La Limosnera y La Rosa. Hyenuk nos regaló este Buenos Días con Hyenuk, es llamado La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3… Lee o escucha la historia y comparte qué opinas de la misma. Seguro que en las calles de tu ciudad has visto a alguien pidiendo dinero, pero esta historia es diferente…

Si lo deseas, puedes darle play y escuchar aquí mismo:

La Limosnera y La Rosa

La Limosnera y La Rosa. Hoy te voy a hablar de una historia verdadera, de un poeta alemán que estuvo viajando por muchas partes del mundo. Y encontró en la calle algo usual en todas las calles de hispanoamérica: encontramos una limosnera. Quizá sentada o en las calles o en los semáforos, pidiendo dinero para sobrevivir.

Y esta persona limosnera estaba ahí sentada. De espalda a una pared. Frente a la entrada de un transporte de sistema masivo y estaba muy callada. No como acostumbran los limosneros hacer que activamente te están pidiendo dinero. Y parecía que no tenía ningún interés de lo que está sucediendo a su alrededor.

Lo único que tenía eran las manos abiertas para que la gente tirara una moneda ahí. Y de vez en cuando pasaba un buen samaritano y le botaba la moneda que ella guardaba rápidamente dentro de su saco. Ni alzaba la vista, ni daba las gracias, nada. Solo se dedicaba a recoger las monedas, nada más.

El Poeta Y La Flor

Y un día este poeta pasó junto con un amigo. Vio que ese día ella también estaba haciendo exactamente lo mismo. Y en vez de donar una moneda sacó una flor que había traído especialmente para ella. En vez de colocar una fría moneda en sus manos, le depositó una rosa, una rosa muy tierna. ¿Sabes qué se siente cuando tocas una rosa, verdad?

Y pasó algo. Pues realmente increíble. Esta limosnera alzó la mirada. Agarró la mano del poeta. Y empezó a darle besos en sus manos. Y una vez que terminó de darle besos en las manos, se levantó, guardó la rosa muy fuertemente en sus manos y despacio se fue alejándose de ese lugar.

Al día siguiente cuenta la gente que la mujer ya no se encontraba en ese lugar, donde siempre se ponía para recoger las monedas. Tampoco en los meses que vinieron. Así que el amigo del poeta que era de la ciudad donde este poeta había ido de visita le contó, le dijo:

  • Mira, ¿te acuerdas de la limosna? Esa persona ya no está ahí, en esa parte donde la hemos encontrado y donde tú le diste la rosa. ¿Qué habrá pasado con ella? Le preguntó.

Y le dijo el poeta:

  • No debes regalar dinero para su bolsillo, sino debes regalarle a su corazón. Debes regalar, no a su bolsillo, sino a su corazón.

Y bueno, obviamente el amigo no dudó en preguntar ¿por qué? Bueno, seguramente tú también debes estar preguntando. Todos decimos: ¿De qué viven las personas? Del dinero, ¿no? Hay que trabajar, hay que invertir, hay que hacer de todo para sostenerse.

Y este le preguntó:

  • Entonces, ¿de qué habrá vivido todos estos días si no estaba recogiendo dinero? Si ya no había nadie que pasara y le diera limosna a esa persona, entonces, ¿de qué vivía esa mujer?

Y el poeta le dijo:

  • Pues de la rosa.

Hyenuk Chu Y La Flor

La verdad es que, para mí, cuando yo escuché esa historia, me causó mucha conmoción, porque es lo que pasa todos los días. En las cosas que yo hago, día a día, porque no puedo decirlo de si otro lo hace o no. Pero es que cuando hago las cosas, las hago desde mi corazón. Cuando enseño, salgo a hacer un Live, cuando voy a un evento estoy haciendo las cosas desde mi corazón.

Mi conocimiento dado al corazón de cada uno de ustedes. Y seguramente, si habrás estado de pronto en una charla, sí habrás tomado de pronto una foto conmigo. No sé, seguramente habrás sentido que estoy nutriendo esa alma tuya, ese corazón tuyo, ese lado de amistad, de amor, de ser… que te hace falta y no tu necesidad de llenar el bolsillo.

No demostrarte lo que yo tengo y lo que tú deberías tener. No demostrarte el carro que yo tengo, la casa que yo tengo, lo inteligente que soy… no, eso no. Día a día lo vemos en la calle, vemos en nuestra comunidad, vemos en las comunidades de afuera, sobre todo en estos temas de inversiones, de emprendimiento, vemos eso.

A veces nos dejamos seducir. Abrimos nuestras manos para que lo que nos den y estamos recibiendo únicamente para nuestros bolsillos. Pero creo que hay bienes más importantes. De hecho, los hispanos, los latinos, estamos muy escasos de bienes: Bienes espirituales, éticos, como ciudadanos.

¿Me ayudarías tú hoy a invitar a otras personas a que aprendan también que está bien nutrir nuestros bolsillos, aprender a trabajar e invertir, aprender a tener metas para ganar dinero y tener una muy buena vida? Pero que esos bienes espirituales o de ser una persona correcta también son muy importantes.

Regala Rosas Y Crece

Yo te pregunto algo: ¿Puedes cambiar el corazón de una persona? Y puedes cambiar de un día a otro por el simple hecho de recibir una rosa. ¿Cuántas rosas has regalado tú? Sobre a todo a las personas que tú amas.

Te pregunto si hoy nutres a tus conocidos, a tus seres amados con halagos y dándoles fortaleza cuando están deprimidos. Hoy día conozco a muchos en inversiones explicando, que tienen mucho conocimiento, que tienen unos egos bien potentes. Son muy buenos. Pero pienso que son personas a nivel como persona, o a nivel espiritual que son mendigos, son limosneros.

Entonces, ¿cómo puedes tú intervenir en la vida de esas muchas personas que tienen mucho dinero, pero son mendigos? Así que ¿será que nosotros como hispanos podemos cambiar el mundo? Tal vez esa es nuestra misión: Cambiar el mundo, ser mejores personas y crecer.

Muchas gracias, espero que hayas disfrutado esta charla de la mañana. Que tengas un excelente día y te agradeceré mucho si puedes regalar una rosa hoy a alguien. Gracias, un abrazo.


La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

La Historia de la Limosnera y La Rosa [Buenos Días con Hyenuk Chu] T1 E3

En Buenos Días con Hyenuk me vas a encontrar hablando sobre temas cotidianos, pero abordados desde un punto de vista algo distinto.

El objetivo con estas sesiones es hacerte reflexionar sobre lo que pasa en tu día a día y que sepas que eso por lo que estás atravesando –sea lo que sea– alguien más lo ha vivido.

A fin de cuentas, nos enfrentamos a casi las mismas circunstancias, la diferencia está en cómo respondemos a ellas.

Escucha todas las sesiones de Buenos Días con Hyenuk en mi canal de YouTube de Hyenuk Chu.


Si aún no te suscribes a mi canal… ¿Qué esperas? ¡Dale Clic! y suscríbete ahora.

Lee o escucha este episodio y comparte tu opinión:

  1. ¿Qué te gustó de este Buenos Días con Hyenuk?
  2. ¿Leíste este blog o lo escuchaste?
  3. Mira todo lo que tengo para ti, aquí.

#HyenukChu #BuenosDiasConHyenuk #TraderSomosCDI

Si te ha gustado este episodio, te agradezco me ayudes si lo compartes en tus redes sociales. 😉🙏