En este video vas a entender que tan sabio eres. En las diferentes religiones y culturas se habla de esta clave que te ayudara a mejorar tu economía.

Y se llama CONSEJO.

Por ejemplo, en el occidente muchos reciben consejos de la Biblia. Una de ellas dice “El Sabio Oye Consejos, El tonto Fracasa en Todo y luego dice: Dios tiene la culpa”

En fin, la práctica de pedir consejo es algo realmente de personas sabias, sobre todo cuando se trata de tomar decisiones económicas importantes. El propósito entonces de buscar consejos es tener ideas y sugerencias que nos pueden ayudar a tomar decisiones sabias.

He aquí la clave.

¿Pedirías consejos sobre dinero a una persona que vive en deudas?
¿Buscarías consejos sobre emprendimiento a una persona que siempre ha sido empleado o empleada?
¿Recibirías consejos de trascender en tu vida, de una persona que critica, genera odio y conflictos?
¿Qué harías con consejos de inversiones de una persona que ha estafado a personas?

Mejora tu economía personal te costará pero valdrá la pena

Mejora tu economía personal… te costará pero valdrá la pena

Está bien pedir consejos, pero también es cierto, que debemos saber a quién solicitarlo, o de quién recibirlos. Obviamente, que pidamos consejos no necesariamente implica que lo hagamos tal como nos den sus consejos, pero, es más del sabio saber diferenciar un buen consejo del mal consejo.

De hecho, cualquier persona puede dar consejos. Como dice Lope de Vega, “No hay cosa más fácil que dar consejo ni más difícil que saberlo tomar”

Pero en mi caso, tomaría consejos de personas que ya hayan pasado por la situación de confusión, contratiempos e incertidumbre, que estoy pasando en ese momento. Por eso es tan importante, tener la figura de profesores, padres, mentores, que te ayuden a avanzar en la vida con o sin tropiezos. El tomar un consejo es aprovecharse de su experiencia.

Desde este punto de vista, tener un buen mentor financiero o de vida, es algo rentable, porque puede ser un catalizador para lograr tus objetivos y metas financieras o de la vida.

En muchos aspectos de mi vida, y de mis finanzas, he sido educado por un mentor tonto, que me hizo realmente difícil salir adelante. Ese mentor era yo mismo, un autodidacta. Pero, hasta que no encontré mentores que me dieran buenos consejos, y a pesar de lo difícil y duro que eran sus consejos, al seguir y tomar acción encontré una autopista que me catapultó hacia mis metas.

Así que espero que no cometas el error de seguir a un mentor tonto como yo lo hice.

Si es un mentor de finanzas o de inversiones, antes de recibir sus consejos, verifica primero.

Y termino con esta frase celebre:

El aconsejar es un oficio tan común que lo usan muchos y los saben hacer muy pocos.

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!