Encontrar el propósito de vida es uno de los grandes enigmas de la humanidad. Sobre todo, porque parece una pregunta sencilla de resolver. Pero, en realidad, se torna más compleja de lo que parece a medida que nos sumergimos en esa búsqueda.

Por eso, aquí te presentamos tres métodos desarrollados por culturas disímiles en diferentes épocas. Tal vez, alguno de ellos te sea útil al momento de descubrir cuál es tu propósito de vida.

¿Estás En El Camino Correcto?

El Propósito De Vida, Según El Círculo Dorado

Simón Sinek es un motivador inglés. Entre varias teorías acerca del crecimiento personal y empresarial, desarrolló una que es mundialmente famosa. Se trata de “El círculo dorado”. O “Golden Circle”, en inglés.

De acuerdo con él, las personas más innovadoras, como Steve Jobs o Martin Luther King, tienen un común denominador. Ellos parten de una simple pregunta para desarrollar sus ideas. Se trata del «por qué». Luego, la conectan con el «cómo» y el «qué».

Esto resulta clave al momento de obtener resultados. Principalmente, porque las personas no compran lo que hace una empresa (qué). Por el contrario, se enfocan en por qué lo hacen (propósito).

Pero esto no es tan sencillo en la práctica. A las empresas les ocurre que publicitan lo que hacen (smartphones o jabones). Hasta hace un tiempo, incluso, esa era la información que necesitaban las personas para efectuar una compra.

Pero los tiempos han cambiado y hoy los consumidores se hacen otras preguntas. La principal de ellas, por qué una empresa desarrolla y vende su producto. Solo cuando conectan ese propósito con el suyo propio efectúan una compra.

El Círculo Dorado A Nivel Personal

Para encontrar tu propósito de vida indaga sobre por qué haces lo que haces o quisieras hacer

Para encontrar tu propósito de vida indaga sobre por qué haces lo que haces o quisieras hacer – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

A nivel personal también es posible aplicar la teoría de “El círculo dorado”. Suele pasar que las personas nos enfocamos en qué queremos lograr. Y, entonces, nos preocupamos en cómo lograrlo. Solo al final se nos ocurre pensar en por qué lo hacemos.

Pero ¿qué pasaría si hacemos ese proceso a la inversa o como lo propone Sinek? Pues, básicamente, que encontraríamos nuestro propósito. Pero, además, podríamos saber con mayor certeza cómo buscarlo y obtener mejores resultados (qué).

Si te interesa seguir este camino, entonces, pregúntate cuál es tu propósito de vida. Te doy una pista. No es ser rico ni tener el mejor trabajo. Es algo que va más allá de lo material o de las cambiantes circunstancias externas.

A medida que vas resolviendo esa duda, indaga en ti mismo sobre cómo puedes empezar a acercarte a ese propósito. ¿Necesitas un mentor que te oriente? ¿Requieres de la asesoría de alguien que te ayude a navegar por los retos de tu profesión?

Finalmente, pregúntate qué quieres hacer con todo lo anterior. Como si fueras una empresa a punto de lanzar un producto al mercado. Pero no olvides que, ante todo, eso debe estar conectado con el propósito que descubriste en las etapas anteriores.

Propósito De Vida Para Los Cabalistas

Existe otra forma interesante de descubrir el propósito de vida. Se trata de la forma como ven esta búsqueda los cabalistas. La Cábala o Kabbalah es una tecnología antigua que ha sido estudiada y divulgada por los judíos.

De acuerdo con ella, todas las personas tenemos un tikún. Es decir, que venimos al mundo para lograr la corrección de nuestra alma. Esto significa superar un desafío que nos ha sido asignado, pero que desconocemos, para poder trascender.

Lo interesante de esta teoría es que controvierte lo que toda la vida nos han dicho o hemos pensado. Siempre hemos creído que nuestro propósito es aprovechar nuestras cualidades o habilidades.

Entonces, si tenemos una gran voz, creemos que debemos dedicarnos a cantar. Si somos buenos con el balón, creemos que nuestro propósito es dedicarnos a jugar fútbol. Y no es que esto no sea así.

Sin embargo, la Cábala explica que, precisamente, podemos lograr un mayor crecimiento personal cuando hacemos algo. Esto es salir de nuestra zona de confort. Ahí es dónde podemos hallar nuestro verdadero propósito.

¿Dónde Está El Propósito?

El propósito de vida está al otro lado de la zona de confort

El propósito de vida está al otro lado de la zona de confort – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Puede que parezca confuso, pero los cabalistas lo explican así. Desarrollar o ejecutar las actividades para las que somos buenos es cómodo. En cambio, realizar las actividades que nos cuestan es incómodo.

No obstante, es ahí donde podemos encontrar nuestro verdadero propósito. Para explicarlo mejor, veamos este ejemplo. Supongamos que a una persona le gusta hablar en público. Entonces, en su trabajo, siempre es el que hace las presentaciones.

Por lo tanto, esto no representa ningún reto para ella. Simplemente, está aprovechando que tiene una habilidad. Pero ¿qué pasaría si esa misma persona decide que ya no hablará más en público cuando le toque?

Seguramente, tendrá que enfrentarse a la pereza que le da quedarse sentado y callado. O a la ansiedad de querer hacer la presentación a su manera. También puede enfrentarse al hecho de que otros tengan el protagonismo.

Su tarea, entonces, será superar esos pensamientos o emociones negativas. Y descubrir que no pierde nada al no ser el que hable en público. Y que, al no hablar, tal vez puede aportarle algo a los demás. Entonces, tendrás más herramientas para acercarse a su propósito.

Propósito De Vida: Ikigai

Finalmente, existe otro tercer método para que una persona pueda encontrar su verdadero propósito. Se trata del Ikigai. Este es un concepto japonés que traduce “razón de vivir”. De acuerdo con él, para encontrar el propósito es necesario considerar cuatro variables. Estas son:

  1. Lo que una persona ama, le gusta o le apasiona.
  2. Las cosas para las que es buena o sus habilidades.
  3. Aquello por lo que le pagan.
  4. Lo que el mundo necesita.

Usualmente, una persona desarrolla más una que la otra. Entonces, es cuando aparecen los desequilibrios. Porque si una persona hace lo que ama, lo que sabe y le pagan por eso, es posible que no contribuya al mundo.

Por otro lado, si hace lo que sabe, lo que el mundo necesita y le pagan por eso, no siempre hace lo que ama. Si hace lo que ama, lo que el mundo necesita y le pagan, no estará aprovechando sus habilidades.

Finalmente, si hace lo que ama, lo que sabe y lo que el mundo necesita, puede que no le paguen por eso. En ese sentido, el reto es lograr un equilibrio entre las cuatro variables. Esto es lo que propone el Ikigai.

Ikigai y propósito de vida

Ikigai y propósito de vida – Hyenuk Chu

Las Ventajas De Conocer El Ikigai

Conocer el Ikigai, entonces, resulta útil tanto en la vida personal como laboral. O, en cualquier actividad que una persona decida hacer a lo largo de su vida. Porque, una vez teniendo este propósito, es más sencillo descubrir el camino para lograr metas.

Lo importante es saber que esta búsqueda no se hace llenando un cuadro en pocos minutos. Por el contrario, se trata de una labor que se debe realizar a diario. Porque, en suma, entraña un secreto.

Y es que, a medida que se transita por este proceso, cada persona tiene cambios positivos. En esa medida, con cada paso que da, puede ir descubriendo su Ikigai o ese propósito de vida que todos buscamos.

Espero que te haya gustado este artículo. Pero, ante todo, que te sirva para encontrar o reafirmar tu propósito de vida. Y que, entonces, tengas esa hoja de ruta que te ayude a materializar todos tus planes.

Ahora, dinos qué piensas:

  1. ¿Con qué método te sientes más identificado?
  2. ¿Por qué te gustó más que los otros?
  3. ¿En cuál quisieras profundizar?
  4. ¿Crees que necesitas un cambio en tu vida? ¿Por qué?

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!