Establecer objetivos a largo plazo es clave cuando hablamos de cualquier área de nuestras vidas. Pero cobra una mayor relevancia cuando nos enfocamos en el trading, en las inversiones y en las finanzas.

Esto sucede porque tanto el trading como las inversiones tienen que ver con el dinero. Como el ser humano tienen ansias de él, siempre espera obtenerlo de forma rápida y fácil. Ahí es cuando empieza a cometer errores.

Precisamente, para evitarlos es vital conocer la psicología a largo plazo. Es decir, esas herramientas que nos ayudan a evitar el pensamiento cortoplacista. Y, de esta forma, poder establecer objetivos y metas a largo plazo.

Es decir, objetivos que vayan mucho más allá de las expectativas o las emociones del momento. U objetivos que tengan una vida más larga que la ansiedad de conseguir y alzar un simple trofeo.

Pero, entonces, ¿cómo podemos empezar a aplicar la psicología de los objetivos a largo plazo? En primer lugar, es importante abordar un tema del que siempre hablamos aquí. Se trata del enfoque.

Es Momento De Empoderar Tus Finanzas

La Forma Cómo Enfocas Tus Objetivos

Comprar casa es uno de los objetivos a largo plazo que se fijan las personas

Comprar casa es uno de los objetivos a largo plazo que se fijan las personas – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Cuando tenemos la intención de conseguir un objetivo o una meta, generalmente, somos capaces de visualizarlo. Es decir que sabemos exactamente a dónde queremos llegar o qué es lo que queremos hacer.

Esto sucede en situaciones como tus próximas vacaciones, cuando piensas “quiero ir a Cancún”. Y se aplica hasta situaciones en las que tomas decisiones más trascendentales como “me quiero casar con mi novia”.

Sin embargo, no todos consiguen sus objetivos con el mismo alto grado de precisión. A algunos, por decirlo de alguna forma, se les dan mejor las cosas. Entonces ¿qué es lo que los diferencia de quienes no ven sus sueños cumplidos?

Se trata del enfoque con el que abordan una misma situación. Porque, aunque este parezca un concepto alejado o filosófico, es clave al momento de tratar de conseguir nuestras metas.

El punto es que no existe un solo enfoque para abordar una misma situación. Principalmente, estas se pueden ver desde tres perspectivas que, además, pueden conducirte a resultados muy diferentes.

Establecer Objetivos A Largo Plazo Hacia El Placer

La primera de estas perspectivas es el placer. El placer es una sensación de bienestar. Su opuesto es la incomodidad o el sufrimiento. Por supuesto, la mayoría de las personas eligen sentir placer por encima de sentir sufrimiento.

Hasta ahí todo va bien. Pero el tema se empieza a complicar debido a que el placer, en primer lugar, genera una especie de adicción. Por lo tanto, las personas tienden a desear el placer en cada momento.

Como ese es su deseo, no pueden establecer objetivos a largo plazo. Por el contrario, tienden a fijarse objetivos a corto plazo que les produzcan una gratificación instantánea, así sea momentánea.

Puede que estas sean las personas que disfrutan más el momento presente, lo cual es positivo. No obstante, al no poder fijarse metas a largo plazo, lo más probable es que no logren construir lo que toma años en formarse, como la riqueza.

Por lo tanto, resulta clave que el enfoque hacia los objetivos no sea solo el placer o el corto plazo. Solo así es posible, realmente, construir esos sueños que tanto se desean y, lo más importante, conseguirlos.

Objetivos Hacia El Sentido

¿Tienes objetivos a largo plazo orientados desde el sentido o solo desde el placer?

¿Tienes objetivos a largo plazo orientados desde el sentido o solo desde el placer? – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Lo anterior se logra cuando los objetivos se empiezan a construir desde el sentido. Esto significa desde una perspectiva menos romántica y más práctica de las cosas. Una perspectiva que, más allá de hacernos sentir placer, nos lleve a resultados concretos.

Veámoslo con este ejemplo. Una persona quiere comprarles una casa a sus padres, pero no tiene el dinero. Entonces, se dedica a jugar en el casino. Esta actividad le produce placer, pero no le garantiza que sus resultados serán consistentes.

Por el contrario, si la misma persona está orientada hacia el sentido, no buscará la gratificación inmediata. Tratará de encontrar la forma de ganar dinero de una manera consistente con el fin de lograr el objetivo, aunque le tome más tiempo.

El sentido es lo que hará que, en última instancia, esta segunda persona consiga su meta. La falta de él le impedirá a la primera persona llegar hasta ella. ¿Ves? Estamos hablando del mismo deseo, pero de diferentes formas de responder ante él.

Sin embargo, el sentido no es lo único que se debe tener en cuenta al establecer objetivos a largo plazo. Existe otro ingrediente fundamental que complementa esta reconocida fórmula del éxito.

Enfocar Tus Objetivos Hacia El Compromiso Es Muy Importante

Te hablamos del compromiso. Porque tenemos que reconocer algo, partiendo de lo que ocurre en la vida real, aunque suene paradójico. Si una persona se compromete a jugar en el casino todos los días, hasta es posible que consiga un resultado.

En cambio, si una persona está orientada hacia el sentido, pero no toma ninguna acción, no va a obtener ningún resultado. Solo puede obtenerlo si al sentido le suma el compromiso necesario para alcanzar su meta.

El compromiso, en ese sentido, se refiere a varios elementos. El primero es la intención de lograr un objetivo. Y el segundo, es la capacidad de acción necesaria para que ese objetivo se materialice.

Ahí es cuando empieza el verdadero reto porque desear algo es muy sencillo. Pero para obtenerlo se deben ejecutar diferentes acciones. Es en esta parte de la ejecución en donde las personas, generalmente, fallan.

Lo hacen porque en esos momentos aparecen “enemigos” invisibles como la pereza o la procrastinación. Pero no te preocupes. No se trata de algo que no puedas vencer. Tienes toda la capacidad de hacerlo.

Tu Mentalidad Importa

Tu mentalidad es clave al fijar objetivos a largo plazo

Tu mentalidad es clave al fijar objetivos a largo plazo – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Tu principal aliado para vencer esos enemigos y establecer objetivos a largo plazo es tu mentalidad. En ese sentido, es necesario que, cuando quieras fijarte objetivos, te preguntes desde qué mentalidad los estás construyendo.

¿Tienes una mentalidad de ganador o de perdedor? ¿Tu mentalidad es de víctima o de héroe? ¿Esa mentalidad está más enfocada en lo que piensan los demás que en la concepción que tienes de ti mismo?

Al responderte sabrás si estás partiendo desde el lugar correcto hacia tus sueños. O, por el contrario, si estás partiendo desde un lugar equivocado en el que priman la negatividad o el desbalance.

Con esa respuesta en la mano sabrás qué alternativa tienes que tomar. Es decir, si estás lo suficientemente fortalecido mentalmente como para emprender ese viaje hacia tus sueños más deseados.

O, por el contrario, si aún tienes asuntos íntimos o personales que resolver antes de emprender ese “viaje” o a medida que lo haces. Lo que no debes perder de vista es que con la mentalidad incorrecta no llegarás a ninguna parte.

¿Cómo Se Relaciona Esto Con El Trading E Inversiones?

Lo anterior está íntimamente relacionado con el trading y las inversiones. Te explicaremos por qué. Los traders suelen fijarse objetivos a corto plazo. Por eso, se preocupan más por saber cómo obtener dinero rápido a través de sus operaciones.

Además, cuando lo obtienen, no tienen mayores planes para ese dinero que gastarlo en lo que sea que les venga en gana. Su mentalidad opera hacia el placer y la gratificación inmediata de los que hablamos antes.

Los inversionistas, en cambio, tienen una mentalidad orientada hacia el sentido. Saben que una cosa es ganar dinero, pero otra muy diferente es retenerlo y poder construir una riqueza o patrimonio.

Por eso, no solo planean sus inversiones bajo esa lógica, sino que también la aplican al tener el dinero en sus manos. Esto los conduce a reinvertir los intereses ganados, por mencionar un ejemplo.

Cuando el dinero está en sus manos, su mentalidad se pone a prueba. Los inversionistas se debaten entre gastar el dinero o continuar invirtiéndolo para alcanzar un objetivo mayor. Como tienen una mentalidad fortalecida, optan por esta segunda opción.

Así Operan Los Inversionistas

Por eso se dice que invertir es diferente a hacer trading tanto psicológica como estratégicamente. Los inversionistas, a diferencia de los traders, se toman más tiempo para investigar el mercado y sus propias estrategias.

Como el inversor busca la revaloración de su capital a largo plazo, identifica estrategias que sumen a ese propósito. Pero hay algo más y es que pone otras habilidades al servicio de esa meta.

La más importante de ellas es la paciencia, que no tienen los traders. Esta, en última instancia, es la que los ayuda a mantenerse trabajando en pro de la meta, aunque el resultado no sea inmediato.

La constancia también juega un rol fundamental en ese sentido. Esto sucede porque es sencillo hacer una operación en la Bolsa de Valores, tomar ganancias y ya está. Pero se requiere de un mayor trabajo cuando los resultados se proyectan más allá de una sola jornada en el mercado.

Esto está en línea con el compromiso del que hablábamos antes. Y este no es más que la intención de realizar acciones constantes con el fin de alcanzar una meta soñada y ambiciosa.

Clave sobre los objetivos a largo plazo

Clave sobre los objetivos a largo plazo – Hyenuk Chu

Otro Dato Sobre Los Objetivos A Largo Plazo

A muchos les cuesta realizar este análisis interior y darse cuenta de cómo son al invertir. Les cuesta descubrir si, realmente, se fijan objetivos a largo plazo o si prefieren la gratificación inmediata.

Para saber cuál es tu perfil, analiza cómo eres en todas las áreas de tu vida aparte de la financiera. Si en esas áreas no estableces objetivos a largo plazo, entonces es probable que en las finanzas tampoco lo hagas.

Si es así, repasa este artículo una y otra vez hasta que comprendas la importancia de orientar tu mentalidad hacia lo propositivo. Y de conducir tus objetivos hacia el largo plazo. Ahora responde:

  1. ¿Tienes tu mentalidad orientada hacia el placer o hacia el conseguir objetivos a largo plazo?
  2. ¿Realmente te comprometes con las metas que quieres lograr?
  3. ¿En tus finanzas te pones metas a corto o a largo plazo? ¿Por qué?
  4. ¿Usas las estrategias de trading con miras a largo plazo (o solo quieres ganar dinero rápido)?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!