Los tiempos han cambiado mucho en todos los sentidos y Netflix es una empresa que ha jugado un papel fundamental en ese cambio. De ahí que sea una de las preferidas por los inversionistas de la Bolsa de Valores de Nueva York.

Yo aún recuerdo cuando para ver una película debía ir por ella a la tienda de alquiler y tener en casa un Betamax o un VHS que me permitiera reproducirla. Y también recuerdo que me perdí muchos capítulos de programas de televisión que me encantaban que nunca pude conseguir. ¿Te pasaba lo mismo que a mí?

Pero en 1999, Reed Hastings y Marc Randolph cambiaron esa historia. Con la idea de tener un videoclub online que ofreciera a los usuarios un amplísimo catálogo de películas y series, empezaron a enviar los DVD de las películas hasta las casas de los suscriptores, pero luego decidieron ofrecer el servicio de streaming y se convirtieron en los grandes pioneros del segmento.

Netflix cautiva a las audiencias porque facilita el acceso a contenidos audiovisuales.

Netflix cautiva a las audiencias porque facilita el acceso a contenidos audiovisuales.

El streaming es la distribución vía internet de contenido multimedia sin límite de tiempo, como ocurre con la televisión convencional, y en cualquier dispositivo que tenga conexión a la red. Te permite ver lo que quieras ver cuando lo quieras ver.

Las Lecciones Que Netflix Ha Dado Al Mundo

Hasta aquí esta historia nos deja dos grandes lecciones.

Primera: los empresarios supieron estar un paso más adelante de la competencia y ofrecer un servicio revolucionario porque no solo era más económico, sino que facilitaba la experiencia de sus clientes con su servicio. Ya no tenían ni siquiera que salir de sus casas.

Segunda: al usar el internet como principal medio de distribución, empezaron a ofrecer un servicio mucho más efectivo y económico, con diferentes tarifas mensuales, del que ofrecían las famosas tiendas de alquiler.

Su crecimiento fue vertiginoso. En 2009 ya contaba con 23 millones de suscriptores. En 2011, con cerca de 60 millones, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. Para el 2016, ya había sumado un total de 89 millones de suscriptores, de los cuales casi la mitad se encontraban en Estados Unidos.

Como la era digital no da espera, Netflix siguió innovando y aprovechando el crecimiento que, paralelamente, tenían el acceso a internet alrededor del planeta y el mercado de los dispositivos móviles.

Dos Lecciones Más De Netflix

Como consecuencia de esa estrategia, Netflix fortaleció otras dos de sus principales características que nos dejan dos lecciones más.

Gracias a la tecnología, Netflix fideliza a sus clientes.

Gracias a la tecnología, Netflix fideliza a sus clientes.

Tercera: consciente de que en la era digital es posible monitorear los movimientos de cada usuario de la red, le apostó a la personalización de sus servicios. Un día, por ejemplo, busqué una película que quería ver y no estaba en el catálogo. Dos días después me llegó un correo diciendo que esa película ya estaba disponible para que la pudiera ver en la plataforma.

Netflix es un negocio, eso está claro, pero estrategias como esa ayudan a fidelizar a los clientes y a que uno como usuario se convierta en un promotor de las marcas. ¿Tú has tenido experiencias similares con esta u otras plataformas de streaming?

Cuarta: en un mundo en el que la televisión y el cine son dos de las principales actividades de entretenimiento de las personas de todas las edades, Netflix descubrió una mina de oro y, no contenta con emitir producciones de otros que ya se habían estrenado, empezó a adquirir contenidos originales y a producir sus propias series.

En 2011 estrenó el drama político “House of Cards”, al que siguieron títulos como “Orange is the New Black” y “Stranger Things”, producciones de ese catálogo con el que la compañía está compitiendo con las principales productoras y distribuidoras convencionales.

Pensar en los usuarios, clave del éxito de Netflix.

Pensar en los usuarios, clave del éxito de Netflix.

¿Cómo le ha ido a Netflix en la Bolsa de Valores?

Netflix empezó a cotizar en la Bolsa de Valores en 2012 con un precio por acción de US$1.20 y una capitalización bursátil cercana a los US$300 millones. En 2017, sus acciones han superado los US$158 y su capitalización bursátil ha ascendido a US$68.140 millones.



La generación de series propias ha sido uno de los factores que ha jugado a su favor y que en determinados momentos ha hecho que aumente el precio de sus acciones.

La compañía ha recurrido a la división de acciones en varias ocasiones con el fin de hacerlas más asequibles y atractivas para los compradores. Así ha logrado que en varios momentos de su historia hayan aumentado su valor.

Aunque esta compañía no ha estado exenta de las variaciones que se han producido en el sector tecnológico, especialmente en los primeros seis meses de este año, tiene un terreno ganado en términos de ofrecerle a los usuarios lo que buscan y de producir contenidos audiovisuales propios que ya son un éxito comprobado.

Es una empresa que, como inversionista, debes tener siempre en el radar.

¿Cómo te ha ido con Netflix? ¿De qué otra empresa te gustaría que te hablara en este blog?

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This