Invertir es una actividad que, a simple vista, parece fácil de aprender. Y, en realidad, así es, pues el cerebro humano tiene la capacidad de absorber una infinidad de conocimientos. Sin embargo, la mente también actúa como un enemigo oculto.

Esto ocurre porque, a lo largo de la vida de una persona, su mente se acostumbra a pensar de cierta manera. Por eso, cuando se enfrenta a una situación desconocida, tiende a reaccionar de la misma forma.

Lo anterior se evidencia, especialmente, en situaciones donde existe una alta incertidumbre. Como la mente humana debe tomar decisiones rápidas, simplemente se toma de lo ya conocido.

Es decir que deja de analizar con cabeza fría, como debería hacerlo. Y actúa siguiendo un impulso que, no necesariamente puede conducir a la persona a tener un resultado positivo.

En términos técnicos, a estas formas preconcebidas de actuar se les conoce como sesgos. Unas formas de pensamiento que es clave reconocer y superar para que no nos causen inconvenientes al invertir. Pero ¿cuáles son? ¿Cómo reconocerlos? ¿Cómo evitarlos? Veamos:

1. Sesgo De Exceso De Confianza

El exceso de confianza es negativo al invertir

El exceso de confianza es negativo al invertir – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Al invertir, ya sea en la Bolsa de Valores o en otros instrumentos, pueden pasar dos cosas. Es posible que ganes o que pierdas dinero. En el primer caso, lo más probable es que te sientas satisfecho con lo que hiciste. Hasta ahí todo va bien.

Pero algunos inversionistas caen en el extremo. Es decir que no solo se sienten bien porque ganaron dinero. También sienten que son los mejores, los que más saben, los más exitosos. Sienten un exceso de confianza en sí mismos.

Como en realidad su mente se cree todo lo anterior, cuando vuelven a invertir tienen la misma actitud. Esto les impide realizar un análisis más racional sobre sus operaciones. Es entonces cuando llegan las pérdidas.

Por eso es clave reconocer cuándo se tiene un sentimiento de exceso de confianza. Y, de alguna manera, dejar que este se aplaque antes de invertir de nuevo. De esta forma es posible ponerle una especie de seguro a la mente para evitar pérdidas de dinero.

Y también para evitar los riesgos asociados a todas las operaciones que se realicen con él. Algo que es imposible de lograr si la persona está convencida de que es “el lobo de Wall Street”.

2. Sesgo De Apego A Los Instrumentos De Inversión

Otro de los sesgos que se despiertan al invertir es el relacionado con la obsesión que las personas generan hacia algunas empresas. Está claro que solo se debería invertir en un instrumento, empresa o sector que uno conoce bien.

Pero una cosa muy distinta es obsesionarse con un instrumento, empresa o sector. Especialmente, porque esto impide ver a ese objeto de la obsesión bajo criterios racionales, que son claves al invertir.

Para la muestra, estos ejemplos. Cuando un inversionista analiza que instrumentos, empresas o sectores le gustan, es correcto. Cuando, además, se detiene a revisar cuál es su potencial de crecimiento o de arrojarle ganancias, está perfecto.

Ahora ¿qué pasa si este inversionista está obsesionado con las empresas de energía solar cuando lo que arroja ganancias hoy es el petróleo? ¿Qué ocurre cuando un inversionista se empeña en comprar inmuebles en la ciudad, cuando hoy lo más apetecido es el campo?

Seguramente, lo que pasa es que este inversionista puede perder dinero, simplemente, por sentir un apego por activos que no le reportan ningún valor. Por eso es vital tomar distancia al invertir para que los análisis sobre la viabilidad de las inversiones no estén nublados por el apego.

3. Confirmation Bias (Sesgo De Confirmación)

Al invertir hay que evitar el exceso de confianza

Al invertir hay que evitar el exceso de confianza – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Este sesgo se refiere a cuando una persona tiene una creencia arraigada. Por lo tanto, a la hora de hacer un análisis sobre una situación, busca argumentos que sustenten su propia posición.

Imaginemos que una persona invierte en la Bolsa de Valores. Entonces, cree que siempre que la acción haga cierta formación, va a subir de precio. Si tiene el sesgo mencionado, se va a obsesionar con su propia idea.

Por lo tanto, no importará si todos los análisis le demuestran lo contrario. O si personas cercanas le advierten que está cometiendo un error. Ese inversionista solo creerá en lo que él quiere ver.

Como resultado, puede perder grandes sumas de dinero. Lo peor es que, aún así, seguirá pensando que él lo hizo todo bien. Desestimará las evidencias y pondrá por encima sus propias creencias erróneas.

No existe forma de que este sesgo sea positivo. Se debe evitar a toda costa al tener la mente abierta al análisis objetivo y las correcciones. Así se genera otro seguro frente a las pérdidas de dinero.

4. Sesgo Informativo

Al invertir, igualmente, se presenta otro sesgo que tiene que ver con la información disponible para las personas. Un elemento que resulta clave hoy, cuando pululan las falsas noticias.

¿En qué consiste este sesgo? Supongamos que una persona ve una noticia que dice que la Bolsa de Valores va a caer. Como esa es la información que tiene disponible, es la información en la que termina creyendo.

Entonces, sale y vende todas sus acciones para al final darse cuenta de que eso en lo que creyó era improbable. Y de que cometió un error, simplemente, por creer en una sola fuente y no considerar otras variables.

Para salir de este sesgo es clave informarse, pero a través de fuentes fidedignas y confirmadas. No obstante, esto no es suficiente, porque existen estrategias de inversión en las que se busca, precisamente, ir en el sentido contrario al mercado.

Por ejemplo, la Bolsa de Valores puede estar cayendo, así que algunos querrán vender sus acciones. Pero no ocurrirá lo mismo con quienes las quieren mantener, pues su estrategia es invertir a largo plazo.

Otros sesgos que te juegan una mala pasada al invertir son:

5. Sesgo De Afinidad

Si al invertir solo te fijas en tu emocionalidad, puedes perder dinero

Si al invertir solo te fijas en tu emocionalidad, puedes perder dinero – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Se da cuando inviertes en un activo porque lo consideras cercano a ti de alguna manera. Este es el caso de quienes invierten en su país de origen llevados por un sentimiento nacionalista. Este sesgo es negativo porque no te permite ver o analizar con claridad las ventajas y desventajas de invertir en ese activo.

Por eso, puede conducirte a destinar tu dinero a operaciones relacionadas con activos que tienen más potencial de desvalorizarse que de valorizarse. Esto se combate al dejar el corazón por fuera de las inversiones y realizar análisis con cabeza fría antes de decidir qué hacer con el dinero.

6. Sesgo De Anclaje

Se presenta cuando solo tienes una información limitada acerca de un activo. A pesar de que sabes que no cuentas con todas las herramientas para analizarlo, lo juzgas y decides prematuramente invertir o no invertir en él. No te tomas el tiempo de realizar un análisis profundo porque, para ti, es suficiente con lo poco que sabes.

Solo adviertes tu error cuando ves que no obtuviste los resultados financieros esperados y descubres que, seguramente, te hubiera ido mejor si te hubieras informado más acerca de los activos en los que invertiste.

7. Sesgo Por Miedo

No permitas que el miedo te paralice al invertir

No permitas que el miedo te paralice al invertir – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Este sesgo es bastante común en los que quieren invertir, pero no se atreven a hacerlo. El sesgo por miedo consiste en rechazar lo desconocido, lo disruptivo o lo que genera incertidumbre. Su lado positivo es que evita que las personas tomen riesgos necesarios para hacer crecer su capital.

La cuestión con este lado positivo es que ayuda a las personas a evitar arriesgarse demasiado cuando no están listas o no tienen el perfil para hacerlo. En este caso, el miedo se debe convertir en un estímulo para averiguar, indagar o aprender hasta que se esté listo para invertir.

8. Sesgo Ideológico

Se produce cuando una persona decide invertir o no invertir con base en su propia ideología. Por ejemplo, alguien puede querer invertir en el agro solo porque le recuerda la finca en la que creció. Y alguien puede sentir recelo con respecto a invertir en la industria tecnológica porque contamina el planeta. No es que esto sea negativo.

El punto es que, al invertir, se debe considerar mucho más que las creencias propias. Es necesario tener en cuenta criterios como el desempeño de una acción o de una empresa. Y si es robusta como para garantizar su sostenimiento en el tiempo.

Ten en cuenta los sesgos al invertir

Ten en cuenta los sesgos al invertir – Hyenuk Chu

9. Sesgo De Afinidad Personal

Consiste en creer que lo que le sucedió a una persona te puede suceder a ti también, ya sea positivo o negativo. Se presenta cuando crees que, como alguien invirtió en un activo y le fue bien, tu tendrás los mismos resultados. Lo anterior puede jugar en tu contra porque la realidad no funciona así.

El hecho de que una estrategia funcione para una persona no significa que funcione para todos. Especialmente, porque en ella entran a jugar factores como la mentalidad, que no puedes calcar de alguien más. De ahí la importancia de que construyas tu propia estrategia de inversión.

10. Sesgo De Ignorar Los Sesgos

Finalmente, los inversionistas suelen sufrir del sesgo de ignorar los sesgos. Creen que esos son problemas “mentales” que sufren los demás, pero ellos no. Una actitud poco positiva y constructiva que los conduce a pensar que no tienen nada que aprender hasta que reciben un duro golpe.

Generalmente, este es una pérdida de dinero. Lo importante es que este y los demás sesgos se pueden superar al saber cuáles son, reconocer a qué actitudes nos inducen y transformarlas en pensamientos y actitudes positivas y proactivas. Finalmente, de esto se trata el trabajo sobre la mentalidad al que están obligados quienes quieren ser inversionistas exitosos.

Ahora, comparte con nosotros:

  1. ¿De qué sesgo sufres más?
  2. ¿Cuál sesgo no conocías?
  3. ¿Qué haces cuando te das cuenta de que estás cayendo en algún sesgo?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!