Las personas que se ganan la lotería tienen varias cosas en común. Se vuelven ricas de la noche a la mañana, pero en muchas ocasiones, al cabo de un tiempo, lo pierden todo. Esto es bastante común en Latinoamérica. ¿Sabes por qué?

Porque nos falta educación financiera. Sufrimos de un analfabetismo financiero extremo, aunque nos duela. En realidad, no sabemos muy bien de dónde viene el dinero, mucho menos a dónde va cada vez que lo gastamos.

Pero este problema no es exclusivo de esta región del mundo. Son innumerables los casos de personas en Estados Unidos y Europa que, tras ganarse la lotería, se vuelven más pobres que antes. Entonces, surge otra pregunta.

Si la falta de dinero es, aparentemente, nuestro mayor problema, ¿por qué cuando lo tenemos tampoco logramos la vida que queremos? La respuesta es simple. Porque tener dinero en nuestras manos se convierte en una bomba de tiempo.

Las Emociones Te Ganan. Reconócelo

Las personas que se ganan la lotería se dejan llevar por sus emociones

Las personas que se ganan la lotería se dejan llevar por sus emociones – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

A las personas que se ganan la lotería, en ese sentido, lo primero que las traiciona son sus emociones. Sienten una euforia tan profunda al sentirse millonarias que, simplemente, no saben qué hacer con su dinero.

Por eso, muchas de ellas agarran fajos de billetes y salen a la calle a regalarlos. Lo hacen sin ningún tipo de previsión ni de planeación. Pero creo que esto no es lo peor. Más grave aún es cuando toman grandes sumas de dinero y corren a gastarlas.

Este es el caso de Adrian y Gillian Bradford, una pareja británica que se ganó el premio gordo. Se dedicó a hacer compras de lujosos inmuebles y de grandiosos viajes con su nuevo dinero. Terminaron por reconocer que el dinero solo los había vuelto más codiciosos.

Y ahí está la primera falla que se dispara en las personas cuando de dinero se trata. No son capaces de poner los pies sobre la tierra o de pensar en frío. Se dejan llevar y luego solo obtienen como resultado no solo el fracaso financiero, sino personal.

El Termostato Financiero

Pero las personas que se ganan la lotería sufren de otro mal. Este se llama termostato financiero. Y se refiere, básicamente, a la cantidad de dinero o al nivel de riqueza que la mente de cada quien es capaz de soportar.

Este tema es curioso porque uno pensaría que cualquiera está preparado para volverse rico. Pero no. En ocasiones, en vez de sentirse bien consigo mismos, el dinero causa incomodidad en las personas. Literalmente, no saben qué hacer con él.

Y este mal se agudiza si la suma de dinero obtenida es mayor. Este es el caso de Andrew Whittaker, por ejemplo, quien aparte de ser millonario, se ganó la lotería. Luego tuvo que enfrentar un divorcio y la muerte de su nieta, lo que lo condujo al alcoholismo.

En resumen, lo que nos recuerda este tema es que, así como manejamos un centavo, manejaremos un millón de dólares. Lo que evidencian casos como los mencionados es que la gente no está preparada para afrontar la riqueza. Un asunto que parte de la falta de educación financiera.

¿En Quién Confías?

Tener en quién confiar es clave para las personas que se ganan la lotería

Tener en quién confiar es clave para las personas que se ganan la lotería – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Las personas que se ganan la lotería tienen otra debilidad. Y es que, como nunca se han preocupado por el manejo de su dinero, no saben qué hacer cuando ganan grandes sumas. Carecen del conocimiento o de la educación financiera necesaria.

Pero, si no tenemos dinero, ¿por qué deberíamos preocuparnos por manejarlo? Dirán algunos. Es ahí donde empiezan los problemas. Nunca deberías esperar a ganar dinero para saber qué hacer con él. Puede pasarte lo de quienes gastan sus premios gordos en pocas horas.

Por el contrario, cuando no se tiene dinero o se tiene muy poco es el mejor momento para saber qué hacer con él. De esta forma, así te llegue el primer sueldo como principiante o el premio mayor de la lotería, ya sabrás qué uso le darás a tu dinero.

En este sentido, es clave que aprendas a rodearte de las personas adecuadas. Es decir, de quienes realmente pueden aportarte a hacer un mejor manejo de tu dinero. Una tarea que no se le puede confiar a cualquiera. Si te sientes identificado con este caso, busca a un buen mentor.

Cada Lotería Viene Con Un Precio

Otro mito que se debe derribar en torno a las personas que se ganan la lotería tiene que ver con el precio que tienen que pagar por eso. No me refiero a que ganarse un millonario premio sea negativo. Lo que quiero decir es que viene con sus propias consecuencias.

Evelyn Marie Adams, por ejemplo, es una mujer que se volvió famosa tras ganarse la lotería. Y, aunque al principio lo disfrutó, luego esa visibilidad se convirtió en una tortura para ella. Tal vez si hubiera manejado mejor ese reconocimiento, no habría tenido que arrepentirse de la visibilidad que consiguió.

Otros nuevos millonarios se quejan de que tienen que pagar más impuestos que antes por su fortuna. Y otros, de que el dinero no les alcanza porque, a pesar de que lo tienen, siguen cayendo en la deuda.

¿Ves? Ganarse la lotería no soluciona los problemas de mentalidad financiera. Incluso puede ahondarlos y hacerte caer en una ruina o quiebra más profunda que la que puedes tener cuando tienes menos dinero.

Lidiar Con Factores Externos: Otro Problema

A veces, las personas que se ganan la lotería deben aislarse para que no les pidan dinero

A veces, las personas que se ganan la lotería deben aislarse para que no les pidan dinero – Hyenuk Chu – Foto: Pixabay

Como si lidiar con las propias creencias o emociones sobre el dinero no fuera suficiente, hay otro karma que los nuevos ricos deben contemplar. Se trata de lo que ocurre con su entorno y en su entorno cuando se descubre su nueva riqueza.

Casi siempre lo que ocurre es que los familiares o amigos cercanos empiezan a pedir dinero prestado. O, incluso, regalado. De alguna manera, se aprovechan del nuevo rico. Pero lo peor es que no todos tienen la fortaleza para decir que no.

Por eso, a veces, esas nuevas fortunas se van haciendo favores que nunca se pagarán. O asumiendo compromisos de otros como si fueran los propios. Otras veces, al nuevo millonario solo le queda como alternativa escapar.

Irse a un lugar lejano donde nadie lo conozca para poder vivir tranquilo. Sin la presión de que otros sepan que es millonario. Todo para terminar dándose cuenta de que el dinero, por sí solo, no garantiza la tranquilidad, ni la felicidad, ni la fidelidad.

Los Vicios De Los Nuevos Ricos

Sin embargo, tener que irse de un lugar a otro, a la larga, puede que no sea tan grave. Lo más delicado es que quienes ganan grandes sumas de dinero de un momento a otro pueden caer en peligrosos vicios.

Hay historias de la vida real de personas que ganaron la lotería y se volvieron adictas al juego. Otros, en cambio, encontraron en el dinero la única forma de relacionarse con los demás y empezaron a promover la prostitución.

Si uno se pregunta por qué ocurre esto con las personas que se ganan la lotería encuentra algo interesante. Esto es que conciben el dinero como el elíxir de la felicidad. No se dan cuenta de que este solo debe ser una ayuda para lograr propósitos mayores.

De hecho, hay nuevos ricos que sí han desarrollado obras benéficas sostenibles, por mencionar un caso. O que han logrado manejar su riqueza, de manera que tengan libertad financiera a largo plazo gracias a ella.

Tip sobre las personas que se ganan la lotería

Tip sobre las personas que se ganan la lotería – Hyenuk Chu

¿Con Quién Te Identificas?

Lamentablemente, son menos las personas que se ganan la lotería y logran manejar acertadamente su dinero. Las estadísticas indican que cerca del 70% de quienes se vuelven millonarios de la noche a la mañana vuelven a ser pobres al cabo de cinco años.

Por supuesto, esto no es para enorgullecerse. Pero sí para aprender de esos casos. Pero, “yo no me he ganado la lotería”. Dirán otros. Y vuelvo con una de las frases con las que empecé este artículo.

No esperes a que te ganes la lotería o a que te suban el sueldo para aprender a manejar tu dinero. Cuando eso pase, puede que sea demasiado tarde y termines protagonizando una gran historia de fracaso.

Mejor empieza hoy. Empieza ya. Así solo tengas un centavo en el bolsillo. ¿Qué esperas? Puede que no tengas el dinero, pero puedes adquirir el conocimiento y construir el hábito. De esa forma, qué hacer con el dinero no será una preocupación cuando lo recibas. Y, entonces, podrás dedicarte a disfrutarlo. Ahora comparte tu historia:

    1. ¿Alguna vez te has ganado la lotería o un premio en dinero?
    2. En caso de que sí, ¿qué hiciste con él?
    3. ¿Estás absolutamente seguro de que sabrías qué hacer con un premio de la lotería si te lo ganaras hoy?
    4. Para ti, ¿qué es ser rico?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This