La educación financiera, en ocasiones, es vista solo como un conocimiento que puede ayudarnos a potenciar nuestra riqueza. Sin embargo, existen otros niveles en los que esta se hace fundamental.

Por ejemplo, resulta clave para disminuir los índices de pobreza en América Latina. Una región del continente que, de acuerdo con las Naciones Unidas, es la más vulnerable frente a la pandemia y sus consecuencias.

Eso lo confirman las cifras. De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la tasa de pobreza extrema en América Latina en 2021 fue del 13.8%. Es decir, 0.7% más que en 2020.

Lo anterior quiere decir que 86 millones de personas en América Latina viven en pobreza extrema. Esto significa cinco millones de personas más en 2021 con respecto a 2022. La tasa de pobreza en general sí ha disminuido.

Sin embargo, sigue siendo preocupante el hecho de que el 32.1% de la población, es decir 201 millones de habitantes, pertenecen a ese grupo. Una situación que se observa desde 2019 y que se ha visto exacerbada por la pandemia.

En Tu Educación Financiera Quejarte No Te Ayuda [Video]

¿Qué Significa Ser Pobre En América Latina?

La educación financiera es necesaria para salir de la pobreza en América Latina

La educación financiera es necesaria para salir de la pobreza en América Latina – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Pero, en términos prácticos, ¿qué significa que se vive en pobreza o pobreza extrema? Para responder basta con ver qué sucede con un indicador relacionado con el bienestar y salud de la población. Este es el de la protección social.

La protección social se refiere, entre otros, al derecho que tienen las personas de acceder a un buen sistema de salud. Y, por el otro lado, a la posibilidad de tener una pensión digna que garantice su subsistencia en el retiro.

En este sentido, un informe de la CEPAL recalca que América Latina se caracteriza por unos “bajos niveles de cotización a la protección social”. Y, paralelamente, por una baja cobertura de esta.

Lo anterior tiene que ver con diferentes factores. Entre ellos, la calidad del empleo que se ofrece en esta región del continente. Y la disminución de las remesas, un dinero que suele compensar las debilidades del mercado laboral y los salarios.

Especialmente, en segmentos de la población como las mujeres. Un grupo que no siempre recibe ingresos por varias razones. Entre ellas, que debe dedicarse a las labores de cuidado en el hogar.

Las Ayudas Del Estado No Duran Para Siempre

La CEPAL afirma que los recursos dados a la población por parte de los gobiernos para sobrellevar la crisis de los últimos dos años han sido claves. Pero se han reducido ante la promesa de la reactivación económica.

El inconveniente se halla en que esta no ha sido igual para todos los grupos poblacionales. De hecho, brechas relacionadas con el género y los ingresos siguen afectando a una gran parte de la población.

Es más, la distribución de los ingresos es más desigual hoy que antes. Y la brecha puede continuar abriéndose en la medida en que la pandemia no cese por completo. Algo que, a pesar de la vacunación, aún está lejos de verse.

A lo anterior se suman otros factores que inciden en la vulnerabilidad de América Latina frente a la pobreza. Entre ellos está, por ejemplo, su exposición al cambio climático. En especial porque fenómenos como las inundaciones afectan la vivienda de las personas más humildes.

Y, al mismo tiempo, destruyen cultivos. Es decir que termina por afectar la seguridad alimentaria. Un dato que cobra relevancia si se tiene en cuenta que, donde hay personas que no se alimentan bien, es menor la calidad de vida, educativa y laboral.

Educación Financiera Para Superar La Pobreza

Inspira a otros con tu educación financiera

Inspira a otros con tu educación financiera – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

En este contexto, la educación financiera se hace imprescindible desde varios puntos de vista. No solo desde los que están en situación de pobreza extrema, sino desde los que pueden jalonar su crecimiento. ¿Cómo?

  • Una persona que conoce el rol de las finanzas en su bienestar se vuelve propagadora del mismo. Y así incentiva a otros con menos conocimientos a aprovechar las ventajas de la educación financiera.
  • Pero el conocimiento solo no basta. Es necesario ponerlo en práctica para que el efecto positivo de la educación financiera no se quede en un entorno reducido. Y, por el contrario, sea de conocimiento público.
  • En ese sentido, la primera persona puede, por ejemplo, empezar a aplicar la regla de ahorrar el 10% de sus ingresos. Además, puede volverse multiplicadora de la misma al interior de su hogar o de su núcleo más cercano.
  • También puede aplicar la regla de no gastar más dinero del que se gana, especialmente en productos o servicios no esenciales. Así, puede ser ejemplo para los que no han advertido la ventaja de esta práctica.
  • Igualmente, puede ahorrar o invertir el dinero en aras de generar ganancias. De esta manera podrá, efectivamente, lograr un aumento de su capital. Y escalar en términos económicos.
  • Todo lo anterior tiene un beneficioso efecto secundario. En primer lugar, ayuda a la persona a construir hábitos sanos con respecto al dinero, incluso cuando el dinero es un bien escaso.
  • En segundo lugar, sin duda inspira e impulsa a las nuevas generaciones del mismo hogar. O a las personas externas que no tienen recursos a superar una situación económica desfavorable.
  • Lo que se consigue de esta forma, con pequeños pasos, es superar el ciclo de la pobreza. O salir de él. Porque la pobreza es una vía sin salida hasta que se toma la decisión de tomar un nuevo rumbo.
  • Y construir, como todos lo soñamos, un círculo de riqueza en el que se hallan formas sostenibles de generar ganancias. Y, con ellas, ese bienestar con el que siempre se sueña.
  • Sin embargo, la educación financiera como tal no es la única vía para superar la pobreza en América Latina. Existen varias formas de contribuir a que exista una mejor economía para todos. ¿Cuáles son?

Como Avanzar En Temas De Educación Financiera

  • Apoya la educación de otros, ya sea primaria, secundaria o universitaria, siempre que puedas. De esta forma ayudas a combatir el analfabetismo, que es el principal enemigo del buen uso del dinero.
  • Trata de evitar, en lo posible, que alguna persona cercana a ti abandone sus estudios. No se trata de que todos vayan a la universidad si no quieren. Pero sí de que adquieran conocimientos que les ayuden a impulsar sus finanzas.
  • Apoya los emprendimientos de los demás. De esta forma tu dinero va hacia esos pequeños negocios que lo necesitan para poder crecer y así ofrecer mejores productos o servicios a la sociedad.
  • Si está en tus manos, emprende tú mismo o crea empresa. De esta forma generas empleo a personas que obtendrán un ingreso que se convertirá en el ingreso de alguien más cuando compren algo.
  • Apoya proyectos que le apuesten a la sostenibilidad medioambiental. No olvides que de nada sirve tener dinero, si el mundo que habitas sufre cada vez más de fenómenos como las inundaciones.
  • Igualmente, apoya empresas que ejerzan un impacto social. Es decir, que den empleo a mujeres cabeza de familia, por ejemplo. Esta es una forma de apalancar su propio crecimiento.
  • No evadas obligaciones que tienes con la sociedad, como el pago de impuestos. Sabemos que sacar este dinero de tu bolsillo a veces duele, pero todos debemos contribuir al desarrollo de nuestras ciudades o países.
  • Si está en tus manos, dona tu tiempo y enseña a otros lo que saben. Tal vez eso es lo que necesitan para que puedan mejorar su educación financiera y salir adelante con sus propios planes.
  • Comprométete con potenciar tu educación financiera por medio de la adquisición de conocimientos y su práctica constante. Si lo requieres, busca a un mentor que te ayude a aterrizar sus ideas a y a lograr que el manejo del dinero no sea un tema abstracto para ti.
¿Cuál es la clave de tu educación financiera?

¿Cuál es la clave de tu educación financiera? – Hyenuk Chu

No Culpes A Los Demás

Finalmente, queremos darte un consejo. Y es que no culpes de tu escasa educación financiera a los demás. Sí, lo sabemos. Es muy probable que tu actitud frente al dinero, ya sea positiva o negativa, provenga de tu propio hogar.

También, que es posible que por eso hayas cometido o estés cometiendo algunos errores que estén disminuyendo tu riqueza, en vez de aumentarla. Pero créenos cuando te decimos algo.

Pensar que los demás son culpables de nuestra situación financiera nos conduce a un callejón sin salida. Especialmente, porque dejamos lo que sea que nos esté ocurriendo en manos de alguien más. Alguien a quien puede que le importemos poco, como los Gobiernos.

En cambio, cuando nos responsabilizamos sobre lo que nos ocurre damos el primer paso para crecer. Sabemos que algo anda mal y que, si no nos ponemos en acción, esa situación permanecerá así.

Es entonces cuando ocurren los grandes cambios. Cuando se dan esas historias maravillosas de personas que, tras haberlo perdido todo, logran dar un salto cuántico hacia la riqueza.

En este camino, nunca te olvides de tu desarrollo personal. Tanto cuando hay abundancia como cuando no la hay, más allá de tu bolsillo, lo que se pone a prueba es tu propia mentalidad. O la capacidad que tienes para manejar determinada situación.

Así que no solo pregúntate cuánto dinero tienes o cuánto dinero perdiste. Pregúntate en qué estabas pensando y qué estabas haciendo cuando esos eventos sucedieron. Hazlo a conciencia.

Es probable que hayas estado pensando en darles envidia a los demás. O en vengarte de quienes te hicieron bullying porque no tenías el juguete de moda. Descubre qué es lo que te mueve al manejar tu dinero.

Parte de esos pensamientos o emociones para diseñar una estrategia de educación financiera efectiva. Una estrategia que no solo te ayude a cumplir tus propósitos, sino que, al hacerlo, puedas también hacer un aporte a la sociedad. Ahora, por favor, compártenos tus reflexiones sobre el tema:

  1. ¿Cuál es tu mejor estrategia en cuanto a educación financiera?
  2. ¿De qué forma aportas a la educación financiera de los demás?
  3. ¿Para qué quieres ganar dinero y por qué crees que a veces lo has perdido?
  4. Guerreros Zen puede ser un gran cambio para ti.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!