Cambiar de rumbo o no es una pregunta a la que todos nos hemos visto enfrentados. Es uno de esos momentos en los que debemos decidir si nos quedamos en nuestra zona de confort o partimos rumbo a lo desconocido.

Esa es una decisión que suele costar debido, en primer lugar, a las creencias personales. No todos están dispuestos a admitir que, simplemente, tienen nuevos propósitos. O que se equivocaron y deben redireccionar su vida.

Pero también están las creencias de los demás. Cuando una persona cambia de rumbo, se le juzga porque no se concibe fácilmente que se eche para atrás con sus planes. O que, en medio de un proceso, prefiera dejarlo todo en busca de nuevas ideas.

El caso es que, si algo tenemos al acecho, es el cambio. Porque la vida misma no es estática y nuestras metas tampoco lo son. Pero ¿cómo enfrentar un cambio de decisión o de parecer en el ámbito personal o colectivo?

Ten en cuenta estos dos tips que te daremos a continuación. E inspírate con la historia de tres famosos a los que hemos visto cantando y actuando. Pero que, en realidad, estudiaron carreras disímiles con respecto a lo que terminaron haciendo.

Cambiar De Rumbo En Nuestras Finanzas:

Cambiar De Rumbo Es Ser Flexible

Cambiar de rumbo: adáptate o fracasa

Cambiar de rumbo: adáptate o fracasa – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Cuando nos proponemos una meta, tenemos ese horizonte fijo. Y esperamos que nada ni nadie se interponga entre nosotros y ese objetivo. Sin embargo, fallamos en algo y es que eso es algo que no lo podemos controlar.

Pensemos por un momento en lo que ocurrió el año antepasado. A principios de 2020, muchos tenían planes de boda o de viaje. Se imaginaban teniendo una luna de miel idílica o las vacaciones soñadas en París.

Pero llegó una pandemia que no concebíamos ni en nuestra imaginación y obligó a todos a cancelar sus planes. O, por lo menos, a aplazarlos hasta que terminaran las cuarentenas. No todos supieron adaptarse a esa situación.

Quienes sí lo hicieron fueron aquellos que aceptaron todas las cosas que no podían controlar. Al final, a pesar de que pudieron hacerlo en un entorno diferente, tal vez muchos sí cumplieron sus metas.

Porque fueron flexibles y no temieron cambiar un poco de rumbo con el fin de cumplir su propósito. Pero ¿qué ocurre cuando es el propósito el que cambia? ¿A qué nos vemos expuestos?

Cambio De Planes

Básicamente, a esa situación subyace lo mismo. Es común oír que una persona tiene planes de viaje, pero conoce a su pareja ideal y termina teniendo un hijo por decisión propia. Ahí cambió la meta, más que las circunstancias.

Muchos pueden reaccionar con enojo o desagrado ante ellas. Una reacción común cuando factores externos nos obligan a cambiar de planes. Pero tal vez innecesaria si observamos la misma situación desde otra perspectiva.

¿Qué tal que el viaje hubiera resultado inconveniente? ¿O si es mejor que nos quedemos en un lugar porque ahí seremos más necesarios o útiles que en otro? El caso es que no tenemos cómo ver esa foto general de la situación.

Lo que sí podemos hacer es tener una de las características que más se nos exige hoy en día. Se trata de la adaptabilidad a esos cambios repentinos del entorno con el fin de que no sucumbamos a sus embates.

Entonces, ya que se acabó el primer mes del año, la pregunta es esta. ¿Qué tan adaptable estás siendo en 2022? ¿Cómo reaccionarás si un factor externo te obliga a tomar otro trayecto?

Cambiar De Rumbo Es Ser Feliz

Para ser feliz hay que cambiar de rumbo cuantas veces sea necesario

Para ser feliz hay que cambiar de rumbo cuantas veces sea necesario – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Para resumirlo de alguna forma, ante una situación hipotética como esa, el desafío sí es cambiar de rumbo. Pero no con la actitud de la víctima a la que los planes se le desbaratan de la noche a la mañana.

Por el contrario. La idea es adoptar una actitud positiva frente a ese escenario que parece adverso. Porque, básicamente, en realidad nada lo es. Decirle eso a quien le acaban de cancelar el vuelo de sus vacaciones o su boda no parece sencillo.

Sin embargo, no representó un daño para ellos ni un daño para los demás. Tal vez haya que hacer otras diligencias que tomen un tiempo y hasta algún dinero. Por lo demás, nadie resultó herido.

Entonces, ¿por qué preocuparse con los ligeros cambios de planes o con los que no son tan ligeros? Finalmente, solo sucederá lo que esté destinado a ser. Con esa convicción se deben asumir los desafíos.

Por lo tanto, hazte estas preguntas:

  • ¿El 2022 está siendo como creíste que iba a ser?
  • En caso de que no, ¿de qué forma han cambiado los planes que te propusiste para este año?
  • ¿Cómo estás reaccionando a esos cambios?
  • ¿Es tu actitud más proactiva (positiva) o reactiva (negativa)?
  • Si tienes que modificar tus metas, ¿ya sabes cuál será tu nuevo rumbo?

Aclarar esas dudas te ayudará a ser como estos personajes que estaban predestinados a ser profesionales, pero terminaron en el mundo del entretenimiento. Y, lo mejor de todo, lograron ser exitosos en ese entorno.

Cambiar De Rumbo: El Caso Del Guitarrista De Queen

El nombre de Brian May tal vez no les parezca conocido a muchos, pero sí que lo es. Se trata del guitarrista de la famosa banda británica Queen. Él, en realidad, estudió física y astronomía en la década del 60.

Todo apuntaba a que ese sería su futuro. Pero, entonces, ocurrió lo inevitable y es que Queen empezó a formarse poco a poco. Luego vinieron los toques en los bares, la fama y las largas giras mundiales.

May se convirtió en uno de los guitarristas referentes de todos los tiempos. Pero nunca dejó disminuir el interés por su profesión original ni con el paso de los años o la llegada del dinero.

De hecho, volvió a ella décadas después. Cuando Queen ya se había desmoronado como banda, el retomó sus estudios. Y entregó la tesis que dejó pendiente para poder obtener su título de manera formal.

No contento con eso, más adelante hizo un doctorado en una universidad británica. Y es doctor honorífico de otra universidad del mismo país. ¿Cómo habría sido su historia si se hubiera negado a cambiar de rumbo?

Ten esto en cuenta si quieres cambiar de rumbo

Ten esto en cuenta si quieres cambiar de rumbo – Hyenuk Chu

La Bióloga De Friends

Una historia similar es la de Lisa Kudrow, más conocida como Phoebe, en la famosa serie Friends. Ella es hija de un médico. Se dice que ese hecho incidió al momento en el que ella eligió su carrera.

Pero esta no fue actuación, precisamente. De hecho, se trató de biología, un programa que cursó en una universidad neoyorquina. Y que, además, le sirvió para trabajar con su padre durante algunos años.

Pero lo suyo era la actuación. Entonces, a los 29 años, cuando fue elegida para actuar en Friends, dio el gran paso. Hoy por hoy, Friends es una de las series más reconocidas y recordadas de todos los tiempos.

Y el papel de Phoebe, uno de los más queridos de la televisión norteamericana. Un papel al que no hubiera llegado si no hubiera perseguido su pasión. O asumido que los cambios siempre son para bien. ¿Opinas lo mismo? Comparte tu opinión:

  1. Comparte esa ocasión en la que tuviste que cambiar de rumbo, por favor.
  2. ¿Te costó asumir que la situación no se estaba dando como querías?
  3. Ahora, ¿cómo reaccionas cuando una situación no juega a tu favor?
  4. ¿Te gustaría hacer un CAMBIO en tu vida? Anótate aquí.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!