Hacer una inversión en ti es necesario. Es común que las personas como tú o como yo invirtamos en acciones. O en finca raíz. O en otro tipo de objetos materiales. Incluso en experiencias como los viajes. Pero déjame preguntarte algo. ¿Cuánto inviertes tú en tu educación financiera?

Te lo pregunto porque los inversionistas, a veces, cargamos diversos karmas. Por llamarlo de alguna manera. Por ejemplo, están las creencias limitantes de tu familia. Luego están tus propias experiencias.

Esas Experiencias Puedes Ser Positivas o Negativas

Especialmente cuando las cosas no salen bien, las personas tienden a rendirse. Y lo mismo pasa con las finanzas. Cuando las finanzas no son exactamente como tú quieres, es probable que tiendas a dejar las cosas así.

Por ejemplo, hay personas que no pueden ahorrar mucho dinero cada mes. Entonces prefieren no ahorrar, porque US$5 les parece muy poco. Y lo que terminan haciendo es gastándose esa suma en cualquier cosa. Cuando a pesar de ser poco lo podrían ahorrar.

Dale Un Giro A Tus Finanzas

Si has estado en esa situación, créeme que te entiendo. Pero no puedes quedarte ahí para siempre. Porque si lo haces, nunca lograrás tu libertad financiera. Hay que revertir esa situación. Y lograr una inversión en ti.

Y déjame decirte que eso requiere constancia y paciencia. Pero no es para nada complicado. Mi primer consejo para hacerlo es “soltar y dejar ir”. Es decir, soltar las cosas negativas. Las cosas que te mantienen atado hacia atrás.

Muchas veces vivimos cosas negativas. O tenemos experiencias que no son placenteras. Y lo que hacemos es volver a pensar en eso. Una y otra vez. A pesar de que no podemos hacer nada por eso. Pero debemos dejar pasar esas cosas. Como si fueran agua.

El agua fluye. Y por más que quieras retenerla, no se queda inmóvil. Sino que lucha y lucha, silenciosa o ruidosamente, hasta que sigue su rumbo. A tus creencias limitantes y a lo que te retrasa de lograr tus sueños debes dejarlo pasar.

Inversión En Ti: Activa Tu Control Remoto

La inversión en ti te acerca a la vida que sueñas.

La inversión en ti te acerca a la vida que sueñas.

Yo tenía, y tengo aún, una técnica para dominarme cuando me siento así. Cuando tal vez los números no me cuadraban. O veía que tenía tantas deudas que no sabía cómo pagar. Cuando veía que el dinero se esfumaba en mis manos.

Y es la técnica del control remoto. Cuando estás frente al televisor y ves algo que no te gusta, cambias de canal. ¿Cierto? Y buscas algo que te guste más. O que te ayude a sentir mejor.

Darle un Giro a las Emociones Negativas

Bueno. Lo mismo debes hacer con tus emociones negativas. Darles un giro. Para lograr una inversión en ti.

Cuando veas que te estás dirigiendo a esas emociones. Si crees que la plata no alcanza. Al ver que los demás ganan más que tú. Cuando sientas que no te dan lo que te mereces. O debes pagar deudas, cambia de canal.

Utiliza el control remoto de tu cerebro a favor de tus finanzas. Busca ese “canal” de la abundancia y la libertad financiera con el que te identificas. Y quédate “viendo” ese canal que te inspira y te hace sentir bien. El que te da felicidad. El que te da esperanza.

Inversión en ti, el paso para ser abundante.

Inversión en ti, el paso para ser abundante.

Toma Acción: La Inversión En Ti Es Clave Del Éxito

Ahora, cuando hablamos de finanzas personales la mentalidad es un primer paso. Pero hay que tomar acción. Solo así la inversión en ti dará frutos. Para empezar, pregúntate: ¿soy tacaño con mi futuro? La respuesta es vital. Porque te orientará acerca de qué tan dispuesto estás a trabajar por el futuro que sueñas.

Si descubres que eres tacaño contigo mismo, toma correctivos. Invertir en educación es un primer paso. Porque te da las herramientas para elegir bien. Para no creer todo lo que te dicen en el banco. Sino manejar tu dinero a tu gusto.

Además, la Educación Te Abre la Mente

Y te ayuda a descubrir que existen diferentes caminos para lograr tu libertad financiera. Por ejemplo, puedes aprender que existen diferentes formas de inversión. O cómo funciona el interés compuesto.

Gracias a eso, a la educación, puedes aprender a darle valor al dinero. Y en adelante, si tienes cinco dólares, sabrás valorarlos. Y aprenderás a saber qué hacer con ellos. La educación te ayuda a valorar al dinero. Y dejar de verlo como un simple mecanismo de compra o de cambio.

Tarea: Deja La Tacañería Contigo Mismo

La inversión en ti es tu responsabilidad.

La inversión en ti es tu responsabilidad.

Si eres tacaño contigo mismo, no puedes esperar recibir abundancia a cambio. Así no funciona la inversión en ti. Porque pensarás en pequeño. Te esforzarás lo mínimo. Recibirás lo mínimo. Y será más difícil para ti cumplir tus metas.

Pero si inviertes bien, por ejemplo en tú educación, cambiará tu percepción del dinero. Y no solo hablo de que pagues por un curso. Aunque puede ser una opción. Sino a que le inviertas tiempo a tu educación.

Recuerda que uno no solo invierte dinero. También tiempo, porque sabe que tendrá un retorno o una ganancia. Puede que la educación te lleve a invertir mejor tu dinero. O, por lo menos, a que sepas mejor lo que hace el banco con él.

Lo importante es que comprendas algo. Nada de lo que hagas por alcanzar tu libertad financiera te sobrará. Al contrario, cada paso que des será subir un escalón hacia esa meta. Solo ten en mente que debes evitar ser tacaño contigo mismo.

 

Déjame tus comentarios:

  1. ¿Eres tacaño contigo mismo?
  2. ¿Cómo piensas remediarlo? 
  3. ¿Crees que la suerte existe?
  4. ¿Qué importa más, tener dinero o tener tiempo?
  5. ¿Te gusta educarte?
  6. ¿Tomas acción después de aprender algo?
  7. ¿Qué otros comentarios deseas hacer?

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This