Los 5 Secretos de la Riqueza

Logra el Estilo de Vida Soñado
Descubre los 5 SecretosHyen Uk Chu

IMPORTANTE:

 

  • Las cosas se aprenden mejor cuando haces resumen y repasas.
  • Así que te pido, por favor, repasa y resume esta información.
  • Escribe en una hoja todos los puntos que te mencionaré.
  • Analiza como está tu vida financiera. Y analiza tus cuentas.
  • Descubre y anota Los 5 Secretos. Prueba y haz que funcionen para ti.

~ Hyen Uk Chu

Introducción

Primero que todo, me siento muy honrado de que hayas tomado este tiempo para leer este pequeño libro. No muchos dan ese primer paso, una pequeña acción puede cambiar muchísimas cosas a  tu alrededor y, sobre todo, cambios muy profundos en ti.

Este libro trata sobre la riqueza y prosperidad. Así que te invito a que no solamente no creas todo lo que te voy a decir, lo que vas a aprender, sino también que no te comas todo el cuento y lo pongas a prueba, que lo implementes y tengas tus propios resultados.

Quisiera comenzar con una historia:

Había en una época lejana un artesano que fabricaba sandalias. Este se quejaba de su situación económica todo el tiempo.

 

Artesano Anciano 5 secretos Hyenuk Chu

 

Cuentan que un día bajó Dios a la Tierra en forma de mendigo y se acercó a la casa del artesano y le dijo:

 

– “Hace tiempo que no como y me siento muy cansado. Aunque no tengo ni una sola moneda, quisiera pedirte que por favor me arreglaras mis sandalias para poder seguir caminando”.

 

– Y el artesano le respondió: “Yo soy muy pobre y ya estoy cansado de que todo el mundo venga a pedir y nadie venga a dar”.

 

– Así que Dios le contestó: “Yo puedo darte lo que tú quieras”.

 

– Y el artesano preguntó: “¿Dinero inclusive?”.

 

– Y Dios le respondió: “Yo puedo darte mil monedas de oro, pero a cambio de tus piernas”.

 

– “¿Para qué quiero yo mil monedas de oro si no voy a caminar, bailar, moverme libremente?”, le respondió el artesano.

 

– Así que Dios le replicó: “Está bien. Te podría dar diez mil monedas de oro a cambio de tus brazos”.

 

– Y el artesano contestó: “¿Para qué quiero yo diez mil monedas de oro si no voy a poder comer solo, trabajar, jugar con mis hijos?”.

 

– Entonces Dios le dijo: “En ese caso, yo te puedo dar cien mil monedas de oro a cambio de tus ojos”.

 

– El artesano respondió asustado, empezaba a sospechar que no se trataba de un simple mendigo, la fuerza y la determinación con cual hablaba el mendigo no era algo usual. Así que le respondió: “¿Para qué me sirven cien mil monedas de oro si no voy a poder ver el amanecer, ni a mi familia, ni a mis amigos, ni todas las cosas que me rodean?”.

 

Entonces el mendigo, Dios, le dijo: “Ah, hermano mío, ¿ya ves qué fortuna tienes y no te das cuenta?”.

Reflexión

¿Cuántas veces nos hemos quejado de lo que nos sucede? ¿Y cuántas veces nos hemos dado cuenta de lo bendecidos o afortunados que somos tal como estamos y con lo que tenemos?

Con esto yo no pretendo decir que seamos conformistas, sino estar agradecidos con las cosas que tenemos hoy en día. Realmente es una frase bastante trillada, pero tengo que decirla: el dinero no es el fin, el dinero solamente es un medio nada más para conseguir las cosas que queremos, para poder experimentar cosas.

Mucha gente utiliza el dinero para tener, pero yo creo firmemente que el dinero funciona mejor cuando lo utilizas para experimentar cosas.

Tal vez tú quieras tener mejores cosas para ti y para tu familia, de darles lo mejor a tus seres queridos. O tal vez quisieras tener un estilo de vida como siempre lo has soñado: viajar y conocer personas y lugares realmente increíbles, sin estar atado a unas obligaciones financieras, ser libre. De ahí deriva esa palabra, libre financieramente, libre de elegir donde querer estar, libre de cómo usar tu tiempo, libre de cómo usar tu dinero. Esa es la verdadera libertad financiera. Bueno, al menos para mí, lo es.

Ahora, vayamos al tema que nos trajo a que leyeras este libro. Todas las personas exitosas tienen un secreto, algo que ellos conocen, y han aplicado ese secreto teniendo como resultado el éxito, bien sea bajar de peso, mejorar de salud, sacar buenas notas, tener éxito profesional o laboral y, en mi caso, por ejemplo, el éxito financiero.

Hay mucha riqueza en el mundo, todos los días imprimen, imprimen, imprimen más billetes. Los bancos centrales, la Reserva Federal, solamente imagínate qué cantidad de billetes están imprimiendo a diario.

Y lo mejor de todo es que, solamente en los últimos diez años, se han impreso más billetes en dólares que en toda la historia de Estados Unidos. Así que, si antes había ricos, hoy en día hay más dinero en circulación, y ya no hablamos ni siquiera de millonarios, ahora hablamos, de hecho, de billonarios.

Así que déjame preguntarte algo. ¿Cuántos de esos nuevos billetes que se han impreso en los últimos años están en tu poder? Seguramente alguno de esos billetes han pasado por tu billetera o por tu cuenta bancaria, pero realmente piensa cuántos has podido detener y hacer que trabajen para ti y hagan que ese dinero trabaje para ti y haga crecer tu fortuna. No muchos, ¿verdad?

La mala noticia es que el 96% de las personas no retienen ese dinero, pero aún más triste es la noticia de que lo dejan ir una vez que ingresa a sus bolsillos. Y para algunos de ellos lo que dejan ir es lo mismo que lo que les ingresa de dinero. ¿Se te hace familiar? el día del cheque, cuando llega el dinero se te va todo porque tienes que pagar el crédito, la hipoteca, la cuota de tu carro, los servicios públicos, el mercado, y ¿simplemente se te escapa como agua entre los dedos de la mano? Muy triste, ¿verdad?

Y la verdad es que yo espero que llegues a ser del 4% de las personas que retienen el dinero, y no solo que lo retienen, sino que lo multiplican. Estas personas, cuando les llega el dinero, antes de que se vaya a los gastos, primero lo utilizan para multiplicarlo.

Pongámoslo así: hay que buscar un balde para llenar el agua que sobra y el problema que enfrentan es cómo conseguir otro balde rápido que les retenga toda el agua que va a seguir brotando y va a seguir llenando sus baldes. Es como si tuvieras un sifón de agua continuo, una llave abierta, y todo el tiempo el dinero está fluyendo. A eso me refiero cuando hablo del grupo de ese 4% de personas que retienen y saben multiplicar su dinero.

Te quiero decir algo. Si estás entre esas personas del 4% que tiene que estar todo el tiempo consiguiendo otro balde de agua, otro recipiente para recibir el agua, entonces este libro no es para ti.

Pero si no eres de esas personas, sino que apenas llega el agua se te va entre las manos, entonces este libro sí es para ti. Pero también puede que vivas en un desierto y ni siquiera te cae una gota de agua en la mano, entonces, más aún, este libro sí es para ti.

Así que te pido total atención, total enfoque. Puede que en este momento tengas tu celular, tengas tu Facebook abierto en el computador, tengas el televisor prendido o estés haciendo cualquier cosa, pero yo te pido algo. Tal vez estos minutos podrían ser algo que podría cambiar tu vida. Así que te pido estar muy atento, dejar de hacer lo que estás haciendo y, hasta que termines este libro y te pongas a aplicarlo, no hagas otra cosa.

A veces tenemos exceso de información. Hoy en día sufrimos de eso, y quedamos en parálisis por exceso de información. Ya sabes, como los portátiles o celulares, que cuando tienen que procesar mucha información, se quedan congelados y tienen que ser reiniciados. Te ha pasado alguna vez, ¿verdad? Y por eso hoy yo te voy a invitar a que reinicies tu mente y comiences de nuevo.

No es posible llenar tu cabeza con información que verdaderamente funciona. Por lo menos a mí me funcionó, y por eso te quise decir desde el comienzo que la pongas a prueba, que no solamente me creas sino que la pongas a prueba, y es que cuando tienes lleno de cosas en tu mente, esto no te aporta ningún resultado positivo.

El mejor ejemplo es: no necesariamente porque una persona tenga título profesional, maestría, doctorado, tercer doctorado, quinto doctorado, esas personas no necesariamente son felices con lo que hacen, no necesariamente son ricos. A veces se quedan simplemente en analizar y analizar.

Así que empecemos vaciando tu mente para poder volver a llenarla. ¿Estás listo? Entonces hacer ese switch, reset y comencemos.

La Fórmula De La Riqueza

Son los 5 secretos que los ricos saben que tú no sabes. Esta riqueza está representada no solo en dinero, porque recuerda, el objetivo final no es el dinero, sino también, además del dinero, en tiempo y en lo que esas dos cosas te pueden dar para tu libertad financiera.

Manejar el Tiempo a tu Antojo Hyenuk Chu

De hecho, la libertad financiera, para mí, es la capacidad de manejar tu tiempo a tu antojo, sin tener dependencia de tus ingresos. Te lo repito otra vez: tu capacidad de manejar tu tiempo a tu antojo sin tener dependencia de tus ingresos.

Solo imagínate un día levantarte y no tengas que revisar el correo en tu celular o en el computador. Seguramente lo que tú haces, lo primero que haces, es revisar la cuenta de Facebook o WhatsApp o lo que sea. Confieso que yo también fui uno de esos.

Y además de eso, que no tengas que apresurarte para ir a bañarte, vestirte y además rápido para salir corriendo a tu trabajo, con apenas un café y una tostadita o un huevo, que tuviste que tomarlo ya frío porque tus hijos se levantaron tarde y tenías que alistarlos primero a ellos para que no los dejara la ruta de la escuela. ¿Te ha pasado alguna vez? A mí sí.

Y tampoco tendrás que pensar y amargarte mientras van yendo a tu trabajo en el bus, en el camión o en tu carro, porque recordaste que tenías que pagar la factura del agua, que te llegó hace como 15 días y que precisamente se vence el día de hoy. Y adicionalmente se vence hoy el alquiler o la hipoteca de la casa donde estás viviendo. Un poco estresante, ¿verdad?

Y además hay tráfico y tienes que presentar un informe a tu jefe, ese informe que siempre has odiado. Y comienzas a pensar que tal vez te alcance para pagar la factura del agua y el alquiler. Dices: “Bueno, tengo”. Pero tampoco tienes muy claro cuánto has gastado este mes y cuánto dinero aún te queda en el banco.

Cuando ya estás como relajado y dices: “No, pero sí alcanzo a cubrir”, recuerdas que en dos días se vence la cuota del préstamo del vehículo en el que vas y, para colmo, tu hijo te ha hecho prometer que pagarás la cuota para el club, el campamento del fútbol. Y tu hija te ha hecho prometer que vas a pagar la escuela de baile.

Y tu señora te acaba de dejar una nota en la nevera, que hay que hacer mercado, porque la nevera ahora parece un foco de luz, está totalmente vacía. Cuando abres, solamente hay un bombillo adentro.

Y puede que suene muy raro, pero te voy a decir algo. Para muchos esa es la vida del día a día, del mes a mes. Algunos hablan de vivir la vida loca, pero otros hablan de esta vida automática, de que desde que comenzaste a estudiar hasta el día de hoy, lo único que has hecho es levantarte temprano, ir a un sitio, esforzarte. En la escuela, por ejemplo, estudiar, sacar buena nota; llegar a la casa, hacer tareas, dormir.

Y después de casi once o doce años, entras a la universidad, repites el mismo proceso durante cinco años, y si haces maestría o doctorado otros diez más. Y te gastas esos veinte años para entrar a un trabajo de empleado, para seguir haciendo exactamente lo mismo: levantarte temprano, ir allá, trabajar, regresar. Y además de eso, ahora ya no tienes papá y mamá que te pagan la cuenta; ahora tú eres el papá y mamá que tienes que pagar la cuenta.

Imagínate ahora qué tal sería tu vida si te levantaras con tranquilidad, sin ninguna deuda, atiendes a tus hijos para ir al colegio. Luego, con paciencia, te preparas un café o un té o un mate, con un desayuno estilo buffet de un hotel. Escuchas tu música favorita, que seleccionaste en esa mañana, hueles ese delicioso aroma de tu bebida y lo disfrutas en calma. Está en la temperatura ideal para tomar, la música está perfecta para esta mañana espectacular.

Y al terminar tu bebida, abres tu e-mail y ves que mientras dormías has ganado o facturado mil dólares. Ya es casi mitad de mes y llevas más de 20.000 dólares de ingresos provenientes de tus diferentes negocios e inversiones.

Y lo mejor es que sabes que ahora vas a dedicar una horas en la mañana, después de ir al gimnasio a mantener tu cuerpo saludable, a revisar cómo van tus negocios, negocios físicos, negocios online, por Internet, y también tus inversiones en la Bolsa de Valores y de finca raíz.

Nada de empleos, tener que hablar con tus empleados o manejar personal. Y luego tienes una reunión de almuerzo con tus padres, a quienes llevarás a un restaurante que está de moda en tu ciudad en este momento, y quieren ir disfrutar ese exquisito plato que algún amigo tuyo en los negocios te ha dicho. Luego te reúnes con un colaborador, con un amigo, que está revisando nuevos proyectos. Y este es un proyecto para ayudar a muchas a personas a cubrir sus necesidades, el tema de colaborar y de dar.

Manejar el Tiempo a tu Antojo Hyenuk Chu

No sientes que es un trabajo, sino es tu pasión y te encanta pasar el tiempo ayudando, y luego recoger a tus hijos de la escuela. Disfrutas el comienzo de la noche, mientras juegas y conversas con tus hijos piensas lo que irá a preparar el chef profesional que tienes contratado, un chef que viene a tu casa a preparar algo rico. ¿Será igual de delicioso y sorprendente como el de ayer? Yo creo que sí.

Luego de la cena, totalmente agradecidos con este chef que te preparó una cena muy buena, y terminas de acostar a tus hijos. Les das un beso, les das las bendiciones, y luego te sientas a hablar con tu pareja de cómo pasaste el día y planeas con ella el próximo viaje bimestral. Sí, sí, bimestral, cada dos meses te regalas un viaje.

A veces para simplemente conocer, de cultura; a veces de diversión, de ir a pasarte a hacer algo espectacular; y otra de simplemente ir a la playa, de descanso. Y una vez acostado en tu cama, cerrando tal vez el segundo libro que estás leyendo este mes, piensas lo bendecido o suertudo que has sido tú en tu vida.

En este momento quiero que cierres los ojos y pienses, durante el tiempo que tú quieras, cómo sería tu vida. Piénsalo, cómo sería tu vida. ¿Será tal cual pensé? ¿como te acabo de contar? Y eso es lo que yo llamo de verdad libertad financiera. Lo mejor de todo es que este tipo de vida puede ser tuya y, a lo mejor, que sea a tu estilo. Aunque, tal vez no te guste tener un chef en la casa.

Entonces vamos a comenzar con estos 5 Secretos que usan los ricos, los millonarios, los billonarios, para crear riqueza. Empecemos por estos 5 Secretos que usan los millonarios, o usan muchos pueblos, como los judíos, los alemanes, los japoneses, los anglosajones, que por su cultura y tradición traspasan de generación en generación este conocimiento milenario.

Entonces los llamamos “secretos”, principalmente porque, a pesar de que son muy simples, no nos lo enseñan en nuestras escuelas, ni tampoco en la universidad, ni mucho menos en una maestría o doctorado. Estudiar mucho en instituciones académicas tradicionales no te va a preparar para ser rico; si no, mira a tus profesores. No, tampoco en nuestros hogares, mira a tus papás.

Nuestros padres y abuelos crecieron en una época donde les enseñaban a ser empleados y ser pensionados. La Era Industrial en la cual ellos vivieron, ya se acabó. Hoy, como muchos expertos en economía pregonan, estamos en la Era de la Información.

De hecho, Robert Kiyosaki, una de las personas que más ha hablado, más ha instruido sobre temas de finanzas personales, habla de esto. Así que, desde la llegada del Internet, todo ha cambiado.

No tengo que explicar cómo, en menos de una década, han surgido empresas o estilos de negocios o de trabajo que han cambiado radicalmente la humanidad. Solamente mira diez cosas que más usas hoy en día, y algo tendrá que ver con la Era de la Información, que hace diez años era una cosa de ciencia ficción.

Pero desde hoy, van a dejar de ser secretos para ti y será tu posesión más valiosa que te ayudará a llegar a tu meta financiera, bien sea vivir cómodo, ser rico o ser libre financieramente.

Los ricos, los millonarios, administran su dinero usando estos 5 Secretos. Así que comencemos con el primero.

La Era de la Informacion Hyenuk Chu

Secreto # 1

Administra Tu Dinero En Cinco Cuentas Diferentes

Antes de conocer este secreto, yo manejaba mi dinero en una sola cuenta. Y adivina: era una sola cuenta que se llamaba “Gastos”. No conocía más porque era la única que sabía y había aprendido inclusive a las malas a manejar.

No me lo dieron en la escuela, por ejemplo, Administración de Dinero I y Administración de Dinero II. ¿O tal vez a ti sí? ¿En la universidad tal vez, o en la maestría, o en el doctorado? La verdad es que no lo hacen.

Gastos por Hyenuk Chu

Mis padres sí me inculcaron que debía ahorrar mínimo un 10% de mis ingresos, pero solo lo hice hasta que comencé a trabajar. ¿Cómo? ¿No debería ser que, al trabajar ganaba más dinero, entonces podía ahorrar más?

Pues he aquí el primer mito sobre el dinero. Tú manejas el dinero directamente proporcional a tus emociones. Explicado de otro modo: gastarás el dinero de la misma manera cuando tengas un dólar que cuando tengas un millón de dólares.

Pero estarás diciendo: “Con un dólar no puedo comprar nada, pero con un millón de dólares podría hacer y comprar miles de cosas”. La verdad es que tienes totalmente razón, por eso comencé diciendo que manejas el dinero directamente proporcional a las emociones.

En una investigación sobre cómo manejamos el dinero, se le entregaron 10.000 dólares a un grupo de personas. Y luego, un año después, fueron a averiguar qué habían hecho con estos 10.000 dólares, y adivina qué pasó.

¿Qué porcentaje de personas crees que tenían cero dólares? ¿Qué porcentaje de personas tenían menos de 10.000? ¿Qué porcentaje de personas tenían los mismos 10.000? ¿Y qué porcentaje de personas tenían más de 10.000?

Yo creo que ya sabes la respuesta sin que hayas tenido que ver los resultados. La mayoría de las personas tenían cero dólares, se habían gastado todo el dinero. Algunos gastaron y guardaron un poco. Otros guardaron debajo del colchón, debajo de la almohada, a lo antiguo, al método antiguo.

Y solo un 4% de las personas habían trabajado con el dinero y lo habían multiplicado. Lo más increíble es que estas personas habían duplicado o inclusive multiplicado el dinero hasta tener más de un millón de dólares. Estas son las personas que conocían los secretos que estamos acá, en este libro, revelándote a ti.

Entonces, volviendo al tema de las cuentas, ¿por qué manejar el dinero en varias cuentas? La razón es que el dinero tiene diferentes usos y, para cada uso, debes usar o tener un manejo diferente.

Administrar el dinero correctamente, definitivamente es nuestra responsabilidad. No es del país, no es el del alcalde, no es del presidente. No, no es de tu jefe, no es de tu pareja. Es nuestra responsabilidad, es tu responsabilidad, de tu dinero es tu responsabilidad.

¿Por qué? Porque el dinero realmente no es de nosotros. Sí, lo tienes tú, pero no es tuyo. Muchas veces decimos que es nuestro dinero, pero realmente no es nuestro, sino que somos simplemente administradores de ese dinero. Nos llega y se va. A algunos les llega, lo multiplican. A otros les llega, se les acaba. Así que algunos son muy buenos y otros son muy malos administradores.

Los buenos administradores acumulan riqueza y pueden vivir con prosperidad, pueden vivir en abundancia. Mientras los malos, los malos administradores desperdician y malgastan en dinero y, por eso, tienen que luchar para poder sobrevivir. Y no es por culpa de ellos, es porque nunca se les enseñado.

Esto no solamente pasa con las personas sino también con empresas y con los países. Seguramente conoces empresas a las que les va muy bien porque son bien administradas. Hay países a los que les va muy bien porque sus políticos, sus líderes, son muy buenos administradores, y el país crece mientras otros no. Piensa, ¿por qué crees que algunos países son más ricos y otros son más pobres?

Realmente no se trata de que el país sea rico en recursos naturales, por ejemplo, que tenga oro o que tenga plata, que tenga petróleo, que tenga agricultura, ganadería, sino de que realmente sean muy buenos administradores, que sus líderes sean buenos administradores.

Yo quiero ponerte un ejemplo. Hay países en América Latina llenos de riqueza natural, como Venezuela o Argentina. Ambos países, en algún momento de la historia, eran unos países líderes y que se consideraban como unos países ricos, casi de primer mundo. Pero han tenido pésimos administradores de esos recursos, y hoy en día son países que están muy, pero demasiado endeudados.

Dinero Es Poder Hyenuk Chu

Pero el otro lado, por ejemplo, miremos mi país, Corea del Sur, de donde yo vengo. Allá en Corea del Sur no hay ningún recurso natural: no hay carbón, no hay petróleo, no hay oro, no hay plata. Ni siquiera hay tierra suficiente para cultivar o criar ganado. Lo único que hay allá solo son humanos.

Pero afortunadamente tuvimos o contamos con buenos administradores de este recurso humano, y en menos de 50 años, después de haber estado totalmente devastado el país luego de la guerra que tuvimos con Corea del Norte, se ha convertido en una de las potencias mundiales y pertenece al selecto grupo de los países desarrollados, o de primer mundo, como los llamamos algunos.

Seguramente has tenido en la mano algún equipo de alguna de estas marcas: Samsung, LG, Hyundai, Kia, Daewoo. Todas esas son marcas coreanas que seguramente tú ya las has conocido.

Ahora, ¿qué ha pasado en estos mismos 50 años en Venezuela y Argentina? Todo lo contrario, han retrocedido, y realmente de ser potencias mundiales llenas de riqueza han sido ahora desplazados a ser países subdesarrollados.

Y realmente yo amo Venezuela y Argentina, he tenido la ocasión de estar en esos países, y la verdad, la gente, lo que se vive de cultura en esos países realmente es increíble y da pena realmente hoy verlos así, gracias a los malos administradores de esos países.

Creo que esto ya es suficiente para que entiendas la importancia de llevar una buena administración del dinero.

Ahora veamos cuáles son estas cuentas que debemos manejar. Recuerda, son cinco cuentas; algunos los llaman “tarros”, “sobres”. Pon el nombre que más te guste, lo importante es que entiendas el concepto. Algunos también tienen diferentes porcentajes de manejo en esas cuentas, o tú los puedes definir realmente, pero lo importante es que los puedas separar.

Así que comencemos a decir cuáles son esas cuentas, y lo que quiero es que vayas adoptando poco a poco este sistema de las cuentas, hasta que logres tener el control sobre ellas. Comencemos con la primera y la más importante.

 

Cuenta # 1: La Cuenta del Dar

La cuenta del dar: los millonarios ricos siempre dan el 10% de sus ingresos. Tú te preguntarás: “¿Qué es dar? ¿No se suponía que era retener el dinero?”. Para algunos, dar es limosna, apoyar donando dinero a una fundación, pero para mí es retornar el dinero que te ha sido dado como un buen administrador.

La Primera cuenta es la de Dar

En algunos eventos míos los llamo que es regresar algo que ya te han dado. Dar para recibir, ser generoso, e igualmente serás tratado. Algunos me preguntan: “¿Cómo puedo dar una donación si ni siquiera me alcanza para el mercado?”.

Pues no tendrá que ser, digamos, exactamente ese 10% de tus ingresos. Si en este momento tus necesidades básicas no te permiten dar ese 10%, puedes hacerlo también en especias. Yo lo hacía así cuando estaba en quiebra, dando mi tiempo, algo más valioso que el dinero, ayudando en algo que de corazón me apasionaba, que era colaborar y ayudar.

Entonces iba a diferentes sitios a hacer esa actividad. Pero francamente, si no puedes dar el 10% en donación es porque tu administración del dinero es pésima, perdóname que te diga, y no está bien gestionada.

Algunos también me preguntan que ellos darían el 10% cuando empiecen a tener mejores ingresos y que cuando lleguen a tener equis monto de dinero, tal vez cuando ganen 10.000 dólares, cuando ganen 20.000, como Hyen Uk contó en el sueño eso, entonces ahí sí.

Pero si estás ganando, por ejemplo, 2000 dólares al mes y no te alcanzan tus ingresos, ellos piensan que si ganan 4000, o sea, si se les duplicaran sus ingresos, podrían dar 400 dólares de donación.

¡Pues no! No va a ser. Esta persona jamás, jamás, jamás logrará dar 400 dólares en donación o en limosna, porque cuando gane 4000 su nivel de gastos, su estilo de vida también subirá acorde a este nuevo nivel de ingresos.

Tal vez un nuevo carro, una nueva casa, un nuevo computador, un nuevo viaje, etc. Por eso, es súper, súper importante enseñar y tener hábito de ganar dinero desde jóvenes, porque cuando ya estén ganando dinero por su propia cuenta y no hayan tenido ese hábito de dar, jamás lograrán hacerlo. Así que ten presente esta cuenta.

 

Cuenta # 2: La Cuenta del Propósito

La siguiente es una cuenta llamada “Propósito”. La cuenta del propósito: los millonarios, los ricos, usan el 10% o más de su dinero para un propósito especial, un propósito para ayudar a los demás.

La cuenta del proposito o dejar un Legado

Realmente todos queremos ayudar a los demás, esa es una cuestión de naturaleza humana, pero también es de naturaleza humana tener un sueño para dejar un legado en la humanidad.

Escucha esta palabra: legado. Queremos que nos recuerden por algo bueno que hayamos realizado. Si no, piensa por ejemplo en diferentes edificios o cosas que tienen nombre de personas famosas, o que muchos millonarios ricos han dejado, como bibliotecas o teatros que ellos han donado a los ciudadanos en las ciudades donde ellos vivían, o que ellos tenían alguna relación, para que los pudieran utilizar.

Entonces, en este momento quiero que te tomes un tiempo y escribas cuál podría ser tu propósito. Seguramente te cojo así de afán, pero piénsalo, lo primero que venga a la cabeza podría ser. De hecho, escribe al menos cuatro o cinco, y hasta que no termines de escribir no continúes con la lectura de este libro.

Okay, espero que ya lo hayas hecho, si no, detén la lectura y lo haces. Y ahora vamos con la parte de la siguiente cuenta, que se llama “el ahorro”.

 

Cuenta # 3: La Cuenta del Ahorro

Y ahí sí, de esa sí has escuchado, seguramente tú ya lo has hecho. Y es que los ricos y los millonarios ahorran para diferentes causas y, sobre todo, es para dejar riqueza a sus futuras generaciones.

¿A qué me refiero con esto? Es que seguramente vives en una ciudad o en un país. Y no vives por allá en una selva. Los bancos y las diferentes publicidades que hay te ha dicho que debes ahorrar, ¿verdad? O te lo han dicho tus padres, o te lo enseñaron en la escuela: ahorra tu dinero.

La cuenta del Ahorro Hyenuk Chu

Pero muchas veces ni siquiera sabemos para qué ahorramos. O sea, sabes, ahorras; sí, está bien, pero no sabemos para qué. Algunos ahorran porque les dan inclusive una licuadora en el banco o una tostadora. No sé si te ha pasado, a mí sí.

Otros porque les dan intereses. Pero cada moneda que tengas debe tener un propósito en tu administración del dinero, y aquí está la gran diferencia entre un buen administrador y un mal administrador.

En este caso, cada moneda que vayas a ahorrar debe tener un fin, una causa por la cual lo estás haciendo. Bien sea para comprar una vivienda tuya, una casa, o tener un capital para poder invertir en la bolsa, o tal vez montar un negocio.

Y lo que los ricos hacen es que no piensan solamente en ellos, en el momento presente. Piensan también en sus futuras generaciones, preparan una herencia desde antes que se vayan de este mundo.

Imagínate, si tu abuelo, tu tatarabuelo, te hubiera dejado así sea un poco de dinero en un CDT rentando a 4% o 10%, el 6%, el porcentaje que sea, en este momento, tú serías millonario. Pero ¿por qué no ha pasado eso? Porque nosotros no ahorramos.

Así que tal vez, ahora en este momento inclusive, podrías dejar algo ahorrado. Tal vez no sea un monto grande, pero si lo tienes a una buena tasa, en un banco seguro, muy, muy seguramente tus nietos, tus tataranietos, disfrutarán de esa herencia que estás dejando desde ahora.

Tal vez no te cueste mucho hacerlo, pero el poder del interés compuesto funcionará para ellos.

 

Cuenta # 4: La Cuenta de la  Inversión

La siguiente es la cuenta de la inversión, y este es un dinero que los ricos y los millonarios destinan para invertir en acciones en las bolsas de valores, y también en negocios y demás cosas. Sí, inclusive en finca raíz o bienes raíces.

Entonces, esta cuenta de inversión es el dinero que has ahorrado, o que has recibido de tus antepasados como herencia, y que lo administras para invertir en diferentes vehículos de inversión que te vayan a multiplicar el dinero. Y aquí viene una cosa muy importante, y es que las personas ricas y millonarios saben y entienden de qué se trata la inversión.

Ellos saben que no se logra multiplicar el dinero en los bancos o instituciones financieras. Ellos lo invierten en diferentes acciones de las empresas grandes, esas que cotizan en la Bolsa de Valores Nueva York, tal vez como un Amazon, Apple, Citibank, o diferentes empresas que ellos vean como un buen negocio.

La cuenta de la Inversión Hyenuk Chu

O también lo invierten en un negocio, tal vez en una franquicia de McDonald’s, KFC, la que ellos hayan escogido, o en sus propias empresas. Pero invierten en las cosas que saben.

Uno de los grandes problemas de esta cuenta es que la gente, cuando tiene el dinero o lo han heredado, invierten en cosas que no saben. Por ejemplo, en mi caso, yo no sabía y no sé mucho de bienes raíces, y en este momento estoy tratando de aprender más sobre cómo invertir en bienes raíces.

Y la cuestión es que cuando tú no sabes, puede que tengas dinero pero vas a perder. Y por eso es muy importante que cuando vayas a invertir, primero debes entender, aprender un poco de qué se trata antes de invertir tu dinero.

Así que vas a invertir en la bolsa de valores, aprende sobre invertir en la bolsa de valores. Si vas a invertir en finca raíz, aprende cómo invertir en finca raíz. Si vas a invertir en un negocio de franquicia, aprende un poco cómo invertir en un negocio de franquicia.

Y una vez que sepas cómo se hace, hayas conocido personas, amigos tuyos, mentores o tutores que te explique cómo lo hacen, ahí sí, puedes tranquilamente dejar tu dinero en esas inversiones. De lo contrario, vas a perder ese dinero que tanto te costó ahorrar.

 

Cuenta # 5: La Cuenta de Gastos

Y por último, está el gasto que tú y yo y la mayoría de las personas conocemos muy bien. Nosotros realmente vivimos ahorita en un mundo donde la publicidad, los avisos nos invaden, no solo por televisión o por radio, sino también ahora por Facebook, por Internet, por cualquier lado nos invaden con diferentes propagandas.

Las empresas comerciales viven de eso, y ellos tienen una estrategia de décadas de estudio de mercadeo, que saben cómo entrar a nuestra mente para que nos den ganas de comprar Y que realmente hagamos lo que ellos quieren. Y ellos logran que compremos sus productos, modificando inclusive nuestros hábitos.

La Cuenta de los Gastos Hyenuk Chu

Por ejemplo, los hombres no usan champús para hombres, pero ahora, las diferentes empresas de cosmética o de cuidado personal dijeron: “Vamos a atacar un mercado importante, que son los hombres, y para ellos les vamos a crear un producto nuevo, que es un champú para hombres”.

Pero realmente un champú es la misma cosa para hombres o mujeres, no hay una gran diferencia. Pero crean un producto para ese mercado y manipulan nuestra mente para que compremos estas cosas. No es que esté mal comprar un champú para hombres, o un champú para equis cosa.

Lo importante es que entendamos que estamos bombardeados, estamos en todo momento con estos avisos de publicidad visibles en todas partes, para que cambien nuestros hábitos. Entonces tienes que ver si eso está afectando o no a tus hábitos, y cómo está afectando eso a tus gastos.

Ahora, lo importante, como decía, es que tenemos que estar super preparados para este bombardeo o ráfaga de mercadeo, que está super bien planeado, y de esta forma no caer en una crisis financiera.

Tal vez te vas inclusive de vacaciones porque Visa o Mastercard, o alguna de esas, dice que debes vivir el ahora o lo que sea. Y entonces te dan ganas impulsivas de ir al Caribe y gastas con la tarjeta de crédito, con un dinero que no tienes, para disfrutar algo que realmente no lo necesitabas en ese momento.

Así que los ricos saben que la vida es por un corto periodo de tiempo y que ese recurso que le ha sido dado por ser un buen administrador también puede utilizarse, para entretenerse, relajarse y por tener confort. O sea, está bien, no tienes que ser siempre frugal.

Si a ti te gusta tener una casa de 500 metros cuadrados, con piscina, pues también, si lo puedes pagar y puedes mantenerla, lo puedes hacer. Lo importante es que no trates de ser tacaño, sino de ser una persona frugal; es saber en qué gastar y en qué momento, esa es la clave.

Idealmente, esta cuenta de gastos no debería ser más del 40-45% de tus ingresos. Y si estás en este momento en más del 45%, que seguramente lo estás, debes trabajar en ello.

Pero el 96% de las personas, donde seguramente estás tú, el 100% o más de sus ingresos están en esta cuenta de gastos. En otro libro o en otro live o webinario te explicaré cómo puedes cambiar esta parte de los gastos para mejorarla. Pero, por ahora, entendiendo esto podrás dar unos ciertos pasos, unas acciones pequeñas, que pueden variar un poco esta parte de los gastos.

La primera es que cualquier gasto que no sea necesario debería ser eliminado.

Por ejemplo, para mí unos gastos que no necesarios son cosas que no tengan nada que ver con que sea dónde dormir, qué comer y qué vestir. Cubiertas estas tres opciones, lo demás es de sobra.

Entonces, por ejemplo, ¿el gimnasio o el club de golf será algo necesario? La verdad, no.

¿Pagar televisión por cable será necesario? La verdad que no.

¿El Internet? Bueno, si vives de Internet, sí.

¿Tener un iPhone 7 u 8 o lo que sea? A menos que seas una superestrella y tengas que cargar un teléfono de ese tipo, pero si no, inclusive cualquier teléfono normal inteligente te podría servir.

Así que piensa qué cosas puedes sacar de entre tus gastos para disminuirlos. Y una vez lo logres, empiezas a mantenerte en ese hábito.

Recuerda, aquí la palabra es ser frugal, y no ser tacaño.

Ahora vamos con el secreto número 2, donde los millonarios se enfocan en la visión y no en la provisión.

Secreto # 2

Enfocarse En La Visión Y No En La Provisión

¿Entiendes la diferencia? Una cosa es visión y la otra es provisión. Es más importante para los millonarios y los ricos generar ingresos para cumplir su visión que solamente para sus gastos diarios, para la provisión.

La mayoría de las personas están trabajando y obtienen ingresos para poder pagar las cosas que ellos necesitan, o inclusive cosas que ellos no necesitan. Ya sabes, el alquiler, la hipoteca, los servicios públicos, alimentación, diversión, vehículo, alcohol, paseos… gastan en cosas que representan ellos mismos.

Pensar solo en Nosotros Hyenuk Chu

En cambio, las personas multimillonarias trabajan y obtienen sus ingresos para utilizar y construir su visión. Como siempre, para que sea regla hay una excepción.

Obviamente hay ricos malos y ricos buenos, como pobres buenos y pobres malos. Seguramente en donde tú enfocas el ojo es lo que eres. Si has visto ricos malos, es porque seguramente tal vez en eso es en lo que podrías convertirte si tuvieras mucho dinero.

Porque hay personas que son pobres pero son buenos, puede que no tengan dinero pero tienen su visión en cosas que no representan ellos mismos. Hay pobres que no tienen dinero, pero además de eso, tienen una visión equivocada, solo piensan en la provisión.

Pero también hay ricos que tienen dinero y viven en la provisión y no en la visión, se gastan la plata solo para ellos. Entonces, recuerda que siempre detrás de una regla tiene que haber una excepción para que la regla se cumpla, así que en esta parte quiero que entiendas este punto.

Ahora, estos millonarios, y estoy hablando de los millonarios buenos, saben que más allá de sus necesidades básicas y de confort y su estilo de vida, hay cosas de las que los demás no se preocupan.

Por ejemplo, ofrecer una fuente de empleos, o construir y desarrollar estructuras para mejorar el estilo de vida de los demás. Esas son las cosas que hacen las personas que tienen los recursos y hacen cosas para cumplir su visión.

Ellos tienen una visión realmente de que quieren dejar a su paso un legado en la humanidad, y no solo una persona que vivió para sí misma. Es una persona que, cuando se muera, seguramente al sepelio, a su funeral, asistirán miles de personas y cada una de ellas tendrás algo bueno para decir de ella.

Pensar en la Visión Hyenuk Chu

Ahora pasemos al secreto número 3, y es que estos millonarios, estos ricos, invierten en cosas que se multiplican.

Secreto # 3

Invierte En Cosas Que Se Multiplican

Este es uno de los temas que a mí me fascinan, porque los ricos aprenden en dónde invertir su dinero de forma que este se multiplique. Lo hablamos anteriormente cuando hablamos de la cuenta, ¿verdad? Y básicamente, se enseña.

Por ejemplo, yo enseño a mis hijos desde que eran muy pequeños, antes de que cumplieran los 10 años, a cómo invertir en la bolsa. La gente dice: “¿Cómo?”. Sí, yo les enseño cómo se invierte en la bolsa. Ellos saben cómo funciona la bolsa de valores, ¿por qué? Porque para cuando ya sean grandes, deben saber en dónde invertir, y para ello es muy importante que tú les des esos conocimientos.

Enseño la Bolsa Hyenuk Chu

Y como dice Warren Buffett, el famoso inversionista, el famoso oráculo de Omaha dice que el secreto de multiplicar el dinero está en invertir en cosas que sabes. Por ejemplo, él no invierte en empresas de tecnología.

De hecho, creo que hasta el año 2010 o una cosa así comenzó a invertir en IBM. Y para las personas que no lo saben, IBM existe desde hace muchísimo tiempo. Pero era una empresa de tecnología y para Warren Buffett era una cosa que él no comprendía, entonces no invertía. Hoy en día ya lo hace.

Él invierte en empresa como Washington Post, periódico; invierte en Coca-Cola, bebidas azucaradas para la gente; en cosas que él sabe cómo funcionan, en eso invierte. Esta es una parte clave que, cuando se habla de inversiones, tienes que tener claridad.

Otra cosa es por ejemplo que tú hayas comprado tu casa donde vives, y realmente eso no es una inversión. Te aseguraste donde vivir, pero cuando hablamos de invertir en finca raíz y demás, es que, además de tu casa o tu apartamento, tienes otra propiedad de la cual vives no solamente de la plusvalía, sino de la renta de la misma. Entonces, una persona puede hacer eso y ganar, y multiplicar su dinero, siempre y cuando sabe qué está haciendo.

De hecho, en los países desarrollados, hace poco he regresado de Estados Unidos y vi cómo en los colegios les enseñan a los jóvenes el tema de invertir en la bolsa. Para muchos países europeos, en Estados Unidos, en algunos países de Asia, inclusive ya les enseñan a invertir en la bolsa de valores, en acciones. Desde que son jóvenes, porque es muy fácil realmente.

Siempre y cuando se les explique a los jóvenes de manera correcta. Así que cuando ellos crecen y son adultos productivos, bien sean empleados o empresarios, saben exactamente en dónde invertir el dinero excedente y, adicionalmente, saben cómo hacerlo. Saben cómo hacer que sus inversiones, literalmente, se multipliquen.

Enseña a los jovenes a Multiplicar la Riqueza Hyenuk CHu

También aprenden a invertir en finca raíz, y saben que es mejor vivir en alquiler en un apartamento en un estrato medio, en un barrio promedio, mientras sus propiedades, apartamentos que están de estrato alto, en un barrio de personas ricas, les generan ingresos y aumentan el capital por plusvalía.

Déjame explicarte esto mucho mejor. Digamos que tú tienes una casa o un apartamento que vale 500.000 dólares, en una zona de lujo, en el mejor sitio de la ciudad.

Obviamente tú quieres vivir ahí, porque dices: “Yo me he esforzado para tener esta casa, qué dirá mi jefe, qué dirá mi socio, qué dirán mis clientes, qué dirán mis familiares”. Y esa es la razón por la cual vives ahí, pero eso también te mantiene con unos gastos altísimos: los servicios, los productos que compras alrededor, todo te sale más, más y más caro.

Ahora, por el otro lado, lo que hace la mayoría de los ricos, los verdaderos multimillonarios, no los que aparentan serlo, sino los que verdaderamente somos así, y hay un libro que se llama El millonario de al lado, habla un poco de cómo viven estos ricos, cómo vivimos.

Vivimos en apartamentos normales, en barrios normales. No estoy diciendo de ir a vivir a las comunas ni a sitios peligrosos, sino vivir en sitios normales, como cualquier persona. Pero nuestros ingresos promedios, comparados con nuestros vecinos, es otra cosa. Es decir, mientras mis vecinos pueden estar ganando 2000, o máximo 3000, hasta 4000 dólares al mes, yo me puedo ganar ese mismo monto en una hora, y según los diferentes ingresos que tengo.

Entonces imagínate cómo será mi vida, es más tranquila. Solo trabajando una hora podría pagar todos los gastos que tengo en un mes en el sitio en que yo vivo.

Mientras tanto, esa casa o apartamento que tengo de 500.000 dólares en el sitio lujoso, donde viven las personas supuestamente ricas, o los que aparentan ser ricos, ellos me van a pagar una renta, por decir un ejemplo, el 1% de los 500.000 dólares. Entonces me pagarían 5000 dólares mensuales en concepto de renta.

Entonces yo viviría en mi casa normal, inclusive alquilada podría ser, en un estrato medio, y vivir solamente con 5000, tranquilo inclusive sin hacer nada. Es de lo que realmente se trata de invertir en cosas que se multipliquen.

Ahora, si esa casa donde yo vivo también es mía, entonces tomo esos 5000 y los ahorro para comprar el siguiente inmueble, y así consecutivamente.

Así que, piensa, si en este momento tienes por ejemplo dos propiedades y vives en la más cara, entonces sería una buena estrategia cambiarla. Y vas a ver cómo tu fortuna se va multiplicando mucho más rápido y ya, en unos años tal vez, poder vivir en la que vale 500.000 porque ahora ya no solamente tienes el de 500.000, sino dos más de un millón de dólares, por decir un ejemplo. Entonces, esa es la forma de cómo ir creciendo poco a poco.

Construir propiedades Hyenuk Chu

Ahora, lo más importante es que esas compras que hagan sean utilizando el siguiente secreto. Y ese siguiente secreto se llama: anticipar a los ciclos económicos.

Secreto # 4

Anticipa A Los Ciclos Económicos

Tal vez tú ni siquiera sabes cuándo vienen los ciclos. Tal vez sabes cuando ya ha pasado frente a ti y te ha tocado, te ha dado muy duro, y la económica en el país donde vives está durísima, y ahí es cuando te das cuenta: “Guau, nos tocó este coletazo del ciclo económico”.

Pero realmente los millonarios y los más ricos están pendientes y conocen las diferentes fluctuaciones que tienen el mercado y, de esta forma, se anticipan y crean mucha riqueza.

Crisis Subprime Robert Kiypsaki y Hyenuk Chu

Entonces, como todas las cosas, tú tienes que comprar y vender para poder obtener una ganancia, bien sea en la Bolsa de Valores o finca raíz o en una empresa, realmente lo que tú haces es eso. Pero ellos, independientemente de si el mercado está a la baja o al alza, siempre encuentran el modo de comprar y vender y ganar dinero. ¿Cómo lo hacen?

Mira por ejemplo lo que dice Robert Kiyosaki. Él dice que compra vivienda y está más feliz cuando está bajando de precio la vivienda. Muchas personas, cuando bajan de precio las viviendas, se ponen nerviosas. Lo que a ti tanto te costó pagarlo con hipoteca, con intereses, empieza a bajar de precio y te pones nervioso.

Ahora, las personas que entienden el ciclo económico se ponen felices porque ellos van a entrar a comprar cuando están bajando, porque saben cuándo es el ciclo.

Lo mismo Warren Buffett en la bolsa de valores, espera los ciclos y sabe cuándo comprar y cuándo vender. De hecho, nosotros que invertimos en la bolsa sabemos inclusive cuando está bajando.

Hacemos una operación que se llama short o compramos opciones put, o diferentes formas de ganar dinero inclusive cuando hay una caída fuerte en el mercado.

Entonces, la pregunta es: ¿Sabías que en la vida de una persona, con un promedio de vida de 70 años, tiene que pasar por dos ciclos económicos malos y una gran depresión? Es algo estadístico.

Entonces, te pido que por favor revises si ya has pasado por dos malos ciclos económicos y una depresión. Si no lo has vivido, entonces todavía estás a punto de que vivas una de esas grandes depresiones. Y el problema no sería si te tocara ahora que tienes 20 años,  30 años, 40 años, 50 años.

Anticipa A Los Ciclos Económicos Hyenuk Chu

¿Qué tal si toca eso cuando tengas 70-80 años, cuando ya no puedes hacer más para obtener más? Y es de lo que realmente deberías preocuparte. Entonces, pregúntate si estás preparado para esa gran depresión que seguramente viene.

Hoy en día yo invierto en la Bolsa de Valores de Nueva York y, como te decía, gano dinero invirtiendo cuando las acciones van al alza, pero también gano mucho más inclusive cuando el mercado está cayendo.

De hecho, en este momento estoy viendo cómo el precio de las acciones está bajando y subiendo, y ganando dinero solamente porque conozco y sé cómo interpretar ese conocimiento.

Quiero que entiendas muy bien esto, porque tú puedes decir: “Pero es que la economía en mi país está muy mal, mi moneda frente al dólar está mal, estamos perdiendo dinero”, lo que sea, y quiero decirte que los mejores productos o las mejores empresas actuales han sido creadas en las peores crisis de ciclos económicos.

Esto se trata de la naturaleza humana. Nosotros, como humanos, tenemos una capacidad sobrenatural de inventar o reinventar cosas en momentos de crisis. Así que solamente piensa en algún momento de tu vida, cuándo tuviste que enfrentar una situación muy difícil y cómo pudiste hacer cosas que jamás pensaste que fueras capaz de hacer, o pensar o crear. Así que lo único que necesitas tal vez es una motivación correcta para que hagas las cosas.

Entonces, te pido que te prepares, y esperes a que cuando venga esa próxima oportunidad, seas como un tigre o un jaguar que está esperando que pase su próxima víctima: estar al acecho y, cuando llegue la oportunidad que la tomes. Y para ello tienes que aprender a leer primer esos ciclos económicos.

Anticipa A Los Ciclos Económicos Sin Dinero Hyenuk Chu

Y vamos con el último secreto, y es que los millonarios piensan a futuro y en varias generaciones.

Secreto # 5

Piensa A Futuro Y En Varias Generaciones

Pensar a futuro, en las generaciones venideras lo vimos anteriormente, en las cuentas. Pero no solamente estamos hablando de una cuenta específica; estamos hablando de todo un tema de educación y de salud.

Los esfuerzos económicos no solo son para una satisfacción inmediata. Mucha gente quiere tener 100.000 dólares, un millón de dólares ya para gastar, pagar las deudas, ya, ya, ya. Todo es ya, ya, ya; comprar carro, viajar, ya. Pero realmente los ricos y los millonarios piensan en un legado más allá de ellos mismos, como lo hablamos antes. Y es un concepto que se llama “la gratificación retardada”.

No sé si tal vez lo has visto, en una investigación realizada en los años 70 en los Estados Unidos, y se realizó en diferentes ciudades del mundo también, para ver cómo actuaban los niños frente a la satisfacción inmediata y su capacidad de gratificación retardada.

La Prueba del Malvavisco Hyenuk Chu

Entonces, básicamente lo que hacían era que en un salón, se le entregaba a un niño un malvavisco, y se le daba la siguiente instrucción al niño: “Voy a salir un momento y vuelvo en 15 minutos. Te voy a dejar este malvavisco sobre la mesa, pero no quiero que te lo comas. Si no te lo has comido después de que yo regrese, te voy a dar otro malvavisco”.

Y el resultado final es que la mayoría de estos niños demostraron que no tenían suficiente poder de gratificación retardada, y les ganaba más su instinto de satisfacción inmediata. Es decir, antes de los 15 minutos, se habían comido el malvavisco y se quedaban sin el otro.

Sin embargo, otros sí lograron manejar su satisfacción inmediata, y aguantaron para tener su gratificación retardada y tuvieron dos malvaviscos para comer.

Pero lo más sorprendente aún es que no terminaron el estudio ahí. Estos científicos volvieron a revisar, después de 20 a 30 años, que había sido de la vida de estos niños que participaron en este experimento científico.

Y realmente resultó sorprendente saber que los niños que habían tenido la fuerza de aguantar la satisfacción inmediata habían logrado carreras exitosas como profesionales, y en su hogar también.

Pero los niños que no pudieron manejar la gratificación retardada, siendo mayores tuvieron problemas en lograr cosas a nivel profesional y también tenían una mala situación familiar.

Entonces, ¿qué nos dice este experimento? Que nosotros estamos rodeados de las satisfacciones inmediatas, ayudados digamos en gran parte por lo que hablamos del bombardeo de publicidad, de estar comparándonos con los demás ―Fulanito tiene tal cosa, yo tengo tal cosa―, de tener las cosas que los demás tienen, de tener lo último que ha salido al mercado, y eso solo es satisfacer inmediatamente lo que viene a tu mente.

Por esta razón, los millonarios, los ricos, saben manejar su gratificación retardada y enseñan además a sus hijos a que tengan una gratificación retardada.

Por ejemplo, yo a mis hijos les utilizo a diario, cada vez que pueda, este ejercicio de la gratificación retardada.

Nunca les doy las cosas por simple capricho y siempre tiene que haber algo que ellos tienen que hacer, y esperar adicionalmente para obtener las cosas que ellos quieren. Saben que hay que sacrificar un poco del ahora para poder obtener el mejor provecho después.

Y es por esta razón que las empresas de este 4% son empresas que duran generaciones enteras. Es decir, esas empresas de millonarios donde enseñan a no tener gratificación inmediata, sino manejan la gratificación retardada, los hijos de los hijos de los hijos de los dueños no se comen la empresa.

Aston Martin Hyenuk Chu

En estos casos, esos primeros pioneros fundadores de las empresas han dejado un legado futuro a sus generaciones. Inclusive pasan de cuarta, quinta, sexta generación sin tener inconveniente. Inclusive la empresa, en vez de decrecer, crece más y gana más dinero.

Pero conozco muchas empresas, por ejemplo en América Latina, donde el abuelo es el que creó la empresa, son ricos, los padres son modestos porque se han gastado la plata, y los hijos de esos padres son pobres porque ya se lo han gastado todo.

Entonces, es triste ver cómo en nuestra América Latina sólo sobreviven muy pocas empresas en la segunda generación, y tenemos que hacer algo al respecto para cambiarlo. ¿Por qué? Porque tenemos que pensar en dejar el legado, no solamente pensar en mi familia, sino en los demás

Y esta es la razón por la cual hago este tipo de contenidos, porque tal vez los hijos de los hijos de mis hijos sigan viviendo bien gracias a los conocimientos que vamos traspasando de generación en generación, hemos dejado un legado.

Pero además de eso, tenemos que dejar un legado para la comunidad donde viven ellos, y es por eso que es tan importante pensar en frases como esta:

¿Qué tipo de legado vas a dejar a tus futuras generaciones?

 

¿Te hubiera gustado que tus antepasados hubieran pensado en eso?

 

¿Has escuchado a algún conocido o amigo que dice que “ese terreno era de mi abuelo” o que “esta casa era de mis padres”, pero que ya no lo son?

 

¿O esta empresa era de algunos antepasados míos?

Bueno, si es así, bienvenido al mundo de los no legados. Así que trabajemos fuertemente en ese legado para nuestras futuras generaciones que vienen.

 

Despedida.

Espero que te hayan gustado estos secretos, y lo que te pedí desde el comienzo: por favor, repasa este contenido.

Escribe nuevamente en una hoja todos los puntos que te mencioné, analiza cómo están tus cuentas, cómo están esos secretos en ti, si estás manejándolos bien o si estás haciéndolo definitivamente mal.

Y no solamente me creas, ponlo a prueba, haz que funcione. Aplícalos poco a poco y, en unos años, vas a ver una gran diferencia.

Espero que te haya gustado esta información.

Mi nombre es Hyen Uk Chu y nos vemos en un siguiente libro, video, live o webinario.

¿Quién es Hyen Uk Chu?

Inversionista en la Bolsa de Valores y Fundador del Club de Inversionistas

Estudié Ingeniería Química y trabajé durante varios años en una empresa multinacional coreana, como un “workaholic” hasta que un día decidí independizarme y tener libertad financiera.

Soy padre de 2 hijos, emprendedor e inversor en Bolsa de Nueva York.

Durante el 2016 fundé El Club de Inversionistas, donde he formado a más 165 mil personas en el ámbito de las inversiones con una metodología fácil de entender y muy práctica.

El Contenido de esta comunicación no debe ser considerado como recomendación de comprar o vender algún instrumento financiero. La información contenida esta destinada para fines educativos e ilustrativos solamente y no se debe considerar como asesoramiento de inversión. Los instrumentos financieros que se negocian en la Bolsa de Valores tienen riesgos que cada persona debe evaluar antes de colocar su dinero en este mercado. No invierta un dinero que no este dispuesto a perder. No se trata de un consejo de inversión.

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial. www.HyenUkChu.com

Shares
Share This