En este video comprenderás que Tener Costumbres genera Prosperidad.

Todos los humanos somos seres de costumbres. Son conductas que lo repetimos regularmente, de modo sistemático. Muchas veces ni nos damos cuenta de porque lo hacemos. Simplemente, lo hacemos porque se ha vuelta una costumbre.

Miremos, tomar café o té al despertarnos. Hacer deporte, ir a trabajar en la mañana, ver una novela, película o serie de Televisión en la noche, leer un libro.

Se trata de comportamiento humano, son hábitos que hemos aprendido de alguien, o hemos reemplazado una que ya teníamos sin darnos cuenta.

¿Y qué tiene que ver la costumbre o los hábitos con la prosperidad?

Pues casi todo.

Tener unos buenos hábitos financieros, te va ayudar a garantizar tu prosperidad.

Reemplaza Tus Costumbres para que te Generen Prosperidad

Reemplaza Tus Costumbres para que te Generen Prosperidad

Pero, admitamos, tener un buen hábito o reemplazar un mal hábito en uno bueno, requiere de un gran esfuerzo y no siempre es fácil. De hecho, es muy difícil. Solamente piensa, en general, de cualquier cosa que tienes que realizar en el día a día, que cosas sabes que te gustaría cambiar, pero no has podido hacerlo.

Un hábito es aprendido. Así que tu hábito financiero viene de tu entorno. De tu casa, de tu escuela, de tu trabajo, de tus amigos, de las personas con los que convives.

Como nos pasa en la mayoría de los países latinos, donde no nos enseñan cómo manejar y administrar nuestro dinero, pues terminamos aprendiendo malos hábitos financieros. Malos hábitos como no ahorrar, gastar más de lo que ganas, no hacer presupuesto, no invertir, tener deudas, y otras cosas más.

Así que, si ya tienes malos hábitos, no trates de eliminarlos. Los hábitos o costumbres no se eliminan. Se reemplazan.

No será fácil, pero a los problemas difíciles se ataca una cosa a la vez.

Comienza con determinar tu estado financiero actual, registrando los ingresos, gastos, deudas, y ahorros. Luego, planifica y prepara un presupuesto, junto con unas actividades a realizar, para pagar o enfrentar las deudas. Luego adquiere educación financiera, para poder entender para que ahorrar, y porque debes invertir, para que tu dinero trabaje para ti.

Suena fácil, pero no lo es. Tomará tiempo. Pero, si tienes convicción de que lograrás cambiar tus malos hábitos por los buenos, y adicional le sumas la constancia y disciplina, lo vas a lograr.

Escríbeme que malos hábitos te ha costado reemplazar y nos vemos en la última clave para Mejorar Tu Economía Personal.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!