El tiempo pasa muy rápido. Recuerdo que hace nada te hablé en uno de mis vídeos sobre cómo podrías crear tu plan financiero para 2017. Y es importante que conozcas cuanto antes estos enemigos de tus finanzas.

Me gustaría preguntarte: ¿qué has hecho con tus finanzas en estos últimos meses? ¿Cuántas de las enseñanzas que has obtenido en este blog realmente estás aplicando?

Si tomaste acción para organizar tu dinero, aumentar tus ingresos y reducir tus deudas, te felicito. Si no, aún estás a tiempo de comenzar y cumplir ese propósito no solo para lo que resta de 2017, sino para toda tu vida.

Para que empieces o continúes con la tarea, en este post te hablaré sobre esos errores que debes evitar en el manejo de tus finanzas.

Toma papel y lápiz y escribe si has cometido o no ese error. Eso te dará una idea sobre qué tan bien o mal haz hecho la tarea y te ayudará a trazar un plan para que en unos meses tus finanzas estén funcionando como un engranaje perfecto.

Las tarjetas de crédito solo te ayudan a generar deudas.

Las tarjetas de crédito solo te ayudan a generar deudas.

Gastar más dinero del que ganas: si este es tu caso, cada vez que gastas el dinero que no tienes estás creando deudas y, como te lo expliqué en un post anterior, deuda significa “tener sin tener”. Además, por esas deudas pagas intereses a los bancos. Sé que a veces no acudir al crédito es difícil, pero te aseguro que es más complejo salir de él.

Hacer de tu tarjeta de crédito una forma de vida: usar estas tarjetas es fácil, pero ¿te parece que pagar las cuotas es igual de fácil? No. Pueden llegar a sacarte de un apuro, pero son perjudiciales porque solo suman a tu deuda y te esclavizan. Debes aprender a usarlas con mucha discreción.

No llevar un registro de gastos: ¿te ha pasado que el dinero te llega y se te va como arena entre las manos? Para evitarlo, poder identificar cuál es el foco de tus deudas y subsanar esta situación, elabora un presupuesto mensual y anota hasta el dulce más pequeño que compraste. Así educarás a tu mente para que solo gaste lo que tiene.

Mantenerte en la zona de confort: Benjamin Franklin decía: “una inversión en educación paga siempre el mejor interés”. Yo estoy de acuerdo. Si no te capacitas y abres tu mente a nuevas ideas, no podrás avanzar. Levántate y busca nuevas formas de generar ingresos para salir de deudas y, luego, hacer que el dinero trabaje para ti.

 

No ahorrar: gastar todo el dinero que recibes y no ahorrar pone en riesgo tu futuro. Cada vez que recibas una suma de dinero, por pequeña que sea, ahorra por lo menos el 10%. Entre más temprano empieces más rápido verás que el interés compuesto sí te puede dar resultados.

Creer que las finanzas personales son un asunto de tu jefe o del gobierno: no esperes a que el gobierno te dé una pensión o a que tu jefe te dé una indemnización. Tu dinero solo es responsabilidad tuya y por eso debes ponerte manos a la obra y crear una estrategia para cuidarlo y multiplicarlo.

Olvidarse del ser con tal de tener: el orden natural es ser, hacer y tener. Lamentablemente, cuando se habla de dinero, hay personas que invierten el orden. Recuerda que hay cosas que el dinero no puede comprar y por eso, antes que tener, deberías cultivar tus emociones y tu mentalidad para que luego sí puedas disfrutar sanamente del dinero. 

La protección es un rubro indispensable en cualquier presupuesto.

La protección es un rubro indispensable en cualquier presupuesto.

No estar protegido: hay cosas sobre las que no tenemos el control como la muerte. Sin embargo, muchas personas no tienen seguros de vida o salud y no tienen seguros que los ayuden a proteger su patrimonio. Aunque pueden ser vistos como un gasto innecesario, los seguros te protegen frente a posibles grandes gastos.

Ser fiador: es uno de los peores errores relacionados con el dinero que una persona puede cometer. Yo lo hice cuando estuve en la quiebra. Ser fiador es asumir que tú vas a pagar por algo que disfrutará otra persona. Si te lo proponen, aunque confíes en esa persona, evítalo porque nadie te repondrá el dinero que puedas llegar a perder.

Creer que nunca vas a envejecer: en la canasta familiar del joven de hoy debe estar incluida la canasta familiar del viejito de mañana. Recuerda esa frase porque te ayudará a ahorrar en los tiempos de “vacas gordas” para los tiempos de “vacas flacas”.

De Los Diez:

  1. ¿Cuántos errores aún estás cometiendo?
  2. ¿Cuáles son las causas o circunstancias que te llevan a cometerlos? y
  3. ¿Cómo creer que las puedes superar para tener un mejor manejo de tus finanzas?

Déjame saber si necesitas más información sobre cómo poner en orden tus finanzas. Hacerlo es la única vía para que consigas tu libertad financiera.

 

Lee, estudia, comenta y comparte.

 

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This