IPO o DPO, ¿corres a invertir en esa empresa?
  2. ¿O prefieres esperar un poco para ver cómo se desenvuelve en la Bolsa de Valores?
  3. ¿Qué tienes en cuenta al incluir una empresa en tu portafolio de inversión?
  4. ¿Qué papel juega tu mentalidad en esa decisión?
  5. ¿En qué empresas estás pensando en invertir ahora y por qué?

Si te ha gustado el artículo, por favor, toma un poco de tu tiempo y compártelo en tus redes sociales para que lleguemos a más personas. ¡Gracias!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This