¿En qué piensas cuando te hablo de estar presente? Este concepto parece sencillo de entender. Pero para muchas personas no es tan fácil. Incluso, recurren a libros de autoayuda para poder comprenderlo.

Creen que esos libros les darán las pistas para estar presentes o vivir en el momento presente. Y creo que no se equivocan. Porque si tienen esas dudas, están en todo su derecho de tratar de resolverlas.

Hay otros que, en cambio, pueden llegar a ese estado de presencia fácilmente. Es más, muchos de ellos se burlan de quienes leen esos libros que te mencioné. Los encuentran frívolos.

No sé si tú los leas o no. Pero creo que lo importante es que los seres humanos encontremos alternativas que nos hagan vivir mejor. Y una de ellas es vivir en el momento presente.

Estar Presente Siempre

Estar presente es aprovechar lo poco o mucho que tengas.

Estar presente es aprovechar lo poco o mucho que tengas.

Para tratar de explicarte mejor este concepto te voy a poner un ejemplo. Imagina un árbol en la mitad de un bosque. El árbol aguanta el sol y la lluvia. Además, el árbol acepta a los pájaros y ardillas que caminan por sus ramas.

También aguanta el viento. Y tal vez se balancee un poco. O tal vez pierda algunas hojas. Pero el árbol siempre está ahí. Con sus raíces bien ancladas sobre la tierra. Eso significa que está presente.

Hay algo más y es que el árbol no hace ningún esfuerzo para vivir. Simplemente, toma del suelo los nutrientes. Disfruta del calor y del frío. No está pensando en cuál pájaro será el siguiente en venir a molestarlo.

El árbol nos enseña que es posible estar siempre presentes. Viviendo segundo a segundo como si fuera el último. Y siendo felices con el lugar que tenemos en el mundo. Porque cada uno de nosotros está aquí para cumplir una misión.

Estar Presente Cuando Buscas Lo Que Quieres

Pero el árbol también nos deja otra lección. Y es que los seres humanos podemos aprender de los árboles. Sin embargo, no somos como ellos. Es decir que podemos ir en busca de lo que nos haga más felices.

Y de hacerlo teniendo claro que, a cada paso que demos, debemos estar presentes. Es decir, tenemos la capacidad de movernos. Pero cada que tengamos los dos pies sobre la tierra, debemos anclarnos. Y ese es el verdadero reto.

Sé que tal vez te estés preguntando cuál es la necesidad de anclarse. Y te lo voy a explicar. Anclarse, o estar presente cada momento, te permite, básicamente, disfrutar de lo que estés haciendo.

Así, si estás trabajando, aunque no seas del todo feliz, pero estás anclado, puedes sacarle provecho a ese momento. Si estás practicando un deporte, aunque no estés ganando, puedes tomar algo bueno del juego.

Vive en el presente y disfrutarás más.

Vive en el presente y disfrutarás más.

Estar Presente Y Tus Finanzas

Si puedes practicar el estar presente en tu vida diaria, también lo puedes hacer en tus finanzas. Porque, especialmente cuando se habla de dinero, pasa algo. Y es que tendemos a dejar volar demasiado nuestra imaginación. Y no nos anclamos al presente.

Por ejemplo, es común que la gente sueñe y sueñe con ganarse la lotería. Eso es lo contrario a estar presente. Porque la probabilidad de que eso ocurra es baja. Y mientras soñamos, dejamos de hacer cosas que realmente nos den más dinero.

Otras veces, cuando la gente tiene dinero, no se conforma con lo que tiene. Eso también es no estar presente. Porque a veces, aunque lo tengamos todo, anhelamos el carro del vecino. O su casa o su pareja.

Y otras veces, cuando debemos gastar dinero, nos sentimos mal. Nos duele gastarlo en algo que no queremos. Y dejar de gastarlo en algo que sí queremos. No estamos presentes.

¿Cómo Estar Presente?

Estar presente es vivir el momento.

Estar presente es vivir el momento.

Si te sentiste identificado con algunos de estos casos, hay remedios que puedes aplicar. El más sencillo es respirar. Porque al hacerlo, tomas conciencia de que estás vivo. Y una vez te conectas con tu respiración, eres consciente del mundo que te rodea.

Entonces, puedes oír el motor del carro que pasó. O el perro que ladra a lo lejos. Eliminas las distracciones y puedes sentirte agradecido por el momento que estás viviendo. Para luego continuar haciendo lo que estabas haciendo.

Una vez empieces a dominar esta técnica, será más fácil para ti darles un giro a tus pensamientos. Porque cada vez que veas que no disfrutas el presente, puedes volver a tu respiración. Conectarte con lo que estás viviendo y sacar lo mejor de eso.

Eso, además, te ayuda a mirar hacia adelante. A proyectarte. Porque en vez de estar pensando siempre en algo que no es útil, piensas en cómo mejorar tu situación. De ahí la importancia de estar presente.

Otros Tips Para Estar Presente

Una vez domines la técnica, verás que es fácil estar cada vez más presente. Yo te sugiero que cada vez que veas que tu mente vuela y no concretas tus proyectos, hagas esto. Respira, valora el momento que vives y sigue adelante siempre.

Así, poco a poco, verás cómo te sientes más feliz y más liviano donde estás. Y cómo esto te ayuda a diseñar tus planes con mayor conciencia y tranquilidad. Hagamos algo, trata de hacerlo por una semana. Luego, vuelve aquí y cuéntame:

  1. De 1 a 10, ¿qué tan presente estuviste durante la última semana?
  2. Si estuviste muy presente, ¿en qué crees que te favoreció?
  3. Si no estuviste presente, ¿qué fue lo que te distrajo?
  4. ¿Has tomado conciencia sobre la importancia de esto para tus finanzas?
  5. ¿Cómo crees que pueden mejorar si estas cada vez más presente?

Comenta y ¡Comparte!

 

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This