Normalmente, las personas esperan a que se cierren ciclos, como el fin de año, para organizar sus finanzas y diseñar su plan financiero, pero lo cierto es que el dinero es un tema que se debe tener presente durante todo el año, sin importar si se tiene en abundancia o no.

Para mí la libertad financiera es cuando no tienes que hacer algo por dinero y cuando nunca dejas de hacer algo por falta de él.

Por eso hago tanto énfasis en la necesidad de que administres tu dinero correctamente, y constantemente, para que no tengas imprevistos y puedas reaccionar a ellos cuando se presenten.

¿Alguna vez te ha sorprendido un mensajero en tu puerta con el recibo del impuesto de tu Carro, algo que no recordabas que debías pagar? ¿Cuántas veces te ha quitado la paz una llamada de tu banco en la que te dicen que olvidaste pagar la cuota de tu tarjeta de crédito?

Eso suele pasar cuando no te organizas financieramente y olvidas diseñar un plan financiero. Yo también he estado en esas situaciones, pero gracias a mi plan estoy un paso más adelante que esos imprevistos y sé exactamente a dónde va el dinero que obtengo cada mes.

Organiza Tus Finanzas Y Tu Plan Financiero Con Estos Tips

Como sé que tener ese plan financiero puede ayudarte no solo para que sepas qué ocurre con el dinero que ganas. Sino cómo puedes ahorrar, te voy a dar una serie de tips que puedes poner en práctica a partir de este momento. Porque, como dicen por ahí, “para anteayer es tarde”.

Supera Mitos Limitantes:

En mi colegio, como sé que ocurre en el 99% de los casos, se preocuparon por enseñarme cosas que hoy no practico, pero nadie me dijo cómo cuidar mi dinero. Mis padres y la sociedad me dijeron que solo si estudiaba mucho y conseguía un buen empleo podía lograr mi libertad financiera. Y esa es una vía, pero no la única. Si no obtuviste una buena educación financiera, aprovecha herramientas como este blog, de ellas puedes aprender muchísimo.

Ganar Más No Es Tener Más:

Me gustaría que te preguntaras si te sientes satisfecho con lo que ganas. Algunos dirán que sí y otros, que no. Pero déjame darte una noticia: ganar más no significa tener más o ahorrar más. De hecho, está comprobado que quienes ganan más, se endeudan más porque sus gastos suben proporcionalmente con su salario. Por eso aunque tener más dinero siempre va a ser mejor, tu riqueza la determinará en qué inviertas tu dinero y cuánto de todo el que recibas puedas invertir.

Manos A La Obra:

Abre un archivo de Excel o toma lápiz y papel. Escribe de cuánto son tus ingresos mensuales. Recuerda qué has hecho con ellos en los meses anteriores y responde a esta pregunta: ¿has ahorrado mínimo el 10% de lo que ganas cada mes? Si tu respuesta es sí, felicitaciones. Si es no, debes poner aún más atención.

Evalúa Tus Gastos:

Anota todos tus gastos mensuales y el dinero que destinas para pagar cada uno de ellos. Ten en cuenta como un gasto el dinero que tu empresa toma de tu salario para ítems como tu pensión. Ahora, suma los gastos anuales, para que no tengas sorpresas poco agradables, como el impuesto de tu carro o vivienda. Y suma los llamados gastos hormiga: lo que gastas en café, cerveza, almuerzos o cenas ocasionales fuera de tu casa.

Prográmate:

Ahora anota lo que obtendrás cada mes y en qué lo gastarás según tus gastos. Cuando haces esto, no solo le estás diciendo a tu dinero de qué manera te debe servir, sino que te acostumbres y acostumbras a tu mente a respetar esa orden que ya le diste a tu dinero.

Asume El Reto:

¿Y si no me alcanza? Irán algunos. Es probable, pero ahí es cuando debes asumir retos como buscar un ingreso extra que te permita cubrir gastos y ahorrar. Saca provecho de tus talentos, inicia ese negocio que siempre has soñado, aprende a invertir en la bolsa. Existen muchas maneras para que puedas equilibrar tu balance.

¿Qué tal te fue? Sé que el ejercicio parece fácil, pero hay un último escalón que debes subir para llegar hasta la cima y este, sobre todo, exigirá el ciento por ciento de ti.

Se trata de tu propia mente o de ti mismo porque, como te dije en un artículo pasado, puede llegar a ser tu peor enemigo.

De nada sirve que hagas un presupuesto en el papel si al menor antojo corres a comprar algo que debiste destinar para pagar una obligación. De nada sirve que ahorres si no lo haces a largo plazo.

Cuando eso te ocurra, recuerda que tú puedes ser tu propio mentor o ser quien te sabotee. ¿Qué clase de poder le quieres dar a tu mente y a tu juicio? El plan financiero es esa guía para que no te salgas del camino, puedas tener una tranquilidad financiera sin empeñar le tu alma a los acreedores y, así, empezar o continuar cumpliendo tus sueños.

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This