Cómo dejar un legado es lo que le enseñó a la humanidad Louise Hay. Esta escritora y oradora estadounidense falleció hace cinco años. Murió a los 90 años rodeada por sus seres queridos. Su muerte generó preguntas y reflexiones.

Por ejemplo, ¿cómo puede cambiar la vida de una persona? ¿Por qué se deben dar tantos giros para encontrar la verdadera vocación? ¿Qué tan importante es dejar un legado a quienes quedarán cuando nosotros hayamos partido?

Pero, sobre todo, la historia de esta escritora generó reflexiones sobre la palabra “legado”. Y sobre si en realidad estamos dejando un legado como lo hizo Louise. Ahora, hazte esta pregunta: ¿estoy dejando algún legado al mundo en el que vivo?

Esa es una pregunta vital. Porque te obliga a plantearte muchas cosas. Entre ellas, si estás viviendo la vida que deseas. O si cuando ya no estés la gente te recordará por cuánto disfrutaste la vida o por lo infeliz que fuiste.

Este Video Te Dirá Cómo Dejar Un Legado

Un Legado A Partir De Una Dura Infancia

Esta mujer enseñó cómo dejar un legado

Esta mujer enseñó cómo dejar un legado – Hyenuk Chu | Foto: amazon.com

Para poder responder a esas preguntas, repasemos la vida de Louise Hay. Tal vez puedas encontrar coincidencias con la tuya, aunque parezca que no tengan nada que ver. O puede que encuentres más similitudes de las que imaginas.

En primer lugar, Louise no siempre fue rica ni famosa. Nació en una familia con necesidades económicas. Y no pudo compartir mucho tiempo con sus padres tras su divorcio.

Lo que es peor es que sufrió diferentes clases de abusos, incluso el sexual. Según reveló en varias entrevistas, siempre la hicieron sentir culpable por eso. Su infancia y adolescencia estuvieron marcadas por el miedo.

Por eso, cuando tuvo la oportunidad, huyó.  Trabajó como mesera. Quedó embarazada cuando era muy joven y dio en adopción a su bebé. Pero la vida tenía planeado algo más grande para ella.

El Legado De Una Modelo Con Talento Para Sanar

En segundo lugar, Louise no siempre fue experta en la autoayuda y el crecimiento personal. De hecho, fue modelo de reconocidos diseñadores de su época. Gracias a su esposo, un inglés, empezó a codearse y comportarse como una celebridad.

Pero él la traicionó y la abandonó. Y eso se sumó a que su apariencia física no satisfacía a los diseñadores. Era demasiado mayor para ese mundo. Pasó unos años triste. No tenía mayores ilusiones.

De pronto, empezó a practicar meditación para sobrellevar la depresión. Y se vinculó a Ciencia de la Mente o Ciencia Religiosa. Un movimiento espiritual que se fundamenta en la ciencia, la filosofía y la religión para transformar vidas.

Una de sus principales enseñanzas ahí es que los pensamientos y las palabras definen nuestra realidad. Así que tienen el poder de hacerla mejor o peor. Interiorizó tanto los preceptos del movimiento que se convirtió en oradora.

Eres Lo Que Piensas Y Sientes

Louise Hay enseñó a otros cómo dejar un legado y lo tuvo que poner en práctica

Louise Hay enseñó a otros cómo dejar un legado y lo tuvo que poner en práctica – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Como parte de su búsqueda espiritual, Louise fue más allá. Se convirtió en una experta en el estudio de la somatización. Es decir, de ese proceso mediante el cual una persona, sin saberlo, manifiesta en su cuerpo sus problemas.

Este, precisamente, fue el tema de su primer libro, “Sane su cuerpo”. En él hizo una larga lista de las causas psicológicas de problemas físicos y cómo revertirlos. Gracias a este libro, su fama creció.

La exmodelo se convirtió en una gurú del tema. Y empezó a predicar una de las que serían sus frases de batalla. Esta dice que debes aceptarte. Ese es el primer paso para resolver tus problemas.

Lo que Louise no sabía es que a ella misma le tocaría aplicar esos preceptos. Le fue diagnosticado un cáncer de útero que ella atribuía a su resentimiento. Entonces se dedicó a sanarse para luego empezar una nueva etapa.

¿Qué Es Dejar Un Legado?

Louise siguió escribiendo libros y dando conferencias. Finalmente, fundó su propia editorial. Lo hizo con el fin de darles mejores condiciones de publicación a otras personas como ella. Es decir, a personas que ayudaban a los demás a sentirse mejor.

Así murió, en su ley. Sin dejar de trabajar por los demás ni un solo día. El día en que murió circulo por redes sociales una de sus famosas frases. “En el infinito de la vida donde estoy todo es perfecto y completo”.

Qué bueno sería que todos pudiéramos decir eso no solo cuando tengamos que partir. O cuando dejemos un trabajo o a nuestros amigos en otro país. Sino cada día de nuestras vidas. Sin importar lo que hagamos. ¡Sería fenomenal!

Lamentablemente, en nuestras vidas siempre nos quejamos. O le echamos la culpa a los demás de nuestros problemas. Y siempre esperamos tener una vida mejor, sin cambiar lo que no nos gusta.

¿Cuál Es La Importancia De Dejar Un Legado?

¿Cómo dejar un legado? Reconociendo su relevancia

¿Cómo dejar un legado? Reconociendo su relevancia – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Pero siempre tenemos la oportunidad de mejorar, de evolucionar. Esa es la gran enseñanza de Louise, que resume cuál es la importancia de dejar un legado. Nuestro presente, y lo difícil que es, no significa que así será nuestra vida. Nuestro pasado tampoco nos define.

Es momento de que te hagas dos preguntas básicas y fundamentales. La primera es si estás dejando un legado al mundo. Y la segunda es cuál es ese legado que quieres dejar.

Una respuesta honesta a esos dos cuestionamientos te ayudará a planificar tu vida de ahora en adelante. Y en esa vida están incluidas todas las facetas. La mental, la emocional, la física, la financiera…

7 Formas De Dejar Un Legado

Pero ¿qué legado puede dejar una persona? Para guiarte un poco, revisa esta lista de 7 formas de dejar un legado:

1. Una de las mejores formas de dejar una huella en el mundo es creando una empresa. Y lograr que se mantenga en el tiempo. ¿Sabes por qué? Porque el que genera empresa también da empleo. Y, gracias a ese empleo, cada trabajador puede cumplir algunos de sus sueños. Entre ellos, enviar a sus hijos a la universidad o comprar un apartamento.

2. Adicionalmente, al crear una empresa que ofrece un producto o servicio a la sociedad, se está apoyando su mejora o su evolución. Piensa, por ejemplo, en qué sería de todos si todavía no existieran los servicios médicos modernos como los actuales. Moriríamos más pronto y con dolor. Afortunadamente, a lo largo del tiempo, muchos han dejado un gran legado al perfeccionarlos.

3. Igualmente, puedes dejar un legado en la vida a través de una organización o fundación que apoye una causa social o medioambiental. Especialmente, porque a través de ellas se puede generar un impacto que vaya más allá de tu entorno cercano. Y que las nuevas generaciones puedan seguir replicando a su tiempo para maximizar el efecto positivo de ese impacto en la sociedad. Esto lo puedes hacer en vida o dejar órdenes para que, una vez no estés, tu dinero se destine a este tipo de causas.

4. Puede que esto no aplique para todos, pero puedes dejar un legado a través de un invento. Así lo hicieron personajes como Adolph Klumpp, a quien se le atribuye el invento de la barra de jabón. Puede que no muchos recuerden su nombre, pero si lo tuviéramos al frente, todos se lo agradeceríamos. En realidad, nos cambió la vida, tal vez sin siquiera imaginarse el gran efecto que tendría su creatividad.

5. Comparte tus conocimientos. Los padres siempre dicen que la educación es la mejor herencia que pueden dejar. Y es verdad, pues es mejor enseñar a las personas a pescar que darles un pez cada vez que tienen hambre. Así que, sin importar el conocimiento que poseas, compártelo con los demás para que este sobreviva en el tiempo y sea tu mejor herencia.

6. No podemos negar que el dinero también es un legado, pero adquiere todavía más valor cuando se combina con la mentalidad. Así que, si quieres que la gente te recuerde por el dinero que les dejaste, esfuérzate por lograr algo. Esto es que también hereden tus hábitos positivos sobre el dinero para que este no termine siendo una maldición, como en muchos casos.

7. Para terminar, proponte dejar un legado día a día a todos los que te rodean. Desde las personas con quienes compartes casa hasta las personas con las que interactúas en la calle. Esa palabra amable o esa sonrisa puede ser lo que ellos más recuerden cuando no estés. Y lo que los haga valorar tu paso por sus vidas.

Responde esta pregunta para saber cómo dejar un legado

Si este tema te dejó inquieto, también puedes ayudarte con estas preguntas. Al responderlas puedes empezar a construir un legado. No olvides que el primer paso debe ser empezar a vivir la vida que quieres vivir.

Construye Tu Legado

  1. ¿Estás conforme con tu vida actual?
  2. Si la respuesta es sí, ¿cómo puedes hacer para mejorar ese estado? Si la respuesta es no, ¿qué te impide ser feliz?
  3. ¿Qué papel crees que juegan tus pensamientos en cómo te sientes hoy?
  4. ¿Qué haces día a día para sentirte mejor?
  5. A partir de lo que eres y cómo te sientes, ¿crees que estás dejando un legado positivo al mundo y a la sociedad?
  6. ¿Qué legado quisieras dejar?
  7. ¿Qué harás de ahora en adelante para construir ese legado?
  8. Anótate en esta lista de espera.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!