Según las estadísticas, el  85% del éxito de una operación en bolsa radica en el momento de entrada y solo el 15% en la parte técnica. Esta última es la obsesión de muchos inversores y está claro que es vital para operar en la bolsa.

Sin embargo, el momento de entrada, al que llamo el Santo Grial de los inversionistas, es el que determina si vale la pena que inviertas o no en determinada acción y es el que te permite ganar.

El momento de entrada, no es esperar pacientemente a que se den las señales. Es simplemente identificar según tu estilo y estrategia de inversión, el cuadro perfecto para la fotografía.

Para elegir el momento de entrada lo primero que debes preguntarte es en qué momento invertir, no en qué acción invertir, porque las acciones son volátiles y enfocarte en una sola acción o compañía, por más alto que sea su valor, no te va a garantizar el resultado que esperas.

Cómo Elegir El Momento De Entrada

Los 3 Componentes de la Inversión:

  • Entrada: Consiste en comprar una acción para que suba de precio o en hacer una operación de short (corto), es decir vender para poder comprar luego y cubrir esa operación.
  • Salida en objetivo (target): Es la ganancia que esperas tener. Por ejemplo, puedes invertir US$100 y establecer que quieres salir cuando el valor de la inversión suba a US$110. Esto hay que tenerlo claro antes de entrar.
  • Salida en pérdida (stop loss): La bolsa tiene una característica que no tiene ningún negocio y es que te permite establecer cuánto quieres perder, es decir que cuando el precio llega a ese límite, se cierra la operación de inversión que estás realizando. Por ejemplo, si entras con US$100 puedes establecer que estás dispuesto a perder solo US$10, por lo tanto, pones tu stop loss en US$90.

Para que no tengas inconvenientes en el momento de entrada, es necesario que desarrolles una capacidad propia de análisis de los gráficos.

La Entrada Y La Capacidad De Analizar Los Gráficos

En mi caso, me fijo básicamente en precio, soportes y resistencias. Algunos otros utilizan más indicadores. Esto te permitirá con el tiempo, si te entrenas, analizar el comportamiento de una acción, establecer fácilmente soportes o resistencias y establecer tu target y stop loss de acuerdo a lo que observes.

La Señal Para El Momento De Entrada

La señal de entrada se da cuando varios o todos los criterios establecidos se cumplen. Entre más criterios tengas, más indicadores de análisis, y por ende tal vez nunca llegues a ver todos los semáforos en verde para entrar en una operación.

También muchos indicadores es considerado señal de falta de confianza. A veces tenemos que dejar guiar por algunas señales y nuestro instinto. Y por esta razón la importancia de practicar y generar una habilidad-experiencia que conlleva a que invertir sea casi un arte.

Conocer la parte técnica me ha permitido, por ejemplo, analizar el gráfico y no entrar en una operación que pueda arrojar un riesgo por encima de lo que puedo permitir según mi estrategia. Lo importante es que debes adaptar o crear la tuya con base al tipo de inversionista que eres y al destino que quieres darle a tu propio dinero.

Ese análisis técnico incluye conocer el comportamiento de las velas japonesas (Puedes conocer más de esto aquí).

Los gráficos también te permiten hacer un análisis de precios para establecer tus puntos de entrada y salida. Al conocer los gráficos a la perfección, incluso, puedes predecir el comportamiento de ciertas acciones en un momento determinado y usarlo a tu favor porque aprendes a identificar patrones que se repiten. Los gráficos es la huella que dejamos los inversionistas, de cómo reaccionamos ante la psicología de las masas en el mercado bursátil.

No Te Olvides De Esto

Sin embargo, hay un ingrediente que no se puede olvidar cuando se habla de la fórmula perfecta para lograr inversiones exitosas. Este es el componente emocional porque la técnica está disponible para todos, pero solo los que desarrollan una mentalidad correcta como inversionistas terminarán consiguiendo buenos resultados.

En mi caso, antes de realizar operaciones en la bolsa, sin falta, me miro en el espejo. Si no me siento como un ganador, no opero porque sé que así como me siento serán mis resultados. Con una actitud pesimista, negativo o frustrado, recibirás resultados relacionados. Con una actitud ganadora, positiva y entusiasta, es más probable que obtengas lo que reflejas.

Muchos creerán que me ha tocado fácil el camino de ser un inversionista. Pero, la realidad es que a mí también me ha costado llegar al nivel que me encuentro, aumentar mi capital de inversión no fue fácil. Por eso no olvido nunca diseñar mi estrategia de entrada y salida. Sobre todo practicar con disciplina, perseverancia y jamás olvidar colocar un stop loss.

Coméntame que es lo qué más te ha dificultado a la hora de entrar en una operación.

 

Gracias por leer, por favor ahora ¡Comparte!

 

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!
Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

¡No te pierdas los mejores consejos para Inversionistas exitosos!

Recibe mis últimas noticias del blog en tu bandeja de entrada.

You have Successfully Subscribed!

Shares
Share This