Los propósitos de año nuevo son un tema obligado por estos días. Aunque establecerlos debería ser una actividad emocionante, a muchos les causa estrés. Sobre todo, cuando miran hacia atrás.

Y se dan cuenta de que lo que se propusieron un año antes no lo cumplieron. O lo cumplieron a medias. No los juzgo. Reconocer que no cumplimos una meta por decisión propia suele ser decepcionante.

Sin embargo, existen diferentes mecanismos para establecer metas como las financieras y vías para que cumplirlas no se convierta en una tarea imposible. De este tema estaremos hablando varias veces durante enero.

Pero, por ahora, quiero compartirte la información sobre una técnica que descubrí hace poco. Una técnica que puede ayudarte entre hoy y mañana a organizar tus pensamientos con respecto a lo que quieres.

Como te explico, más adelante encontrarás aquí más herramientas para ir materializando esos deseos poco a poco. Ahora, empecemos por el principio: ¿cómo vencer la procrastinación?

Combate La Procrastinación

Para cumplir los propósitos de año nuevo, sé constante en el tiempo

Para cumplir los propósitos de año nuevo, sé constante en el tiempo – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Las personas solemos proponernos metas a largo plazo. Decimos: en un año espero lograr, quiero hacer, me gustaría estar… No hay nada malo con eso, solo que la mente nos juega un truco sucio.

Para ella un periodo de un año es un tiempo realmente largo. Entonces, cuando tú empiezas a dar pasos para cumplir tus metas, la mente te pone obstáculos. Básicamente, te engaña haciéndote creer que es mejor obtener una gratificación inmediata.

Por lo tanto, empiezas a pensar cosas como: ¿por qué no gastarme este dinero, si aún tengo un año para ahorrar? O “todavía tengo tiempo para empezar a tomar acción, entonces me echaré a la cama a descansar”.

Cuando te das cuenta, ya el año va en abril, julio, octubre. Y tú nos ha cumplido ni la mitad de lo que te propusiste. Entonces, tras un parpadeo llega diciembre y ya no tienes más oportunidad, por lo menos durante el mismo año.

Sin embargo, existen diferentes mecanismos para combatir esa tendencia humana natural. Uno de ellos la descubrí hace poco. Así que presta atención a esto, especialmente si te sientes identificado.

Metas Ambiciosas, Acciones A Corto Plazo

Según este método, resulta más efectivo clasificar las metas en grandes grupos, según su tipo. Por ejemplo, las metas a nivel económico, las metas relacionadas con tu formación, las metas relacionadas con tu bienestar o salud mental, etc.

De esta forma empezarás a enfocarte en lo que resulta vital para ti. Al mismo tiempo, evitarás distraerte con lo que, si bien puede ser interesante, no constituye una prioridad en el momento por el que pasas.

A continuación, tendrás que establecer un plan de acción que te ayude a conseguir las metas de cada área. Ahí es que solemos fallar los humanos porque nos ponemos metas a largo plazo.

De hecho, ahí es cuando decimos que nos levantaremos para ir al gimnasio todos los días del año. O nos comprometemos falsamente con que, durante un año, no consultaremos esa red social que nos roba tanto tiempo valioso.

No te asustes. Los creadores del método que te menciono te conocen muy bien. Por eso, han ideado un mecanismo para que lo anterior no te pase más y ahora sí puedas cumplir tus metas.

Propósitos De Año Nuevo: Cúmplelos Mes A Mes

Si en tus propósitos de año nuevo está ser más sociable, trabaj en eso durante un mes

Si en tus propósitos de año nuevo está ser más sociable, trabaja en eso durante un mes – Hyenuk Chu | Foto: Unsplash

Este mecanismo consiste en enfocarte durante un mes, principalmente, en uno de los temas que priorizaste. Por ejemplo, si te propusiste fortalecer tus relaciones interpersonales, dedícate a salir durante un mes con tus amigos.

O si lo que quieres es ahorrar para invertir luego, entonces, proponte ahorrar una suma diaria. Si lo que quieres es hacer deporte, proponte hacer la actividad física que más te llame la atención, siempre y cuando se trate de eso: una actividad física.

Al final de ese periodo tendrás en tus manos un resultado invaluable. Me refiero al balance de todo lo que hiciste en ese periodo de tiempo para cumplir tus metas. En primer lugar, sabrás si, realmente, estuviste más enfocado.

En segundo lugar, te darás cuenta de si hiciste o no todo lo que era necesario para cumplir tu meta. O de si dejaste pasar algo por alto por estar enfocado en otro asunto menos importante.

En tercer lugar, podrás ir comprobando si este método funciona para ti. Porque no todas las técnicas son útiles para todas las personas. Eso ocurre porque, aunque nos parezcamos, no somos iguales.

De Un Paso A Un Hábito

Adicionalmente, habrás logrado otro objetivo sin proponértelo. Este es la construcción de hábitos. Sobre esto también hay muchas teorías, pero una de ellas dice que se convierte en hábito lo que haces durante mínimo 21 días.

Así que, si durante un mes o 30 días ahorras, por mencionar un caso, es probable que algo ocurra. Esto es que, al segundo mes, hacer esta actividad ya no te cueste tanto como al principio.

Es decir, que se convierta en parte de tu rutina. Al hacerlo, como consecuencia, ya no te tendrás que proponer ahorrar. Porque se te dará de una forma tan natural como desayunar, que es algo que no planeas, sino que simplemente haces.

Ahora imagina ese escenario ideal en el que lo que antes te costaba ya no te cuesta. Pero, además, hacerlo te reporta un beneficio mental, emocional, físico o financiero. ¿No parece la situación ideal?

Claro que sí, pero ten en cuenta que este método entraña un riesgo. No es que se trate de algo peligros, sino de que todas estas metodologías pueden tener puntos a favor y puntos en contra. ¿Cuáles son?

Sobre los propósitos de año nuevo

Sobre los propósitos de año nuevo – Hyenuk Chu

Propósitos De Año Nuevo Constantes

El principal riesgo es que te enfoques demasiado en un tema durante un mes y luego lo pases por alto. Supongamos que tu meta fue estar más cerca de tus amigos. Entonces organizas tu agenda y, en solo 30 días, los ves a todos.

Pero resulta que algunos meses después, uno de esos amigos enfrenta una situación retadora y busca tu compañía. Entonces tú, como ya les dedicaste un mes a tus amigos, no le destinas el tiempo que es necesario. ¿Crees que esto es lo correcto?

Tal vez no, porque finalmente la mayoría de las metas no se logran en cortos periodos de tiempo. En ese sentido, lo que puedes hacer es plantearte un plan no para un mes, sino para cuatro meses del año.

De esta forma, durante ese periodo de tiempo un poco más largo, puedes enfocarte en tus prioridades y en tu plan de acción. Pero ese periodo de tiempo no será tan largo como para que te aburras de perseguir la misma meta.

Al final, de cambio en cambio, irás desarrollando hábitos, como lo mencionamos. Y, cuando menos lo pienses, eso que al principio tanto te costaba o en lo que procrastinabas te saldrá de una forma natural. ¿Qué tal si pruebas esta estrategia?

Por el momento, comparte tu opinión:

  1. ¿Qué hábito desarrollaste en el año que termina?
  2. ¿Qué opinas de esta metodología?
  3. ¿En qué áreas se enfocan tus propósitos de año nuevo?
  4. Si quieres avanzar en estrategias de trading este 2022, comienza aquí.

Si te ha gustado el post, te agradezco que me ayudes a compartirlo en tus redes sociales. 😉🙏

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This