Si Carl Sagan estuviera vivo, esta semana cumpliría 87 años. Por eso, en el toque de Midas de hoy recordamos a este hombre que se convirtió en uno de los mejores divulgadores científico de la historia reciente.

Pero ¿cómo llegó a ostentar ese rol? Para empezar, recordemos que nació en Nueva York, en una familia judía de clase media. Siempre quiso cumplir los sueños no alcanzados de su madre, que sufrió la pobreza cuando niña.

Además, lo inspiraba su padre, que siempre apoyó y fomentó su temprana curiosidad. Entre otros, lo hizo al llevarlo a exposiciones científicas que aumentaron su interés por dos temas. La ciencia y la naturaleza.

Era aún niño cuando se encerraba en la biblioteca pública para tratar de entender cómo operaba el universo. Y cuando volvía a casa, duraba horas jugando al científico y leyendo historias de ciencia ficción.

Hasta que le llegó el momento de decidir qué quería estudiar. Y se inclinó por esa vocación que había perseguido desde niño. En la década del 40, se matriculó en la universidad para graduarse pocos años después.

¿Ya Llegó El Fin Del Dólar?

La Carrera De Carl Sagan

Carl Sagan estudió cómo opera el universo

Carl Sagan estudió cómo opera el universo – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Obtuvo un título como científico, maestro en física y doctor en astronomía y astrofísica. A lo largo de esos años, se sumergió en el campo de la genética y trabajó en un importante laboratorio de astrofísica.

Además, fue profesor de la prestigiosa Universidad de Harvard y de muchas otras entidades dedicadas a los estudios planetarios. Pero también aportó sus ideas a instituciones más allá del mundo académico.

Fue asesor de la NASA, especialmente del Programa Apolo. Una iniciativa que terminó por llevar al hombre a la Luna por primera vez, en lo que se conoció como la misión Apolo 11. Y participó en otras expediciones tendientes a desentrañar los secretos del sistema solar.

Paralelamente, se dedicó a plasmar por escrito sus descubrimientos. A lo largo de sus 62 años publicó cerca de 600 papers o artículos científicos y 20 libros sobre sus investigaciones espaciales, entre otros tópicos.

Pero ahí no terminaron sus logros. De hecho, varias de sus investigaciones, efectivamente, contribuyeron a expandir el conocimiento sobre fenómenos como el cambio climático. Sí, no se trata de un tema nuevo.

Venus Y El Cambio Climático

Sagan descubrió que el planeta Venus registraba altas temperaturas superficiales. Pero nadie sabía qué era lo que, en su superficie, causaba tales condiciones. Entonces él se propuso resolver la duda.

Y descubrió algo que no se sabía hasta el momento. Venus no tenía un clima “templado”, como se creía hasta entonces. Por el contrario, este era seco y caliente. Su temperatura alcanzaba los 380 grados centígrados.

Pero la relevancia de estas investigaciones y hallazgos no radica en esos datos puros. Sagan extrapoló lo que pasaba en Venus con lo que podría pasar en la Tierra. Entonces, advirtió hace casi 40 años que eso que ocurría en Venus también se podría presentar en nuestro planeta.

No se equivocó, pues hoy el cambio climático es una de las principales amenazas para nuestra subsistencia. Cada día aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero que lo causan.

Según los pronósticos, de seguir así enfrentaríamos un aumento en la temperatura del planeta de hasta 2.7 grados centígrados. Esa sería una situación catastrófica que terminaría por poner en riesgo los ecosistemas.

Gracias, Carl Sagan, Por Cosmos

Cosmos, la famosa serie de Carl Sagan

Cosmos, la famosa serie de Carl Sagan – Hyenuk Chu | Foto: Amazon

Aparte de su carrera como científico, Sagan realizó otra gran hazaña. Esta fue bajar sus conocimientos desde el nivel de la élite que los dominaba hasta el de las audiencias que se sentaban a ver televisión.

Fue así como nació Cosmos, una serie de televisión de 13 capítulos sobre astronomía, principalmente. Pero que presentaba esos temas desconocidos y complejos de forma que fueran fáciles de entender para las personas.

Incluso, en ella se observaba a Sagan, el presentador, inmerso en escenarios sobrenaturales. En total, más de 400 millones de televidentes se conectaban a ella en casi 60 países.

Por su relevancia, la serie ha sido actualizada en términos técnicos de forma sucesiva. Se considera que, a pesar de que han pasado 40 años desde su lanzamiento, sus contenidos aún están vigentes.

Como consecuencia de su trayectoria y la experiencia adquirida en este proceso. Sagan estuvo involucrado en otro gran proyecto audiovisual. Se trató de la película “2001: una odisea en el espacio”, de Stanley Kubrick.

Sagan Y Su Sentido Social

Carl Sagan, así mismo, fue un analista de la sociedad desde el punto de vista científico. Como parte de ese trabajo, se dedicó a estudiar temas como el nacimiento y fin de las civilizaciones.

En alguna ocasión afirmó “vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología en la que nadie sabe nada de estos temas. Esto constituye una fórmula segura para el desastre”.

De acuerdo con él, y basado en teorías de otros autores, las civilizaciones tecnológicas tienden a la autodestrucción. Por lo que se dedicó a advertir sobre los peligros de las armas nucleares, por ejemplo.

Especialmente, teniendo en cuenta que consideraba que era imposible crear un sistema que ayudara a evitar el daño que podían causar. Su enfoque era la prevención, más que la reacción ante estas amenazas.

Detrás de esta posición existía otro motivo. Y es que Sagan esperaba que, algún día, los humanos pudieran navegar por el espacio. Lo que requería hallar métodos para evitar posibles enfrentamientos con otras civilizaciones.

Frase de Carl Sagan

Frase de Carl Sagan – Hyenuk Chu

Adiós A Carl Sagan

La vida de Sagan transcurrió así hasta que antes de cumplir 62 años le fue diagnosticada mielodisplasia. Esta es una enfermedad que le impide al cuerpo generar el suficiente número de células sanguíneas normales.

Finalmente, esta enfermedad le causó una neumonía que le produjo la muerte en 1996. Afortunadamente, quedaron sus papers, sus libros y la serie Cosmos para recordarnos que el universo que conocemos es solo una ínfima porción del universo completo.

Y que hay muchos secretos no revelados sobre ese universo que quién sabe cuándo podremos llegar a conocer. Él nos dio acceso a una parte de ellos y por eso consideramos que tiene el toque de Midas, aunque no haya sido un millonario excéntrico.

Finalmente, te dejamos con una de las frases más reveladoras de este genio de la ciencia. Un genio al que, si hubiéramos escuchado antes, tal vez no estaríamos temiendo los efectos del cambio climático:

“Mire de nuevo ese punto (la Tierra). Eso es aquí. Ese es mi hogar. Esos somos nosotros. En él, todos los que amas, todos los que conoces, todos de los que has oído hablar, todos los seres humanos que han existido, vivieron sus vidas. La suma de nuestra alegría y sufrimiento, miles de religiones, ideologías y doctrinas económicas confiadas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilización, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, inventor y explorador, todo maestro de moral, todo político corrupto, toda “superestrella”, todo “líder supremo”, todo santo y pecador en la historia de nuestra especie vivió allí, en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol”.

Ahora comparte tu opinión:

  1. ¿Viste Cosmos? ¿Qué es lo que más admiras de esta serie?
  2. ¿Qué opinas de esta última frase de Carl Sagan?
  3. ¿Cómo imaginas que será el mundo en 50 años, según las predicciones de este científico?
  4. Quedan pocos días para nuestro Bootcamp, el evento científico para traders e inversionistas 😉

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This