Los productos financieros son los que nos ofrecen entidades como los bancos, e incluso los fondos de inversión. Generalmente, se trata de mecanismos que nos permiten ahorrar dinero. Y, por otro lado, invertirlo o gastarlo, como las tarjetas de crédito.

Sin embargo, en ocasiones se convierten en un dolor de cabeza. Esto pasa porque, cuando los abrimos, no siempre estamos pendientes de conocer todas sus características. Sólo después, cuando nos llega el extracto, nos damos cuenta de esto.

Es decir, observamos que, tal vez, nos están cobrando un dinero que no teníamos claro que debíamos pagar. El punto es que debemos cumplir con esas obligaciones. Y esto, a veces, altera nuestro presupuesto.

Por eso, aquí te explico cuáles son esos gastos “invisibles”. El objetivo es que siempre que adquieras un producto financiero los tengas presentes. De esa forma evitas sorpresas desagradables al final de cada mes.

Tipos de productos financieros

  • Cuenta de ahorros: permite depositar y retirar dinero de forma sencilla, pero ofrece una baja o poca rentabilidad.
  • Tarjeta débito: tarjeta bancaria por medio de la cual se retira dinero de la cuenta de ahorros o se hacen compras en establecimientos con el dinero depositado en la cuenta de ahorros.
  • Tarjeta de crédito: tarjeta que permite a su propietario realizar avances de dinero o compras con dinero prestado por una entidad bancaria.

 Cuotas De Manejo

Entre los productos financieros que cobran cuota de manejo están las cuentas de ahorros - Hyenuk Chu

Entre los productos financieros que cobran cuota de manejo están las cuentas de ahorros – Hyenuk Chu

Cuando abrimos una cuenta de ahorros o adquirimos una tarjeta debido o crédito, generalmente, hay un gasto asociado. Este es el de la cuota de manejo que nos cobra la entidad por tener el derecho de usar esos productos.

Entonces, al adquirirlos, pregunta bien cuál es la cuota de manejo. Además, inclúyela en tu presupuesto. Lo anterior porque así no uses el producto, es muy probable que tengas que pagar ese dinero cada mes.

Adicionalmente, ten en cuenta que las entidades ofrecen beneficios para reducir esas cuotas de manejo. Por ejemplo, te pueden ofrecer que, si haces cierto número de compras mensuales, no tienes que pagar esa cuota.

Por otro lado, hablando de productos de inversión, es muy probable que cuando reclames los beneficios te hagan un descuento. Esto porque para ellos también se cobra una especie de cuota de manejo. Así que tenlo muy presente.

 Seguros Y Otros Descuentos

Otro gasto que aceptamos tener cuando adquirimos un producto financiero es el de los seguros. Estos, usualmente, están asociados a los productos de crédito. Y sirven para que el banco respalde su deuda en caso de que exista una calamidad con el deudor.

El problema está en que, cuando tenemos nuestro producto de crédito en las manos, ya no recordamos que adquirimos un seguro. Lo peor es que muchas veces tampoco recordamos para qué sirve, así que no lo usamos. A una amiga mía le pasó.

Tenía una tarjeta de crédito con seguro de desempleo, pero no se acordaba. Entonces, cuando perdió el empleo, siguió pagando su deuda con mucho esfuerzo. Si hubiera recordado que tenía ese seguro, se habría librado de pagar varias cuotas.

Así que siempre ten presente estos seguros. No solo debes contemplarlos como un gasto o salida de dinero de tu presupuesto. También como un salvavidas para ti y tus finanzas, si es el caso.

 Los Intereses

Conoce los intereses asociados a tus productos financieros - Hyenuk Chu

Conoce los intereses asociados a tus productos financieros – Hyenuk Chu

Otro tema clave que debemos considerar cuando adquirimos productos financieros es el de los intereses. En primer lugar, tenemos que estar seguros de que la inversión que estamos abriendo nos va a dar el máximo rendimiento, o los intereses más altos.

Al mismo tiempo, debemos estar seguros de que los productos de crédito que elegimos nos ofrecen la tasa de interés más baja del mercado. Esto significa que, mientras generamos dinero por un lado, lo ahorramos por el otro.

Igualmente, es clave tener en cuenta que los intereses no siempre son los mismos. Dependen de la tasa vigente del momento en el que adquirimos el crédito. Y, en ocasiones, eso se puede prever de alguna manera, según lo que pase con el banco central de cada país.

Por eso, si se da la noticia de que el banco cambiará las tasas de interés, tal vez es mejor esperar porque pueden bajar y beneficiarnos. O, por el contrario, subir y poner más presión económica en nuestros bolsillos.

Productos Financieros: Cuotas

Retomando el tema de las tarjetas de crédito, es clave considerar el de las cuotas. Muchos usan estas tarjetas sin saber que, si difieren las compras a una cuota, no les cobran intereses.

Entonces, supongamos que se usan para cubrir una necesidad básica y se puede contar con el dinero para pagar el próximo extracto. En este caso, lo que te sugiero es que difieras las compras a una cuota.

Ahora, si haces una compra grande y no puedes pagar a corto plazo, puedes diferirla a varios meses. Ahí lo importante es que trates de hacer abonos a capital. Entre más los hagas, menos intereses totales terminarás pagando por tu crédito.

No puedo terminar este apartado sin antes decirte que las deudas no son tan positivas para las finanzas personales. Especialmente, cuando en realidad no se cuenta con los suficientes ingresos para cubrirlas en el corto plazo.

Productos Financieros: La Inflación

En relación con todo lo anterior tampoco podemos dejar de hablar de la inflación. Debes ser consciente de que el precio de un producto o servicio hoy puede cambiar en el futuro. Y hacerlo por cuenta de la inflación.

Por eso, es vital que, cuando vayamos a comprar algo, lo hagamos donde encontremos la mejor relación entre calidad y precio. Especialmente, cuando hay volatilidad en el mercado y los precios pueden subir.

Si conocemos cómo operan estos fenómenos, podemos ahorrar bastante dinero al comprar productos básicos como la comida o los productos de aseo. Pero también, incluso, hasta una propiedad de finca raíz. O los tiquetes aéreos.

En ese sentido es clave estar pendientes de las promociones. No se trata de comprar algo solo porque está más barato. Se trata de aprovechar los bajos precios cuando se necesita comprar algo. ¿Comprendes la diferencia?

Estrategia sobre tus productos financieros - Hyenuk Chu

Estrategia sobre tus productos financieros – Hyenuk Chu

 Todo Suma

Si al final del año haces el cálculo sobre cuánto pagaste en cuotas de manejo, intereses, intereses por mora, etc., te sorprenderás. Se trata de un dinero que no siempre consideramos en el presupuesto, pero que al final es una suma de dinero importante.

Por eso, ten presentes también estos gastos. Puede que algunos parezcan bajos como para preocuparse. Pero sé que no dirás lo mismo cuando hagas ese cálculo anual. Y cuando te des cuenta de todo el dinero que pagaste sin darte cuenta. Ahora, dinos qué piensas:

  1. Si hoy nos encontráramos por la calle y te preguntara “cuál es tu cuota de manejo de tu tarjeta de crédito” ¿sabrías responderme?
  2. Y si te preguntara “cuánto pagas anualmente por el manejo de tu cuenta de ahorros”, ¿qué dirías?
  3. En tu ciudad, ¿cuál es el producto que más se ha encarecido en los últimos meses?
  4. Respecto de la cuenta del bróker en la Bolsa, ¿ya negociaste una baja en las comisiones que te cobra?

¿Te ha gustado el post? Ayúdame compartiéndolo en tus redes sociales. ¡Gracias!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This