La educación financiera de Shaquille O'Neal es admirable. Él fue uno de los más famosos jugadores de baloncesto de Estados Unidos. Hoy es uno de los más recordados ex miembros de la NBA, con el famoso “Dream Team”. Pero es noticia por un asunto diferente al deporte.

Su nombre está protagonizando titulares tras dar una entrevista para un famoso podcast. En él le preguntaron acerca de su fortuna y sorprendió lo que respondió. Especialmente, teniendo en cuenta que es millonario.

“No somos ricos. Soy rico”; es la frase que confesó que les dice constantemente a sus hijos. Seis adolescentes a los que por momentos se les olvida que la fortuna que los rodea no es suya, sino de su padre.

Porque suele ocurrir que los hijos creemos que todo lo de nuestros padres nos pertenece. Sus casas, sus carros y el dinero que guardan en el banco. Pero estamos muy equivocados porque no por ser sus hijos somos dueños de sus fortunas.

Sin embargo, la pregunta es ¿por qué un millonario como este ex deportista no quiere compartir su herencia con sus hijos? ¿Acaso a él mismo también lo está atacando el fantasma de la avaricia?

La Gente Rica También Llora…

Lección De Educación Financiera

La educación financiera de O´Neal es ejemplo para todos

La educación financiera de O´Neal es ejemplo para todos – Hyenuk Chu | Foto: sport.es

No. Sus motivos están bastante alejados de eso. De acuerdo a lo que reveló en la misma entrevista, en primer lugar, él nunca se ha creído una celebridad. De hecho, enfatizó en que siempre ha sido una persona normal.

Lo que lo ha diferenciado de otros, tal vez, es que alguna vez tuvo un sueño y, tras perseguirlo, lo cumplió. Fue así como llegó a equipos como Los Angeles Lakers y Miami Heat, con los que ganó cuatro campeonatos de la NBA.

“Solo porque lo haya logrado no significa que sea mejor que tú o más inteligente que tú. Que tenga dinero no significa que sea mejor que tú. Nunca he sido así y nunca lo seré”, le dijo al anfitrión.

Y dejó ver por qué no piensa regalarles a sus hijos tan fácilmente los US$292 millones que logró hacer en su carrera. Pero detrás de esa decisión se esconde otra gran lección de educación financiera.

Una lección que se refiere a la importancia de que cada persona labre su propio camino. Y que lo haga en vez de estar pensando en que le dejen una millonaria herencia o se gane el premio mayor de la lotería.

O´Neal Y Los Planes Para Sus Hijos

O´Neal sí tiene planes para sus hijos, pero no son precisamente lo que ellos están pensando. Los seis quisieran tener una vida holgada por cuenta del dinero de su padre. Mientras tanto, él quiere que estudien una carrera.

De hecho, sueña con que tengan diferentes profesiones. Solo así podrían hacerse cargo de los asuntos de él y de sus negocios con todo el conocimiento de causa. Pero ahí no paran sus ambiciones.

Él ex deportista desea que sus hijos creen sus propios negocios. Sin embargo, tiene claro que no les dará el dinero para que los monten porque sí. Solo invertirá en ellos si se trata de empresas con verdadero potencial.

“Tienen que ganárselo”, les ha advertido a los herederos que, hasta la fecha, al parecer no han sumado puntos para quedarse con un centavo de su fortuna. A pesar de que ya están en edad para que empiecen a pensar en su futuro.

Por supuesto, su decisión ha convertido a O´Neal en un padre que no es popular. Dice que sus hijos no lo entienden, pero aún así se mantiene en su posición. O estudian o no habrá dinero. La decisión está tomada.

Educación Financiera: La Mejor Herencia

¿Qué clase de educación financiera le das a tus hijos?

¿Qué clase de educación financiera le das a tus hijos? – Hyenuk Chu | Foto: Pixabay

Vista desde otro punto de vista, la filosofía de O´Neal con respecto a su dinero habla de su acertada educación financiera. Una habilidad que no todos los millonarios llegan a desarrollar.

Muchos de ellos, incluso, se dedican a malcriar a sus hijos. O los presionan por medio del dinero. Es decir que los obligan a estudiar carreras o a conseguir trabajos que no les gustan. Pasan por encima de sus propias vocaciones, sin respetar sus diferencias.

Y al final solo consiguen armar una gran crisis familiar. O una ruptura de relaciones con quienes quieren seguir su propio camino y no están dispuesto a dejarse chantajear. Cuando una persona tiene una buena educación financiera actúa de forma diferente.

Sabe que el dinero no es la mejor herencia que puede darles a sus hijos. Porque esta es, por el contrario, enseñarles a ganárselo, en primer lugar, y luego, a manejarlo bien. Así que el ex deportista va ganando la batalla por punta y punta.

No solo está incentivando a sus herederos a que tengan un propósito de vida. O a que sepan en qué quieren emplear su tiempo. También los está preparando para que puedan vivir bien con dinero o sin él.

Antecesores De O´Neal

O´Neal no es el único millonario que, contrario a lo que se esperaría, ha dejado a sus hijos desheredados. O con herencias mucho menores a las que se creería, de acuerdo con sus altos patrimonios.

Cabe recordar que Steve Jobs, fundador de Apple, dejó US$10.200 millones a su esposa. A la fecha, esta fortuna ha crecido un poco más de 100%. Sin embargo, ella no planea dejar el dinero a los hijos que tuvo con el empresario.

En estos años se ha dedicado a donarlo a causas filantrópicas. Y ha estado muy poco preocupada por hacer crecer su riqueza. “Si vivo lo suficiente, el dinero se acaba conmigo”, ha sentenciado.

Bill Gates también ha seguido los pasos de su colega. Hace varios años comunicó que cada uno de los tres hijos que tuvo con su exesposa, Melinda, recibirá de su parte solo US$10 millones.

Por su puesto, esa es una alta suma. Pero es pequeña comparada con su fortuna, estimada en más de US$138.000 millones. Para él, heredar un gran monto a sus hijos no es, precisamente, hacerles un gran favor. Aparentemente, ellos están de acuerdo con esa decisión.

Un caso contrario es el de Françoise Bettencourt-Meyers, la heredera del imperio L´Oreal. Al ser la única descendiente de la familia, ella sí recibió la totalidad del dinero que tenía su madre.

Esto la convirtió en la mujer más rica del mundo, con una fortuna que Forbes calcula en US$94.200 millones. Sin embargo, lo que llama la atención es que siempre ha manejado un bajo perfil.

Son pocos los detalles que se conocen de su vida privada, pero se tiene la certeza de que es austera. Es un ejemplo de que una herencia sí puede enloquecer, pero solo a los que no están listos para manejarla.

Frase sobre educación financiera de O´Neal

Frase sobre educación financiera de O´Neal – Hyenuk Chu

Educación Financiera: ¿Cómo Te Sientes Hoy?

Más allá de la historia familiar de O´Neal, que resulta atractiva tratándose de ese personaje, lo clave es que te lleves lecciones de este blog. Y que te preguntes si tu educación financiera es acertada o si necesitas hacer cambios para manejar mejor tu dinero.

En caso de que tengas herederos, también es clave que analices cómo los estás educando con respecto al dinero. Porque de tu formación y ejemplo depende que también sean unos buenos administradores en el futuro.

No olvides que debes despojarte de tus propias creencias limitantes para traspasarles una visión sana del dinero. Una visión en la que este es un recurso para obtener mayor bienestar, sin desconocer otros aspectos de la vida que también son vitales. Ahora, comparte tu opinión:

  1. ¿Qué creencia limitante crees que tienes sobre el dinero?
  2. ¿La has inculcado a tus hijos o a quienes te rodean?
  3. ¿Qué lección te deja el caso de O´Neal?
  4. ¿Necesitas ayuda para tu mentalidad respecto del dinero?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This