Un plan financiero, como su nombre lo indica, es una proyección relacionada con las finanzas. Este se puede referir tanto a las finanzas de una empresa, como a las finanzas de una persona.

A simple vista, pareciera que se trata del presupuesto del que tantas veces hemos hablado, pero no. Porque un presupuesto nos ayuda a identificar cuáles son nuestros principales ingresos y gastos.

En cambio, cuando hablamos de plan nos referimos a las proyecciones que tenemos para nuestro dinero. O a lo que queremos hacer con él a corto, mediano y largo plazo. Precisamente, por eso hablamos de un plan.

No obstante, tanto el presupuesto como el plan financiero ambos resultan cruciales cuando se habla de nuestras finanzas personales. El primero nos ayuda a aterrizar en nuestra propia realidad.

Y el segundo nos da alas para que, al cabo de un tiempo, y si seguimos ese plan al pie de la letra, podamos cumplir con nuestras expectativas. Pero ¿cómo hacer entonces un buen plan financiero?

¿Cómo Inviertes O Cómo Puedes Invertir?

Plan Financiero

Maneja tu plan financiero como lo hacen las empresas

Maneja tu plan financiero como lo hacen las empresas – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

El mejor ejemplo que podemos tomar es el de las empresas. Porque, al fin y al cabo, ellas son expertas en manejar sus finanzas para crecer. Entonces, ¿por qué no podríamos nosotros hacer lo mismo? En ese sentido, las empresas conducen sus finanzas a partir de tres balances.

1. El primero es el balance general. Este incluye tanto los activos como los pasivos de la compañía. Es decir, sus propiedades y deudas.

2. El segundo es el estado de resultados. Este muestra cuál ha sido el desempeño de la empresa a lo largo de un periodo determinado. Ahí se incluyen los ingresos obtenidos por las ventas, menos lo que costó producir sus bienes o servicios.

3. Y el tercero es estado de flujo de caja o de efectivo. Este evidencia cuál es la liquidez de la empresa. Es decir, el dinero que tiene a la mano para invertirlo en lo que aporte al crecimiento del negocio.

4. Finalmente, un plan financiero contiene un análisis de prospectiva del negocio. Este ayuda a determinar, con base en las cifras actuales y reales, cuál es el futuro que se puede esperar para la compañía en cuanto a ingresos y gastos.

En Qué Consiste El Plan Financiero

Teniendo en cuenta lo anterior, cuando hablamos de un plan financiero a nivel personal, debemos tener en cuenta los mismos preceptos. O los mismos balances que constituyen la columna vertebral de las empresas, así:

  • Balance general: contiene datos como el monto de dinero que hemos destinado a ahorros, inversiones en Bolsa de Valores, inmuebles, entre otros activos. Y todas las deudas que tenemos con el detalle con respecto a capital y tasas de interés que pagamos.
  • Performance: muestra cuál ha sido el desempeño de nuestras finanzas a lo largo del tiempo. Es decir, si nuestros activos han aumentado o no. Lo mismo aplica para los pasivos.
  • Flujo de caja: se refiere al dinero que tenemos hoy en nuestros bolsillos. O, mejor dicho, al dinero que tenemos disponible en caso de requerirlo, sin importar el motivo. Se trata del dinero que, verdaderamente, nos hace contar con liquidez.
  • Proyecciones: se trata de las metas que nos hemos trazado. Pero, especialmente, de cómo estamos pensando en cumplirlas a partir de nuestra propia realidad financiera y no de “globos” que lanzamos al aire sin sustento.

¿Qué Elementos Básicos Debe Tener El Plan Financiero?

El tiempo es clave al diseñar tu plan financiero

El tiempo es clave al diseñar tu plan financiero – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Aparte de lo anterior, al realizar un plan financiero personal debemos tener en cuenta otros criterios. Fallar en uno solo de ellos puede echar al traste nuestras propias proyecciones. Estos criterios son:

  • Tiempo: debemos considerar, por ejemplo, cuánto llevamos adquiriendo activos y pagando deudas. También, cuál es el plazo que nos hemos puesto para alcanzar nuestras metas de forma realista.
  • Transacciones: podemos engañar a cualquiera, pero no a nosotros mismos. Así que debemos considerar todos los ingresos que obtengamos, así como todos los gastos y pasivos que tengamos a la fecha.
  • Evidencias: si tenemos una meta, lo mínimo es que empecemos a ver cómo la cumpliremos y cuánto nos tardaremos. Si ya tenemos cotizaciones sobre nuestros planes, por ejemplo, podemos incluirlos en nuestras proyecciones.
  • Otros: ¿existe algo más que no hayamos incluido? ¿Tenemos una idea acerca de cómo podemos mejorar nuestros ingresos y salir de nuestros pasivos? Entonces hagámosle un campo en nuestro plan financiero.

Otros Consejos Útiles

Al considerar los eslabones y elementos básicos de un plan financiero, ten presentes otros conceptos. Aquí te brindamos una lista para que hagas un plan no solo más robusto, sino más efectivo:

  • En tus gastos y proyecciones, hazles un lugar a los seguros de enfermedad, invalidez o vida. Muchos los ven como un gasto innecesario, pero en realidad son una inversión. Te protegen ante eventualidades y también lo hacen con tu dinero.
  • Igualmente, en tus gastos mensuales y proyecciones ten presente tu plan de retiro. Solo si ahorras un porcentaje de tus ingresos mensuales para este rubro, podrás tener la vida que soñaste cuando ya no trabajes.
  • En las proyecciones, ten en cuenta el fondo de emergencia. Este es el dinero que tendrás que separar cada mes para que, en caso de eventos no previstos, puedas tomarlo sin afectar tus ahorros.

Cómo Elaborar Un Plan Financiero Paso A Paso

Ser sincero sobre tus deudas es importante al elaborar tu plan financiero

Ser sincero sobre tus deudas es importante al elaborar tu plan financiero – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Ahora sí estamos listos para elaborar nuestro propio plan financiero. Puedes seguir los siguientes pasos y volver a ellos cuando sientas que no existe el equilibrio que desearías en tus finanzas personales:

1. Mis finanzas hoy

¿Qué propiedades tengo ahora? ¿A quién le debo dinero y cuánto le estoy pagando por eso? Son preguntas básicas que debes hacerte para comenzar. Pero aumentemos un poco la complejidad de esta tarea. Cuando pienses en tus activos o pasivos, pregúntate qué te ha llevado hasta ahí. ¿Has gastado todo lo que has ganado y por eso tienes pocos activos? ¿Gastas más de lo que ganas y por eso tienes deudas? Esto te ayudará a que, al tiempo que haces una “foto” de tus finanzas actuales empiezas a ser consciente de tu mentalidad sobre el dinero. y de cómo esa mentalidad puede haberte conducido a tomar decisiones erróneas.

2. Lo que siento sobre mis finanzas hoy

¿Estoy contento, feliz o satisfecho con mis finanzas actuales? Esta es otra pregunta vital, pues te lleva a hacerte consciente con respecto al desempeño que han tenido tus finanzas. Si la respuesta es sí, significa que tienes más activos que pasivos, por ejemplo. Pero también que tienes un buen flujo de caja que te evita endeudarte cuando necesites dinero, sin importar para qué. Si la respuesta es no, significa que debes hacer ajustes en términos de aumentar activos, disminuir pasivos y así mejorar tu desempeño financiero. En parte por esto es que las emociones resultan claves al hablar de dinero.

3. Lo que quiero con respecto a mis finanzas

Si hoy quisiera ir a un restaurante, ¿tendría que pagar con tarjeta de crédito? Ahí tienes otra pregunta esencial. Una pregunta que habla de cómo está tu flujo de caja en este momento. Nuevamente, puedes tener solo dos respuestas. Si necesitarías la tarjeta de crédito, tienes mucho que mejorar en términos de tus finanzas. Ya sea que requieras aumentar ingresos o disminuir pasivos, ahí hay una tarea pendiente. Si no necesitarías la tarjeta de crédito, entonces, tal vez ya has ascendido un nivel en el manejo del dinero. De ahí la importancia de que te hagas esta clase de preguntas incómodas, pero reveladoras.

4. Mis metas

¿Cuánto dinero necesito para cumplir mis metas? Esta, finalmente, es la pregunta del millón de dólares. Sobre todo, porque generalmente necesitamos dinero para alcanzar un propósito, aunque no sea lo único. Por eso, es clave que analices si los ingresos o activos que tienes ahora te pueden conducir a ese objetivo. O, por el contrario, que veas si requieres hacer un “cambio extremo” en tus finanzas para que ese objetivo se convierta en realidad. Y para que esto suceda en el tiempo que tú mismo te has puesto para lograr la meta.

No olvides esto al realizar tu plan financiero

No olvides esto al realizar tu plan financiero – Hyenuk Chu

Lo Que No Se Mide No Existe

Como último consejo, pero no por eso menos importante, queremos hacer énfasis en lo siguiente. Lo que no se mide no existe. Por eso, es clave que, en primer lugar, te acostumbres a llevar un presupuesto.

Pero no solo eso, adquiere el hábito de medir, como lo dijimos antes, cómo han evolucionado tu riqueza y tus gastos a lo largo del tiempo. Y qué tanto han crecido tus finanzas desde que empezaste a hacer este ejercicio.

Por un lado, si los resultados comprobados te satisfacen, podrás echarte flores a ti mismo. Pero más allá de eso, lo que verdaderamente importa es que encuentres ese “hueco” por el que tu dinero se diluye.

De esta forma podrás hacer cambios en tu estrategia financiera hasta que tu plan financiero se encuentre en perfecto balance. Nunca olvides que esto solo lo puedes conseguir si mides periódicamente tus resultados.

Esperamos que te haya gustado este post. Pero, ante todo, esperamos que te sirva para potenciar tus finanzas personales al nivel que siempre soñaste. Y que, de esta forma, puedas cumplir las metas que hoy parecen irrealizables. Ahora, compártenos tu valiosa opinión:

  1. ¿Ya tienes tu plan financiero?
  2. ¿Cuál paso o criterio representa para ti mayor dificultad?
  3. ¿Cuáles son tus proyecciones financieras a corto, mediano y largo plazo y para qué?
  4. ¿Necesitas ayuda para avanzar en este campo?

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!