La educación juega un papel vital en cómo manejamos nuestras finanzas. Porque solo a partir de ella podemos buscar información confiable para saber qué hacer con nuestro dinero. Y tomar decisiones acertadas con respecto a él.

Sin embargo, en la actualidad, en el mundo se registra una gran disparidad entre hombres y mujeres con respecto al acceso a la educación. Pero eso no es todo. Hay cosas iguales o más graves.

También hay una gran brecha en el acceso al empleo. Y estas dos cosas, entre muchas otras, significan algo. Los hombres y las mujeres no tienen el mismo nivel de acceso al dinero.

Esto es preocupante. Porque no deberían existir tales abismos. Y porque todos, desde que somos niños o niñas, tendríamos que vivir en un mundo donde se nos garantice el acceso a los mismos derechos.

Nuestras Finanzas Y La Educación

Los latinos no sabemos manejar nuestras finanzas.

Los latinos no sabemos manejar nuestras finanzas.

Para mostrarte de qué hablo te voy a dar un ejemplo. La OCDE es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Cada año, esta entidad publica “Education at a Glance”.

Se trata de los indicadores más confiables con respecto al estado de la educación en el mundo. Hace poco se conocieron los resultados correspondientes al año 2017. Que no dejan muy bien parados a los países latinoamericanos.

Países como México, Colombia, Costa Rica, Chile y España se sitúan por encima del promedio de la OCDE. Junto a ellos están Turquía, Italia, Grecia, Polonia, Israel, Francia y otros más.

Estar por encima del promedio significa que estos países las mujeres entre 18 y 24 años no tienen acceso a un empleo, ni a la educación, ni al entrenamiento. Pero lo más delicado es que entre ellas y los hombres hay una gran diferencia.

Nuestras Finanzas En América Latina

En México, por ejemplo, el porcentaje de hombres sin educación o empleo se sitúa en 10%. Mientras que el de mujeres está en casi 40%. En Colombia por otro lado, los hombres sin educación o empleo representan casi el 13% y las mujeres, el 33%.

Aunque las cifras vistas así parecen frías o insignificantes, como te dije antes, algo se esconde detrás. Estamos lejos de países como Islandia donde no solo existe más igualdad. Sino que hay mejores oportunidades para todos.

Lo que se traduce, nada más ni nada menos, que en unos mejores ingresos. Lo que, al final, se refleja en una mejor calidad de vida. En conclusión, en ciertos países latinos no tenemos ni lo uno ni lo otro.

Por eso debemos empezar a revertir esta situación, si es que ya no lo estamos haciendo. Yo, por ejemplo, creo en los jóvenes con ganas de salir adelante. Y por eso los contrato para que trabajen conmigo. ¿Qué haces tú?

Nuestras Finanzas Son Nuestra Responsabilidad

Todos debemos aprender a manejar nuestras finanzas.

Todos debemos aprender a manejar nuestras finanzas.

Es posible que pienses que no puedes hacer nada con respecto a un problema mundial en el que poco o nada tienes que ver. Pero estás más involucrado de lo que piensas. Sobre todo, si tienes hijos pequeños o jóvenes

Estoy absolutamente convencido de que una de las cosas que podemos hacer para combatir esas cifras es la educación financiera. Porque esta no solo significa hacer un presupuesto mensual y seguirlo al pie de la letra.

Por el contrario. La educación financiera significa saber de dónde viene el dinero. Para que podamos saber qué podemos hacer con él. Por ejemplo: si no sabes de dónde viene el dinero, es posible que seas un empleado toda tu vida.

En cambio, si sabes de dónde viene el dinero, podrás emprender. En vez de engrosar las filas de esos hombres o mujeres que no tienen un trabajo. ¿Te das cuenta? Siempre hay que ir un poco más lejos de lo que nos cuentan o vemos en las noticias.

Nuestras Finanzas En Ascenso

Pero, ¿cómo empezar a cambiar el mundo, Hyenuk? Te diría que se puede con sencillas pero contundentes acciones que puedes hacer desde ya y en casa. Estas son algunas de ellas:

  • Si solo debes preocuparte por tus finanzas y no por las de alguien más, haz tu presupuesto. Pero no por una formalidad. Sino porque así puedes tomar el control de tu dinero, saber de dónde viene y en qué cantidad y decidir a dónde quieres que vaya.
  • Si tienes niños o jóvenes a tu alrededor, empieza por hablar del dinero. Puede que otros piensen que no eres correcto. Pero solo así será posible que rompas con los mitos que a todos nos han inculcado y que les enseñes a los pequeños que no hay que ser malo para ser rico, y que se puede ser rico siendo buenos.
  • Para que te quede más fácil, muéstrales con tus ejemplos de fracaso lo que ellos pueden evitar. Diles, por ejemplo, qué tan rico serías si desde tu primer sueldo hubieras ahorrado un porcentaje sagradamente. O muéstrales que podrás retirarte tranquilo porque sí hiciste este ahorro.
  • Incentiva a esos niños o jóvenes para que, a partir de sus capacidades personales, aprendan a encontrar formas alternativas de crear riqueza. De esa manera los prepararás para cuando les toque enfrentarse al mundo real y tener que manejar su propio dinero.
El dinero llega si sabemos manejar nuestras finanzas.

El dinero llega si sabemos manejar nuestras finanzas.

Nuestras Finanzas Ya No Serán Un Tabú

Lo más importante de este proceso es que comprendas que debes tomar el control de tus finanzas. Porque solo así mejorarán. ¿Estás listo para hacerlo?

  1. ¿Qué es lo que te motiva?
  2. ¿Cuáles son tus metas con respecto a tus finanzas?
  3. ¿Quiénes te apoyan en esas metas?
  4. ¿Las estás logrando?
  5. ¿En qué aspectos te sientes débil?

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This